Panduit sigue apostando por México: los casos de la IFT, Heineken y CPM

En el marco del GSIC, el evento anual de Panduit que se está llevando a cabo en la Rivera Maya, la compañía especialista en infraestructura para el mundo conectado destacó el papel que tiene México para la compañía a nivel global.

“México se ha vuelto clave para nosotros ya que representa el 61% de los ingresos anuales en Latinoamérica, esto quiere decir que México es uno de los países más importantes desde el punto de vista estratégico del desarrollo del negocio”, aseveró Kaleb Ávila, Vicepresidente para Panduit Latinoamérica.

Por su parte, Dennis Renaud, CEO de Panduit, agregó que México a nivel global es un mercado clave, al ser el principal motor para llegar al resto de Latinoamérica, siendo sede de su evento año con año, así como sede de su Solution Center en Ciudad de México, donde dan soporte a nivel latam. “El mercado que tenemos aquí es muy importante, estamos en constante crecimiento, e invirtiendo en innovación. Definitivamente es de nuestros principales mercados objetivos”, comentó.

Dentro de las nuevas estrategias de Panduit para expandirse a empresas mexicanas es el entender las necesidades del CIO, los retos que enfrentan en su día a día ante toda la disrupción tecnológica. Basada en esta primicia, la compañía puede crear o adaptar soluciones que cumplan con estas expectativas reales de los usuarios.

 

Sustentables y eficientes, los casos de éxito en México

Los esfuerzos que ha realizado la compañía en el país han destacado en fuertes e importantes casos de referencia. En GSIC, asistentes pudieron conocer de voz de sus mismos clientes los diferentes proyectos llevados con Panduit. Se trata del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), Heineken y Caja Popular Mexicana.

Guillermo Fernández, CIO del Instituto Federal de Telecomunicaciones.

El primero de ellos desarrolló desde cero un centro de datos verde y certificado Tier III, a fin de ofrecer un mejor servicio a este organismo regulador de las telecomunicaciones de México, sin perder la continuidad de operaciones, logrando resguardar información sensible y garantizar la constancia en los servicios.

Esta implementación, además, está logrando una reducción en consumos energéticos, a pesar de ser el nuevo data center del doble de tamaño que el anterior, ahorrando hasta un 30% de eficiencia energética bajo uso de tecnologías verdes. Gracias a las nuevas opciones de almacenamiento y ahorro de espacios, se puede ampliar la capacidad conforme las exigencias del negocio lo demanden.

Gracias a esta implementación, se lograron beneficios como lograr un mantenimiento concurrente, asegurar la continuidad y disponibilidad del negocio, redundancia eficaz en equipos eléctricos y mecánicos, así como en trayectorias eléctricas, mecánicas y de telecomunicaciones. El centro de datos está construido casi en su totalidad con tecnología de Panduit y sus partners.

Heineken, una de las cerveceras con mayor presencia en México y el mundo, desarrolló una nueva planta sustentable en Meoqui, Chihuahua. Para lograrlo, se apoyaron de las soluciones de Panduit, desde la fibra de cableado hasta gabinetes, todo pensado en contar con sistemas de energía eficiente, sustentable y amigable con el medio ambiente, a fin de contar con las principales normas nacionales e internacionales.

Se trató de un proyecto de infraestructura muy ambicioso al contar con una red de alta disponibilidad, confiablidad y lista para adoptar las tecnologías y todos los retos que conlleva la industria 4.0. Para llegar a ellos se implementaron varias etapas de construcción: centro de datos verde, disponible y altamente redundante; cuartos de distribución secundaria, distribuidos de manera estratégica para espacios de telecomunicaciones para asegurar la conexión en toda la planta; fibra óptica, para la red industrial de la empresa; y canalizaciones, para asegurar la protección de información y continuidad del negocio.

Por último, la Caja Popular Mexicana desarrolló Primer edificio Leed en Bajío basado en la consultoría y apoyo de Panduit y sus socios estratégicos. Este edificio fue pensado desde su construcción en ser amigable con el medio ambiente, buscando la certificación LEDD, otorgado a edificaciones que comprueben estar diseñados, construidos y operados bajo estándares sustentables de alto rendimiento.

Esta edificación ha significado reducción de un 30% a 50% en consumo energético, reducción del impacto negativo al medio ambiente, ahorro de hasta 40% en uso de agua potable, y reducción también en desechos enviados a vertederos.

 

-Karina Rodríguez, Computerworld México.