Etiqueta: acciones

Condenan al heredero de Samsung a cinco años de prisión por corrupción

El impacto de la noticia se ve reflejado en bolsa desde la publicación de la sentencia con una caída de la empresa del 1%. Asimismo, las dudas envuelven el futuro del conglomerado familiar que dirige la empresa.

El heredero y actual vicepresidente de Samsung, Lee Jae- Yonh, ha sido condenado a cinco años de prisión por corrupción. El directivo se ha visto envuelto en el mismo escándalo que el expresidente de Corea del Sur. Jae- Yong, acusado de corrupción, había sido detenido ya en febrero y se enfrentaba a una sentencia de hasta 12 años. En concreto, se le acusa de soborno, malversación de fondos y de activos ocultos en ultramar tras realizar una serie de donaciones por valor de 36.000 millones de dólares a fundaciones sin ánimo de lucro dirigidas por un amigo del expresidente del país asiático a cambio de favores políticos. Estos apoyos repercutirían directamente en la reestructuración de Samsung que el empresario quería hacer para fortalecer su control sobre la empresa.

La condena representa, según todos los analistas, un duro golpe al mayor imperio empresarial de Corea del Sur y al mayor fabricante de smartphones de la actualidad en el mundo. Desde la sentencia las acciones de la compañía han caído un 1%. Asimismo, las dudas envuelven el futuro del conglomerado familiar. Lee había ejercido como presidente desde el infarto que sufrió su padre en 2014. Sin embargo, el arresto no ha parecido afectar a las operaciones comerciales del grupo y la compañía acaba de lanzar su nuevo buque insignia, el Galaxy S8. El grupo Samsung, compuesto por 60 empresas interconectadas, es crucial para la economía surcoreana, con ventas que equivalen a una quinta parte del PIB nacional.

Redacción

 

Bill Gates vuelve a ser el multimillonario número uno del mundo

Bill Gates, el cofundador y ex director ejecutivo de Microsoft, fue la persona más rica del mundo en 2016 siendo éste el cuarto año consecutivo que encabezaba la lista. Eso sí, su fortuna no solo se basa en las acciones de Microsoft que posee, esto lo dio a conocer Forbes.

La revista fijó el valor de Gates en 86,800 millones de dólares, más de 9,000 millones de dólares que la persona más rica del planeta, Warren Buffet. Sin embargo, en una presentación con la SEC en febrero, el cofundador dijo que tenía 174,992.934 acciones de Microsoft; lo que significa que esas acciones –según el precio de apertura del pasado lunes- tienen un valor aproximado de 11.4 mil millones de dólares y representan el 13.1% de la riqueza de Gates según lo estimado por Forbes.

El multimillonario ha ido vendiendo trozos de sus tenencias de Microsoft. Durante más de una década, ha vendido cerca de 80 millones de acciones al año, generalmente 20 millones por trimestre, en un plan a largo plazo para financiar la Fundación Bill & Melinda Gates. De hecho, en varias transacciones del mes pasado, Gates vendió exactamente 20 millones de acciones por un total de 513.3 millones de dólares. A partir del 30 de septiembre de 2016, el cofundador de Microsoft poseía alrededor del 2.5% de todas las acciones de la empresa, según otra presentación de la SEC.

Pero incluso si la fortuna de Gates se limitase a sus tenencias de Microsoft, seguiría apareciendo en la lista de multimillonarios de Forbes siendo el número 120 y superando a Eric Schmidt, presidente de Alphabet y ex CEO de Google; Gordon Moore, cofundador de Intel; y Garret Camp, cofundador y presidente de Uber.

Redacción

 

HPE en planes de vender su unidad de software

A pesar de haber crecido de una forma acelerada y adquirir nuevas compañías, después de anunciar su escisión de su negocio de servicios empresariales pone en el mercado su división más destacada. En cualquier caso, el futuro de la compañía pasa por seguir vinculada al mundo del software.

Hewlett Packard Enterprise (HPE) está buscando compradores para su división de software. La compañía de Palo Alto tratará de encontrar una operación rentable en la que incluiría también a Autonomy, la empresa que fue adquirida en 2011 por HPE y que tras varias polémicas desembocó en una guerra de pleitos entre HPE y la antigua dirección de la firma.  The Wall Street Journal señala que la oferta ronda los 8.000 millones de dólares y 10.000 millones de dólares por la unidad que se centra en el software relacionado con la gestión de las operaciones de negocios.

Este movimiento se produce apenas tres meses después de que la organización de Silicon Valley anunciase la escisión de su negocio de servicios empresariales y su fusión con CSC. Esta operación, que está prevista que se cierre en 2017, servirá para crear una empresa de servicios TI con una facturación de 26.000 millones de dólares anuales.

La empresa se encuentra en pleno proceso de redefinición. Incluso, hace unos días se especuló con la posibilidad de que la empresa en su conjunto estuviese a la venta por 40.000 millones de dólares.  La web The Information señaló que KKR, Apollo Global Management y Carlyle Group serían las firmas interesadas en desembolsar esta cantidad.

Una venta posible pero muy poco probable

La empresa no ha validado estos rumores y han comentado que no van a hacer valoraciones respecto a lo que todavía son rumores y especulaciones. “La venta de su división de software es posible pero no probable”, ha dicho Patrick Moorhead, presidente y analista principal de Moor Insights & Strategy. “Las empresas se encuentran en constante evaluación de sus opciones, incluso para medir su valor real cuando no es indicativo en el precio de la acción pública”.

El pasado año, la unidad ingresó 3.600 millones de dólares, un 8% menos respecto al ejercicio anterior, un descenso que se atribuye a la transición de los clientes de SaaS (Software as a service) a las suscripciones. “Si fuesen a vender su negocio de software actual sería de esperar que hiciesen nuevas adquisiciones en este campo en la capa de PaaS e IaaS. HPE necesita estar en el negocio del software de alguna manera, la pregunta es cómo”, añadió Moorhead.

M. Moreno

 

Dell cierra la compra de EMC el próximo 7 de septiembre

A traves de un post en Twitter, Michael Dell, anunció el cierre de la adquisición más grande de la industria tecnológica, EMC pasará a formar parte de Dell el próximo 7 de septiembre, Dell Technologies, es el nombre de la nueva compañía combinada, comenzará a operar inmediatamente después el cierre de la transacción.

El anuncio de hoy hace referencia a la aprobación regulatoria de la transacción Dell y EMC por el Ministerio de Comercio de China (MOFCOM), que se ha concedido la autorización para la combinación propuesta de las empresas. El Ministerio de Comercio la aprobación fue la condición reglamentaria firme para el cierre de la transacción. EMC accionistas aprobaron la transacción el 19 de julio, con aproximadamente el 98% de los votos de los accionistas de EMC, los cuales se pronunciaron a favor de la fusión, lo que representa aproximadamente el 74% de las acciones comunes de EMC.

“Es un momento histórico tanto para Dell y EMC. En combinación, estaremos bien posicionados para el crecimiento en las zonas más estratégicas de la próxima generación de TI, incluyendo la Transformación Digital, centro de datos definido por software, infraestructura convergente, nube híbrida, movilidad y de seguridad”, dijo Michael Dell, presidente y CEO de Dell Technologies.

“Estoy orgulloso de todo lo que hemos construido en EMC, desde sus humildes comienzos como una startup con sede en Boston a pasar a ser una empresa global de tecnología clase mundial con una dedicación inquebrantable de nuestros clientes”, dijo Joe Tucci, presidente y CEO de EMC.

“La combinación de Dell y EMC, se posiciona como una nueva potencia en la industria, la cual proporciona la tecnología esencial para la siguiente etapa en TI”, agregó.

El próximo 7 de septiembre, los accionistas de EMC recibirán 24.05 dólares por acción en efectivo, además de un nuevo paquete de acciones vinculadas a una parte de los intereses económicos de EMC sobre el negocio de VMware.

 

Gerardo Esquivel, Computerworld México

Mark Zuckerberg podría perder el control de Facebook si deja la compañía

El CEO de Facebook tiene votos a favor como representante mayoritario de la compañía aunque podría perderlo si la junta aprueba la nueva normativa.

El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, podría perder la mayoría en la votación de la red social si deja su trabajo o termina sus servicios, según las nuevas normas propuestas por la junta. Las reglas, planteadas como parte de una reclasificación de las acciones de Facebook para ayudar a cumplir los planes de filantropía de Zuckerberg, serán votadas por los accionistas en una reunión anual el 20 de junio. El objetivo de estas normas para ir encaminado a facilitar a la compañía la contratación de un sucesor de Zuckerberg altamente cualificado, que no quede ensombrecido por el fundador o provenga de su familia.

Las medidas parecen ser más una precaución ya que Zuckerberg no ha dado muestras de querer dejar su trabajo. El ejecutivo de alto perfil cuenta actualmente con acciones de clase A y de clase B comunes que representan colectivamente el 53.8% del total de voto de la compañía. Bajo las normas actuales, si Zuckerberg dejara la compañía o finalizaran sus funciones por alguna razón, no se vería obligado a renunciar a su mayoría en la votación.  Zuckerberg también podría pasar sus acciones de Clase B comunes, y por lo tanto, su mayoría en el voto, a sus descendientes tras su muerte, dejando que el control del voto de la compañía pasara a través de múltiples generaciones, según un documento regulador de la compañía de la Comisión de Valores de Estados Unidos. Las acciones de clase A tienen un voto por acción, mientras que las de clase B tienen 10 votos por acción.

Un comité especial, formado en agosto para examinar la reclasificación de la estructura de capital o de voto de Facebook en vista de los planes a largo plazo de Zuckerberg para donar la mayor parte de sus acciones a la filantropía, ha recomendado nuevos términos que aseguren que Facebook  “no va a seguir siendo controlada por su fundador cuando deje de ser una compañía dirigida por su fundador”, según el documento indicado.

Sucesor cualificado

Por ello el comité y la junta directiva señalan que sería más difícil encontrar un sucesor cualificado si Zuckerberg mantiene la mayoría del control de voto de la compañía. Para evitar que tenga este control si deja su puesto, el comité ha propuesto nuevos desencadenantes automáticos, que con algunas excepciones, “requerirían la conversión de todas las acciones de clase B comunes en acciones de clase A si él deja de dirigir la compañía”.  Estos desencadenantes pueden “proporcionar un valor significativo a nuestra compañía al incentivar que Zuckerberg se mantenga en ella”, explica el documento.

Zuckerberg anunció en diciembre que iba a dar a la filantropía, a través de la Iniciativa Chan Zuckerberg, el 99% de sus acciones de la compañía. El CEO comentó que había informado al comité sobre sus planes de no vender o regalar más de 1 000 millones de dólares en capital de su compañía cada año durante los tres próximos años, y que su objetivo era mantener su posición de mayoría en un futuro próximo.

En un documento regulatorio de principios de año, Facebook comentó que aspiraba a crear una nueva clase de cotización pública, aunque sin derecho a voto de clase C, y de ser aprobada, emitir un dividendo único de dos acciones de esa nueva clase de capital social de cada clase A y clase B acción en circulación en manos de accionistas.

Las razones tenían que ver con que las acciones de clase C podían ser usadas para los objetivos filantrópicos iniciales de Zuckerberg, sin que perdiera el control de la compañía, ya que las acciones de clase C no tienen derecho a voto. “La emisión de acciones de Clase C de capital social podría prolongar la duración del control del voto de Zuckerberg, además de su capacidad para elegir a todos nuestros directores y para determinar el resultado de la mayoría de los asuntos sometidos al voto de nuestros accionistas”, apuntan en el documento. Es probable, que Zuckerberg también tenga la última palabra durante la votación de los accionistas del 20 de junio.

John Ribeiro

Una compra en privado de Dell fue una estafa para los accionistas

Un tribunal ha dictaminado que la compañía valía más de lo que Michael Dell y Silver Lake Partners pagaron por ella. Los compradores pagaron 13.75 dólares por acción dado a que su valor era de 17.62 dólares.

Michael Dell y Silver Lake Partners pagaron un 22% menos por Dell cuando se hicieron con la compañía en 2013 mediante una opa y ahora tendrán que pagar muchos más millones de dólares a los socios que se opusieron al acuerdo, según ha dictaminado un tribunal de Delaware.

A pesar de que los compradores desembolsaron 24 900 millones de dólares, o lo que es lo mismo, 13.75 dólares por acción, el valor de mercado real de la compañía en ese momento era de 1.62 dólares por acción. La decisión se produce en respuesta a la demanda interpuesta por una serie de inversores de Dell que se sintieron estafados con el trato. A través de una demanda de tasación, los inversores pidieron al tribunal que determinara el valor de sus acciones en aquel momento. Sólo los socios que votaron en contra del acuerdo tienen derecho a la indemnización que, al parecer, será de alrededor de 35 millones de dólares. Los dueños cerca de 5.5 millones de acciones se han visto afectadas por la decisión.

Curiosamente, debido a unas complicaciones que el juez Travis Laster  calificó de “bizantinas” en el proceso de votación, uno de los mayores opositores del acuerdo votó a favor por error. Eso, a su vez, deja a la compañía unos 30 millones de acciones inadmisibles para la compensación. Dell no ha respondido a los comentarios y Silver Lake por el momento no hace comentarios al respecto.

Katherin Noyes

 

Twitter saldría a bolsa con un precio de 17 y 20 dólares por acción

Twitter indicó que su intención es fijar el precio inicial de su salida a bolsa en entre 17 y 20 dólares.

En un comunicado enviado a la Comisión del Mercado de Valores (SEC) de Estados Unidos, Twitter señaló que quiere poner 80.5 millones de acciones en circulación, (70 millones de éstas saldrán a la venta en la bolsa de Nueva York, mientras que las otras 10.5 millones de acciones se repartirán entre las entidades que se están encargando de llevar acabo la salida a bolsa de Twitter).

Con base en estas cifras, Twitter espera obtener un máximo de 1,610 millones de dólares.

El pasado 13 de septiembre, la compañía anunció mediantes un tuit que ya había dado el primer paso para su salida a bolsa, al presentar la documentación requerida (S-1). La intención de Twitter, tal y como se anunció en un primer momento, era captar mil millones de dólares para su salida a bolsa.

No es la primera que incursiona en Wall Street

Twitter, una red social fundada por Jack Dorsey en el 2006, ha ido ganando popularidad mundial poco a poco. Se estima que tiene más de 200 millones de usuarios, los cuales generan unos 65 millones de tuits al día.

La primera red social en salir a bolsa fue LinkedIn, que en mayo del 2011 presentó una oferta pública inicial de 7.8 millones de acciones a 45 dólares cada una. LinkedIn salió a bolsa contando con 100 millones de usuarios profesionales en 200 países.

Tras meses de rumores y reunión por parte de los principales directivos de Facebook en busca de inversionistas, en mayo del 2012 Facebook incursionó en la bolsa de Nueva York. El valor inicial de las acciones de Facebook fue 38 dólares por acción, lo que implicó una valoración de la red social de 104 mil millones de dólares. Sin embargo, a pesar de la expectación generada, la salida a bolsa de Facebook no fue lo esperado.