Centro de Datos, Del dia, Desarrollo, Destacado, Industria TIC, Infraestructura, Infraestructura, Network World, Procesos, Redes, Tecnologia, Tecnología de Apoyo, Wireless y Movilidad

Planificación y gestión de conectividad: el nuevo paso para la fibra óptica

[widget id="text-31"]

El mundo actual se ha transformado, y con las constantes innovaciones tecnológicas, la infraestructura de red se ha tenido que adaptar a las crecientes exigencias para la transmisión de datos.

En los últimos años las tasas de transmisión se han multiplicado de 10 Gbps en sus inicios, a 100 Gbps y hasta 400 Gbps en la actualidad (en desarrollo). Si a ello se suma el desarrollo en enlaces de fibra, y el uso mayor de este tipo de cableado para la infraestructura de comunicaciones, volviendo más complejo su funcionamiento.

Hoy en día administrar la infraestructura de red de fibra se ha convertido en un gran reto para los operadores de los Centros de Datos.

Con la constante evolución de las redes y las nuevas necesidades de los clientes, la fibra óptica se presenta como la mejor opción para quienes requieren contar con una infraestructura que garantice transmisiones de alta capacidad, ya que ofrece una solución rentable a largo plazo para aplicaciones de alta velocidad y a distancias mayores, siendo crítico en los grandes centros de datos. Sin embargo,a pesar de los beneficios que esta ofrece gestionar este tipo de cableado se ha convertido en un desafío que los operadores han tenido que afrontar.

“Anteriormente era muy sencillo, a través de fibra multimodo, transmitir en un solo hilo de fibra, y recibir por otro hilo de fibra, con conectores LC y podíamos llegar a velocidades de transmisión de 10 Gbps. A medida que se ha vuelto más compleja la electrónica y se necesita un mayor ancho de banda, hemos tenido que movernos a esquemas de transmisión paralelos, con conectores MPO para llegar a mayores velocidades y de hasta 32 hilos, lo que ha ocasionado que se vuelva más compleja la infraestructura de los Centros de Datos”, mencionó Sergio Uribe, Manager Regional Consultant – CALA en CommScope.

A medida que se ha llegado al máximo de ancho de banda de la fibra, y se requieren más velocidades de transmisión, también sucede que no existe compatibilidad entre los distintos estándares en electrónica.

Esto ha ocasionado que la infraestructura de los centros de datos, la cual típicamente se consideraba independiente de la electrónica, se vea obligada a ser modificada de acuerdo a las velocidades de transmisión y al tipo de estándar. Ahora, para la administración de fibras, de acuerdo al Manager Regional Consultant de CommScope, se ha tenido que utilizar una serie breakout, es decir, cables que conectan de un punto a multipunto, con conectores MPO de un extremo, y LC dúplex o MPO trifurcados o bifurcados por del otro.

 

Planeación y Administración automatizada

Todo esto no sólo ha significado grandes cambios en la infraestructura de las redes de fibra de los centros de datos, sino que algo que no había sido un problema durante los años pasados, hoy se presenta como un ‘dolor de cabeza’ en la práctica: la polaridad de la fibra.

“Anteriormente los enlaces de fibra eran simplemente dúplex, donde un LC recibía y otro LC transmitía, por lo que la polaridad era muy fácil de cambiar. Pero a medida que reemplacemos los LC por conectores MPO para utilizar más hilos de fibra, la polaridad también se hará más compleja, volviendo más complicado el tema de los diseños y la planeación de los enlaces de fibra dentro de los centros de datos. Si no se tienen en cuenta este tipo de aspectos dentro de la planeación y la documentación, la transmisión de datos no va a poder funcionar eficientemente”, agregó Sergio Uribe.

Estos nuevos esquemas de infraestructura de fibra y transmisión dentro de los centros de datos, hacen que la planeación y la administración de los enlaces de fibra complejos sea clave para su correcto funcionamiento. Sin embargo, realizar esto en archivos excel o manualmente resulta prácticamente imposible para los encargados de los Centros de Datos.

“Sabemos que la complejidad a la hora de planear y gestionar estos nuevos esquemas de infraestructura de fibra es cada vez mayor, por ello nuestra recomendación es implementar soluciones que permitan gestionar de manera automatizada todos los aspectos involucrados. En CommScompe contamos con la tecnología imVision para la Gestión Automatizada de la Infraestructura (AIM), cuyo estándar internacional ISO/IEC 18598 se publicó oficialmente en octubre pasado, la cual apoya a los administradores de los Centros de Datos no sólo a administrar y monitorear la infraestructura de red en tiempo real, sino también a hacer la documentación mucho más sencilla, otorgando un control total de las actividades y procesos,además de reducir los costos en operación y una reducción del downtime”, finalizó el especialista de CommScope.

 

 

Deja un comentario