Microsoft y Red Hat se unen para potenciar la nube híbrida y la interoperabilidad

Actualmente, muchas empresas eligen esquemas híbridos de cómputo en la nube, lo cual obedece a la versatilidad que les ofrece el tener lo mejor de los dos mundos: efectividad para tratar datos sensibles para el negocio, por un lado, y altos niveles de rendimiento y escalabilidad, por el otro.

La nube se afianza cada vez más como un componente principal en las estrategias de TI. La consultora IDC, señala que la conformación de estrategias para los dos años siguientes, 70% de los usuarios empresariales de nube se enfocarán en el modelo híbrido.

Microsoft y Red Hat se enfocarán en proveer flexibilidad, seguridad rigurosa y ambientes operativos empresariales, con una oferta de nube consistente, que abarca opciones de nube privada, pública e híbrida, tanto de infraestructura como servicio (IaaS) como de plataforma como servicio (PaaS).

Por otro lado, organizaciones de todo el mundo confían en un ambiente tecnológico heterogéneo, utilizan tanto Linux como Windows. Con la complejidad de entornos diversos, estas organizaciones buscan conformar un ecosistema consistente que permita la estabilidad de procesos y operaciones. Asimismo, atributos de grado empresarial, como la confiabilidad, la seguridad en entornos de misión crítica y el soporte integral, son también temas prioritarios para ellas.

La interoperabilidad se ha convertido en un requisito empresarial, razón que motiva a Red Hat líder en soluciones de código abierto, y a Microsoft Azure, que soporta Linux desde hace tres años, a colaborar en la tendencia de Open Source que despega cada vez más.

A través de esta colaboración, ambas empresas son capaces de ofrecer a sus clientes soluciones en nubes híbridas. Entre los elementos clave de esta alianza que pueden beneficiar a las empresas destacan: soluciones de Red Hat disponibles de manera nativa para clientes de Microsoft Azure, soporte de grado empresarial integrado que abarca ambientes híbridos, y gestión unificada de cargas de trabajo a través de los desarrollos de nube híbrida.

El objetivo de esta alianza se enfocará a ir más allá de la capa del sistema operativo, la cual ofrece soluciones reales que consideran elementos como interoperabilidad, integración, apertura y nuevas tecnologías.

Redacción