Razones por las que debería incluir Home Office en su organización

El mundo laboral no deja de innovar, por lo que grandes corporativos y pequeños negocios deben actualizar la manera de ejecutar las tareas, acciones como éstas pueden hacer más rentable el negocio a largo plazo.

Hace algunos años, se pensaba que la única manera en la que un empleado podía continuar realizando sus actividades fuera de la oficina, era haciendo “Home office”, sin embargo, la libertad del trabajador a la hora de escoger el lugar para desarollarlas, hizo que surgiera una nueva corriente: Trabajo a distancia. Dejando que las posibilidades se extendieran más allá del hogar.

Actualmente más del 30% de los trabajos que se realizan dentro de las empresas se pueden desarrollar en casa.

Efrén González, Coordinador del Centro de Empleabilidad IBERO, nos comparte algunas ventajas de incluir el trabajo a distancia en el sistema de nuestra organización, así como algunos puntos que se deben evitar para que esta modalidad siempre sea rentable.

Diversidad cultural: Tener distintos puntos de vista puede ser muy enriquecedor para tu empresa, además es una manera en la que puede funcionar y tener respuesta 24 horas, si buscas los cambios de horario a tu favor, los diferentes idiomas, estilos y culturas, podrás ofrecer una variedad que convierta competitivo a tu negocio.

 

Alza en la productividad: Cuando se trabaja en una oficina, los empleados tienden a alargar la duración del tiempo que utilizan para terminar las tareas, ya que si las realizan antes, lo más probable es que se les asignen nuevas para llenar el tiempo que les queda libre. En consecuencia, en la oficina no tienen ningún incentivo para maximizar su rendimiento. Por lo contrario, en un trabajo a distancia, las métricas y resultados pueden ser bajo objetivos, logrando así maximizar las horas laborales.

 

Calidad de vida: Ahorro de tiempo en traslados y tener menor exposición a factores estresantes como la inseguridad de la ciudad y la movilidad, son algunos elementos que logran que el empleado tenga mayor calidad de vida.

En la sociedad actual es de suma importancia el desarrollo de una cultura organizacional que fomente el equilibrio entre trabajo y vida.

El 80% de los trabajadores a distancia, afirma que es capaz de mantener un mejor equilibrio entre dichos aspectos, en promedio, cada uno destina 45 minutos de su casa al trabajo, en cada trayecto, por lo que esta modalidad puede ofrecerles una hora y media extra para aprovechar su tiempo: acompañar a sus hijos al colegio, llevarlos a actividades extraescolares, preparar comidas, hacer ejercicio, entre otras.

Reducción de costos: Si crees que sólo los empleados son los que se benefician económicamente al trabajar desde casa, piensa de nuevo. Sin duda, evitarán gastos que tienen que ver con el trabajo en una oficina (desplazamiento o tener que comprar ropa de oficina, comprar almuerzos diarios), pero las empresas ahorran también mucho dinero.

Se estima que con el trabajo a distancia,una empresa puede reducir sus gastos generales en un 30% al año.

Se reducen las necesidades de espacio de oficinas y en consecuencia, los alquileres. Se ahorra en energía, telefonía, conexiones de internet, material de oficina, etc.

 

Beneficio al medio ambiente: El trabajo a distancia es respetuoso con el medio ambiente. La gran mayoría de los empleados conducen sus propios vehículos para llegar a sus trabajos o bien utilizan el transporte público. Eso produce contaminación que acaba pasando factura a nuestro medio ambiente y a nosotros mismos.

El trabajo a distancia, si se implementara de forma definitiva en todos los puestos que lo permiten, tiene el potencial de ahorrar energía suficiente para alimentar miles de hogares durante un año entero.

De ese modo, tanto empresas como trabajadores estaríamos reduciendo en gran medida un impacto negativo en nuestro entorno.

Sin duda, el trabajo a distancia tiene numerosos beneficios y son cada vez más empresas, de una amplia gama de industrias o sectores, las que permiten a sus empleados trabajar de forma remota. Se produce una mejora en la eficiencia de los empleados, quienes adquiren mayor compromiso con su empresa, al tener horarios flexibles y poder conciliar su vida personal y laboral, además hay una reducción en gastos generales. Todavía es posible mejorar más.

 

Si decides implementar el trabajo a distancia, no debes olvidar que el empleado debe tener a su disposición: Internet, laptop, un smartphone con internet, extensión telefónica, software de trabajo colaborativo, y todas las herramientas que le permitan seguir siendo productivo sin importar dónde se encuentre.

También se recomienda, que el empleado se prepare física y mentalmente para trabajar como si fuera a una oficina, planificar, establecer horarios laborales, evitar distracciones innecesarias y mantener comunicación constante con quienes colabora.