Diseñan en Puebla el primer automóvil superdeportivo totalmente eléctrico

Luego del exitoso lanzamiento en México de la línea de automóviles eléctricos Thalía, la primera en su tipo en el país, de las empresas LEOR-DA y LM&TH, éstas dan a conocer el diseño de su primer automóvil superdeportivo mexicano y de un camión de pasajeros, ambos totalmente eléctricos.

Leopoldo Ortiz, CEO de LEOR-DA y de la empresa LM&TH, diseñó y fabricó el primer automóvil eléctrico mexicano. A través de la Coordinación Automotriz de la Fundación México-Estados Unidos para la Ciencia (FUMEC), a cargo de Carlos Meneses, este empresario recibió apoyo para realizar las simulaciones aerodinámicas de un automóvil superdeportivo eléctrico de tres plazas que actualmente diseña y el cual alcanzará una velocidad de 300 kilómetros por hora (km/h).

En estas pruebas fue clave el Centro de Productividad e Innovación 4.0 (CEPRODI 4.0) ubicado en Querétaro y del cual FUMEC es socio con el objetivo de impulsar en las pequeñas y medianas empresas (pymes) el uso de tecnologías de Industria 4.0 (I 4.0) en México.

Mediante el uso de software, Ortiz optimizó la estética del automóvil que logra una aceleración de cero a 100 km/h en 2,8 segundos.

Los estudios aerodinámicos son fundamentales para el desarrollo de vehículos que sobrepasen los 100 km/h ya que el diseño de las superficies externas se convierte en factor clave para la dinámica vehicular y la eficiencia energética.

Debido a la disponibilidad y altos costos, Ortiz descartó realizar pruebas físicas, de ahí que eligió utilizar herramientas de simulación de Dinámica de Fluidos Computacionales (CFD), para desarrollar un túnel de viento virtual y llevar a cabo las pruebas aerodinámicas.

Una vez establecidas las especificaciones aerodinámicas del vehículo en sus primeras etapas de desarrollo, el túnel de viento virtual se podrá utilizar para las etapas posteriores de diseño hasta llegar a la validación final de las superficies exteriores del automóvil superdeportivo.

Cabe señalar que Ortiz también recibió apoyo para el análisis estructural del chasis de aluminio y magnesio que integrará a triciclos eléctricos de tres plazas que diseñó para impulsar la movilidad sustentable en las ciudades.