Etiqueta: compras en línea

4 ventajas que se tiene al realizar compras en línea

Probablemente una mala experiencia personal o de alguien que conocemos, haya sido razón suficiente para evitar hacer compras en línea. Sin embargo, esto no quiere decir que todas las transacciones que hagas tendrán algún problema; lo importante es confiar y saber que diariamente se mejora la seguridad para que los usuarios hagan tranquilamente sus compras electrónicas.

Alrededor del 87% de las personas que efectuaron una compra en línea en México mencionaron estar satisfechos o sentirse completamente a gusto, según datos del Estudio Comercio Electrónico en México 2016, realizado por la Asociación Mexicana de Internet, ahora Asociación de Internet.

“El comercio electrónico es una muy buena manera de adquirir productos de manera rápida, además de que ahora hay una gran diversidad de tiendas y de productos de cualquier catálogo”, mencionó Antonio Rivero, director regional de Ventas para Latinoamérica en Manhattan Associates.

Si aún no estás convencido acerca de comprar por Internet, te damos 4 razones por las que efectuar una compra en línea.

1.- Inmediatez. Comprar en línea te evita largas filas, el tedio del transporte, y ahorras tiempo. Puedes comprar a la hora que gustes los 365 días del año, y puedes recibir el producto que hayas adquirido, en la comodidad de tu casa, en menos de 24 horas.

2.- Modalidades de pago. Tienes la facilidad de múltiples opciones cuando compras en Internet, ya que puedes pagar con tarjeta de crédito, débito, efectivo, tarjetas de regalo, de prepago, mediante algunos sistemas de pago e inclusive existe el pago contra entrega, aunque éste último dependerá siempre de la tienda en la que compres.

3.- Seguridad. Para comprar en línea es importante que tomes ciertas medidas, por ejemplo, siempre debes realizar una compra a través de una computadora o dispositivo electrónico personal, que la conexión sea segura; además debes leer siempre los avisos de privacidad dentro del sitio. Procura siempre realizar una compra directa, no con terceros y por seguridad nunca compartas tus datos bancarios o tu nip.

4.- Disponibilidad y ofertas. Las tiendas en línea llegan a contar con hasta más de un millón de productos, mientras que las tiendas físicas sólo poseen un catálogo de 100 mil productos, así que podrás elegir lo que quieras sin problemas de “Out of Stock”. Además, algunas tiendas en línea suelen ofrecer promociones, como envío gratuito, meses sin intereses o descuentos adicionales por pagar con alguna tarjeta.

Las compras en línea no tienen por qué sufrirse, actualmente Internet es un gran aliado cuando quieres algún producto. Recuerda que el comercio electrónico puede ser una gran experiencia siempre y cuando lo hagas bajo las medidas de seguridad necesarias que garanticen una buena compra.

N de P. Manhattan

Conozca tres perfiles de usuarios no deseados en ecommerce

Trusted Shops ha elaborado un informe en el que muestra el perfil de tres compradores de ecommerce que representan un dolor de cabeza para la mayoría de establecimientos online, dado que cualquier usuario que haga una compra online está asistido por el derecho de desistimiento.

Este derecho ampara, en principio, a todos los consumidores del ecommerce y les da opción a devolver el producto comprado, y a obtener un reembolso del dinero en los 7 o 15 días siguientes a recibir el producto. Ese plazo puede ser ampliado y, en la mayoría de ocasiones, los proveedores dan hasta 30 días de margen para ello. Otros, incluso llegan a los 100.

El comerciante no sólo está obligado a ofrecer la devolución del dinero, sino que garantizar este derecho es un punto muy a favor de cara a los clientes. La gran mayoría de los usuarios hace buen uso de esta opción, pero, ¿qué pasa con aquellos que cambian por norma y se aprovechan de esta posibilidad?

Jordi Vives, Country Manager de Trusted Shops, comparte los tres estereotipos de compradores que “devuelven demasiado” y de los que todo ecommerce intenta huir:

El comprador guardarropa

¿Para qué comprar ropa si se puede pedir prestada? Ropa o cualquier otro objeto. Pongamos el ejemplo de un electrodoméstico. Se acerca un acontecimiento deportivo importante como el Mundial de fútbol y la televisión es demasiado pequeña, ¿qué hace este tipo de comprador? Adquiere una televisión nueva, la utiliza para ver la competición y, cuando termina, la devuelve y recupera el dinero invertido. El tipo de comprador guardarropa ve a los comerciantes online como máquinas dispensadoras de artículos que no agotarán nunca sus existencias. Esta práctica en teoría no está permitida, pero generalmente, resulta difícil de demostrar.

El comprador compulsivo

Comprar a crédito es muy cómodo para el cliente y puede dar pie a que muchos compren más de lo que su bolsillo realmente puede permitirse. La barrera psicológica que inhibe a la hora de hacer las devoluciones es mucho menor que en las tiendas físicas, ya que en el comercio electrónico no hay que justificarse ante ningún dependiente cuando se devuelven docenas de artículos a la vez.

El comprador exigente

En este grupo se engloba a los usuarios que, si se compran una blusa, piden en la web como mínimo, cuatro tallas diferentes, o compran el mismo modelo de zapatos en tres colores distintos y, añaden al carrito, además, 20 accesorios. Este tipo de cliente utiliza su propio departamento o casa como si fuera el probador de una tienda física. Compra lo mismo en varias tallas y colores para probarse y después cambiarlo. Esta práctica, aunque es perfectamente legal, perjudica al comerciante ya que debe desprenderse de muchos artículos que en realidad no van a ser adquiridos por nadie.

Lo que a veces es gratis para el consumidor, puede suponer un costo para el comerciante ya que, en muchas ocasiones, se hacen cargo de los gastos de envío. Aproximadamente, se calcula que sólo una cuarta parte de todos los productos que han sido devueltos pueden venderse de nuevo al mismo precio. A eso habría que añadir el gasto de tiempo y del personal.

DealerWorld