Etiqueta: EC2

¿Qué proveedores de nube ofrecieron el “mejor uptime” en 2014?

uptime-monitorAmazon Web Services y Google Cloud Platform registraron impresionantes estadísticas sobre la confiabilidad de sus nubes públicas de basadas en Infraestructura como Servicio (IaaS) en el 2014. Ambos proveedores se aproximaron a lo que algunos consideran el Santo Grial de la disponibilidad: los “cinco nueves”.

Retrocedamos al 2012 y veremos que los críticos se quejaron que la nube estaba plagada de caídas, desde aquella caída que afectó a Reddit y a muchos otros sitios, hasta el fiasco de vísperas de Navidad que impactó en Netflix. La historia fue diferente el año pasado.

CloudHarmony, firma de seguimiento de sitios web, monitorea la frecuencia con la que un grupo de más de cuatro docenas de proveedores de nube experimentan caídas en sus servicios. La compañía tiene un servidor web en cada una de las nubes de estos proveedores y registra los momentos en los que no está disponible el servicio, registrando tanto el número como la duración de las caídas. Este método no es perfecto, pero ofrece una buena idea de cómo están trabajando los proveedores. Y en general, los proveedores lo están haciendo bien y están mejorando.

¿Quién fue quién en 2014?

Amazon y Google destacaron en particular. La Elastic Compute Cloud (EC2) de Amazon registró 2.41 horas de downtime en 20 caídas en el 2014, lo cual significa que funcionó en el 99.9974% del tiempo. Dado el tamaño de AWS –Gartner predijo el año pasado que Amazon tenía un sistema distribuido que es cinco veces más grande que sus competidores– estas cifras son impresionantes.

Quizás incluso más impresionante es el uptime del servicio de almacenamiento de la Google Cloud Platform, el cual experimentó 14 minutos de downtime en todo el 2014, de acuerdo con CloudHarmony. Eso significa un porcentaje de uptime de 99.9996%.

“Los actores mejor establecidos están afinando sus sistemas y se están haciendo muy estables”, señaló Jason Read, CEO de CloudHarmony (ver los datos completos aquí). AWS ha estado proporcionando servicios de nube más tiempo que cualquier otro del mercado y Google utiliza su actual infraestructura para su nube, por lo que también tiene un prolongado registro de tiempo administrando un sistema distribuido confiable”.

cloud-uptime-flechasProblemáticas que debieron superar

A pesar de todo esto, los proveedores de nube tuvieron problemas en el 2014. Alrededor del 10% de las instancias EC2 de AWS tuvieron que ser rebootedas luego de que se identificara una vulnerabilidad Xen el pasado otoño. Rackspace también necesitó hacer un gran reboot, y Microsoft tuvo una interrupción en su servicio de almacenamiento en noviembre. Verizon ha comenzado el 2015 diciendo a sus clientes que su nube estará fuera de servicio por hasta 48 horas este mes por mantenimiento programado.

La caída de Microsoft contribuyó para que el año fuera difícil para Azure en términos de disponibilidad. En el campo de la computación, Azure experimentó 92 caídas totalizando 39.77 horas. Su plataforma de almacenamiento tuvo 141 caídas, un total de 10.97 horas. En comparación, la plataforma de almacenamiento de AWS tuvo 23 caídas y 2.69 horas de downtime. Microsoft no ofreció comentarios para este artículo.

¿Se llegará a los “cinco nueves”?

La mayoría de los proveedores parecen estar mejorando sus plataformas, pero ¿podrá algún día la nube llegar al punto de ofrecer los “cinco nueves” de disponibilidad que ofrecen los carriers?

Donnie Berkholz, analista senior de la consultora RedMonk, señala que al mirar con cuidado los datos de CloudHarmony se puede ver que algunos proveedores ya están logrando los “cinco nueves”.

Google, por ejemplo, lo está haciendo con su plataforma de almacenamiento. Algunas de las regiones de AWS –CloudHarmony monitorea múltiples regiones en la nube de AWS– tuvieron sólo unos cuantos minutos o cero downtime el año pasado, y esto logra “cinco nueves”.

Todo parece indicar que, cada año que pasa, con el incremento en el tamaño, los proveedores de nube se vuelven mejores en la oferta de sus servicios. Pero hay otra tendencia interesante, señala Berkholz, y es que los usuarios podrían estar aprendiendo de las caídas.

Algunos proveedores de nube –Microsoft Azure y el relativamente nuevo Digital Ocean, por ejemplo– son populares a pesar de no tener fantásticos uptimes en el 2014 (Azure tuvo 39 horas de downtime mientras que CenturyLink tuvo 26 horas y Digital Ocean tuvo 16). “La frecuencia de las caídas, dentro de un cierto rango, no es un obstáculo para la adopción de un proveedor de nube”, escribió Berkholz en un correo electrónico. “La pregunta entonces no es cuál proveedor es el mejor, sino cuál es el límite de los que los clientes consideran aceptable”.

¿Cómo prepararse ante una caída?

Hay muchas maneras para que los usuarios se preparen para una caída de la nube: no alojar cargas de trabajo en un solo lugar; usar herramientas para transferir el tráfico desde los servidores con problemas; evaluar frecuentemente el sistema en cuanto a su tolerancia a fallas, etcétera.

Quizás los usuarios están prestando atención a estas mejores prácticas. O quizás no están colocando material confidencial en la nube que podría afectarse con una caída. Y es que tanto los proveedores de nube como los usuarios parecen mejorar la provisión y uso de estos servicios.

-Brandon Butler, Network World

Seis avances notables en tecnología de la nube

Seis avances de nube¿Usted cree que nada cambia en la nube? Este puede parecer ser el caso si, por ejemplo, una empresa comienza a utilizar Box para presentaciones de ventas, o a confiar en uno de los muchos paquetes de contabilidad en línea que funcionan desde cualquier lugar y que administran la seguridad para usted. Sin embargo, muchos de estos sistemas están madurando, aunque no hacen mejoras radicales y eso, a menudo, es algo bueno.

No obstante, las innovaciones siguen apareciendo. Y muchas, como las seis que se exponen a continuación, podrían afectar su negocio este año.

La secuenciación genética

El uso de supercomputadoras de gran capacidad para apoyar la investigación del cáncer no es algo nuevo. Pero mover los cálculos científicos a la nube, supone una tarea de gran envergadura. El analista Charles King señala que este proyecto es importante por dos motivos: primero, por tratar de entender la secuencia del genoma que se produce en pacientes con cáncer cerebral; y segundo, muestra cómo la nube está madurando. La versión basada en la nube de IBM Watson puede analizar las bases de datos y aprender a personalizar los tratamientos según el ADN del paciente.

Microsoft Office 365 para la iPad

Al parecer, este avance podría no cambiar al mundo, aunque es sorprendente que Microsoft por fin haya lanzado aplicaciones de Office en la iPad de Apple. Esto cambia el juego para los usuarios de negocios, ya que las aplicaciones se sincronizan de forma segura en la nube.

Estas aplicaciones también son gratuitas para los usuarios de negocios que ya se han estandarizado en Office 365, y pagan las cuotas mensuales de almacenamiento de uso de la web. Es importante destacar que las aplicaciones se han diseñado para el uso en tablets, lo cual significa que soportan el toque de pantalla y otros gestos.

Basic6

El uso de una consola para administrar servidores de la nube y servicios de centros de datos en una sola vista, le permite realizar tareas como la administración de cuentas, el establecimiento de contraseñas y el control de características de Amazon Elastic Compute Cloud  (EC2).

Sin embargo, la principal novedad con Basic6 consiste que el tablero de instrumentos funciona en tiempo real para servicios como Caja y AW, al mismo tiempo. La mayoría de las funciones se gestionan mediante una estructura de árbol en el panel izquierdo. De esta manera, la consola mantiene un registro de auditoría de exactamente qué cambios se hicieron en qué servicios de la nube.

Box View

Escribir código para la nube podría ser casi tan aburrido como un examen de salud rutinario, pero Box lo está haciendo lo más fácil posible. Una de las innovaciones, denominada Box View, brinda a los no programadores una forma de cargar un documento de negocios y crear sitios HTML avanzados con un visor de documentos integrado. Esto es un signo de lo que vendrá, es decir, la nube seguirá evolucionando en términos de desarrollo de aplicaciones personalizadas y de funciones que respondan a las necesidades del negocio.

Áreas de trabajo de Amazon

Ofrecer un escritorio virtual a los empleados siempre ha sido un gran desafío del área TI, esto es, asegurar que el escritorio esté siempre disponible y listo para un rápido rendimiento. Amazon recientemente lanzó WorkSpaces, una computadora de escritorio basada en la nube que se ejecuta en computadoras portátiles y tablets.

La principal innovación de WorkSpaces consiste en la optimización de la red usando Amazon Web Services; esto proporciona el mismo tipo de disponibilidad que se espera de un servicio de almacenamiento en la nube o una aplicación personalizada.

Smartvue

La videovigilancia en un ámbito corporativo es diferente a la vigilancia que requiere en su casa, pues existen políticas apropiadas para la encriptación de la señal, el almacenamiento del video grabado y la gestión de las cámaras, entre otras. Los servidores de vigilancia en la nube Smartvue le permiten ver y administrar las cámaras desde un navegador web. Las cámaras de seguridad instaladas en los locales pueden conectarse al servidor de la nube para la gestión de políticas, el almacenamiento y los controles de seguridad. Así, muchas cámaras de otros fabricantes funcionarán también.

_____________________

John Brandon, CIO

Cuándo preferir la nube de Google y cuándo la de Amazon

Google o AmazonEn general, las nubes de Google (Google Compute Engine o GCE) y de Amazon (Amazon Web Services o AWS) son servicios similares: Ambas ofrecen computación y almacenamiento bajo demanda, lo que significa que los clientes pueden crecer o decrecer sus necesidades en infraestructura sin tener que invertir capital en hardware.

AWS ofrece servicios IaaS basados en la nube por mucho más tiempo que Google, por lo que la empresa tiene una ventaja en la docena de servicios que ofrece en la nube y en la confiabilidad de los mismos, señala el cofundador y vicepresidente de productos de Cloudyn, Vitally Tavor.

Por su parte, GCE tiene sólo un puñado de servicios, pero las ofertas que ha puesto en el mercado son, por lo general, de mayor rendimiento, dándoles a los consumidores más explosión teórica por cada dólar.

Entonces, ¿es momento de mover sus cargas de trabajo de AWS a GCE? Tavor anota que para algunas aplicaciones, la respuesta es un “sí”.

En general, para aplicaciones de corta duración que requieren una máquina de alto rendimiento, la nube de Google parece ser la mejor, señala Tavor. Para aplicaciones complicadas que están alojadas en la nube por un periodo largo de tiempo y que usan una variedad de diferentes tipos de servicios basados en la nube –desde bases de datos warehouse, balanceadores de carga, sistemas de nombre de dominio y redes de entrega de contenido– AWS es todavía la mejor elección, agrega.

Cuándo sí y cuándo no

Una manera fácil de determinar si es un candidato para migrar todas sus cargas de trabajo de AWS a GCE es mirar qué servicios de AWS son los que está utilizando, y ver si están disponibles en la nube de Google.

Cabe señalar que Google ofrece una infraestructura de cómputo, almacenamiento, bases de datos y análisis de datos (llamada BigQuery). Los equivalentes de AWS de estos servicios son Simple Storage Service (S3), Elastic Compute Cloud (EC2) y Elastic MapReduce (EMR).

De los usuarios de Cloudyn, casi la mitad sólo utiliza los servicios de computación y almacenamiento básicos en la nube de AWS, los cuales Google tambien ofrece. Así que, en teoría, podrían mover sus cargas de trabajo a la nube de Google, señala Sharon Wagner, cofundadora y CEO de Cloudyn. La otra mitad de los clientes de Cloudyn usan las características avanzadas de la nube de AWS, las cuales Google aún no ha implementado, y por lo tanto no son candidatos ideales para hacer la mudanza de nube, añade.

Cuestión de precios

Una gran diferencia entre AWS y GCE es el esquema de precios. Al respecto, AWS ofrece tres opciones a los clientes: 1) El valor se establece por demanda o a la carta, es decir, los precios pueden subir o bajar según lo que el cliente quiera y sin compromiso a largo plazo; 2) Las instancias puntuales que se adquieren mediante subastas o remates son mucho más baratas, pero son mejores para aplicaciones tolerantes a fallas porque los servicios pueden ser interrumpidos inesperadamente en cualquier momento; 3) Las instancias reservadas son las menos costosas, pero requieren un contrato de uno o tres años.

Por lo que respecta a GCE, éste tiene una facturación por minuto, comparada con la facturación por hora de AWS. Por lo tanto, si los clientes quieren ejecutar trabajos de cómputo de corta duración, GCE sería una mejor opción. Además, si un cliente busca ejecutar algo en la nube por mucho más tiempo, entonces los precios de AWS serán más favorables.

A modo de comparación, la instancia de m3 estándar de AWS cuesta 0.113 dólares la hora, mientras la instancia estándar de Google cuesta 0.104 dólares, ambos vienen con 3.75GB de memoria.

“Para muchas aplicaciones, GCE es muy buena”, señala Tavor, aunque agrega que todavía hay algunos problemas donde se debe trabajar. Por ejemplo, Tavor ha programado mantenimiento un par de veces por año, pero los servicios no han estado disponibles.

Es más fácil decirlo que hacerlo

Hasta ahora, GCE sólo apoya a Linux OS y no a Windows. Sin embargo, es una plataforma de nube de alto rendimiento y distribuida globalmente, por lo que sin duda vale la pena considerarla como una opción, añade Tavor.

Si un consumidor está en condiciones de utilizar GCE, Tavor afirma que por lo general es una buena idea repartir cargas de trabajo a través de diferentes proveedores de nube. Incluso con los Acuerdos de Nivel de Servicio (SLA, por sus siglas en inglés), los cuales garantizan un cierto nivel de tiempo de actividad, estos servicios IaaS en la nube todavía pueden bajar.

AWS recomienda a los clientes dividir la carga de trabajo a través de varias zonas de disponibilidad dentro de la nube; para los clientes que buscan extra protección, pueden dividir y esparcir las cargas de trabajo a través de las diferentes regiones de la nube de AWS. Más protección significaría esparcir las cargas de trabajo a través de múltiples proveedores.

GCE ha avanzado hasta un punto donde el hecho de considerar usar la aplicación como un servicio de copias de seguridad o un servicio primario, se ha convertido en destino, indica Wagner.

Sin embargo, es más fácil decirlo que hacerlo, pues las aplicaciones ideales que se deberían mover son las ligeras, lo que significa que no tienen muchos datos (menos de un par de terabytes). Moverlas de un proveedor a otro puede ser tan fácil como ejecutar su aplicación en GCE en comparación con AWS.

No obstante, si los servicios han sido diseñados para ser ejecutados específicamente en la nube de AWS, o sacarle provecho a algunas características que sólo la nube de AWS ofrece –como su servidor DNS, CDN, Redshift o su base de datos DyanmoDB–, entonces sería mejor que se queden en la nube de AWS, anota Tavor.

En el pasado, la plataforma de Cloudyn sólo apoyaba y le daba seguimiento a AWS, pero ya extendió el apoyo a las instancias de GCE. De esta forma, y como parte del paquete SaaS-delivered de Cloudyn, analizará el uso de IaaS de los clientes y los alertará en caso de que haya mejores configuraciones de almacenamiento virtual o máquinas virtuales que puedan ser usadas.

Estas nuevas características permiten a los consumidores comparar los precios de ejecución de las aplicaciones en AWS versus las de GCE.

Otros jugadores

Sin embargo, Google y AWS no son los únicos jugadores. Microsoft y Rackspace tiene ofertas de IaaS convincentes, señala Tavor.

Rackspace sobresale y se distingue en las cargas de trabajo OpenStack, mientras Microsoft en aplicaciones de Windows. También IBM “se está poniendo interesante”, según Tavor, pues ha anunciado tener planes para dejar una huella significativa en el negocio de la nube este 2014.

__________

Brandon Butler, Network World