Reporte Especial: Internet de las Cosas en México, ¿es redituable su aplicación?

En 1999, cuando sólo el 4% de la población estaba en línea, Kevin Ashton acuñó el término Internet of Things (IoT); 19 años después, el 49% de la población mundial está conectada. De hecho, según un informe publicado por Gartner, 2018 es el año de Internet de las Cosas, en el cual la consultora prevé una explosión de esta tecnología para finales del ejercicio, cuando existirá un total de 8,400 millones de dispositivos conectados a la red, es decir, un 31% más que en el año anterior.

El propósito de este Reporte Especial es exponer que, hasta hoy, el principal uso que se difunde del Internet de las Cosas (IoT) es la reducción de costos en el mantenimiento o para mejorar la productividad, pero poco se ha hablado de su capacidad para brindar oportunidades y, con ello, generar ingresos.

Y es que al escuchar el término IoT, es inevitable pensar en “cosas” conectadas a la supercarretera de la información, sin embargo, no siempre se logra imaginar para qué.

¿Retorno de inversión sí o no?

En el 2020, la firma de consultoría Gartner pronostica que habrá un total de 20,800 millones de dispositivos conectados a la red, lo cual significa que aparecerán 5.5 millones de aparatos conectados al día. ¿Es posible hacer redituable la aplicación del Internet de las Cosas tomando en cuenta la seguridad y la privacidad de los datos que se obtienen con esta tecnología?

Ricardo-Lopez-Intel
Ricardo López Tello, Director de Ventas Corporativas y Gobierno de Intel México.

“Definitivamente es posible y creo que mandatorio que una aplicación de Internet de las Cosas produzca un retorno de inversión. Para lograrlo, primero debemos pensar en tener un mundo de dispositivos que se puedan conectar a Internet; segundo, que tengan la capacidad de ser inteligentes, o que puedan hacer cierto procesamiento de datos; y tercero, que se vuelvan autónomos”, dijo Ricardo López Tello, Director de Negocios de Intel México.

Cuando se avanza en esos tres pasos, es posible afirmar que el IoT se vuelve viable y rentable. “De esta manera el negocio se vuelve sustentable, ya que la inversión que se va a hacer en estas soluciones traerá beneficios como la reducción de costos, mayor productividad, obtener mayor eficiencia y ganancias o, como también es posible, descubrir oportunidades para nuevos negocios”, afirmó López Tello.

¿Qué impulsa la adopción de IoT en México?

El término Internet de las Cosas puede englobar el uso de diversos elementos tales como dispositivos, redes, servidores, almacenamiento en nube, sensores, etc. Tomando en cuenta lo anterior, la consultora IDC estima que para 2018  el mercado de IoT en México será de 5 mil millones de dólares.

Otra firma de análisis, Frost & Sullivan, al emplear otro criterio de medición, pronostica que la cifra del mercado nacional en este año será de mil millones de dólares.

Entre los factores clave que impulsarán la adopción de soluciones IoT en nuestro país, se cuentan la seguridad, la privacidad de la información y la interoperabilidad entre dispositivos, gateways, servidores o el software, aseguró López Tello, de Intel.

 

Riesgos asociados

Así como hay áreas de oportunidad, al adoptar y poner en funcionamiento una solución de IoT existen riesgos, y “el número uno es no tener la protección de datos ni la seguridad que uno necesita”, espetó Pedro Saenger, Vicepresidente para Latinoamérica de Veritas.

Carlos-Romero-Gemalto
Carlos Romero, responsable del área de Soluciones IoT para Latinoamérica de Gemalto.

En efecto, hasta ahora los dispositivos que hay en las redes empresariales están diseñados con poco o ningún pensamiento de seguridad. Esto se debe a que tiene relativamente poca memoria y capacidad de computación para respaldar la seguridad, pero también porque a menudo están diseñados con poco tiempo de lanzamiento al mercado, precio y características como consideraciones principales con exclusión de la seguridad.

Los dispositivos IoT utilizan un conjunto variado de protocolos de comunicación, por lo que en un entorno empresarial es esencial que haya soporte para cualquier medio que utilicen para transferir los datos que recopilan. También están construidos alrededor de un pequeño conjunto de estándares recientes o sin estándares en absoluto, lo que puede complicar la interoperabilidad.

“Los proveedores de servicios y los profesionales de Seguridad TI están trabajando en estos problemas, pero mientras tanto, es importante que los profesionales de la creación de redes se pongan al día con los desafíos que enfrentan cuando llegue el momento de integrar IoT”, indicó Carlos Romero, responsable del área de Soluciones IoT para Latinoamérica de Gemalto.

¿Hacia dónde se enfocan las inversiones IoT?

Según datos del Estudio de la Operación Omnicanal, difundido por Zebra Technologies, el 76% de los minoristas encuestados está utilizando el inventario que hay en sus diferentes tiendas para completar los pedidos que reciben en línea y también afirma que el 86% de ellos planea implementar la compra en línea, con la opción de que los clientes pasen a recogerlo a las tiendas.

Alfonso-Caraveo-Zebra
Alfonso Caraveo, Director Regional para Producto, Soluciones e Ingeniería de Ventas de Zebra Technologies México.

“Esto significa que en para expandir la modalidad omnicanal en el sector del retail no solamente hay varios mecanismos de venta sino también se están planteando varias opciones para que los consumidores definan cómo se les hará llegar la mercancía adquirida, ya sea directamente en su domicilio u oficina, o si ellos mismos pasarán a recogerla”, explicó Alfonso Caraveo, Director Regional para Producto, Soluciones e Ingeniería de Ventas de Zebra Technologies México.

Agregó que –de acuerdo con este estudio global, que incluyó una muestra de participación de organizaciones de Latinoamérica­­– para el año 2013 un 78% de las compañías de logística esperan entregar pedidos en el mismo día que les son solicitados; incluso para el 2028, un 40% de las entregas se realizarían en las siguientes dos horas luego de solicitar la mercancía y teniendo la visibilidad de los sistemas.

“Lo que arroja este análisis es que las plataformas de administración de inventarios con tecnología de RFID se espera que crezcan un 49% en los siguientes años, y también que los ejecutivos, sobre todo los CIO de las organizaciones tienen en la mira las tecnologías disruptivas en las cuales invertirán sus presupuestos: el 39% de ellos lo hará en drones; el 38% en vehículos autónomos; el 37% en tecnología móvil y otro 37% en robótica”, destacó Caraveo.

Y conforme avanza la aplicación del Internet de las Cosas a nivel mundial, en México se aprecian algunas áreas que ya están generando la inversión en esta tecnología. “La señalización digital, la videovigilancia y seguridad a través de redes y cámaras inteligentes, así como los edificios, casas e incluso ciudades inteligentes son ejemplos donde ya están monetizando estas oportunidades”, indicó López Tello, de Intel.

Por su parte, Pedro Saenger, de Veritas, dijo que en nuestros días la principal preocupación de las organizaciones son los datos, cuyo crecimiento en volumen se triplicará en sólo 10 años, según un estudio publicado por su compañía.

 

¿Cómo lograr ingresos con su aplicación?

“Cuando una organización realiza la transformación digital por lo busca generar nuevos ingresos, recortar costos y mejorar sus procesos. En este proceso transformador, el Internet de las Cosas es una fuente más para alimentar el Data Lake, un generador de datos cuyo volumen será exponencial”, distinguió Pedro Saenger, de Veritas.

Pedro-Saenger-Veritas
Pedro Saenger, Vicepresidente para Latinoamérica de Veritas.

Para el directivo, hay verticales que están más adelantadas en la región en lo que respecta a la transformación digital, tales como la de finanzas y el retail, “y en el caso de México destacan los sectores de telcos y media”, afirmó.

La transmisión datos derivada de miles de millones de dispositivos proporciona una gran visión del rendimiento de conectividad de una flotilla, así como en los negocios y mercados. Estos datos pueden ayudar a mejorar el rendimiento de los dispositivos o formar la base de nuevos modelos de negocios y flujos de ingresos.

“De hecho, un programa de monetización establecido y bien pensado ayuda a las empresas a adaptarse a los mercados transformadores y a mantenerse a la vanguardia”, manifestó Carlos Romero, de Gemalto.

Dijo que la monetización del software emplea diferentes estrategias para optimizar la rentabilidad de las aplicaciones que se ejecutan en cualquier plataforma, ya sea un dispositivo, computadora, la nube o la plataforma como servicio. Estas estrategias pueden ir desde modos de protección de la PI hasta opciones de fijación de precios y de empaquetado innovadores para alinearse con las expectativas de sus clientes.

“Al implementar de forma proactiva una estrategia de monetización de software, una organización puede ajustar los modelos de fijación de precios con los objetivos comerciales, maximizar el valor de las características y las funciones de su dispositivo y mantener el control sobre su propiedad intelectual”, concluyó Romero.

De esta manera, si las predicciones de los analistas y jugadores de este mercado resultan ciertas, en el 2020 habrá un total de 20,800 millones de dispositivos conectados a Internet, lo que significa que aparecerán 5.5 millones de aparatos conectados a este medio cada día. El consenso de los entrevistados en este Reporte señala que la irrupción del Internet de las Cosas generará nuevos modelos de negocio y habilitará nuevos actores en el ecosistema. El IoT es, pues, una realidad del presente que nos sitúa en la llamada “Cuarta Revolución Industrial”.

 

Caso práctico: Bicicletas con IoT en la CDMX

Un ejemplo de aplicación IoT muy cercana a la población lo realiza Mobike, la start-up de origen chino, que ofrece ahora en la Ciudad de México un servicio para compartir bicicletas.

Foto-Mobike

Esta compañía se asoció con Gemalto para proporcionar una conectividad IoT inalámbrica y segura.​ Los usuarios sólo requieren descargar la aplicación Mobike –disponible en iOS y Android– para crear una cuenta y encontrar la bicicleta inteligente disponible más cercana.

Con un solo clic, los usuarios pueden escanear el código QR en el manubrio de la bicicleta, que libera un candado de rueda habilitado por Gemalto antes de marcharse. El vehículo dispone de sensores para reportar las condiciones de la bicicleta y un localizador GPS integrado.

Por 399 pesos anuales se puede utilizar la bicicleta por periodos ilimitados de hasta 120 minutos, o pagar 5 pesos por cada viaje de 30 minutos. (JLBP)

 

Por: José Luis Becerra, Editor de CIO México.