Etiqueta: chips

¿Es el momento de romper con la Ley de Moore?

Cada vez son más los expertos que aseguran que acabar con la famosa fórmula incentivaría la innovación de los sistemas informáticos.

“Romper con la Ley de Moore sería lo mejor que lo podría suceder a los equipos de cómputo actuales ya que acelerará el paso hacia una arquitectura de hardware mucho más innovadora”, asevera el científico R. Stanley Williams, figura trascendental en la creación del famoso memristor de HP en 2008.

En 1965, Gordon Moore, cofundador de Intel, estableció el criterio científico de que el número de transistores en un microprocesador se duplica cada dos años reduciéndose, a la vez, el tamaño de los chips y el costo de fabricación. Dicha ley ha regido (y lo continúa haciendo) el mercado de tal manera que cada año se pueden comprar computadoras o dispositivos móviles más rápidos por el mismo precio.

Sin embargo, las predicciones vinculadas a esta fórmula están chocando con sus límites ya que la física impide jugar con geometrías cada vez más pequeñas. Este es el gran desafío de los fabricantes, incluyendo a Intel, que, a pesar de abrirse a nuevos mercados y sectores, está tratando de estirar la ley interpretándola de distintas maneras, aunque solo sea para mantener vivo parte del legado de uno de sus padres.

Williams ha sido el último en unirse a un creciente grupo de científicos que apuesta por derogar los pensamientos de Moore. Y lo hacen asegurando que es una “apuesta necesaria para la innovación de la informática”.

Pero, ¿cuál es el paso siguiente? Ya se habla de computación dirigida por memoria, una idea que ha cogido fuerza en gigantes como Hewlett Packard Enterprise que ya ha iniciado su proyecto The Machine con una memoria persistente que puede usarse como DRAM y almacenamiento flash pero que eventualmente podría basarse en una forma inteligente de almacenamiento que puede rastrear patrones de datos.

A largo plazo, los chips neuromórficos podrían ser también sustitutos de los actuales microprocesadores.  “Aunque nuestra comprensión de los cerebros de hoy es limitada, sabemos lo suficiente en estos momentos para diseñar y construir circuitos que puedan acelerar ciertas tareas computacionales”, sostiene Williams. Nuevas tecnologías como el machine learning auguran la necesidad de nuevos tipos de chips. De hecho, IBM ya tiene el suyo neuromórfico, llamado TrueNorth y asegura que es mucho más rápido y eficiente.

Por último, la computación cuántica ya es una realidad y está formando una alternativa para reemplazar a los servidores y ordenadores de hoy en día, aunque esta ciencia se encuentra aún muy lejos de poder ejecutar necesidades cotidianas.

Agam Shah

 

ARM aumenta el rendimiento de sus microprocesadores con DynamIQ

En 2018 los procesadores de ARM lograrán ser mucho más rápidos, ya que los chips Cortex-A de la compañía sufrirán grandes cambios en su diseño.

El fabricante británico es conocido por desarrollar chips altamente eficientes que proporcionan una larga vida a las baterías, un enfoque que le ha otorgado gran éxito en los dispositivos móviles, área en la que los chips de Intel no lo han obtenido.

No obstante, campos como la realidad virtual o el machine learning requieren un mayor rendimiento, por lo que ARM ha comenzado a añadir a sus procesadores más núcleos e instrucciones y pipelines más rápidos en espacios más pequeños para aumentar su productividad.

Las nuevas características llegarán bajo el nombre de DynamIQ y serán integradas en los próximos chips Cortex destinados a dispositivos móviles, PC y servidores. La mayoría de los dispositivos de ARM no requieren ventiladores de refrigeración, algo que continuará siendo así con el nuevo diseño de DynamIQ.

Estas mejoras incrementan la posibilidad de que Apple opte por la arquitectura de ARM en sus Mac (así como lo ha hecho en sus iPhones, iPads y otros dispositivos), aunque esto no ha ocurrido todavía porque los chips de Intel Core son significativamente más rápidos que los procesadores actuales del fabricante británico.

Dotar de más rendimiento a los chips se ha convertido en una tendencia y competición entre los fabricantes. Intel se ha comprometido a ofrecer al menos un 15% más de rendimiento en cada nueva generación de chips, y AMD ha dotado a sus nuevos procesadores Ryzen de un 40% más de IPC, un número de instrucciones importante.

Aunque ARM es una arquitectura RISC, está evolucionando de forma similar a los procesadores x86 de Intel y haciendo que sean difícil de diferenciar, de acuerdo con Dean McCarron, analista principal de Mercury Research.

Las características de DynamIQ estarán disponibles en la arquitectura ARMv8-A, la cual ahora podrá equipar hasta ocho núcleos en un solo clúster, mucho más que los cuatro núcleos de los diseños actuales. Los núcleos compartirán memoria, rendimiento y otros componentes principales.

Agam Shah

 

 

Intel realiza sus primeras pruebas de los módulos Optane

La nueva tecnología Optane de Intel ya está comenzando el proceso de prueba, pero los clientes tendrán que esperar para 2018 para poder comprar las nuevas memorias no volátiles 3D Xpoint, desarrolladas conjuntamente por Intel y Micron.

Los primeros productos con tecnología Optane, anunciados en la feria tecnológica CES, son SSD de baja capacidad adaptadas a las ranuras de almacenamiento de los equipos de cómputo. El formato DIMM de memoria Optane es diferente. Ha sido diseñado para reemplazar DRAM en servidores y PC y encajará en las ranuras DDR4.

En las demostraciones realizadas por Intel, Optane SSD funciona 10 veces más rápido que las SDD tradicionales. Asimismo, los fabricantes de PC han confirmado que el arranque de los equipos de cómputo y las aplicaciones funcionan con más rapidez con la nueva memoria.

La tecnología base de Optane, 3D Xpoint, es un puente entre la memoria y el almacenamiento, tal como afirmó Bryan Krzanich, CEO de Intel, durante una conferencia telefónica. Optane es “tecnología diferencial” que podría cambiar las arquitecturas de PC y servidores, explicó Krzanich.

Intel también ha emitido la idea de que Optane podría unir almacenamiento y memoria. Por ejemplo, una unidad Optane podría servir como almacenamiento y como DRAM. La capacidad de Optane para mover grandes cantidades de datos más rápido dentro de los equipos de cómputo y centros de datos podría ayudar a acelerar las tareas de aprendizaje automático, según Bryan Krzanich.

Optane también se alinea con el objetivo de Intel de enfocarse más en las tecnologías para el data center y convertirlas en una pieza central de su futura estrategia.

No obstante, los chips de PC obtuvieron más de la mitad de las ganancias de Intel en el último trimestre de 2016. Los ingresos en este período de tiempo alcanzaron los 16,400 millones de dólares, un aumento de 1,500 millones de dólares con respecto al mismo periodo del año anterior. El beneficio neto ha sido de 3,600 millones.

En cuanto a los ingresos del Grupo de Computación de Clientes, que se ocupa de los microprocesadores para PC, sumaron un total de 9,100 millones de dólares, un 4% más con respecto al tercer trimestre de 2015.

Agam Shah

 

Apple demanda a Qualcomm por abuso en el cobro de licencias

El pasado viernes se inició un litigio entre Apple y Qualcomm cuando la compañía de Cupertino acusó públicamente al proveedor de chips de cobrar tarifas de licenciamiento “desorbitadas” a las compañías que fabrican iPhone. Estas empresas, en principio, hacen el cargo a Apple, pero no le muestra los detalles de los acuerdos de licencia. De este modo, la firma no puede controlar el total de lo que está pagando.

Apple ha demandado a Qualcomm y le pide el reembolso de cerca de un millón de dólares que asegura que está reteniendo. La primera asegura que se le debe el dinero, pero que Qualcomm lo retiene porque Apple cooperó con una investigación del gobierno surcoreano sobre las prácticas de licencias de esta última.

“Durante muchos años Qualcomm ha insistido injustamente en cobrar regalías por tecnologías con las que no tienen nada que ver”, ha expresado Apple en un comunicado. “Cuanto más innovamos en características únicas como Touch ID, pantallas avanzadas o cámaras, más dinero cobra Qualcomm sin razón, y más caro nos resulta financiar estas innovaciones”.

La demanda se produce pocos meses después de que Apple comenzara a utilizar chips de Intel en algunas de sus unidades de iPhone 7. Ya en diciembre del año pasado, los reguladores antimonopolio de Corea del Sur impusieron una multa de 853 millones de dólares a Qualcomm por prácticas injustas de concesión de licencias.

Además, a principios de esta semana, la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos ha continuado con sus propias acusaciones; que Qualcomm había incurrido en prácticas anticompetitivas forzando a algunos fabricantes de teléfonos a aceptar términos de licencia desfavorables, mientras que daba un descanso a Apple a cambio de exclusividad. En respuesta a esta demanda Qualcomm ha negado que hiciera algo similar, y por el momento, no ha comentado nada sobre el litigio con Apple.

Redacción

Acusan a Qualcomm por monopolizar el mercado de chips

La Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos señala que el fabricante de chips utilizó métodos anticompetencia con Apple.

Qualcomm es denunciado por la FTC (Comisión Federal de Comercio) debido a que utilizó tácticas para sobornar a Apple. Según la disputa, el fabricante de chips obligó a la empresa tecnológica a usar sus procesadores de manera exclusiva a cambio de tarifas de licencia más bajas, excluyendo a sus rivales y dañando a la competencia.

En un comunicado, la empresa denunciada dijo que la queja se basaba en una teoría jurídica defectuosa y en pruebas inadecuadas: “Qualcomm nunca amenazo con negar el suministro de procesadores con el fin de obligar a aceptar términos de licencia injustos o irrazonables”, dijo la compañía en un comunicado escrito. “Los alegatos de la FTC que afirman lo contrario -la tesis central de la denuncia- son incorrectos”. Además, la compañía también alegó que la FTC lanzó la denuncia antes de que la nueva administración presidencial asumiera el cargo.

La FTC señala que la compañía también se negó a otorgar licencias de su tecnología ya patentada a otros fabricantes de chips, incluso cuando esas tecnologías eran esenciales para los estándares de la industria. Normalmente, los grupos de estándares requieren que los titulares de patentes otorguen licencias a cualquier cosa que forme parte de una norma en FRAND (términos justos, razonables y no discriminatorios).

Qualcomm tiene una amplia cartera de patentes de tecnología móvil y la concesión de licencias es una parte importante de su negocio, además de la venta de chips. Pero ya habían tenido problemas antes por sus prácticas de concesión de licencias. El mes pasado, la agencia antimonopolio de Corea del Sur multó a la compañía con 853 millones de dólares por supuestamente violar las leyes de competencia de ese país.

IDG.es

El problema del Galaxy Note 7 afecta las ganancias de Qualcomm

Samsung al cancelar la venta del Galaxy Note 7 hace dos semanas ha dejado, también, muchos daños colaterales. Entre ellos, Qualcomm está viendo como disminuyen sus ingresos en chips, aunque la compañía espera que la llegada de nuevos smartphones sustituya ese vacío.

El impacto que ha tenido el caso Samsung en los procesadores Qualcomm no es muy grande, pero hará un desgaste en los resultados del primer trimestre del próximo año, según han reconocido fuentes internas de la organización.

Algunos modelos del Note 7 llevaban instalado el Qualcomm Snapdragon 820. Sin embargo, las ventas de este terminal no habían llegado todavía, ni por asomo, a las cifras de las versiones Galaxy S7 y S7 Edge.

“Otros fabricantes podrían lanzar dispositivos que incluyan chips Snapdragon, por lo que existen alternativas para suprimir estas pequeñas pérdidas”, indicó Steve Mollenkopf, CEO de Qualcomm.

Este suceso no ha repercutido tanto en Qualcomm como los fallos que se encontraron en el procesador Snapdragon 810 utilizado en el Samsung Galaxy S6. Éste remitió problemas de sobrecalentamiento y fue eliminado por la empresa surcoreana, teniendo un gran impacto en los ingresos. Así, Qualcomm terminó acelerando el lanzamiento de su sucesor, el Snapdragon 820.

“Los chips de Qualcomm han estado funcionando también en terminales de gama media y gama alta, que deberían absorber cierta parte del impacto que pudiéramos tener con los Note 7”, aseguraron desde la firma.

Las ventas totales del cuarto trimestre del fabricante de chips sumaron 6,200 millones de dólares, con un 13% de crecimiento en comparación con el trimestre anterior.  Asimismo, la empresa tiene previsto lanzar una nueva generación de chips en 2017.

Agam Shah

 

Qualcomm va por la industria automotriz, adquiere a NXP

Al concretarse la adquisición, la compañía podría convertirse en la principal referencia del mercado de procesadores, con ello obtener una posición fuerte en el sector de la automoción gracias a este acuerdo.

Después de algunos rumores que había un acuerdo a la vista, Qualcomm afirmó a mitad de semana que tiene la intención de comprar NXP Semiconductors, una empresa con una posición fuerte en los chips de automoción, por más de 37 mil millones de dólares. Según la organización, esta combinación tendrá unos ingresos anuales de alrededor de 35 mil millones de dólares, una cantidad que está muy por debajo del año fiscal del año pasado de Intel.

“Este acuerdo permitirá a Qualcomm fortalecer su posición en los mercados tales como los coches automatizados y el Internet de las Cosas”, afirma el CEO de la empresa, Steve Mollenkopf. Esto es importante ya que el mercado de la telefonía móvil, del que la compañía realiza una gran parte de sus ingresos, se está desacelerando por lo que esto está empujando a Qualcomm a buscar el crecimiento en otros lugares.

El anuncio de este acuerdo ha hecho que las acciones de Qualcomm suban en el mercado un 3.6% mientras que las de NXP subieron un 1.5%. La transacción, que se espera que se cierre a finales de 2017, será financiada con parte en efectivo y otra parte con la emisión de deuda. Asimismo, el trato de Qualcomm con NXP incluye la deuda de esta última.

Claudia Ortiz-Tallo

 

ARM incrementará la seguridad de sus chips para IoT

El Internet de las Cosas (IoT) ha llegado en dispositivos muy pequeños, son inteligentes y, en principio, más seguros. Sin embargo, este es uno de los grandes retos que aún tiene esta tecnología; ofrecer estas tres cualidades. Para ello, ya están empezando a surgir varios modelos de chips.

ARM realizó el anuncio de procesadores con tecnología TrustZone, el hardware de la compañía basado en la seguridad. De este modo, intentará evitar que los dispositivos puedan sean hackeados, como ha pasado recientemente con el caso DDoS. “La compañía pretende conectar las cosas antes de que empiecen a funcionar”, ha explicado Bob O’Donnell, analista de Technalysis Research.

Desde la compañía creen que en el juego de esta tecnología están entrando fabricantes y empresas que saben poco o nada acerca de la seguridad, “como, por ejemplo, fabricantes de cepillos de dientes conectados”. “ARM ha abordado la difícil tarea de tratar de integrar toda la seguridad en los dispositivos como sea posible”, ha dicho O’Donnell.

TrustZone lleva funcionando desde hace una década para productos Windows, Mac OS y Android, pero nunca para chips de menor tamaño o potencia. Así, el nuevo diseño de procesadores Cortex-M33 y Cortex-M23 son los primeros basados en la nueva arquitectura ARMv8-M y pensados para funcionar con el sistema operativo mbed de ARM.

Los dispositivos de Iot equipados con estos chips no tendrán por qué ser enchufados a tomas de corriente y podrían, incluso, no tener baterías. Con TrustZone, los chips pueden ser asegurados y utilizar el software estándar de TrustZone con las API para añadir características personalizadas.

Además, ARM ha introducido una plataforma en la nube para la gestión y actualización de los procesadores de IoT durante el tiempo que están desplegados. La plataforma puede obtener información de un dispositivo configurado y conectado y luego controlar las actualizaciones de firmware. El servicio también puede ayudar a prevenir los ataques basados en la denegación de servicios mediante el control de lo que está sucediendo en la red. Si hay dispositivos que están transmitiendo más información de lo normal, se les puede aislar o apagar.

ARM, finalmente señala que el servicio puede ejecutarse en múltiples nubes públicas como la de Amazon o la de IBM.

Stephen Lawson

 

Intel presenta familia de chips inteligentes para IoT

La firma de microprocesadores, ha realizado el lanzamiento de la serie Atom E3900, estos chips están dotados de gráficos y de procesamiento de imágenes más potentes.

El despliegue del Internet de Cosas (IoT) ha provocado que los dispositivos se conviertan en nuestros ojos, oídos e, incluso, en nuestros consejeros. Es por ello que Intel acaba de presentar los nuevos procesadores de la serie Atom E3900, unos chips que cuentan con una mejor visión por computadora y una nueva herramienta que mide el tiempo de arranque del sistema.

Estos chips están pensados para tener un uso en una amplia gama de aplicaciones, en la que se incluyen fabricación y vigilancia, y pronto serán integrados en una versión específica para coches, llamada A3900, enfocada en el procesamiento de imágenes.

Los E3900 poseen más potencia informática que sus predecesores -casi dos veces más-, así como velocidades de memoria más rápidas y mayor ancho de banda.

De esta forma, el rendimiento de sus gráficos es 2.9 veces más alto que el de la generación anterior, y los nuevos chips pueden reproducir vídeos 4K (Ultra Alta Definición) en hasta tres pantallas independientes, según Intel.

Estas tres pantallas podrían ser el cuadro de mandos virtual de un coche y dos pantallas para los pasajeros en los respaldos de los asientos. El nuevo procesador puede asegurar que la pantalla del salpicadero no se vea afectada por la actividad de las pantallas de entretenimiento, explica Ken Caviasca, vicepresidente del grupo IoT de Intel.

intel-atom-e3900

Los nuevos procesadores están optimizados en cuanto a captura y procesamiento de imágenes. Tienen cuatro unidades de procesamiento vectorial para reducir el ruido de los vídeos, mejorar la calidad de las imágenes con poca luz y conservar más color.

En una grabadora de vídeo en red (NVR), un E3900 podría transmitir vídeos 1080p de 15 cámaras y mostrar sus feeds simultáneamente a 30 frames por segundo en una pared de vídeo, asegura Caviasca.

Para usos industriales, la serie E3900 utiliza la tecnología TCC de Intel (Time Coordinated Computing), la cual otorga al chip un control más estricto de la sincronización de las acciones de un dispositivo.

Stephen Lawson

 

Intel adquiere empresa de procesadores visuales Movidius

Actualmente, muchas empresas se están reorganizando y están redefiniendo su plan de negocio, otras más quieren enriquecer sus portafolios con empresas que tiene desarrollos interesantes, la estrategia de Intel, se enfoca en adquirir tecnologías esenciales para garantizar el liderazgo en el enfoque del equipo de cómputo y la computación perceptual.

Movidius ofrece la visión por computadora, la cual permite que las máquinas procesen visualmente y entiendan su entorno. Las cámaras sirven como “ojos” del dispositivo; la unidad central de procesamiento es el ‘cerebro’; y un procesador de visión es la “corteza visual”. Integrada, la visión por computador permite la navegación y el mapeo, evita colisiones, sigue y reconoce objetos, hace análisis de inspección y más.

El Vicepresidente y Gerente General del Grupo de Nuevas Tecnologías de Intel, Josh Walden señaló, “estoy muy entusiasmado con el anuncio de la adquisición pendiente de Movidius, Intel gana plataformas SoC de baja potencia y alto rendimiento para acelerar aplicaciones de visión por computador”.

“Esta adquisición trae algoritmos sintonizados con aprendizaje profundo, procesamiento de profundidad, navegación y mapeo e interacciones naturales, además de la amplia experiencia en integración de visión por computadora e inteligencia de máquina”, añadió.

La familia de Movidius, reconocida en el mercado de SoCs para visión por computador complementa las ofertas RealSense de Intel y hace que el portafolio de la forma de microprocesadores crezca.

N de P. Intel