Etiqueta: banca

Tecnologías que transformarán el sector financiero mexicano

La transformación digital está permeando en todas las industrias y el sector financiero no es la excepción. Hoy vemos cómo el sistema tradicional de sucursales bancarias está migrando a un sistema inteligente de bancos digitales basados en nuevas tecnologías y con miras a la “Omnicanalidad”.

De acuerdo con un estudio realizado por Bancomext, el 88% de las instituciones financieras a nivel global cuentan con una estrategia para lograr que la tecnología sea el habilitador principal de su oferta de productos y servicios financieros.

De manera adicional, actualmente existen 2 mil millones de usuarios de banca móvil, lo que representa el 50% de todos los usuarios de banca a nivel global.

El sector financiero mexicano está adoptando el uso de nuevas tecnologías para adaptarse mejor a las necesidades de los clientes, entre las que destacan:

  1. Billetera electrónica: Entre los beneficios que pueden brindar los bancos con esta tecnología está la reducción de fraudes, el incremento de la población bancarizada y de la fidelidad de los clientes.El aumento de dispositivos móviles inteligentes con capacidades de comunicaciones cercanas (NFC) está impulsando el uso de la billetera móvil.

 

  1. Internet de las cosas:El uso de IoT está facilitando la interacción omnicanal mediante la introducción de nuevas formas de automatización en los procesos de los clientes y las instituciones financieras. En un futuro cercano permitirá a las organizaciones lanzar nuevos servicios y generar ingresos adicionales, así como brindar una mejor experiencia del cliente y conseguir mayores niveles de fidelización con la marca.

 

  1. Análisis predictivos: El uso de analíticos predictivos para la exploración de los datos no estructurados, se puede utilizar como una herramienta importante de inteligencia en la banca. Esta tecnología requiere de datos provenientes de diversas fuentes como: transacciones, opiniones de clientes y atención a clientes en redes sociales con el fin de ajustarlos servicios cuando el mercado lo demande.

 

  1. Tecnología biométrica:En la era de los bancos inteligentes, las instituciones financieras se están apoyando fuertemente en tecnologías avanzadas como la biometría, en otras palabras,la lectura de huellas digitales, el reconocimiento de voz y el escaneo de iris. La biometría ofrece mayor seguridad a usuarios y también evita el problema del olvido las contraseñas por parte de los clientes.

 

  1. Computación cognitiva:Esta tecnología está mejorando significativamente la detección de fraude en forma temprana, tomando como punto de partida la auto-renovación de algoritmos mejorados y el monitoreo constante de todas las transacciones de los clientes.

 

Con la digitalización de la banca se ha incrementado también las amenazas de seguridad, lo cual implica que las instituciones estén planeando invertir en tecnología de seguridad durante los próximos años. Según  una investigación de NEC realizada por Frost & Sullivan,se vislumbra que el mercado global de tecnologías de seguridad para la industria financiera creceráa US$ 36,880 millones en 2024.

 

Por: Federico Caballero – gerente de Seguridad y IoT para NEC México.

Qué deben hacer los bancos para llamar la atención de los usuarios desde el celular

Los datos analizados arrojan una dependencia de los usuarios hacia su celular cada vez más apabullante. Precisamente por ello la compañía catalana destaca la importancia de que los bancos, así como el resto de las marcas, adopten una actitud comunicativa racional, responsable y basada en un único principio; ser relevante para sus clientes.

“Actualmente los usuarios miran la pantalla de su celular más de 150 veces al día y ello demanda ser muy certero en cuanto al contenido que queremos hacerle llegar. No podemos ser uno más de las notificaciones que se encontrará en su pantalla cuando tenga medio segundo para echar un vistazo a su celular”, reflexionó Oriol Ros, Director de Marketing de Latinia.

Según datos el 87% de los usuarios tiene su celular a menos de un metro de distancia las 24 horas del día (incluso cuando duerme). En promedio el usuario de un smartphone tiene descargadas casi 30 Apps en su celular, pero apenas utiliza de 5 a 6. El espacio de una pantalla, de entre los 3 o 4 slides que tenga ocupadas por aplicaciones abiertas, es hoy por hoy un espacio más caro que una parcela del mundo del real state. La esperanza de vida de una App en la pantalla de un celular es del 3% pasados 30 días.

“No hay recurso más escaso que el espacio activo de un celular, y por eso nuestra recomendación es que hay que saber seducir a este cliente en las distancias cortas, sobre todo al principio de la relación. Si un cliente se va, no vuelve, y ese espacio lo ocupará la App de su proveedor de TV por cable o cualquier otro servicio”, destacó Ros.

En toda esta arrolladora lógica de números y porcentajes queda claro que sólo los que sepan utilizar bien el contexto del cliente, como consumidor, geográfico, o conductual, serán los que se ganen la tan deseada –y milagrosa- atención de su cliente. “Las notificaciones de un banco compiten con las recomendaciones de Netflix o de Amazon, que hicieron de los datos el principal principio operativo y relacional; los bancos deben poner hoy sus esfuerzos para hacer lo mismo y ocupar este espacio”, finalizó el ejecutivo de Latinia.

N. de P. Latinia

Cómo platear una estrategia de banca digital para un servicio más inclusivo

Durante la 80ª Convención Bancaria de la Asociación de Bancos de México, se planteó, como uno de los principales objetivos para el sector financiero, el crecimiento de la bancarización de la población.

El 35% de la población bancarizada, en uno de los países con mayor desarrollo de América Latina, es imperante implementar una estrategia que haga viable el alcance de servicios bancarios en la base de la pirámide. Principalmente porque éste grupo es el más importante para el desarrollo económico del país y donde se concentra la mayor parte del sector empresarial, de pequeñas y medianas empresas que generan un gran movimiento financiero.

La meta de la misma Asociación es atraer a la formalidad a más de 50 millones de mexicanos que hoy están fuera del sistema bancario. ¿Cómo es posible integrar a la población que tiene limitaciones geográficas, económicas, incluso sociales, a una dinámica financiera? La respuesta está relacionada con los beneficios que la transformación digital ha traído al sector: movilidad, independencia, seguridad, alcance e inmediatez. Estos puntos deben ser integrados por los bancos en su estrategia de banca digital donde, además, ofrezca diversificación de servicios financieros, acotados a perfiles de usuarios, transacciones, montos y hasta divisas.

Si bien los canales digitales han sido parte importante para el incremento de la participación de los usuarios bancarios, esto no significa una práctica inclusiva para la población restringida de infraestructura de redes o que carece de conocimiento sobre los diversos productos a los que podrían tener acceso y que, incluso, podría ayudarle a una mejora en su perfil financiero.

La estrategia de banca digital que implementen los bancos debe considerar el estudio profundo de los diversos tipos de perfiles de usuarios, con el fin de enfocar su oferta de productos, alcances, modos de operación y hasta cobertura.

Actualmente, existen proyectos digitales que apoyan a las instituciones financieras en la implementación de este tipo de estrategias, brindando herramientas de fácil acceso, intuitivas y que promueven el uso inteligente de los recursos de los usuarios, con requerimientos mínimos de tecnología y conectividad, que facilitan la adopción e integración en sus transacciones.

Aunque los avances tecnológicos y el alcance de las redes 4G ha ido en aumento, existen otras alternativas que pueden hacer eficiente el intercambio de información necesario para establecer una dinámica transaccional entre una entidad financiera y un usuario con un perfil debajo de la media. Por ejemplo, los mensajes push siguen vigentes y pueden ser la base de comunicación para abarcar a los diferentes extractos sociales, ya que funcionan con redes limitadas y dispositivos básicos; esto, integrado a una plataforma que ofrezca más servicios (que los comunes), puede hacer la diferencia en la adquisición de clientes de una institución financiera tradicional.

Otra muestra de esta implementación son los códigos QR que, como se ha demostrado en otros países de la región, pueden ser útiles como verificadores de transacciones o para la consulta del estado de cuenta de los clientes.

Interconectar cada vez más a los usuarios con la industria financiera hará posible la evolución paulatina de la forma en que operan comercios y negocios en diferentes comunidades, en México y América Latina. Para lograrlo, es necesario que estos últimos lideren la oferta de servicios y posibilidades, por ejemplo, al habilitar la operación a través de corresponsales bancarios, que puedan aceptar transacciones y ofrecer opciones de financiamiento.

En este contexto, una estrategia digital para los bancos debe considerar una serie de criterios para ser exitosa; la universalidad y el bajo costo o gratuidad, ser completamente flexible y adaptable a necesidades diferente son la clave para desarrollar proyectos de inclusión financiera.

Marcelo Fondacaro, Director Comercial de VeriTran

 

Cómo ser disruptivos en la banca sin empezar de cero

La transformación digital infiere dejar atrás una visión análoga y desconectada de gran parte de los procesos internos y externos de una empresa. Esto es un tema que se ha hablado en todas las industrias, y la banca no es la excepción. Sin embargo, dar el mensaje correcto de cómo se puede implementar ha sido complicado, tanto que muchos actores del sector bancario no visualizan cómo aprovechar la tecnología sin ser demasiado disruptivos en su negocio.

Ante un enorme panorama de competencia entre bancos, startupsfintechs, ofertas e ideas digitales, hay puntos de vista encontrados que causan incertidumbre y dan la idea errónea a los bancos que deben cambiar toda su infraestructura y arquitectura robusta, lo que representa un costo muy grande de dinero y tiempo, haciendo que los tomadores de decisiones se paralicen o sólo se aventuren con soluciones temporales y de poco impacto.

El gran reto en la industria bancaria y financiera es reforzar las estrategias alrededor de la digitalización para dar la certeza de que el camino que se sigue es el correcto.

Esto se logra gracias al trabajo de un equipo dedicado a identificar oportunidades innovadoras para cliente, pero también con un acercamiento distinto al tema. Los aliados de las instituciones hacia la digitalización deben saber abordar desde el punto de vista del negocio y sus prioridades.

La pregunta correcta no es cuánto cuesta hacerlo, sino cuánto costará que no se haga. Cada institución tiene una posición, crecimiento, tamaño y prioridades diferentes, por lo que es difícil encontrar para cada uno de ellos el precio que podrían pagar por no hacer nada sin tener el contexto completo de su situación actual; para algunos puede ser apenas 5% de su ganancia anual, pero esa misma cantidad puede constituir 50% de las ganancias de una institución más pequeña.

Lo que no está en duda es que, en las empresas de hoy, la transformación digital ya no es una opción, sino algo qué encaminarse para enfrentar los retos que vienen. Pero, ¿realmente se debe tirar todo y empezar de nuevo? La respuesta se ha dado en varios foros y han llegado a la conclusión de que no es arrancar de cero. En este sentido, Mckinsey & Company publicó el año pasado un artículo que hablaba de la arquitectura a dos velocidades: podrías conservar tu modelo tal como está hoy, pero tener una arquitectura en paralelo o por encima de ella para digitalizarse de forma paulatina. Esta estrategia ayuda a mitigar el riesgo y crear estrategias que sean convenientes para las necesidades de los bancos.

Llevar a cabo cualquiera de estas metodologías ayuda a las instituciones a transicionar hacia una nueva manera de trabajar y procesar información, sin descartar toda su arquitectura. Constituye, además, una manera más estable de trabajar, permite innovar en soluciones para el usuario y  reaccionar de manera dinámica y en tiempo real para proveer ofertas personalizadas a los clientes.

Este proceso no es tan invasivo como podría llegar a parecer y el costo por implementarlo es mínimo, en comparación lo que cuesta quedarse atrás. Por tal motivo, SAP ofrece la asesoría y guía necesaria de la mano de expertos en temas del mercado y en ingeniería de valor que buscan los casos de negocios que sustenten lo que se pueden ofrecer. Los ingenieros se encargan de viabilizar el proyecto; los arquitectos verán todo lo relacionado a la estructura bancaria y planearán una estrategia adecuada para cada necesidad, encontrando las soluciones e interfaces en un ecosistema digital efectivo y amigable para la transición de la institución bancaria hacia lo digital.

 

Por: Fabián Ruiz, director de Arquitectura para Banca en SAP México

Biometría y aprendizaje automático incrementa la confianza en la banca online

Gemalto presentó su Gemalto Assurance Hub, un enfoque innovador para la prevención del fraude en la banca online. Esta nueva plataforma impulsada por aprendizaje automático, analiza el perfil y el comportamiento de los clientes en tiempo real. Además, solo activa las medidas de autenticación adicionales cuando es necesario, proporcionando una experiencia agradable para el usuario.

Actualmente, los bancos prestan una mayor cantidad de servicios digitales. Con ello, están también expuestos a ciberataques más sofisticados. Por esta razón, es necesario que puedan distinguir los usuarios auténticos de los que pueden ser un fraude. De esta manera, ofrecen un servicio sin complicaciones a los clientes legítimos y bloquean a los usuarios sin autorización. Cabe destacar que las instituciones financieras también deben cumplir con las últimas regulaciones bancarias como la Directiva de Servicio de Pago Revisada definida por la Autoridad Bancaria Europea (PSD2) y el apéndice Apéndice del Consejo Examinador de Instituciones Financieras Federales (FFIEC) analiza los riesgos y recomienda la mitigación en el área de pagos minoristas.

Gemalto Assurance Hub se basa en los macrodatos, es decir, procesa millones de transacciones construidas a partir de miles de atributos (tales como el perfil de dispositivos, la ubicación, el comportamiento del usuario, los datos biométricos o el estilo del teclado numérico) para analizar el comportamiento en tiempo real y activar chequeos de autenticación adecuados cuando sea necesario. Por ejemplo, si alguien realiza una transferencia de alto valor desde una ubicación insólita, posteriormente se solicitará una autenticación biométrica adicional para validar la transacción, como: la huella dactilar o el reconocimiento facial. Un beneficio para el usuario desde una seguridad no invasiva dentro de un ambiente de confianza.

“Un estudio reciente de la firma destaca que el 44 % de los clientes abandonarían su banco en caso de que ocurriera una violación de la seguridad y un 38 % se cambiaría a la competencia que ofreciera un mejor servicio. Al mismo tiempo, los clientes padecen tanto el rechazo injustificado como demasiados pasos de autenticación cuando usan la banca online o a través de su celular”, dijo Bertrand Knopf, vicepresidente ejecutivo de banca y pagos de Gemalto, “El desafío es minimizar y simplificar los procedimientos de seguridad, sin comprometer la confianza en el ámbito de la banca digital. Esto es lo que Gemalto Assurance Hub hace con tanta facilidad”.

¿Qué diferencia hay entre Gemalto Assurance Hub y los sistemas de prevención de fraude bancario actuales?

El Gemalto Assurance Hub es la única solución que ofrece a los bancos una sola plataforma que integra las mejores tecnologías de detección del fraude. Se presenta con una política única y una consola de información contra el fraude.

La plataforma utiliza un enfoque de centro flexible, puede integrar fácilmente las soluciones existentes de los bancos, así como evolucionar con el tiempo para incluir la última tecnología para protección.

N. de P. Gemalto

El 80% de la banca no confía en su capacidad para detectar ciberataques

Los clientes de bancos y aseguradoras tienen el índice más alto de confianza en la ciberseguridad de los sistemas de las entidades: su índice de confianza es del 83% es significativamente mayor que el de cualquier otro sector, siendo el 28% para las empresas de comercio electrónico y un 13% para las de telecomunicaciones y retail.

Sin embargo, las entidades financieras no comparten este sentimiento, pues solo uno de cada cinco directivos (21%) tiene alta confianza en su capacidad para detectar un ciberataque, por no hablar de su capacidad para defenderse de él. Esta es la conclusión de un informe elaborado por Capgemini, a través de su Instituto de Transformación Digital, bajo el título The Currency of Trust: Why Banks and Insurers Must Make Customer Data Safer and More Secure.

El estudio ha sido aplicado a un total de 7,600 consumidores y más de 180 altos ejecutivos del ámbito de la seguridad y la protección de datos de bancos y aseguradoras en ocho países europeos (Francia, Alemania, India, Países Bajos, España, Suecia, Reino Unido) y Estados Unidos. Las conclusiones ponen de relieve la brecha existente entre el nivel de confianza que los consumidores tienen en los bancos y aseguradores y la realidad.

Confianza y seguridad

La mayoría de los clientes considera que confiar en la protección de sus datos personales y la seguridad son factores extremadamente importantes a la hora de elegir una entidad (65%). No obstante, parece que los consumidores confían instintivamente en bancos y aseguradoras, sin una razón fundamentada para ello. La divergencia entre la percepción de los consumidores y la realidad se constata principalmente en el hecho de que, si bien una de cada cuatro entidades ha denunciado haber sido víctima de un ciberataque, solo un 3% de los consumidores cree que su entidad ha podido ser víctima de cibercriminales. Es decir, una diferencia de 23 puntos. En el caso de España, esta divergencia es de 32 puntos.

A pesar de las enormes inversiones que las entidades financieras, especialmente los bancos, están realizando para garantizar la seguridad de sus sistemas, el número y la frecuencia de las violaciones de datos van en aumento. La rapidez con la que cambian las amenazas y la falta de claridad entre los órganos de gobierno podrían explicar el hecho de que, aunque con elevados niveles de inversión, el 71% de las entidades no cuenta con una estrategia efectiva de seguridad ni con políticas sólidas de protección de datos.

El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la UE, que será aplicable a partir de mayo de 2018, obligará a las organizaciones a informar de las violaciones de datos sufridas en un plazo de 72 horas si no quieren ser objeto de una sanción elevada. Aunque es normativa de la UE, el Reglamento se aplicará a compañías que, residentes o no en Europa, traten datos personales de ciudadanos europeos, por lo que se prevé que también afecte a bancos y aseguradoras de Estados Unidos, Reino Unido y Asia. A pesar de su obligatoriedad y de que solo falta un año para su aplicación, solo un tercio de los directivos consultados (32%) considera que su empresa ha avanzado considerablemente en la adopción de las medidas que marca el Reglamento.

A pesar de la confianza instintiva de muchos usuarios en sus bancos y aseguradoras en materia de protección de datos, es más que probable que tomasen medidas si dicha confianza se viera comprometida. Tres cuartas partes (74%) de los consumidores cambiarían de entidad en caso de una brecha de ciberseguridad. Entre los clientes que seguirían con su entidad a pesar del riesgo, más de una cuarta parte afirmó que tendría reservas a la hora de realizar nuevas inversiones. Los clientes españoles son más tajantes y un 90% cambiaría de entidad si supiera que ha sufrido un ciberataque.

CIO

 

Cómo la tecnología transformará los bancos en 2017

En los últimos 12 meses, se ha notado un cambio tecnológico en el sector financiero con la puesta en marcha de bancos digitales, el desarrollo de sistemas basados en blockchain, el aumento de la adopción de la nube y una creciente amenaza a la seguridad cibernética.

La evolución del blockchain continúa

El interés en las cadenas de bloques ha continuado creciendo en 2016 con algunos de los mayores proyectos piloto de bancos destinados a la racionalización de los procesos. Royal Banck of Scotland, Barclays y Santander están entre los que actualmente están creando aplicaciones basadas en blockchains en áreas tales como pagos internacionales.

Por un lado, existe una reanudación de las expectativas de lo que puede lograr la tecnología en libros de contabilidad en un futuro próximo. Muchos comentaristas de la industria pronostican que tomará la mejor parte de una década para que los sistemas basados en blockchain tengan un uso generalizado.

Sin embargo, los analistas de IDC esperan que la primera oleada de sistemas de cadenas de bloques pasara de una etapa de prueba a la producción que se centrará en el financiamiento del comercio, con una serie de proyectos piloto que se materializarán el próximo año. En su informe “FutureScape: Worldwide Financial Services 2017 Predictions”, IDC describe las finanzas comerciales como un área que “sigue siendo fundamentalmente basada en papel, mercantilizada e ineficiente”, lo que la convierte en un buen candidato para las aplicaciones de blockchain.

El ecosistema de proveedores de blockchain continúa evolucionando este año con empresas como IBM y Microsoft lanzando productos y servicios para apoyar el desarrollo de sistemas de contabilidad distribuidos en el sector financiero. Los proveedores de servicios están dispuestos a capitalizar el interés en la tecnología, y se están posicionando rápidamente para asesorar a los clientes que están dispuestos a poner en marcha proyectos piloto.

Peter Roe, director de investigación de TechMarketView, dijo que el ecosistema de bloque de bloques continuará madurando el próximo año, con la colaboración de pequeñas empresas de fintech y proveedores mejor financiados y más establecidos.

El cibercrimen seguirá siendo una preocupación para los bancos

Las ciberamenazas han sido uno de los grandes temas en todas las industrias durante 2016, y para el sector de servicios financieros no ha sido diferente. Una de las más altas brechas sufridas fue el robo de 81 millones de dólares del Banco Central de Bangladesh a través de transferencias SWIFT, un atraco que casi resultó en un robo de mil millones de dólares.

Según el director de Banca minorista de Fujitsu de Reino Unido e Irlanda, Anthony Duffy, la ciberdelincuencia es una prioridad para los directores de las instituciones financieras y protesta por la poca conciencia de que las amenazas aumentarán. A pesar del aumento de la inversión en prevención, existe la probabilidad de que se produzcan más ataques el próximo año, lo que fomentará un mejor intercambio de información entre los prestamistas.

Cloud computing impulsará la eficiencia y apoyará la prestación de nuevos servicios

El sector financiero ha sido uno de los más lentos en adoptar la computación en la nube pública, comprensible dada la naturaleza fuertemente regulada de la industria. Pero con la publicación de una guía en la nube de la Autoridad de Conducta Financiera a principios de este año, ahora parece haber menos barreras.

Mientras que la modernización y la gestión de la infraestructura heredada siguen siendo un foco para la mayoría de los grandes bancos, la computación en nube ayudará a desarrollar e implementar nuevos servicios digitales más rápidamente a medida que compitan con firmas más ágiles. Muchos bancos han estado utilizando software como herramientas de servicio, como Salesforce y ServiceNow, desde hace años. Pero la infraestructura como servicio se está convirtiendo cada vez más en una opción para construir aplicaciones orientadas al cliente e incluso para alojar sistemas centrales para empresas más pequeñas.

Según los analistas de IDC, la adopción de la nube en el sector financiero es cada vez más común. A finales del próximo año “por lo menos el 65 por ciento de las Instituciones de Servicios Financieros (FSI) a nivel mundial ya habrían implementado soluciones de nube para soportar cargas de trabajo y servicios de producción”.

Los bancos digitales se hundirán o triunfarán

Una serie de nuevos bancos lanzados este año con un enfoque en la prestación de servicios a través de dispositivos móviles. Sin embargo, mientras que se han concedido licencias bancarias para estos desafiadores digitales, sus entradas en el mercado han sido inciertas hasta ahora. Esto es probable que cambie el próximo año y vamos a ver qué nuevos prestamistas tienen éxito en la atracción de clientes.

Redacción

 

Tendencias para 2017 en el sector financiero y de seguros

La firma especializada en el sector financiero y seguros, Capgemini, ha dado a conocer algunas de las principales tendencias en estos sectores en 2017.

En el sector bancario destacan:

– Mejora de la seguridad ante las cada vez más numerosas y graves amenazas cibernéticas. Con objeto de combatir el robo de identidad y el fraude, los bancos recurrirán a tecnologías como blockchain y a las autentificaciones biométricas para la realización de pagos.

– Adopción de API abiertas, que acelerará la tendencia hacia el papel de los bancos como plataforma. Las entidades financieras comenzarán a abrir sus API (Application Programming Interface) para permitir a las Fintech y otros intermediarios y desarrolladores crear una amplia variedad de servicios más innovadores y cercanos al consumidor, que estarán disponibles en forma de aplicaciones alojadas en su plataforma.

– Incremento de la inversión para el desarrollo tecnológico. Los bancos reforzarán su apuesta de inversión en innovación con el objetivo de desplegar tecnologías emergentes, como la inteligencia artificial o la realidad aumentada.

– Más migraciones de los bancos a la nube, que desencadenarán la venta de los activos de los centros de datos. La mejora de la seguridad y el control de los datos propician una mayor confianza de la banca en cloud. Considerando además la reducción de costes que representa, se espera que el uso de la nube aumente hasta un 30% en tres años. Los proveedores de cloud pública han comprendido las preocupaciones que existen alrededor de la seguridad y están proporcionando más servicios de protección y cumplimiento.

– Inversión en robótica para la automatización de procesos. La automatización de procesos robotizados (RPA) permitirá a los bancos reducir el gasto en TI sin comprometer el suministro de servicios.

En el sector asegurador cabe destacar:

  • Creación de nuevos productos y servicios por parte de las aseguradoras para dar respuesta a las demandas que propicia la economía colaborativa. Esta empuja a pólizas más especializadas, más cortas y más personalizadas. Serán más frecuentes los acuerdos de colaboración entre las aseguradoras y las empresas de negocios colaborativos, por ejemplo, para ofrecer seguros de coche por millas recorridas o seguros de vivienda mediante contratos inteligentes.
  • Mayor penetración del Internet de las Cosas (IoT). Las propias aseguradoras incentivarán el uso de dispositivos por parte del consumidor para poder personalizar su oferta, ayudarle a reducir precios y ampliar los servicios ante reclamaciones. Por ejemplo, con el seguro de vida se incentivará el uso de sensores para monitorear la salud. Igualmente, las compañías incrementarán el análisis de datos en tiempo real.
  • Mayor aplicación de tecnologías emergentes como los drones -por ejemplo, para recabar información sobre una vivienda tras una catástrofe -y la realidad aumentada -por ejemplo, con fines educativos sobre medidas de seguridad y protocolos.
  • Inclusión de propuestas móviles y digitales para promover comportamientos más seguros y saludables por parte de los clientes. Por ejemplo, apps que utilizan gamificación para dejar de fumar y así reducir el coste de un seguro o móviles que comparten consejos a los conductores en determinados escenarios. Se trata de propuestas orientadas a una gestión proactiva del riesgo para reducir los incidentes, que generarán una mayor interacción entre aseguradora y cliente y generarán datos. Fundamentalmente serán desarrollos de Insurtechs.
  • Mayor uso de analíticos para mejorar la experiencia de cliente y la rentabilidad. El análisis de datos avanzado está siendo impulsado por los aseguradores para alcanzar una mejor gestión de riesgos y obtener una mayor rentabilidad mediante el aprovechamiento de los datos.

Irene Muñoz

IBM se enfoca en el desarrollo de un ecosistema blockchain

El gigante azul está dedicando recursos significativos a esta creación y está pidiendo a las empresas de todas las industrias que unan sus fuerzas en el desarrollo de esta red de negocios.

IBM se ha involucrado desde el primer día en el proyecto Hyperledger de la Fundación Linux con el respaldo de otros grandes intereses empresariales como Hitachi, Intel y Fujitsu. Hyperledger busca promover y unificar blockchain a través de una red de empresas que se ponen de acuerdo sobre el uso de un ledger público descentralizado.

Este nuevo desarrollo se anunció en una mesa redonda celebrada en Londres esta semana, será un paso adelante en la creación de una red de este tipo. Bridget Van Kralingen de IBM dijo que “el futuro crecimiento y la adopción de blockchain depende de la construcción de un ecosistema fuerte. Las redes de negocios sólo alcanzarán una masa crítica cuando los innovadores, los expertos y los proveedores de infraestructura de la industria se unan de nuevas maneras para reinventar cómo se producen las transacciones comerciales”.

Según la compañía, la creación de un sistema de estas características dependerá de un entorno abierto donde las empresas podrán colaborar en temas técnicos y empresariales usando Hyperledger Fabric, además de tener acceso a la educación y el soporte del desarrollo.

Las empresas que se han comprometido a usar esta tecnología son: EY, Everledger, Gliding Eagle, HACERA, The Hive, IntellectEU, Loyyal, Mooti Blockchain Digital Identity, Netki, Sensify Security y Skuchain.

Redacción

 

Nuevas soluciones biométricas para reducir el fraude bancario

VeriTran ha realizado el anuncio de la actualización de su plataforma de Banca Móvil, con la incorporación de la autenticación biométrica para brindar mayor protección a todas las transacciones de los usuarios en México.

De acuerdo con un estudio de Aite Group, más del 70% de los usuarios de internet en México, se preocupan por problemas relacionados con la seguridad de sus datos, como el robo de identidad y el fraude en banca online.

Las cifras superan en dos e incluso tres veces, el porcentaje promedio de Estados Unidos y Canadá, lo cual indica que, en México, es necesario reforzar la confianza de los usuarios para promover el uso de estos servicios.

“Vivimos en un mundo conectado y altamente dinámico, por ello, es normal que la preocupación por mantener la seguridad en los datos financieros y personales, aumente notablemente. La transformación digital hace necesario el desarrollo de la banca, para garantizar un equilibrio entre la seguridad y la experiencia del usuario”, comenta Marcelo Fondacaro, Director Comercial de VeriTran.

Los últimos datos de la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI), muestran que el 22% de internautas no usan los servicios de banca por internet, el 49% afirma no hacerlo pues no los consideran confiables. Además, en 2014, según lo reportado por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), se registraron 700 mil casos de robo de datos bancarios vía internet; esta situación ha resultado en la demanda de más y mejores opciones para la protección de la información sensible.

La biometría es clave en una nueva era en la industria financiera, para el desarrollo de la bancarización y el incremento de la confianza de los usuarios de servicios financieros. La autenticación biométrica, funciona a través de la identificación por voz, rostro o huella dactilar; de esta forma, permite establecer la identidad de una persona, mediante el análisis de cualidades que son únicas en cada individuo.

Los sistemas de reconocimiento facial, de voz o de huella dactilar, combinados con un segundo factor de identificación, constituyen el modelo más preciso de autenticación, con la posibilidad de configurar los niveles de seguridad de acuerdo al riesgo de cada transacción.

“La biometría será la solución a los desafíos que hoy enfrenta el sistema financiero. Estas soluciones no sólo permitirán aumentar la seguridad del canal, sino también, incrementar la tasa de uso y recurrencia del usuario”, concluye Fondacaro.

Redacción