Etiqueta: encuesta

El 50% de las Pymes pagan el rescate del ransomware

Ponemon Institute y Carbonite presentan los resultados de una encuesta en la que se destacan varias cosas: casi la mitad de las empresas pagan los rescates, pocas usan las prevenciones necesarias y muchas no creen que pueden ser un objetivo potencial.

Según una encuesta publicada por Ponemon Institute y Carbonite, más del 50% de las pequeñas y medianas empresas han sido víctimas de ransomware; y de éstas, el 48% pagó un rescate. De hecho, la misma empresa Carbonite sufrió cuatro ataques de ransomware el año pasado, y por ello tuvo que pagar un rescate de 2,500 dólares por incidente y pasó 42 horas lidiando con el ataque.

De los que no pagaron, el 42% dijo que tener una copia de seguridad completa y precisa fue la razón. Asimismo, sólo el 13% dijo que su preparación para prevenir el ransomware era alta y el 46% de los encuestados dijo que la prevención en este tipo de ataques era una alta prioridad para su empresa. “La gente dice que sabe que deben tener una copia de seguridad, un antivirus y contraseñas fuertes, pero luego no lo hacen”, explica Norman Guadagno, principal evangelista de Carbonite que proporciona servicios de copia de seguridad en la nube.

El problema radica en que las empresas no se terminan de creer que los hackers se van a molestar en atacarles a ellos. Según el informe, el 57% de los encuestados dijo que sus empresas son demasiado pequeñas para ser un objetivo del ransomware. Guadagno, en cambio, expresa todo lo contrario: “Cada negocio es un objetivo potencial. Si tienes un ordenador, eres un objetivo”.

Las empresas no sólo deben tener antivirus en su lugar para evitar que los ransomware entren sino también entrenar a sus empleados para detectar posibles ataques. Según el informe, sólo el 29% de los encuestados dijeron confiar en que sus empleados podrían detectar vínculos o webs de riesgo.

“No estoy diciendo que no es una batalla constante entre nosotros y ellos”, expresa el evangelista. “Pero nos sentimos muy confiados. Hemos ayudado a más de 10,000 en los últimos dos años a recuperar sus datos de forma segura”.

Redacción

 

Prácticas eficaces que emplean los equipos de Big Data

La Transformación Digital pasa por diferentes áreas: desde el customer experience, el puesto de trabajo de los empleados, hasta la cultura de la empresa, pero como ladrillo que sustenta el edificio aparece el big data. Según el informe “The Big Data Payoff: Turning Big Data into Business Value” las empresas que más progresan con el uso de iniciativas de big data son aquellas que tienen un modelo de gobernanza bien estructurado, un enfoque disciplinado hacia la implementación y una alta dirección comprometida.

La encuesta elaborada por Informática y Capgemini, señalan que la muestra consta de 200 ejecutivos senior de TI y de gestión de datos, y según ésta, menos de un tercio (27%) de los proyectos de big data son actualmente rentables, ¿cómo es posible?.

El factor que correlaciona la rentabilidad y el big data es el cuerpo de gobierno de la estrategia: según la encuesta, los COO (directores de operaciones) y CDO (directores de datos) tienen el doble de posibilidades que los CIO (directores de TI) de llegar a dirigir proyectos rentables de big data.

Más de la mitad de los encuestados declara que los CIO son los responsables de la estrategia de big data, aunque parece que esta responsabilidad se extiende a otras líneas de negocio, tal como refleja la posible intervención del COO (20%), del CTO (director de tecnología) (16%) y del CMO (director de marketing) (16%).

“Las empresas que ya están obteniendo rendimientos tienen el control de la estrategia de big data, con un impacto radical en el rendimiento”, explica Víctor Martín, director de Insights & Data de Capgemini en España.

“Evidentemente, el campo de batalla clave es la dirección de iniciativas, que recuerda a aquello de lo que hemos ido siendo testigos en la transformación digital”, añade Martín. Existe una influencia creciente de otras áreas de negocio en iniciativas de big data; además, las organizaciones que ya sacan partido de sus iniciativas de big data, tienden a ser más eficientes en la mejora de la calidad de los datos y el gobierno de los datos y mejores en la aplicación de normas de organización:

  1. Tres cuartos (75%) de las empresas consultadas que afirman obtener rendimientos con el big data, señalan que su progreso en la mejora de la calidad y el gobierno de los datos es excelente o muy satisfactorio, en comparación con el 50% que así lo considera del total de la muestra.
  2. También un 75% de este segmento apunta que el área de estandarización y la mejora de la cohesión en la empresa son excelentes o muy buenos, en comparación con el 47% del total de encuestados.

El conocimiento es poder

Dentro de la encuesta se enfatiza la importancia de los datos bien aprovechados, es por ello que existen dos fases en los proyectos de big data: en punto de equilibrio (ni pérdidas ni ganancias) o están generando pérdidas. Como dato clave, la mayoría de las empresas aún no se basan en el conocimiento de datos, pero poner en práctica el big data no es tan complejo como pueda parecer, especialmente teniendo en cuenta los resultados positivos; estos son los cimientos de la estrategia que siguen las empresas de éxito al emplear el big data:

Garantizar el respaldo y la intervención de los primeros ejecutivos en las iniciativas de big data. Cualquier cargo por debajo del comité ejecutivo no es suficiente para impulsar cambios de valor y duraderos.

  1. Ampliar la arquitectura de la información a través de la modernización de los sistemas de almacenamiento de datos, al tiempo que integrar las tecnologías nuevas de big data.
  2. Crear una estructura de gobierno de la estrategia de datos sólida y colaborativa, que propicie la agilidad organizativa, a la vez que sume la seguridad y la calidad de datos.
  3. Fomentar una cultura corporativa que sea dinámica, que se fundamente en el uso de los datos e implique tanto a la alta dirección como al resto de empleados desde las primeras fases de desarrollo, utilización y mejora de las soluciones de big data.

Redacción

Empresas invierten en infraestructuras de nube pública como servicio

Una encuesta aplicada a más de 6 000 organizaciones TI, descubrió que casi dos tercios de los entrevistados están o bien utilizando o bien tienen en mente comenzar con un proyecto de nube pública IaaS antes de que finalice 2016. IDC prevé unos ingresos de más del triple en la nube pública IaaS en solo un año. Se pasaría de unos ingresos de 12 600 millones de dólares en 2015 a 43 600 millones en el 2016, con una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 28.2% en un período de cinco años.

Cabe destacar que el mercado de la nube pública IaaS creció 51% en 2015, la consultora IDC espera que este alto crecimiento continúe hasta el año 2016 y 2017 con una tasa compuesta anual de más del 41%. Se espera que la tasa de crecimiento desacelere después de 2017 ya que las empresas cambian de exploración, a la optimización de la nube. Además, otras alternativas como la gestión de la nube privada adquirirán madurez y disponibilidad, proporcionando las organizaciones de TI más opciones a medida que planifican su transformación de infraestructura.

Deepak Mohan, director de investigación de almacenamiento en la nube pública e infraestructura de IDC, asegura que “los servicios de nube pública son cada vez mejor vistos como un facilitador de agilidad y velocidad en el negocio”. Esto provoca un cambio en el gasto de infraestructura de TI que afecta directamente a los líderes responsables en infraestructura. El crecimiento del IaaS también ha facilitado los servicios de adopción y uso de los recursos de la nube pública. Con tantos cambios en infraestructura, arquitectura y capas operacionales, la nube pública IaaS está lentamente transformando la cadena de valor de TI de la empresa.

Muchas empresas también ponderan una mezcla de la infraestructura tradicional con aquella de la nube híbrida ya que supone una vía óptima para la adopción de la nube pública IaaS. De hecho, la infraestructura de nube híbrida ya es un patrón común en varias organizaciones. IDC predice que el 80% de las compañías tendrá infraestructuras híbridas en 2018.

Amazon arriba del top

El mercado de IaaS de nube pública está actualmente dominado por unos pocos grandes proveedores de servicios, Amazon siendo el más grande. En 2015, el 56% de los ingresos y el 59% del crecimiento lo tuvieron los 10 principales proveedores de IaaS. Se espera que el dominio de los proveedores líderes continuará, ya que las economías de escala y la inversión continua potencian el ciclo de adopción y el crecimiento.

El informe de IDC llamado, Worldwide Public Cloud Infraestructure as a Service Forcast, 2016-2020 ofrece un pronóstico detallado para el mercado de la nube pública IaaS. Los ingresos y el crecimiento que se proporcionan sobre segmentos de almacenamiento y computación se refieren a tres regiones geográficas: América, por un lado, Europa, Oriente Medio y África por otro, y Asia y Pacífico. IDC define la infraestructura de nube pública como un servicio como el agregado de computación de servidor virtual, la capacidad de almacenamiento efímera y persistente, y la capacidad de la red asociada, entregada a través de un modelo de despliegue en la nube pública.

Michael Shirer

 

BYOD sigue siendo un reto para las empresas

Un informe señala que este uso de dispositivos para las organizaciones confirma que es un gran reto, y no sólo en cuanto a seguridad, sino también en sus efectos sobre la cultura corporativa.

Ya no queda nadie en la empresa que no utilice un móvil. Un estudio de la firma de software Wrike indica ahora que la mayoría de las funciones laborales en Estados Unidos tienen empleados que utilizan un dispositivo móvil durante todo el día para realizar su trabajo. Ya sea para enviar un correo electrónico sobre la marcha o tomar notas durante una llamada, las personas recurren continuamente a teléfonos inteligentes y a las tabletas.

La muestra señala que el 63% utiliza hasta cuatro aplicaciones para trabajar, mientras que el 37% maneja cinco o más aplicaciones. Además, casi todos utilizan su propio móvil para el trabajo u otro que compraron por su cuenta. Esto le parece positivo a Andrew Filev, CEO de Wrike, “porque las personas se familiarizan con sus dispositivos y su experiencia de uso es mejor, lo que favorece la productividad”.

Pero los departamentos de TI tienen muchos elementos que considerar, sobre todo con respecto al control que pueden mantener las empresas. Aunque las empresas ahorran algo de dinero en el corto plazo si los trabajadores utilizan dispositivos personales que pagaron ellos mismos, se deja un escaso control sobre los datos de la empresa.

El costo de una brecha de seguridad o pérdida de datos ha sido valorado por IBM y Ponemon Institute en una media de 154 dólares por registro perdido. No sólo eso, el costo puede aumentar y extenderse a la reputación de la organización dando como resultado perdida de clientes, lo que sumaría unos 1.57 millones de dólares por empresa atacada. Incluso para sectores con datos altamente sensibles, como el sanitario, el coste puede dispararse más.

La recomendación de los expertos es que hay que buscar un equilibrio entre la seguridad y la usabilidad. Por ello, se trataría de utilizar servicios que permiten hacer una partición del móvil, para separar el uso personal del profesional, señala Andrew Filev, CEO of Wrike, quien cita como ejemplo Android for Work.

Redacción

Seis de cada 10 mexicanos desea comprar una PC en los próximos 6 meses: encuesta

PC mexicanosA más de 30 años de su nacimiento, y en la era de la movilidad total, la PC continúa siendo considerada uno de los equipos de cómputo más indispensables en la vida de las personas.

Intel en conjunto con Microsoft celebraron esta semana los 33 años de vida de la computadora personal, la IBM PC, que desde sus inicios ya contaba con el procesador 8008 de Intel.

En el marco de esta celebración, Intel dio a conocer los resultados de un estudio realizado en colaboración con la empresa de investigación de mercado Ipsos, el cual muestra que 96% de los encuestados mexicanos tiene la intención de comprar al menos un dispositivo en los próximos 6 meses, y casi 6 de cada 10 piensan comprar una PC, mientras que 4 de 10 tienen en mente adquirir una tablet. En los últimos seis meses, el 80% señaló haber comprado al menos un dispositivo.

El estudio también destaca el nivel de penetración de los distintos tipos de dispositivos de cómputo personal en México, y en este sentido, los smartphones y las laptops lideran la penetración en los hogares mexicanos (72% y 68% de los participantes declararon tener al menos uno, respectivamente), seguidos por la PC de escritorio y las tabletas  (65% de penetración cada uno).

¿Qué dispositivo desean comprar los mexicanos?

A medida que lo utilizan, se incrementan las demandas para que el dispositivo sea más potente, o más ligero y fácil de transportar de un lado a otro. Es por ello que surgen nuevas necesidades para futuras compras. De acuerdo con el estudio, el gasto promedio de los consumidores en México va desde 3,974 pesos para las tablets, pasando por 7,152 pesos en laptops y hasta 6,681 pesos para una PC de escritorio.

La encuesta mostró que, al momento de la compra, la marca y el procesador del equipo influyen de manera importante en la elección del consumidor. Por ejemplo, al informarse para adquirir la mejor PC de escritorio, 43% de los mexicanos analizan estas cuestiones, en el caso de los compradores de una PC Todo en Uno (All In One o AIO por sus siglas en inglés) es un 36%, mientras que 41% de los interesados en comprar una 2 en 1 también considera que la marca y el procesador son clave.

¿Qué características buscan?

Uno de los propósitos del estudio fue comprender mejor por qué y para qué la gente adquiere su primer, su segundo o incluso su tercer dispositivo de cómputo. Es decir, cuáles son las tareas que más necesitan mejorar en su vida diaria como consumidores. Entre los consumidores que están pensando en comprar una desktop o una ultrabook, 61% tiene la intención de aumentar la productividad y trabajar más y lo mismo sucede con el 60% de los mexicanos que está pensando en comprar una laptop.

Por su parte, en cuanto a los dispositivos más ligeros, como es el caso de las tablets, 30% de los mexicanos las consideran ideales para ofrecerles entretenimiento con juegos, videos y música; mientras que un mayor porcentaje (34%) utiliza este  dispositivo como una herramienta que les ayudará en el estudio y la educación de los hijos, aunque para esta misma tarea los sistemas Todo en Uno se llevan el liderazgo con 40%.

Por su parte, las ultrabooks son una fuerte opción para quienes desean mejorar sus estudios (26%), seguidas por las PCs (25%), laptops (24%) y los sistemas 2 en 1 (21%), según este análisis.

Proliferación de apps, un reto para las áreas de TI

Proliferación de appsUna reciente encuesta efectuada por LogMeIn y Edge Strategies revela que los profesionales de TI subestiman significativamente el alcance de la tendencia ‘bring-your-own-app’ (BYOA) en su lugar de trabajo.

Como indica el estudio, LogMeIn, mientras que aproximadamente el 70% de las empresas encuestadas informa del uso activo de las aplicaciones introducidas por los empleados en el lugar de trabajo, los profesionales TI encuestados estiman que su número es de 2.8 por organización. Sin embargo, los datos posteriores recogidos de organizaciones de tamaño similar a través de una tecnología de descubrimiento de aplicaciones ponen de relieve que el número promedio de aplicaciones BYO se acerca a 21 por empresa, es decir, siete veces más.

El área de TI subestima significativamente el número de empleados que introducen aplicaciones en el lugar de trabajo. Así lo pone de manifiesto el estudio, que concluye que, si los profesionales TI registran un promedio de 2.8 aplicaciones BYO en el lugar de trabajo, los datos posteriores de descubrimiento muestran un promedio más cercano a 21 aplicaciones, una disparidad siete veces mayor.

Asimismo, aproximadamente el 70% de las empresas informan que las aplicaciones introducidas por los empleados están siendo utilizadas activamente en su lugar de trabajo, y el 42% de los encuestados espera que BYOA crezca significativamente en los próximos cinco años.

Otra conclusión del estudio señala que las pymes reportan la mayor prevalencia de BYOA. Para las empresas entre 11 y 100 empleados, BYOA es incluso más grave, con un 81% que informa del uso activo de las aplicaciones introducidas por los empleados. Por otra parte, casi dos terceras partes de las aplicaciones BYO se introducen y se utilizan, a pesar de que ya existen en la empresa soluciones proporcionadas por TI.

Es decir, los empleados eligen sus propias soluciones, ya que más del 64% de las aplicaciones introducidas por ellos se utilizan en lugar de las aplicaciones existentes de la empresa para cubrir las mismas necesidades.

La mayoría se va “por la libre”

Cuando se les preguntó a los responsables del área TI si se les consulta la introducción de aplicaciones en el lugar de trabajo, el 56% de ellos contestó afirmativamente. En cambio, los empleados dieron una respuesta muy diferente, pues sólo el 45% aseguraron que consultan o informan a TI antes de introducir aplicaciones cloud en su lugar de trabajo.

Incluso después de que los profesionales TI respaldan las aplicaciones introducidas por los empleados, sólo un pequeño porcentaje de éstas se gestionan de forma centralizada. De hecho, en el caso de las apps de sincronización y compartición de archivos, el 54% de los empleados utilizan versiones libres no gestionadas; el 20% versiones de pago de uso individual sin administrar y sólo el 26% usa versiones empresariales gestionadas de forma centralizada. En las aplicaciones de colaboración, esas tasas son del 46%, 25% y 29%, respectivamente, y del 42%, 42% y 15% en lo que se refiere a las aplicaciones de productividad.

A la pregunta de qué problemas limitan la adopción o el apoyo de BYOA en su empresa, más de la mitad (54%) destacó las preocupaciones en torno a la seguridad de los datos, y el 45% citó la falta de control/gestión de las aplicaciones. Además, sólo el 38% de las organizaciones tienen una política BYOA en su centro de trabajo y apenas un 20% de los profesionales de TI siente que está muy preparado y cuenta con políticas y tecnologías para mitigar la mayoría, o todos los riesgos de seguridad asociados a BYOA.

Tres estilos de gestión en torno a BYOA

Tres perfiles/estilos de gestión de TI emergen alrededor de BYOA. Se consideran “guardianes activos” al 30% de los profesionales de TI, que administran BYOA bloqueando activamente las aplicaciones cloud en su lugar de trabajo.

En segundo lugar, figuran los “facilitadores estratégicos”, que representan el 29% del total, gestionan BYOA a través de una combinación de análisis de registros de tráfico web, detección de paquetes y/o supervisión de dispositivos. Finalmente, el 39% actúan como “observadores pasivos”, que son los que ni supervisan ni gestionan BYOA en absoluto.

El estudio, cuyo propósito fue explorar el uso y la adopción de las aplicaciones cloud introducidas por los empleados en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Irlanda, Australia y Nueva Zelanda, profundizó en los tipos y las cantidades de aplicaciones que entran en el lugar de trabajo, así como la respuesta del departamento TI a su gestión y control.

La optimización de redes WAN es obsoleta, afirman empresas

Empresas digitales GartnerEl 68% de los responsables TI de medianas empresas e instituciones educativas afirma que las soluciones actuales de optimización WAN (redes de área amplia) no son suficientes para manejar la creciente complejidad de las redes corporativas.

Esta es la conclusión de una encuesta realizada por Exinda Networks, que se justifica por el uso cada vez mayor de múltiples dispositivos, desde numerosas localizaciones, así como de infraestructuras en la nube.

“Seguimos escuchando de los administradores de sistemas que cada vez es más difícil cumplir con el SLA acordado con el cliente”, afirmó Michael Sharma, CEO de Exinda Networks. “A medida que más aplicaciones, dispositivos, usuarios, lugares y actividades inundan la red, nuestros clientes han identificado cinco problemáticas clave del negocio que su solución WAN debe resolver.”

Los resultados de la encuesta identifican cinco retos que una solución WAN debe abordar para satisfacer las demandas del ambiente de red actual:

  • Asegurar los recursos para aplicaciones críticas: 69%.
  • Hacer cumplir el uso apropiado de la red: 57%.
  • Reducción de la velocidad del circuito WAN: 49%.
  • Localización y resolución de problemas: 34%.
  • Apoyar proyectos de TI críticos: 20%.

Algunas alternativas

La necesidad de abordar estas cuestiones está impulsando a los responsables TI a mirar más allá de las soluciones WAN convencionales que tradicionalmente se utilizan como herramientas independientes para acelerar el tráfico y la gestión del ancho de banda.

Este cambio de dinámica dentro de la red empresarial ha creado la necesidad de que se produzca un enfoque más orientado a las prioridades de TI críticas.

“En la actualidad es necesario un cambio de enfoque para la gestión proactiva de la red”, afirmó Zeus Kerravala, analista principal de ZK Research. “Como resultado del aumento de la complejidad de las aplicaciones y de los usuarios, resolver los principales problemas de TI se está convirtiendo en todo un reto. Para afrontar de manera pragmática los problemas de gestión de red, las áreas de TI necesitan pensar más allá de los enfoques WAN tradicionales, que históricamente se han centrado en la aceleración del tráfico. Los administradores de red deben coordinar de manera inteligente todos los aspectos de su ambiente WAN”.

15 mil millones de dispositivos tendrán acceso a contenidos multimedia en 2020

Dispositivos con acceso a multimediaEn el 2020 habrá más de 8,000 millones de usuarios de banda ancha móvil y 1,500 millones de hogares con televisión digital. Según Ericsson, la visión de la Sociedad en Red será un hecho, con más de 50,000 millones de dispositivos conectados, de los cuales 15,000 millones permitirán el acceso a contenidos multimedia y circularán sobre redes IP dominadas por el tráfico de video.

Este es el escenario que Ericsson dibuja en su estudio Media Vision 2020, que refleja la visión estratégica de la compañía sobre la evolución de la TV y el sector de los medios en los próximos seis años.

Este proyecto, basado en más de seis meses de investigación, incluye datos estadísticos, informes detallados, entrevistas individuales y grupos de trabajo con individuos y clientes de la compañía a nivel mundial.

En el estudio se estima que en mercados avanzados, como el de Europa Occidental y Estados Unidos, en el 2020:

La Sociedad en Red será una realidad. Unos 15,000 millones de dispositivos con acceso a video estarán conectados a banda ancha IP, transformando la experiencia del consumo de TV. La banda ancha móvil es esencial en todas las regiones y fundamental en los países en desarrollo.

El empaquetamiento de contenidos y servicios sigue siendo la última oportunidad. Los consumidores valorarán la simplicidad y percibirán el valor de una factura única. No obstante, la necesidad básica de banda ancha permitirá la separación de propuestas valor entre el acceso de banda ancha y los contenidos.

Servicios ‘over the top’ para todos. La distribución de contenidos ‘over the top’ será aplicable a todos los proveedores de servicios de TV y de contenidos como una forma de llegar a los consumidores, así como de mejorar las plataformas ya existentes de difusión de contenidos.

El video bajo demanda alcanzará al consumo de TV en directo. Las redes IP habrán acelerado el cambio generado por los consumidores y accederán bajo demanda a un total de hasta un 50% de los contenidos de TV.

Nuevos entrantes traerán nuevas inversiones. La aceleración tanto de la capacidad como de la penetración de la banda ancha, así como la existencia de cada vez más dispositivos conectados, permitirá que un dispositivo avanzado o que un ecosistema social llegue a convertirse en un agregador de TV Premium.

Los ingresos del mercado llegarán a 750,000 millones de dólares, en comparación con los 530,000 millones de dólares que se obtuvieron en 2013. La distribución de los ingresos cambiará entre proveedores de contenidos, difusores de TV, proveedores del servicio de televisión y de red, a medida que las marcas cambien sus objetivos en cuanto a la publicidad.

“El futuro es incierto, pero la dirección y la tendencia están claras. Las reglas de la TV están cambiando y es esencial para nuestros clientes evaluar sus estrategias”, aseguró Per Borgklint, vicepresidente Senior y Responsable de la Unidad de de Negocio de Soluciones de Soporte de Ericsson.

Para permitir a los distintos jugadores de esta industria sacar ventaja de esta visión y construir estrategias de éxito de cara al año 2020, Ericsson ha extraído lo que denomina “Game Changers”, que son los principales motores y facilitadores de disrupción, de captura de las oportunidades y de cambio. Estos “Game Changers” serán analizados de manera pormenorizada mediante varios informes que se publicarán a lo largo de 2014.

Seguridad y calidad, principales motivos para utilizar código abierto: encuesta

Seguridad y calidad código abierto¿Por qué debería utilizarse software de código abierto? El hecho de que sea generalmente gratis puede ser un punto atractivo, pero no es la razón principal por la que la mayor parte de las compañías deciden utilizarlo. En su lugar, la seguridad y la calidad son las razones más citadas, según la encuesta anual 2014 Future of Open Source Survey, elaborada por Black Duck Software y North Bridge Venture Partners.

De hecho, un 72% de los encuestados afirman que utilizan código abierto porque ofrece mayor seguridad que el software propietario. Y el 80% confesó haberlo elegido por su calidad frente a las alternativas de software propietario.

El 68% de los encuestados dijeron que el código abierto ayudaba a mejorar la eficiencia y tenía menores costos, mientras que un 55% indicó que el software también les ayudaba a crear nuevos productos y servicios. El 50% afirmó abiertamente que habían contribuido para adoptar el software de código abierto.

Los resultados del informe 2014 dibujan un futuro todavía más prometedor para el código abierto que los del año pasado. Con una participación récord, 1,240 participantes provenientes de la industria contestaron las preguntas sobre tendencias del código abierto, oportunidades, impulsores de la adopción y problemas de negocio que resuelve el código abierto.

“Estamos viendo un cambio fundamental en la forma como las empresas organizan su infraestructura, descartando marcas propietarias en favor de plataformas abiertas, más eficientes y efectivas en costo”, aseveró Mark Shuttleworth, fundador de Ubuntu and Canonical, y uno de los encuestados en el estudio.

Una ventaja competitiva

Las compañías están “motivadas por el costo, como todo el mundo”, explicó Lou Shipley, CEO de Black Duck. “La utilización de código abierto permite reducir los costos. También ayuda a poder reclutar a los mejores empleados”.

Las organizaciones deben entender que “la utilización de software de código abierto va más de simplemente reducir los costos o cualquiera de las razones tradicionales: consiste en participar y gestionar los retos logísticos para obtener ventaja competitiva, atraer el mejor talento e influenciar la dirección del proyecto”. Sobre todo, “las pequeñas empresas pueden obtener una ventaja competitiva con la estandarización en código abierto”, agregó Shipley.

Dijo que con el fin de Windows XP, las compañías deberían considerar opciones como Ubuntu y Linux. “El riego es mucho menor y se puede estar sobre los hombros de los gigantes en lugar de tener que reinventar la rueda uno mismo”, concluyó Shipley.

Sólo 17% de las empresas podrían enfrentar incidentes de seguridad en línea

Incidentes de seguridad en líneaA pesar de que un 77% de las empresas en el mundo sufrieron un incidente en los últimos dos años, más de un tercio de ellas (38%) aún no tienen en marcha un plan de respuesta ante incidentes. Sólo el 17% de las empresas a nivel mundial están completamente preparadas para enfrentar un incidente de seguridad en línea.

Así lo señala un estudio elaborado por Economist Intelligence Unit (EIU), el cual da conocer qué tan preparadas están las empresas para responder ante incidentes.

Con el patrocinio de Arbor Networks, EIU encuestó a 360 líderes empresariales senior, la mayoría de los cuales (73%) son miembros de dirección de nivel C o miembros de directorios alrededor del mundo, 31% con sede en América del Norte, 36% en Europa y 29% en Asia-Pacífico.

Según este estudio, las empresas más preparadas que cuentan con un plan de respuesta, generalmente dependen del departamento de TI para dirigir este proceso. Sin embargo, la mayoría también se apoya en recursos externos, principalmente expertos forenses en TI, asesores jurídicos especialistas y expertos en el cumplimiento de la ley.

Entre los hallazgos del estudio destacan los siguientes:

  • El 41% de los líderes empresariales creen que comprender mejor las posibles amenazas podría ayudarles a estar mejor preparados.
  • La mitad de todas las empresas sienten que no pueden predecir el impacto comercial cuando se produce una filtración.
  • Dos tercios de los ejecutivos dicen que, si responden de manera efectiva ante un incidente, pueden mejorar la reputación de su empresa.
  • El porcentaje de las organizaciones que ahora ponen en marcha un plan y un equipo de respuesta ante incidentes podrían aumentar más de un 80% en los próximos años.
  • El 57% de las organizaciones no informan de manera voluntaria los incidentes cuando la ley no las obliga.
  • Sólo un tercio de las empresas comparten información sobre los incidentes con otras organizaciones para difundir las prácticas recomendadas y comparar sus propias respuestas.

“Existe una tendencia alentadora hacia la formalización de los preparativos para responder ante incidentes corporativos. Pero dado que la fuente y el efecto de las amenazas son cada vez más difíciles de predecir, los ejecutivos se deben asegurar que la respuesta ante incidentes sea un reflejo organizativo y no sólo un plan listo para ser usado”, aseveró James Chambers, redactor principal de Economist Intelligence Unit.