Etiqueta: computación cuántica

Microsoft crea lenguaje de programación para computadoras cuánticas

Después de 12 años de inversión en su propósito por crear una computadora escalable basada en la física cuántica, Microsoft dio a conocer en su evento Ignite 2017 –que se realiza esta semana en Orlando, Florida– la creación de un nuevo lenguaje de programación optimizado para explotar computadoras cuánticas escalables y una profunda integración del lenguaje Visual Studio.

De esta manera, “los desarrolladores podrán hacer uso de simuladores y otros soportes de vanguardia (state-of-the-art) para ejecutarlos ya sea en forma local en una configuración de nube Azure”, explicó en entrevista Dave Forstrom, Director, Conversational AI de Microsoft.

“Hemos estado trabajando en computación cuántica durante 12 años. Ahora estamos dando a los desarrolladores un nuevo lenguaje de programación y herramientas para hacer las “grandes preguntas” y obtener respuestas aún mayores, de un millón de universos paralelos”, dijo Forstrom.

Agregó que los desarrolladores interesados pueden unirse a la comunidad cuántica de Microsoft al inscribirse en www.microsoft.com/quantum.

Computadora cuántica

Encontrar nuevas ideas en petabytes

En este evento que se realiza en Orlando, Florida –que reúne a más de 25 mil asistentes provenientes de todo el mundo– Satya Nadella, CEO de Microsoft, mostró cómo la compañía está infundiendo AI y Mixed Reality en sus productos “para ayudar a los clientes a ser los disruptores, no los interrumpidos”.

“La computación cuántica –una de las olas tecnológicas más excitantes de la humanidad ha experimentado, junto con la Inteligencia Artificial y la Realidad Mixta–da un salto gigantesco hacia adelante, que cambiará para siempre nuestro paisaje económico, industrial, académico y social”, señaló Nadella.

Y es que en cuestión de horas o días, una computadora cuántica puede resolver complejos problemas que de otro modo tomarían miles de millones de años para resolver la computación clásica. “Esto tiene implicaciones masivas para la investigación en salud, energía, sistemas ambientales, materiales inteligentes, y más”, enunció Forstrom. “La economía cuántica está llegando. Y Microsoft prevé un futuro donde los clientes usen Azure tanto para la computación clásica como cuántica”, aseveró.

-Jose Luis Becerra, CIO México

En la Computación cuántica, menos es más

Un grupo de investigadores de Canadá descubrió la manera de crear bloques de construcción, que son clave para la computación cuántica, a partir de chips fotónicos personalizados. Este procesador puede ser manipulado como dos ‘quiddes’, dígitos de computación cuántica. Cada uno puede tener diez valores posibles.
Si las computadoras clásicas operan los valores en secuencia, los equipos cuánticos son capaces de expresar simultáneamente todos los valores posibles de una variable, dejando en evidencia la respuesta correcta.

No todos los problemas informáticos se benefician de este tratamiento, pero es particularmente útil en la factorización de grandes números. Los elementos de almacenamiento de las computadoras cuánticas están hechos de material inherentemente inestable, y deben estar enlazados para trabajar juntos. Cuantos más elementos hay, más difícil es mantenerlos enlazados y funcionando durante el tiempo suficiente para realizar un cálculo.

El elemento cuántico más simple es el qubit bidimensional, un bit cuántico que puede contener valores de cero y uno. Con seis, un computador podría obtener todos los valores posibles. Pero eso requiere mantener el estado cuántico de estos seis componentes.

El año pasado, un grupo de investigadores rusos sugirió que en lugar de construir los equipos con qubits sería más fácil mantener un número menor de qudits, cada uno capaz de mantener una mayor gama de valores. Mostraron cómo hacer un qudit de cinco dimensiones,  que tendría mayor poder de cálculo que un ordenador cuántico con dos qubits.

Ahora, en Canadá han demostrado que su chip fotónico puede enlazar dos quidds de diez dimensiones, almacenando una mayor gama de valores que un ordenador de seis qubits, pero que requiere la estabilización de solo dos elementos.

Usando el mismo chip, aseguran, debería ser posible generar un equivalente a un ordenador de 12 qubits. Por ejemplo, IBM conectó un equipo de 16 qubits a su nube en mayo, y Google, por su parte, espera tener un ordenador de 49 qubits a finales de año.

Peter Sayer