Etiqueta: agricultura

Cómo se aplica el Big Data en el área de la agricultura

En la era de la información, aplicar tecnologías como Big Data al agro, resultan imprescindibles para la toma de decisiones inteligentes, que reduzcan el uso de insumos para la producción y maximicen los resultados. De esta manera, se optimizan los procesos y el trabajo se vuelve más competitivo y eficiente.

La agricultura del futuro ya llegó. Con el uso de diferentes aplicaciones podemos mejorar la calidad de los alimentos, obtener información de las condiciones climáticas, el estado del suelo, los cultivos plantados; además de ahorrar recursos naturales durante la producción.

La tecnología Big Data abre una puerta de oportunidades para el análisis de datos. En el campo, saber cuántas semillas se usan, cómo es el tipo de suelo en el que se realizará la siembra, la cantidad exacta de insumos que se necesitan en cada ambiente, es información que puede usarse para realizar una evaluación global que permita proyecciones más precisas optimizando el uso del tiempo y recursos.

Las distintas aplicaciones con las que se puede contar para utilizar información aplicada a la siembra permiten desde monitorear anomalías en los cultivos como enfermedades, plagas o necesidad de nutrientes; hasta el procesamiento de grandes volúmenes de datos existentes de manera simple, como series históricas de clima, mapas de suelos y rendimientos de las campañas anteriores.

Gracias al procesamiento de estos datos, el productor puede tomar decisiones clave desde una Tablet o una computadora, teniendo toda la información que necesita en tiempo real. Ya sea con sensores, el uso de imágenes y drones, o hasta con los mismos tractores que utiliza en el campo, se pueden recoger miles de datos.

Con información como cuáles son los sectores más fértiles para sembrar, qué parte del suelo necesita mayor riego, o qué metro cuadrado de nuestro cultivo tiene algún tipo de plaga, se puede seleccionar con mayor precisión qué tratamiento tendrá cada porción del campo, y de esta manera utilizar menos recursos obteniendo una mayor ganancia.

Pero no todo es ahorro de dinero. Gracias al uso de la tecnología Big Data, podemos ganar tiempo y ayudar al medio ambiente. Ya que no hará falta usar la misma cantidad de fertilizante en toda la plantación, ni regar con la misma intensidad cada metro cuadrado, se ayuda a mantener una agricultura sustentable.

Éstas herramientas se pueden aplicar también a la actividad ganadera. Existen distintos tipos de sensores y chips que permiten monitorear la trazabilidad de un producto desde el inicio hasta su llegada a la góndola. Además, con datos como el estado del animal, la temperatura corporal, posibles afecciones, etc; se puede llevar un registro detallado y aplicar las soluciones necesarias en el momento preciso generando un valor agregado y previniendo problemas futuros.

Omar Vigetti, Big Data & Analytics Solution Architect LAD de Oracle

 

Drones: aliados para modernizar el campo mexicano

Los cultivos agrícolas son vitales para la economía y alimentación en México, sin embargo, su extensión se ha reducido por diversos factores como la urbanización, deforestación, cambio climático y plagas, por lo que la seguridad alimentaria podría verse amenazada en un futuro cercano.

Según pronostica el informe “El futuro de la alimentación y la agricultura”, realizado por la FAO en este año:

Para el año 2050, en el mundo habrá unos 10,000 millones de habitantes, lo cual impulsará la demanda global de productos agrícolas en un 50% más sobre los niveles actuales.

Para mejorar las tierras cultivables y contribuir al crecimiento de su producción, la empresa mexicana Agrodrone propone el uso de la tecnología como arma contra los desafíos de la agricultura: “Con el uso de drones y software es posible la modernización del campo mexicano para hacerlo más competitivo y reducir los costos de operación, con el fin de que el productor agrícola tenga más liquidez para mejorar sus procesos y obtenga alimentos de gran calidad”, asegura Cristian Engemman, director y fundador de Agrodrone.

Los vehículos aéreos utilizados por Agrodrone hacen una inspección de los terrenos de cultivo. Mediante fotografías y un programa de cómputo hacen un análisis de datos y exponen la salud de la planta, la elevación del terreno, daños en ciertas zonas por exceso o falta de agua, áreas donde las semillas no germinan y partes en donde hay plagas o roedores que pueden afectar los cultivos. Después de estos análisis, se determina si los terrenos deben fumigarse o se les debe colocar un fertilizante para mejorar o proteger las plantas y no disminuir la producción esperada.

La compañía de origen poblano cuenta con un modelo de drone capaz de cargar hasta 10 litros de líquido para fumigar o fertilizar hasta 20 hectáreas de cultivo en un día completo sin descanso, ya que cuentan con varias pilas portátiles para recargar al aparato cada vez que lo requiera. El drone puede soportar altas temperaturas de frío o calor, es contra el agua y puede trabajar incluso cuando hay neblina.

“Cada cultivo siempre tiene entre 20 y 30% de pérdida de producción debido a malas semillas o por condiciones climáticas. Gracias a nuestra tecnología, de esa cantidad, nosotros reducimos entre 10 y 15% las pérdidas, de tal manera que ayudamos al productor agrícola a reducir sus costos y mejorar la calidad de sus productos”, comentó Engemman.

Es importante mencionar que el drone nebuliza el producto, es decir, no coloca el líquido como si fuera una manguera o una regadera, con lo cual las gotas son más pequeñas y por tanto la planta puede absorberlas mucho más rápido y en mayor cantidad, sin despreciar el fumigante o fertilizante. Los aparatos pueden trabajar en cualquier tipo de cultivo. Agrodrone ha trabajado con éxito con higos, naranjas, limones, lechugas, cañas, tomates y maíz.

Una de las ventajas de utilizar drones es que el productor agrícola ya no necesitará personal humano para fumigar, ya que hay químicos que pueden dañar la salud; por otro lado, las labores de análisis del terreno y la fumigación se realizan en mucho menor tiempo que si lo hicieran humanos.

 

N. de P.

Drones benefician sectores como transporte, agricultura e infraestructuras

Para transporte, la agricultura y las infraestructuras son los sectores en los que el uso de esta tecnología está aportando mayores beneficios.

PwC ha dado a conocer los datos obtenidos de su estudio “Clarityfromabove”, el cual pronostica los beneficios de las principales aplicaciones comerciales de los drones en diferentes sectores. Dentro de los resultados, el mercado de esta tecnología está en auge y podría generar oportunidades de negocio por valor de 127.000 millones de dólares en todo el mundo, siendo las infraestructuras, la agricultura y el transporte, por ese orden, las áreas en que la aplicación de los drones ha generado mayores ingresos. Pero no sólo se han tenido en cuenta los propios drones sino también las aplicaciones en los negocios de los mismos como por ejemplo la alta capacidad de capturar datos.

La llegada de la transformación digital y, en concreto, el uso y aplicación de los drones, está permitiendo a muchas empresas cambiar sus modelos de operaciones y generar nuevas oportunidades de negocio. Pero como se desprende del estudio, cada sector es diferente y es necesario analizar las necesidades de cada uno de ellos para aplicar las soluciones adecuadas en cada caso. El sector de las infraestructuras es uno de los que ha generado más oportunidades de negocio derivadas del uso de los drones, con 45 200 millones de dólares. En su caso, el uso de los drones no sólo puede beneficiar en el ámbito de la seguridad y en los trabajos de riesgo, sino también en la recopilación de datos, por ejemplo, durante el proceso de construcción. En su fase inicial, su capacidad para captar imágenes en alta resolución permitiría el modelado 3D y proporcionaría información sobre el estado a propietarios e inversores. Según apunta el informe, también se podría ahorrar tiempo y dinero en las inspecciones de los procesos de mantenimiento.

El tercer sector, señala el estudio a la agricultura, en el ranking de PwC es el del transporte, en el que se están generando algunas de las principales oportunidades de negocio. Según el informe este sector ha generado ingresos por valor de 13 000 millones de dólares. Y es que grandes compañías como Amazon o Google han empezado a hacer pruebas para utilizar los drones en los repartos de sus productos.

En el caso concreto de Amazon, su objetivo es ofrecer entregas en menos de 30 minutos a un costo de 10 centavos de dólar. El costo actual de este servicio en entregas en un radio de 10km por transporte terrestre se sitúa entre los 2 y los 8 dólares por lo que el ahorro sería sustancial. También en el sector del transporte pero enfocados a su aplicación en  la salud, se espera poder enviar un desfibrilador a 100 km/h lo que podría aumentar la tasa de superación en caso de ataques entre un 8% y un 80%.

Otros sectores que podrían beneficiarse del uso de drones, según el informe, serían las aseguradoras, por ejemplo para valorar la situación en zonas que han sufrido catástrofes naturales; los medios de comunicación y la industria del entretenimiento, para tomar imágenes aéreas; en las telecomunicaciones; la seguridad o la minería, para reemplazar a los humanos en tareas peligrosas.

Entre las barreras para la adopción de los drones identificadas por el informe se encuentran principalmente las barreras legales y de regulación de los diferentes países, la cobertura de las aseguradoras, la seguridad de las operaciones llevadas a cabo por drones o la privacidad.

PwC ha creado un centro de excelencia para fomentar y explotar las soluciones impulsadas con drones que tendrá su sede en Polonia, el primer país en crear un marco legal para el uso de estos dispositivos desde 2013.

Toñi Herrero Alcántara

Aumentan las amenazas, pero faltan profesionales de seguridad TI: Cisco

Aumentan amenazasCisco advirtió sobre el alarmante aumento y sofisticación de los ataques a la seguridad TI, y que el volumen de vulnerabilidades ha alcanzado niveles nunca vistos. Esto, sumado al déficit de un millón de profesionales de seguridad, está mermando la capacidad de las organizaciones para proteger sus redes, según la compañía.

En su Informe Anual de Seguridad 2014, Cisco dibuja un panorama desalentador sobre el estado actual de la ciberseguridad. No en vano, las amenazas son cada vez más sofisticadas y han alcanzado un nivel alarmante, mientras el número total de vulnerabilidades ha experimentado su mayor crecimiento desde el año 2000. Eso sin contar con el importante déficit de profesionales de seguridad, cifrado en más de un millón.

Del informe se extrae que los ataques sencillos han dado paso a operaciones cibercriminales organizadas más sofisticadas, financiadas y capaces de causar un gran daño económico y de reputación a las organizaciones.

Para ello aprovechan nuevos frentes de ataque y se apoyan en nuevas técnicas que combinan el robo de claves y credenciales mediante ingeniería social, con infiltraciones ocultas a simple vista y se valen de la confianza depositada en servicios de banca online y redes sociales.

También se ha producido un crecimiento exponencial de dispositivos móviles y ambientes de nube, que han ampliado el campo de acción de los atacantes.

Entre las claves a destacar de 2013, Cisco señala que las vulnerabilidades y amenazas alcanzaron su mayor nivel. De hecho, a octubre de 2013, el total de alertas anuales acumuladas se incrementó un 14%. Tal es la sofisticación de las tácticas utilizadas por los cibercriminales, que han superado la capacidad de los departamentos de TI, y muchas de organizaciones no cuentan con el personal o los sistemas necesarios para monitorizar sus redes, detectar amenazas y actuar de forma proactiva.

Las amenazas más peligrosas

Sobre las amenazas más peligrosas, Cisco señala que las mayores redes corporativas generaron tráfico hacia sitios web que albergan malware. Asimismo, los ataques de denegación de servicio distribuidos (DDoS) aumentaron tanto en volumen como en gravedad, y los troyanos multi-propósito constituyeron la amenaza web más habitual, representando el 27% del total de amenazas detectadas en 2013, seguidos de los scripts maliciosos y los troyanos diseñados para robar datos.

Java fue el lenguaje de programación más explotado por los cibercriminales, mientras que Android acaparó el 99% de todo el malware móvil. Finalmente, los sectores más afectados fueron los de la industria química y farmacéutica, la fabricación electrónica, agricultura y minería, así como los de energía, gas y petróleo, informó Cisco.