Etiqueta: drones

Drones aceleran la construcción del nuevo estadio en Forth Worth

La estructura del Dickies Arena, un nuevo punto de referencia de Fort Worth, Estados Unidos está a punto de completarse; Beck Group es el contratista principal de este estudio valorado en 540 millones de dólares. Durante la ejecución del proyecto se utilizaron drones para mejorar la eficiencia de las obras y renovar el flujo de trabajo reforzando la cooperación entre equipos. De esta forma, se consiguieron eliminar en un 25% los trabajos redundantes.

El estadio tiene 14, 000 asientos y está destinado a convertirse en un nuevo emblema de Fort Worth y del norte de Texas. En su agenda ya están eventos como la feria de ganado y rodeo de Fort Worth en 2020 y el torneo de básquetbol de la NCAA (Asociación Nacional de Atletismo Colegial, por sus siglas en inglés) en 2022.

“La construcción del Dickies Arena comenzó en marzo de 2017 y está previsto que termine en noviembre de 2019. Todas las actividades involucradas han transcurrido con gran eficiencia”, dijo Grant Hagen, Manager de Diseño Virtual y Construcción en Beck.

Grant Hagen dirige el uso de drones para tomar decisiones informadas durante actividades como la planificación y de esta forma tener mayor conocimiento del estado de la obra para llevar a cabo una labor de documentación más eficiente.

Grant y su equipo llevan 15 meses trabajando con drones de DJI en las obras del estadio, inspeccionando regularmente y multiplicando así la eficiencia en todos los ámbitos de la construcción. Los drones pueden utilizarse para el modelado BIM, el mapeado 3D, el seguimiento y la documentación de las obras así como en tareas de inspección. Reducen significativamente los costos operativos y mejoran los flujos de trabajo.

Las imágenes aéreas conseguidas con los drones ayudaron a optimizar la gestión del proyecto en todas sus fases, permitiendo al personal terminar un mapa de sitio completo. Así se consiguió reducir tanto la duración de la fase de planificación, como aumentar su precisión gracias a la recolección de datos mejorada.

Poder realizar un seguimiento diario de la construcción con la ayuda de drones permite conocer el progreso actual de la obra. Esto permite que los equipos de coordinación y desarrollo estén al tanto de los avances, problemas y posibles riesgos en tiempo real y puedan tomar decisiones informadas basadas en una recolección de datos completa.

La información aérea recopilada con drones puede utilizarse también para documentar el progreso del proyecto, compararlo con el diseño original y generar los planos de la obra construida.

La inspección es fundamental en todos los proyectos de construcción. Ser capaz de detectar un problema con rapidez supone un ahorro enorme en el tiempo y los recursos que tendrían que emplearse para remediar dicho problema. Los drones reducen el tiempo necesario para la inspección en más de un 80%. Con ellos, actividades que normalmente tardarían días (con técnicas tradicionales y acceso con cuerdas) pueden realizarse en cuestión de horas.

Otra ventaja clave de los drones en la construcción es la de mejorar la comunicación entre los equipos de trabajo y otras partes interesadas. Documentar el progreso del proyecto mediante drones es una forma sencilla de mantener a todos (arquitectos, propietarios y gestores, entre otros) informados sin tener que desplazarse a la obra. Esto reduce el tiempo invertido en reuniones en un aproximado de 5 horas a la semana y la cantidad de trabajo que se debe repetir en un 25%.

Esta concentración de la información no solo facilita la comunicación entre equipos de trabajo y subcontratistas, sino que también también ayuda en la relación entre Beck y los propietarios y operadores del Arena.

 

¿Cómo es tener un equipo interno de operaciones con drones?

El Dickies Arena es el proyecto número 75 en el que ha participado el equipo de operaciones con drones de Grant. Grant empezó a implementar drones en obra en 2017, con el Phantom 2, utilizándolo al principio solo para tener una vista aérea, el equipo de Hagen rápidamente comenzó a aprovechar las aplicaciones más sofisticadas de esta tecnología. Estas son la generación de modelos BIM, la creación de mapas tridimensionales de la obra y la ejecución de tareas complejas de inspección utilizando imágenes térmicas, entre otras.

La experiencia de Hagen con los drones ha crecido exponencialmente con los años buscando siempre la solución perfecta para su empresa y proyectos. Comenzaron a utilizar los primeros modelos de DJI Phantom, después utilizaron soluciones más completas con plataformas, herramientas, así como SDK personalizados y especializados en tareas de cartografía, evaluación e inspección.

Drones ayudan a repoblar bosques y combatir el cambio climático

DJI nos presenta tres empresas en el mundo que han logrado combatir el cambio climático a través de repoblar bosques y manglares con ayuda de tecnología basada en drones.

El calentamiento global y el cambio climático son un problema creciente, ya que los registros científicos indicaba un aumento en las temperaturas y en el nivel del mar en todo el mundo.

En el centro de este problema había un eje rector: los gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono (CO2) se estaban acumulando en nuestra atmósfera. Al mismo tiempo, los incendios forestales, la tala y la agresiva expansión humana hicieron que disminuyera el suministro de árboles que ayudan a regular y eliminar este CO2 de nuestra atmósfera.

Big Data y robótica para combatir el calentamiento global

Juan Carlos Sesma, fundador de la empresa española CO2 Revolution, decidió que la mejor manera de abordar un problema tan grande era combinar dos de las fuerzas más poderosas que emergen en la tecnología: big data y robótica.

El plan era usar drones para comprender mejor dónde se deben plantar nuevos árboles y automatizar el proceso de plantación para que se puedan repoblar áreas de bosque mucho más grandes.

La compañía diseñó una semilla inteligente especial que se envolvió en un recubrimiento biodegradable, lo que ayudó a brindar la cantidad justa de protección y nutrición a los jóvenes retoños. El objetivo general era utilizar la robótica aérea para reducir considerablemente el tiempo y el costo de la reforestación a gran escala.

Usando la tecnología avanzada de drones, los científicos están replantando grandes áreas de bosques destruidos por el fuego o afectados por el calentamiento global.

La compañía dice que hasta la fecha, tiene una tasa de germinación exitosa del 80%. Uno de sus proyectos más grandes ayudó a reactivar la población de nuevos árboles en el parque Alto Tajo, en España, donde se quemaron más de 200,000 metros cuadrados en un incendio forestal. “Hemos probado otras herramientas, pero nada funcionó con la misma precisión y eficiencia”, dice Sesma. “Es una herramienta que multiplica las posibilidades y, sin duda, los drones resultaron ser la mejor opción”.

 

Plantar semillas con ayuda de tecnología moderna

La revolución del CO2 no está sola. En Estados Unidos, una startup llamada DroneSeed está adoptando un enfoque similar. A principios de este año, se convirtió en la primera compañía que opera en EE.UU. en recibir un permiso de los reguladores para volar varios drones grandes a la vez. Los enjambres de aviones no tripulados trazan un mapa del área con LIDAR (tecnología que perimte determinar la distancia desde un emisor láser a un objeto) y cámaras multiespectrales antes de dejar caer semillas y rociar las malezas.

Todas esas diferentes tareas requieren mucha tecnología, por lo que las unidades de carga pesada diseñadas por la compañía son capaces de transportar más de 57 libras de carga útil. La necesidad de este tipo de solución llegó justo durante el verano, cuando los incendios descontrolados quemaron vastas extensiones de bosques en la costa oeste de EE.UU.

Replantación de manglares en Myanmar

En Reino Unido, una nueva empresa llamada Biocarbon Engineering también está trabajando en este tipo de tecnología. La compañía realizó un ensayo a principios de este año en el que usó drones para replantar manglares en Myanmar. También ha implementado su tecnología en Australia, Sudáfrica y Marruecos.

“En muchos lugares, la gente tiene un mapa tomado por avión o simplemente usa imágenes satelitales de Google Earth. Dibujan cosas a mano y plantan ya sea a mano o con un tractor “, dijo la CEO Susan Graham en una entrevista reciente. “Esto significa que no están capturando datos del punto exacto. Nuestro enfoque nos permite integrar datos y etiquetar geográficamente donde lo hemos plantado, de modo que cuando lo supervisemos en más de 20 años, podremos ver en dónde se han realizado las intervenciones y monitorear los resultados”.

El desafío para todas estas nuevas empresas es encontrar formas de crear un modelo de negocio rentable o al menos sostenible. En medio de crecientes llamados para la retención de carbono, este tipo de esfuerzos podría resultar no solo noble, sino financieramente positivo para las grandes corporaciones.

 

Drones se enfrentan ante nueva regulación en México

Nueva regulación podría frenar el ritmo de adopción de los drones en México. En concreto, el 25 de julio de 2017, la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) emitió una nueva circular obligatoria CO AV-23/10 R4 (la “Circular”) aplicable a todas las personas físicas o morales que operen o pretendan operar drones, conocidos legalmente como un sistema de aeronave piloteada a distancia (RPAS por sus siglas en inglés), es decir, los drones

La Circular actualiza y reemplaza a la versión previa, la cual fue publicada en el 2016, con el propósito de tomar en cuenta las nuevas prácticas internacionales en el sector.

Si bien la Circular es aplicable, entre otros, a todas las personas físicas y morales que pretendan operar o que actualmente operen un RPAS, así como a los fabricantes, importadores y comercializadores del sistema ya mencionado, es importante considerar que la Circular no es aplicable a:

  • Las aeronaves no tripuladas clasificadas como autónomas.
  • Los globos libres no tripulados.
  • Los RPAS operados en interiores, espacios cerrados.
  • Los RPAS operados dentro de instalaciones abiertas donde no se sobrepasen los límites laterales, ni el punto más alto de la instalación aplicable.

La Circular incluye la forma en que son regulados y autorizados los RPAS para una operación segura, así como la evolución gradual de estas operaciones, la normatividad continuará siendo revisada y actualizada tal y como se indica en el proyecto de Norma Oficial Mexicana, mismo  del que se habla más adelante.

Conforme a la Circular, los sistemas de RPAS consisten en el uso de este mecanismo y otros elementos asociados con el equipo de soporte asociado para su operación, los cuales, entre otros, se indican a continuación:

  • Una estación de control
  • Datos de enlace
  • Equipos de navegación y comunicación
  • Mecanismos de lanzamiento y recuperación, en el entendido que el “RPAS” deberá ser controlado por un piloto en tierra.

 

Clasificación de RPAS, según la nueva circular:

Existen requerimientos y limitaciones generales que aplican a las tres categorías y tipos de uso de RPA similares a las establecidas en la circular anterior.

Los requisitos y limitaciones (ej. autorización, registro, altitud máxima de vuelo, límites de velocidad, pólizas de seguro, entre otras) para cada una de las clasificaciones de estos sistemas  dependen de su uso y categoría. Sin embargo, para el caso de RPAS pequeños la nueva Circular establece que se necesitan identificar con una etiqueta de material no flamable, catalogación que deberá contener otros elementos. Asimismo, la nueva Circular elimina los requisitos para los RPAS pequeños, y así llevar a cabo un registro ante la DGAC, lo cual facilita obtener la autorización respectiva.

Por otro lado, de acuerdo a la Circular, los avistamientos podrán ser reportados por las personas conforme a un formato prestablecido por la DGAC ante la Comandancia del Aeropuerto respectivo.

Como anteriormente se establecía, cualquier cuestión que no sea considerada en la Circular deberá resolverse a criterio de la DGAC.

El 20 de septiembre de 2017 se publicó un proyecto de Norma Oficial Mexicana PROY-NOM-107-SCT3-2016 (el “Proyecto”) que confirma la intención de actualizar la regulación en la materia. El Proyecto establece diversas actualizaciones, entre las que se encuentran, emitir lineamientos más específicos en cuanto a la fabricación y a la comercialización de RPAS. Además de generar una distinción entre “operador” y “piloto” de RPAS, diferenciando las responsabilidades de cada uno de ellos.

El Proyecto señala distintos requerimientos para el registro de sistemas Micro, según su uso, eliminándose el requisito de obtener una autorización de operación para esta categoría. Otra modificación que incluye el Proyecto es la inclusión de espacio aéreo en el que los RPAS podrán operarse, estableciendo nuevos requisitos para las estaciones de control, y requerimientos específicos para realizar operaciones nocturnas, entre otras.

Es importante tomar en cuenta que el Proyecto se encuentra en un proceso de discusión y consulta entre cualquier interesado, sin embargo, en su momento, se tendrá que reemplazar a la Circular.

 

N. de P. Hogan Lovells

Nuevos conceptos de drones para enfrentar las catástrofes naturales

La Autoridad Federal de Aviación de Estados Unidos ha concedido un permiso especial estos días, coincidiendo con la catástrofe del huracán Harvey en Houston, con el fin de que el uso de los aviones y dispositivos no tripulados puedan ayudar en los esfuerzos de socorro de las personas. No obstante, los fabricantes se esfuerzan en lanzar nuevos dispositivos que cumplan con las normativas para convertirse en productos de uso masivo.

Este año, durante la celebración de la feria IFA que está teniendo lugar en Berlín, PowerVision está llevando a cabo demostraciones de diferentes modelos de dron que no necesitarían autorización de la FAA para ser desplegados al cumplir con los requisitos de las leyes del Estado. Es el caso del PowerRay, un dron muy especial subacuático que cuenta con autonomía para desplazarse bajo el agua. Con casi medio metro de longitud, está equipado con una cámara de vídeo de calidad 4K que permite monitorear en tiempo real lo que está sucediendo bajo el agua. Transmite a través de red Wifi y dispone de focos de gran potencia para penetrar en la oscuridad. Según afirman sus fabricantes, está preparado para soportar hasta 30 metros de profundidad. Se mueve a velocidades de hasta 1.5 metros por segundo (3 nudos). Su batería de 6.400 mAh puede mantenerlo funcionando durante algo más de 4 horas de uso si no se le fuerza a moverse a su máxima velocidad.

A pesar de que el dispositivo puede emitir las imágenes por conectividad inalámbrica, las ondas de radio pueden verse alteradas por el agua. Es por este motivo por el que el dron dispone de un cable para llevar las señales entre el dispositivo y una estación base WiFi que permanece en la superficie. Dicho cable tiene una longitud de más de 70 metros para garantizar la máxima movilidad del mismo.

El dron de PowerRay puede funcionar tanto en agua dulce como salada, transmitiendo vídeo a 1080p y grabándolo a calidad 4K UHD. También puede grabar imágenes fijas a calidad de 12 megapíxeles y hasta 5 fotogramas por segundo en sus 64 GB de almacenamiento interno. El PowerVision incluye un kit con el dron, la estación base, las fuentes de alimentación, el controlador inalámbrico y dos auriculares Zeiss VR One Plus, presentando un precio aproximado de 2,00 dólares.

A pesar de que como indican sus desarrolladores, el PowerRay fue originariamente diseñado como dispositivo para la pesca, dado que incluye un dispositivo Sonar para localizar bancos de peces a 40 metros de profundidad, se ha visto que sus dotes pueden ser aprovechadas en situaciones de servicios de emergencia y compañías de seguros que se ven en la necesidad de inspeccionar infraestructuras inundadas.

Peter Sayer, IDG

 

El hackeo de drones para acercar la tecnología a toda la sociedad

Si la gran barrera para el acceso de todos los públicos a las entrañas de las tecnologías que utilizamos a diario es la complejidad técnica, el libro Hacking con drones es el bote salvavidas para quien quiera adentrarse en este mundo sin morir en el intento. Es la definición de David Meléndez, autor de la obra e ingeniero de software en sistemas embebidos de Albalá Ingenieros, quien pretende que el único factor común que aúne al público a conocer los secretos de estos aparatos voladores no tripulados sea la curiosidad.

Para ello, reconoce, ha planteado el tomo intentando abordar temas específicos, huyendo de la academia, a su vez, permitiendo que el lector pueda crear su propio dron desde cero. En él detalla todos los pormenores de estas aeronaves de una manera sencilla y sin la necesidad de tener conocimientos adquiridos previos. Una invitación a generar creadores de tecnología.

“El mensaje principal es que no hay que conformarse con ser meros consumidores de cosas y fomentar el gusto por saber cómo funciona la tecnología que nos rodea”, explica. De hecho, y como nuestras vidas ya están ‘acorraladas’ por los cachivaches electrónicos, Meléndez cree que un buen ejemplo es el mundo de los drones, que, además de ser “divertidos” encierran grandes complejidades y curiosidades. Por ejemplo, una parte del software que se usa para estabilizarlos se inventó ya en los años 60 para ir a la luna.

¿Por qué enseñar tecnología de un ámbito tan específico como es el mundo de los drones? Como hemos visto, y aparte de poseer reglas y tecnologías comunes a muchas otras ciencias, del libro trasciende la idea de que estos aviones han aterrizado para quedarse tanto en el ámbito profesional como en el lúdico. En profesiones como la militar, agricultura, topografía o sanidad ya son tan celebrados como en carreras deportivas. Y poco a poco se irán extendiendo en espectáculos y en el área de consumo. “En este sentido, veo un potencial enorme a los drones más pequeños, libres de las muchas restricciones y burocracias legales necesarias para usarlos. También libres de muchos riesgos físicos, con capacidades para educación y aprendizaje incluso dentro de las escuelas”. Sin embargo, reconoce Meléndez, no hay que esperar una gran disrupción en un futuro cercano más allá del afianzamiento de estas aplicaciones, ya que implica drones mucho más sofisticados y un marco legal acorde.

Un sector lleno de desafíos

Es en esta anterior afirmación donde comienzan los problemas para este sector. Son varios los retos a los que tiene que hacer frente la industria. Por el momento, y aunque urge, no hay marco normativo concreto y común para el espacio aéreo europeo. “Creo que al ámbito legal no le sientan bien los entornos cambiantes”, explica. “Una ley demasiado general da pie a interpretaciones arbitrarias, y una muy específica se queda obsoleta rápidamente. Tampoco es un tema que preocupe a la opinión pública general, por lo que los encargados de establecerla no tienen ninguna presión mediática suficientemente potente como para plantearse otro ritmo”.

Otro desafío capital es el de la seguridad, y aunque enlaza con el reto anterior, pues es algo que la ley tiene también que tratar, al igual que con el resto de tecnologías, no hay un dispositivo que garantice la invulnerabilidad. Desde la señal WiFi al GPS todo es susceptible de ser atacado. Incluso las comunicaciones. Y, en este caso, también hay que tener muy en cuenta la seguridad física. “En mi caso, lo descubrí programando el software que controla los motores. Ves que lo que programas tiene consecuencias físicas y eso, aunque estimulante, puede ser peligroso”. Estos desafíos también han sido abordados en el libro, dirigido tanto a “entusiastas de los drones como al que simplemente tiene interés por la tecnología en general”.

M. Moreno

 

Drones desarrollados por el MIT controlarán el inventario en almacenes

Las etiquetas de identificación de radiofrecuencia o RFID, por sus siglas en inglés, destacan por revolucionar la gestión de la cadena de suministro para el sector retail.

Sin embargo, estas etiquetas sin batería que reciben energía inalámbrica de los escáneres y luego difunden los números de identificación han resultado ser un fracaso. Y eso que prometían facilitar a los administradores de almacenes el registro de inventario. Sin embargo, este sistema ha resultado ser un fracaso para la industria de ventas al por menor. Walmart, por ejemplo, informó de que en 2013 perdió tres mil millones en ingresos debido a desajustes entre sus registros de inventario y sus acciones. Ni siquiera esta tecnología pudo salvar tanto desbarajuste.

En este sentido, y para paliar dicho fracaso, ingenieros del MIT han desarrollado un sistema que permite a los drones leer etiquetas RFID desde varios metros de distancia, con el objetivo de identificar las ubicaciones de las etiquetas, con un margen de error de unos 19 centímetros. Dichos investigadores prevén la utilización de esta tecnología en grandes almacenes para obtener una monitorización continua y evitar el desajuste de inventario, la desubicación de los artículos individuales y para hacer más eficiente la labor de los empleados.

El desafío principal en el diseño del sistema era que, con el estado actual de la navegación autónoma, los únicos aviones no tripulados lo suficientemente seguros como para volar a corta distancia de los humanos tienen que llevar rotores de plástico que no causarían lesiones en caso de colisión. Pero ese tipo de drones son demasiado pequeños para llevar lectores RFID. Desde el MIT han resuelto en problema utilizando los aparatos para retransmitir las señales emitidas por un lector estándar de RFID, lo que no solo soluciona la cuestión de la seguridad, sino que también significa que los drones podrían ser desplegados en conjunción con los sistemas de inventario existentes, sin necesidad de nuevas etiquetas, lectores o software lector. “Entre 2003 y 2011, el ejército de los Estados Unidos perdió la pista de los 5,800 millones de dólares de suministros de entre sus almacenes”, explica Fadel Adib, profesor del MIT. “En 2016, la Federación Internacional de Minoristas de los Estados Unidos informó que la reducción de la pérdida de artículos en las tiendas minoristas fue de alrededor de 45,200 millones. Nuestra investigación proporcionará un avance tecnológico fundamental para superar estos problemas”.

Redacción

 

 

Solución basada en drones para comunicar emergencias

ZTE Corporation confirmó el éxito de su solución de comunicación de emergencias basada en drones en cooperación con la sucursal de Quanzhou de China Telecom. La solución utiliza un drone multi-rotor industrial y está equipado con una una estación Pico base ZTE y Equipo Local del Cliente (CPE).

Tiene un peso de 15 Kg que le permite llegar de manera fácil y rápida a la escena de rescate.

La prueba demostró que el drone podría estar operativo y volar en 10 minutos. Dentro de una distancia de control de 5km, 0. La velocidad de bajada de datos alcanza los 30 Mbps y un promedio 3.3 mean opinion score (MOS) para el voice over long-term evolution (VoLTE), garantizando una buena experiencia para el usuario.

Hoy en día, la gente exige un acceso constante a la información para poder compartirla y poder contactar con otros en cualquier momento, y en cualquier lugar, a través de los smartphones. Sin embargo, cuando ocurren desastres naturales o ataques terroristas, las estaciones móviles a menudo quedan inhabilitadas interrumpiendo los servicios móviles y causando grandes dificultades en las acciones de rescate.Normalmente se tarda de 10 a 48 horas en recuperar estaciones base móviles o en desplegar estaciones base de emergencia.

Por esto es importante obtener una solución de comunicación de emergencias más flexible. La solución de comunicación de emergencias basada en drones de ZTE adopta señales macro cell 4G para el backhaul, tiene un costo bajo y se puede desplegar fácilmente.

La sucursal de Quanzhou de China Telecom, mantendrá la cooperación con ZTE para seguir explorando en soluciones de drones y poder ampliar los tiempos de vuelo y seguir expandiendo aplicaciones basadas en drones para conseguir soluciones de comunicación de emergencias.

 

IDG.es

Desarrollos que marcaron el mundo tecnológico en 2016

Sin lugar a dudas, la Cuarta Revolución Industrial se ha marcado el nacimiento de nuevos desarrollos tecnológicos, los cuales van desde una aplicación de Realidad Aumentada para jugar en el mundo real hasta los vehículos autónomos que poco a poco gozan de infraestructura para recargarse en nuestro país.

Muchas empresas aprovechan cada año las diferentes ferias y eventos tecnológicos para presentar sus nuevos productos y las actualizaciones de los existentes.

Los avances tecnológicos que destacaron en el 2016 han traído la automatización de tareas, trabajos y aspectos de nuestra vida diaria. También se vieron avances en los videos juegos de realidad virtual con multijugador y en la conectividad de todos los aparatos electrónicos dentro de tu hogar.

Idat ha creado una infografía con los desarrollos tecnológicos más importantes del 2016, además destaca los eventos y las fechas más icónicas dentro del rubro.

Se venderán casi tres millones de drones en 2017

La popularidad que han tenido los drones, tanto comerciales como de consumo, continúa aumentando. El mercado general de drones crecerá sustancialmente en los próximos años, aunque la dinámica de los submercados de consumo y comercial es muy distinta, de acuerdo con Gartner.

La producción de drones aumentará los ingresos mundiales del mercado un 34%, alcanzando los 6,000 millones de dólares en 2017 y superando los 11,200 millones de dólares en 2020. Según la firma de análisis, este año se venderán casi tres millones de drones, un 39% más que en 2016.

Los drones de consumo continuarán siendo muy populares y serán una extensión muy fácil de adquirir para tomar fotografías y para disfrutar de otras opciones de entretenimiento. Pueden volar a corta distancia y durante poco tiempo: los de gama alta llegan a un máximo de 5 mil metros de distancia. La altura de vuelo está limitada a 500 metros, pesan alrededor de 2 Kg y cuestan menos de 5,000 dólares.

Por su parte, el mercado de los drones comerciales es mucho más pequeño, con un precio de venta medio significativamente superior al de los drones de consumo. Con cada vez más países consolidando sus regulaciones en este campo, el mercado ha empezado a estabilizarse y todas las industrias están comprando y probando drones. Los drones comerciales normalmente tienen una carga útil más alta, mayores tiempos de vuelo y sensores que controlan los vuelos y los hacen más seguros.

“Los mercados de drones comerciales y de consumo se están superponiendo cada vez más, ya que los dispositivos personales de bajo precio se están utilizando para proyectos comerciales”, afirma Gerald Van, analista de Gartner. “Avances tecnológicos recientes están difuminando las líneas, permitiendo que los drones de consumo sean utilizados en muchas aplicaciones con un propósito determinado, como vigilancia, mapeo en 3D y modelado”, añade el analista.

Las inspecciones industriales han tenido mucho éxito, especialmente en los mercados de petróleo y gas, energía, infraestructura y transporte, y las regulaciones no han tenido tanto impacto en ellos como se pensaba originalmente. La mayoría de las inspecciones son de corta distancia y bajas, ya que están examinando equipos que están cerca del suelo o en él. Gartner prevé que el segmento de inspección domine el 30% del mercado de drones comerciales en 2020.

Irene Muñoz

 

Alphabet cancela el proyecto Titan para desplegar Internet

Los trabajos se basaban en la colocación de globos aerostáticos que llevaban conexión a áreas remotas. Sin embargo, el proyecto no ha salido adelante ya que los globos interfieren con los drones en el desarrollo de sus funciones.

La matriz de Google, Alphabet ha cerrado la unidad Titan que estaba explorando el uso de vehículos aéreos no tripulados para el despliegue de servicios de Internet. La herramienta central era el proyecto Loon, una especie de globo aerostático capaz de proveer conexión a áreas remotas. Una de las grandes razones por las que se cancela el proyecto es que los globos interfieren con los drones a la hora de realizar sus funciones.

Google adquirió en 2014 Titan Aerospace y el equipo de la puesta en marcha llegó en 2015 en el laboratorio X, que incuba una serie de proyectos de Alphabet como el de la entrega basada en drones.

Pero, el trabajo sobre el uso de vehículos aéreos no tripulados se pasó al proyecto Loon poco después de la compra, debido a que contaban con “buena salud económica”. Sin embargo, este proyecto ha terminado cerrando definitivamente.

Ahora, muchas de los trabajadores del equipo Titan serán reasignados a otros proyectos de X. La organización también ha invertido en satélites que pueden transmitir señales de Internet a la tierra. En enero de 2015, Google invirtió en SpaceX, una compañía privada dirigida por Elon Musk para diseñar, fabricar y lanzar cohetes y naves espaciales.

Redacción