Motorola Mobility es culpable de violar la ley de competencia de UE, pero evita multa

La UE considera que Motorola Mobility es culpable de vulnerar la ley de competencia de la Unión Europea, pero la compañía se libró de la multa por parte de las autoridades de la UE. La Comisión Europea determinó esta semana que tiene que corregir los efectos negativos que se derivan del abuso de su posición dominante.

 

Motorola Mobility tendrá que poner fin a sus actuaciones contra Apple referentes a las denominadas patentes de estándares esenciales (SEP), que son las que sus titulares declaran que resultan fundamentales para establecer un estándar en la industria, como las de los móviles 3G o GSM, o las de streaming de video H.264.

 

Como seguir estos estándares es crucial para todos los actores del mercado, los organismos de normalización suelen pedir a los titulares de este tipo de patentes, el caso de Motorola Mobility, que acuerden licenciar dichas patentes en condiciones justas, razonables y no discriminatorias.

 

El Comisario de la  Competencia en la UE, Joaquín Almunia, pudo haber impuesto una multa de hasta el 10 por ciento de la facturación global de la compañía, sin embargo, afirmó que no habría sanción económica. La compañía evita así una multa debido a que no hay una jurisprudencia de la UE en relación a esta cuestión, y los tribunales nacionales de los países europeos llegaron a diferentes conclusiones al respecto.

 

La Comisión abrió una investigación formal sobre Motorola Mobility en abril de 2012, después de que la empresa solicitara una orden sobre las ventas de los productos Apple que, supuestamente, infringían sus patentes.

 

Los mandamientos judiciales son un recurso legítimo para los titulares de patentes en caso de infracción de sus derechos, asegura la Comisión. Sin embargo, en este caso, se encontró que las denuncias relativas a parte del estándar GSM constituían un abuso de posición dominante.

 

Microsoft también presentó una denuncia contra Motorola Mobility, alegando que la compañía estaba cobrando demasiado por el uso de sus patentes de estándares esenciales, en concreto el relativo al códec H.264. La investigación de este caso continúa, pero Almunia aún no está en condiciones de adoptar una decisión al respecto.

 

Google, actual propietario de Motorola Mobility, entabló negociaciones para venderla a Lenovo por 2,910 millones dólares, pero planea conservar la mayor parte de la cartera de patentes de la compañía.

Jennifer Baker, IDG News Service.