Etiqueta: Box

Watson Work es la nueva plataforma de colaboración con capacidades cognitivas

Los gigantes tecnológicos se están enfocando en reinventar por completo el puesto de trabajo mediante nuevas tecnologías que difunden más eficiencia, colaboración y ubicuidad.

El entorno físico se está diluyendo a medida que surgen nuevas soluciones móviles, y hábitos como la búsqueda de información o el envío continuo de correos electrónicos se han quedado anquilosados bajo la etiqueta de la pérdida del tiempo. Este panorama ha desatado una explosión de nuevas plataformas dirigidas a establecer la oficina del futuro. Dentro de este abanico, IBM ha presentado hoy Watson Work, su solución basada en comunicación y colaboración a la que ha integrado la tecnología cognitiva de Watson.  Desde la compañía creen que con el desembarco de la generación millennial al mundo laboral estas herramientas dejarán de ser una opción para convertirse en una “necesidad” en los próximos años.

Watson Work se justifica en un contexto en el que la explosión de los datos hace perder el empleado medio un tiempo medio de 7.36 horas a la semana buscando información y 8.14 horas tratando de localizar a compañeros que le ayuden a completar o supervisar su trabajo, según estudios internos. Además, los datos empresariales crecerán hasta un 650% en los próximos ejercicios y para 2020, los asistentes virtuales y la analítica avanzada estarán presentes en el 30% de las reuniones. “Las herramientas de colaboración existentes hasta la fecha no daban respuesta al manejo de tanta cantidad de información”, ha señalado Javier Guijarro, director de soluciones de colaboración de IBM para España, Portugal, Grecia e Israel, durante la presentación del producto.

Sus capacidades se basan en dos sistemas. Por una parte, Watson Workspace es la plataforma basada en chat, que incorpora las capacidades cognitivas de Watson para resumir conversaciones, responder a preguntas clave, localizar temáticas, personas o conversaciones en redes sociales para intentar garantizar la eficiencia. Además, Watson Work Services es un conjunto de API que están disponibles para que los desarrolladores integren capacidades cognitivas cuando diseñen nuevas aplicaciones, actualicen aplicaciones de terceros ya existentes o trabajen con soluciones como Watson WorkSpace. Todas estas soluciones estarán disponibles para dispositivos móviles en la nube y también con el modelo on-premise.

Watson se integra en los productos de Salesforce

Uno de los principios de la compañía en cuanto a Watson Work Services es la integración con terceros. De hecho, el gigante azul ha anunciado también una alianza con Cisco y Box en el plano de las herramientas de colaboración.  De la misma manera, ha asegurado Guijarro, Watson ha llegado a la nube de Salesforce. La compañía está explorando el desarrollo y las capacidades de su sistema de inteligencia artificial y el pasado lunes anunció que integraría el potencial de Watson con varios de los productos de la empresa de CRM con el objetivo de que los clientes conjuntos puedan combinar y utilizar sus datos con los potenciales de las dos firmas.

M. Moreno

 

Ventajas y desventajas del almacenamiento físico y la nube

Esa     es   la     pregunta     que     con   mayor   frecuencia     se   harán     los   consumidores   y   negocios   a   sí   mismos   al    pensar    en    almacenar    y    compartir    sus    videos,    fotos    y    otros    archivos-­‐    ya    sea    subir    los    archivos    a   la    nube    o    guardarlos    en    un    dispositivo     de   almacenamiento     local   como     en     una   tarjeta   microSD,   una   tarjeta   de   memoria,   una   tarjeta   SD,   una   USB    de    alta    capacidad    o    incluso    en    un    dispositivo    de    estado    sólido.

La     respuesta     impulsiva     e     inmediata     sería   la   nube.   ¿Acaso     no     todo     se   sube   la   nube?. Además, compañías   como     Google   y    Box    ofrecen    gigabytes    de    almacenamiento    gratis.    La    idea    de      almacenamiento    “gratuito”    parece    ser    una    situación    ganar-ganar   para     los   consumidores,   especialmente     a     la     luz   de     los   avances   tecnológicos   de     hoy     en   día     en   videos   y     fotos   que    proporcionan    claridad,    profundidad    y    color    increíble-­‐    lo    cual    deriva    en    archivos    significativamente    más    grandes.

¿Realmente   es   Gratis?

El  almacenamiento    en    la    nube    puede    ser    gratis,    pero    las    cuotas    de    la    red    para    transferir    videos    o    fotos    a    la    nube    pueden    acumularse    rápidamente    a    una    cantidad    significativa    cada    mes,    sobre    todo    porque    muchos    dispositivos    inteligentes    son    capaces     de   tomar   videos     y     fotos     en   alta   resolución, ya sean     grandes   archivos   que     se     gastarán   los   datos   rápidamente   durante   la    transferencia    de    los    dispositivos    conectados    a    la    nube.

La     mayoría     de     estas    transferencias    se     realizan    a     través    de     redes    4G,    lo    cual    hace     que     el    uso    de     datos    sea     aún    más    invisible      debido    a    las    rápidas    velocidades    en    las    que    se    cargan    o    descargan    archivos.     Tan    solo    uno    de    cinco    clientes    móviles    pagó    cargos    por    exceso    en    la    segunda    mitad    del    2015,    de    acuerdo    a    un    estudio    por    Cowen    &    Company    en    enero    de    2016.    Ese    número    es    aún    mayor    entre    usuarios    de    tabletas:    24    por    ciento    de    los    usuarios    con    4G    pagó    una    cuota    por    exceso    en    el    mismo    periodo    de    tiempo,    según    el    estudio.

Todos   somos    fotógrafos

Parcialmente    responsable    del    boom    en    el    uso    de    datos    es    el    renovado    interés    por    la    fotografía    digital,    de    la    mano    de    las    cámaras    de    alta    calidad    que    la    mayoría    de    las    personas    llevan    en    la    bolsa    de    su    pantalón    en    forma    de    smartphone.

IDC    estima    que    para    el    2019,    90%    de    todas    las    imágenes    vendrán    de    teléfonos    móviles.    Tomar    fotos    con    teléfonos    móviles    hace    que    sea      fácil    cargar,    publicar    y     compartir    las    imágenes,    pero     el    aumento     constante    de    megapíxeles,    resolución     y    tamaño    significa    un    mayor    uso    de    datos    también.

Sin  embargo,    hay    una    serie    de    opciones    de    almacenamiento    físico    que    pueden    ayudar    a    los    consumidores    a    no    limitarse    a     la      memoria      estándar      de      fábrica      y      evitar      problemas      por      exceso      de      cuotas.      Muchos      usuarios      toman      ventaja      del    almacenamiento        extraíble,      como      por      ejemplo     tarjetas      de      memoria      microSD      o     unidades      USB     duales      especialmente    diseñadas     para   dispositivos   que   no     ofrecen   más   almacenamiento.     La   amplia   variedad   de   productos   disponibles   no   sólo    permite        a      los      usuarios      aumentar      rápidamente      la      capacidad      de      almacenamiento      del      dispositivo,      sino     que      también    proporciona    una    forma    eficiente    para    respaldar    el    contenido    sin    depender    de    los    límites    de    datos    o    intensidad    de    la    red.

Además,  el    almacenamiento    físico    puede    ayudar    en    cuanto    a    las    preocupaciones    de    seguridad.    Si    los    consumidores    están    preocupados    por    la    posibilidad    de    subir    contenido    personal    a    la    nube,    las    opciones    de    almacenamiento    como    tarjetas    de    memoria     microSD   y   tarjetas   SD   pueden   alivianar   esas   preocupaciones,   garantizando   a   los   consumidores   que   los   datos    están    seguros    y    a    la    mano.

Contenido   bajo    demanda

No  se    puede    negar    que    los    dispositivos    inteligentes    tienen    acceso    a    un    vasto    depósito    de    música,    imágenes    y    videos    que    ningún     individuo     podría     igualar,     pero     ser     capaz     de     encontrar     algo     no     siempre     se     traduce     en     su     fácil     visualización     o    acceso.

En   estas   situaciones   el   almacenamiento   local   como   tarjetas   de   memoria   microSD   y   tarjetas   SD   pueden   proporcionar     a    los      usuarios    una    forma    libre    de    frustración    para    acceder    a          música,    imágenes    o    vídeos    con    poca    o    ninguna    demora.    Nunca        hay      necesidad      de      preocuparse      por      las      horas      pico,      la      velocidad      de      Internet      o      el      tiempo.      Además,      dada      la    tecnología     de   las   tarjetas   de   hoy   en   día,   los   usuarios   pueden     fácilmente   ver   contenido   de   ultra   alta   definición   en   4k   sin    retraso    -­‐    algo    que    requeriría    una    conexión    de    banda    ancha    de    alta    calidad.

La  casa    inteligente

A      medida        que        el        Internet        de       las        cosas,       por        sus        siglas        en        inglés        IoT,       continúa        extendiéndose        en        el        hogar,        el    almacenamiento     local   se     verá     favorecido   aún   más   en   la     nube.   Habrá     una     gran   cantidad   de     objetos   reuniendo   muchos    más    datos    de    lo    que    actualmente    recogemos,    y    muy    probablemente    habrá    que    tener    acciones    sobre    esos    datos.

Los  dispositivos    se    adaptan    a    nuestros    hogares    por    sus    ajustes    y    análisis    instantáneos    -­‐    no    hay    tiempo    para    enviarlo    a    la    nube.    Aunque    estos    dispositivos    necesitan    procesadores    rápidos,    al    contar    con    almacenamiento    local    propio    les    ayudará    a    asegurar    que    los    datos    almacenados    se    puedan    acceder    de    forma    rápida    y    segura.

“Necesitamos     pensar     en     diferentes     arquitecturas”,     dijo     Bridget     Karlin     de     Intel     en     un     reciente     episodio     del     podcast    “Internet     of   Things   with   Game   Changers”.   Karlin   estima   que   40%   de   los   datos   provenientes   de   IoT   se   almacenarán,   se    analizarán    y    vivirán    de    manera    efectiva    en    los    dispositivos    del    hogar.    Esto    en    lugar    de    que    los    datos    se    suban    de    manera    centralizada    a    un    centro    de    datos    y    así    reducir    al    mínimo    el    tiempo    de    espera    de    los    usuarios.

El  poder    en    tus    manos

Los   consumidores   rara     vez   piensan   acerca     de   dónde   están     siendo    almacenados   físicamente   sus   datos.     Sus   principales    preocupaciones         son      si       es       seguro,       si       está      disponible       cuando       lo       necesitan,       de       fácil       acceso       y      confiable.       Las      redes    inalámbricas     y   acceso   a   Internet   ofrecen   grandes   oportunidades   para   crear,   guardar   y   compartir,   pero   no   las   mismas    oportunidades    en    cuanto    a    almacenamiento.

Mientras   sigan   existiendo   dudas     sobre     datos,   redes   inalámbricas   y   problemas   de   seguridad   siempre   habrá   retos     para    recuperar     contenido   a     través   de     redes   abiertas.   La     capacidad   de     almacenar   contenido   de     forma     local   será     necesario,    siempre    y    cuando    la    creación    y    el    consumo    de    datos    continúe    creciendo.

Ya    sea    que    los    usuarios    estén    buscando    capturar    momentos,    disfrutar    de    entretenimiento    digital,    o    deseen    una    casa    que    piense     por   sí   sola,     hay   opciones   de   almacenamiento   local,     tales   como   tarjetas   de   memoria   microSD,     disponibles   en   el    mercado        o      próximas      en     salir.      Son     una      parte      fundamental      para      crear      una      experiencia      consistente,      agradable      y      sin    contratiempos.

Dinesh Bahal, Vicepresidente de Product Management, Content Solutions Business Unit de Western Digital.

 

 

 

Box compra startup de almacenamiento en nube

Box adquirió Streem, una startup de almacenamiento en nube y compartir archivos que se especializa en grandes archivos de medios y que ha desarrollado tecnología innovadora para hacer streaming de ese tipo de contenido.

 

“Todo el equipo de Streem se unirá a Box para ayudar en el futuro de la administración del contenido y colaboración en la empresa”, escribió Aaron Levie, CEO de Box en una entrada de blog.

 

Streem desarrolló un sistema de archivos, llamado StreemFS, que hace que su servicio se comporte como si fuera un disco local en las computadoras de los usuarios. Esto permite a los usuarios “acceder de forma nativa a archivos en la nube desde su escritorio”, de acuerdo al sitio web de Streem.

 

No es necesario que los usuarios mantengan copias locales de los archivos en sus computadoras y las sincronicen con las versiones almacenadas en la nube de Streem. Ésta almacena una sola copia en su servicio de nube y la envía a los dispositivos de los usuarios on demand.

 

“Los archivos son abiertos nativamente en el dispositivo, no se requiere de un software especial, ni de configuración o cambio en el comportamiento del consumidor”, indicó la compañía en abril cuando lanzó el servicio en un periodo de beta privada.

 

Streem también señala que mediante un streaming y algoritmos de buffering personalizados los usuarios pueden abrir archivos almacenados en su servicio de nube tan rápido como lo harían con los archivos almacenados en sus computadoras.

 

La compañía también desarrolló lo que describe como un “transcodificador de video on the fly” que hace streaming de video sin importar el formato original, y ajusta dinámicamente la calidad en base a las velocidades de conexión a Internet de los usuarios.

 

“¿Quiere ver un video de 2GB en su PC de escritorio? Streem lo abrirá en su reproductor de video favorito y comenzará a reproducirlo inmediatamente -no hay retrasos o demoras”, de acuerdo al sitio web de Streem.

 

Box planea incorporar las tecnologías de Streem en su servicio de almacenamiento de nube y compartir archivos, el cual se encuentra diseñado básicamente para uso empresarial. Box no ha señalado cuándo va a aparecer la tecnología de Streem en su servicio, pero Levie dio un adelanto de cómo ve que se van a beneficiar los clientes de Box.

 

“Para los clientes en industrias intensivas en datos como Medios & Entretenimiento, Petróleo & Gas, Cuidados de la Salud y Manufactura, esto significa acceso instantáneo a volúmenes de datos mucho más grandes de lo que pueden soportar los discos locales. Para las empresas en industrias reguladas como Ciencias de la Vida y Servicios Financieros, significa una mejor protección y control de la información y dónde reside”, escribió Levie.

 

Streem va a migrar las cuentas de sus clientes a Box. Un portavoz de Box indicó que la compañía proporcionará luego detalles sobre la logística de migración.

 

Aunque Streem se especializa en archivos de medios, también se usa para almacenar otros tipos de contenido, como documentos de texto y presentaciones. Streem tiene aplicaciones para Mac OS X, Windows, Linux, iOS y Android. También se puede acceder mediante un navegador.

 

Box no reveló los términos financieros del acuerdo. Streem ofreció el servicio de forma gratuita para los que deseen probar la beta. Planea cobrar 20 dólares por usuario al mes, con un descuento de 15% para clientes que firmen una suscripción anual. La compañía aún se encontraba en su periodo de beta cuando Box la adquirió, así que no ha comenzado a cobrar aún a los clientes, de acuerdo al portavoz de Box.

 

Juan Carlos Pérez, IDG News Service