Etiqueta: 1985

Tecnologías que ayudan en terremoto en México

El pasado 19 de septiembre la Ciudad de México se volvió a sacudir, esta vez con una magnitud mayor, justo en el Aniversario número 32 del terremoto sufrido en el año de 1985, que dejó a su paso la pérdida de más de 10,000 vidas.

Las diferencias entre ambos eventos han sido monumentales. La participación y respuesta por parte de la Ciudadanía, Gobierno Federal, Equipos de Rescate, Brigadas ha vuelto a poner en alto que la unión y fuerza del pueblo mexicano es más grande que cualquier otra diferencia.

Por otro lado, el uso de plataformas digitales para dar a conocer ubicaciones, estatus y necesidades han sido los nuevos protagonistas ante la tragedia, ya han servido para movilizar a toda la población nacional e internacional haciendo llegar la ayuda y denuncias a cada usuario del planeta.

Tal vez te interese: La diferencia que hizo la tecnología entre sismos de 1985 y 2017

También, el uso de tecnologías como escáneres, robots y drones ha tenido un papel primordial en las labores de rescate en todas las estructuras colapsadas por el terremoto. Existen zonas tan peligrosas con inminente riesgo de derrumbe que sería demasiado peligroso para rescatistas y binomios ingresar, sin embargo, los robots como el Ixnamiki Olinki, un proyecto de la Universidad Panamericana de Aguascalientes, puede ingresar a estas zonas y realizar la tarea de mover escombros para despejar el camino, soportar el peso de objetos de entre 30 a 50 kilos y llevar medicamentos para quien se encuentre atrapado entre los escombros.

Entre las compañías que se solidarizaron para ayudar a las víctimas del sismo se encuentra Amazon, quien abrió un canal de donaciones para la Cruz Roja en donde los usuarios pudieran comprar productos necesarios para las labores de rescate, una vez realizada la compra la misma plataforma se encargaba de realizar la entrega. A lo largo de los días la lista de los productos que se requerían se actualizaba.

Gigantes como Google, Facebook y Uber implementaron medidas tecnológicas para brindar servicios de localización y traslado durante la catástrofe. Google puso en marcha Google Person Finder, en donde se podía subir información de personas que no estaba siendo localizadas tras el sismo, además de donar 1 millón de dólares.

Por otro lado, El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg también realizó la donación de un millón de dólares a la Cruz Roja Mexicana, más su algoritmo de actualización de estado seguro tras el terremoto.

Empresas de telecomunicación como Movistar, AT&T, Unefon y Telcel, se unieron ante la catástrofe e informaron a sus clientes que el servicio de llamadas y mensajes SMS eran liberados sin costo alguno, logrando así que familiares pudieran comunicarse de una manera más rápida.

Tal vez te interese: Empresas de tecnología apoyan a afectados por sismo en México

México continúa sorprendiendo, el emprendimiento y valor de la población es inagotable, por ello, si aún tienes la posibilidad de ayudar, ¡hazlo! Toda la ayuda es valiosa y puede marcar la diferencia para muchas personas. #FuerzaMexico.

 

N. de P. Zoho Corp.

La diferencia que hizo la tecnología entre los sismos de 1985 y 2017

A pesar de que el terremoto de la semana pasada no se puede comparar del todo, en cuanto a la magnitud de destrucción y muertes, con el ocurrido en el año 85, ambos son eventos que sacudieron fuertemente a la sociedad mexicana.

Un diferencial importante es el tecnológico. En el terremoto del 85 la única forma de comunicación con la que contábamos los ciudadanos de a pie era la telefonía fija la cual por la naturaleza de la misma no permitía estar comunicados todo el tiempo a todas horas. Prácticamente las personas salían de su casa u oficina y se encontraban incomunicados salvo por los teléfonos públicos.

Este año, exactamente 32 años después, la diferencia radicó en que contamos con 112.8 millones de líneas móviles (las cuales son personales), de las cuales el 95.8 millones son teléfonos inteligentes y 76 millones de ellos se encuentran conectados a internet móvil con acceso a mensajería instantánea, redes sociales, GPS, entre otras cosas.

Todo lo anterior permitió que la ayuda fluyera de manera más rápida, precisa y eficientemente a diferencia del 85. Hubo casos en los cuales por medio de la mensajería instantánea las personas que estaban atrapadas entre los escombros lograban contactar a sus familiares para ser rescatados o miles de casos en los cuales, por medio de Twitter, Facebook e incluso Instagram se coordinaba la entrega de víveres y la asistencia de voluntarios en los lugares donde más se necesitaba.

Adicionalmente, todos los operadores de telecomunicaciones habilitaron voz, mensajes cortos y datos de manera gratuita para que cualquier persona pudiera tener acceso a los medios antes descritos y evitar que el no contar con internet se volviera una desventaja para algunas personas en estas situaciones.

Claro que no todo ha sido perfecto y nos hemos encontrado con algunos problemas en el camino que hemos ido resolviendo conforme se van presentando, como la información falsa o desactualizada que está circulando también por esos mismos canales. Sin embargo, son muchos más los beneficios que las desventajas que las Telecomunicaciones pueden traer.

Las telecomunicaciones digitales, sumándose a los medios tradicionales como la radio y la TV, demostraron ser un elemento muy necesario para nuestra sociedad en este tipo de catástrofes.

Si bien aún debemos de seguir trabajando para levantarnos de esta crisis, estas nuevas tecnologías de las que hemos sido testigos no solo habilitan canales adicionales de comunicación, sino que abre la posibilidad tecnológica de brindar herramientas adicionales para el restablecimiento de la sociedad en eventos como este.

Es imperante que, a partir de esta lamentable y dolorosa experiencia, contemos con un plan de acción para fortalecer y reestablecer las redes de telecomunicaciones de manera inmediata, así como minimizar las posibilidades de ausencia de un servicio cuya utilidad trasciende los ámbitos laboral y recreativo, es capaz de salvar vidas, organizar redes de civiles dispuestos a llevar toda la ayuda posible, y, por supuesto, acercarnos a los seres queridos en medio de toda incertidumbre.

Por: Gonzalo Rojon,  

Director & Senior Partner,

The Competitive Intelligence Unit (CIU)

#FuerzaMéxico