Etiqueta: home office

Salario emocional, la nueva forma de compensación

En 2019 las nuevas generaciones de trabajadores demandan algo más que un salario económico; necesitan ser recompensados con acciones que les otorgue mayor flexibilidad y les permita llevar una vida saludable, activa y equilibrada.

Algunas empresas han rediseñado sus espacios de trabajo en el último año enfocándose en la salud de los colaboradores, incorporando conceptos como el Hot Desking, sumando herramientas que permitan mejor desempeño dentro de las oficinas, realizando actividades recreativas, etc. Sin embargo, todavía se trata de un porcentaje de empresas poco representativo.

El reporte Laboral México 2019 de Hays señala que solo el 16% de las empresas toma en cuenta los “salarios emocionales”, frente a un 82% de los trabajadores que demandan estos beneficios para mantenerse en sus puestos de trabajo.

Ante este panorama, Humanscale nos en lista algunos ajustes que pueden realizar los líderes empresariales para atraer y retener personal capacitado:

  • Asegúrate de que tus empleados cuenten con las herramientas ergonómicas adecuadas, desde una silla hasta un escritorio. Sentarse podría parecer una acción sencilla, pero una mala postura podría perjudicar la salud. Si ofreces a tus colaboradores sillas intuitivas y ergonómicas, estos podrán sentarse correctamente, mejorar su salud de manera instantánea, sin perder tiempo productivo ajustándolas.
  • La iluminación suele ser un tema olvidado, y es de vital importancia para el bienestar de los trabajadores. Por ello, procura colocar luces en el lado opuesto a la mano de escritura. El brillo de la lámpara debe abarcar los documentos en papel, pero alejado del monitor de la computadora para reducir el deslumbramiento. Igualmente contar con iluminación natural aporta energía y vitamina D, tan necesaria para equilibrar el estado de ánimo.
  • Es fundamental que tus colaboradores realicen pausas activas o descansos de 3 minutos cada hora para permitir la recuperación del estrés por permanecer sentados o en una misma postura por muchas horas. Te sugerimos usar herramientas como escritorios sit/stand; de esta manera, si el trabajador no puede dejar sus tareas a un lado, puede ejecutarlas de pie sin ninguna interrupción.
  • La flexibilidad de horarios es considerada como una forma de retribución. Esto ha llevado a diversas empresas a mirar más hacia el Home Office y, por ende, a adoptar la tecnología adecuada para realizar el trabajo a distancia, desde cualquier dispositivo y en cualquier momento.

Estas estrategias sugeridas no solo se traducen en beneficios variables para los trabajadores, también fomentan el intercambio de conocimientos, la movilidad y el dinamismo entre ellos.

En la medida que las compañías inviertan en el trabajador, garanticen su bienestar y retribuyan su esfuerzo a través de espacios más amigables, este no solo se sentirá más valorado, sino partícipe del proceso de toma de decisiones, creación y producción de la compañía de la que forma parte.

Cada vez más empresas prefieren Home Office para sus empleados

Cuando todo el mundo está a distancia, por lo menos una parte del tiempo, la idea de un trabajador remoto está obsoleta.

En los años, algunos de sus mejores empleados pueden dejar de fumar y encontrar trabajo en otro lugar por una simple razón: quieren trabajar desde casa en el concepto de tiempo completo.

Durante los últimos 10 años, el teletrabajo o home office ha aumentado, con un crecimiento del 115% entre 2005 y 2015, según la Oficina del Censo de los Estados Unidos.

Pero cuando Yahoo e IBM prohibieron el teletrabajo, algunos asumieron que la tendencia hacia políticas crecientes del trabajo hacia el hogar descendería. Este supuesto es un gran error.

La tendencia del teletrabajo continuará. Más que eso: las empresas se verán cada vez más obligadas a permitir que los empleados trabajen desde fuera de la oficina. Evidentemente, esta tendencia tiene importantes consecuencias para la seguridad y la gestión.

Aquí viene la “palabra M”

Todos estamos cansados ​​de escuchar clichés acerca de los llamados “millennials”, con sus hábitos móviles primero, su experiencia económica y su nulo habito del ahorro.

Pero la realidad es que con cada año que pasa, una nueva cosecha de empleados entra en la fuerza laboral, y una cosecha más vieja se retira. Éste es realmente cómo los cambios demográficos grandes ocurren, con churn generacional, más bien que el aprendizaje de nuevos comportamientos por cada uno en el centro.

Aunque la mayoría de los estereotipos acerca de los milenios son falsos, uno de ellos es cierto: los Millennials son más rápidos para cambiar de trabajo que cualquier generación anterior.

Una encuesta Gallup en 2016 concluyó que los millennials (los nacidos entre los nacidos entre 1980 y 1996) son la “generación de saltos de trabajo”. La generación de empleados en o acercándose a la edad de jubilación es menos probable que el trabajo de salto.

Millennial job-hopping es mal entendido como una función de la deslealtad de la empresa, la impaciencia o una actitud voluble hacia la carrera. La actitud es un resultado inevitable de la revolución móvil.

En el pasado, la clave para una vida mejor era un trabajo mejor. Se hacía lo necesario para subir en la carrera profesional y sacrificar la vida personal de 9 a 5 cada día de trabajo, todo para que ganar suficiente dinero para gastar en tu vida privada: casa, vacaciones, autos y juguetes.

Pero la revolución móvil ha cambiado completamente esta ecuación. Esto es lo que hicieron los teléfonos inteligentes, Wi-Fi y dispositivos móviles:

La movilidad borra la línea entre tiempo de trabajo y tiempo personal. Las personas trabajan durante su “tiempo libre” y realizan tareas personales y de comunicación mientras “en horas trabajo”. Las horas de trabajo y las horas no laborales se combinan en una totalidad de la vida entera.

Los dispositivos móviles y el mundo de las aplicaciones sociales (redes sociales y mensajería, principalmente) significan que las personas con las que estás en la sala no son las únicas con las que estás “con”. Amigos de la familia y compañeros de trabajo no presentes siempre están “ahí”, accesibles a través de cualquier medio de comunicación.

Las cámaras de teléfonos inteligentes y el “complejo de la industria como la selfie” han disminuido el valor de las posesiones materiales al tiempo que aumentan el valor de las experiencias de vida. A medida que las personas buscan mejores experiencias en la vida, las malas experiencias y ambientes en el trabajo se vuelven cada vez más inaceptables.

Con cada año que pasa, los empleados aumentan su audacia al decir: “Dame un mejor ambiente de trabajo o encontraré una empresa que lo haga”.

Mike Elgan

Cómo está concebido el Teletrabajo en el sistema jurídico mexicano

Legislación y teletrabajo, ¿en qué paso estamos?  Aunque el teletrabajo (o home office) ya es una realidad que se aplica en distintas industrias del país, hay un tema que no debe dejarse de lado: la legislación; si bien es un esquema laboral que ya está normado en el sistema jurídico mexicano, aún quedan aspectos por definir para dar certeza a colaboradores y directivos.   

De acuerdo con el estudio Teletrabajo en América Latina, realizado por la organización de proveedores y fabricantes de la industria de telecomunicaciones, 5G, para en el 2015 en México existían alrededor de 2.6 millones de empleados bajo esta modalidad.  

Si tomamos en cuenta que actualmente en el país existen 27.2 millones de personas de entre 20 y 34 años, es decir, lo más receptivos a trabajar desde casa, y que de acuerdo con un análisis realizado por IPSOS, alrededor del 84% de los mexicanos estarían dispuestos a trabajar desde un lugar diferente a su oficina y que 74% asegura que son más productivos trabajando desde casa o desde cualquier otro lugar, se pone en evidencia la importancia que tiene el establecer las bases legales del teletrabajo.

Dichas políticas públicas también deben potenciar la adopción de herramientas de movilidad pues usando de manera correcta estas tecnologías, se puede ayudar a las empresas a mejorar la calidad de vida de sus colaboradores, además de abrir la posibilidad de incluir a grupos vulnerables, mientras que para la empresa los beneficios pueden verse reflejados en el aumento de entre 15 y 20% de su productividad.

El marco regulatorio debe establecer además las reglas para definir la cantidad de días u horas en que los colaboradores puedan aplicar esta modalidad de trabajo, o bien sugerencias para la implementación de esquemas mixtos que fomenten la cohesión y la convivencia social de los colaboradores, ya sea que permitan realizar 50% trabajo remoto o, de acuerdo con las tareas de cada posición, 80% home office y 20% trabajo presencial, según las necesidades de cada empresa y su core business.

Y aunque aún falta camino por construir en materia de teletrabajo, y mientras se trabaja en los detalles de la regulación, las empresas pueden avanzar en la implementación de este esquema de trabajo y aprovechar las bondades que ofrece organizando un trabajo conjunto entre las áreas de recursos humanos y tecnología para que ambas generen de una política que incluya la descripción de las funciones de cada posición, el establecimiento de las actividades a realizar de manera remota, así como la asignación de las herramientas necesarias para que los colaboradores realicen sus actividades en esa modalidad.

En resumen, las herramientas para ejercer el teletrabajo existen y la disposición de los colaboradores también, las normas para sustentar el esquema están en construcción y una vez que logremos conjuntar todas las partes, podremos ver un crecimiento del teletrabajo, sólo hace falta esperar e informarnos al respecto. 

Aarón Olmedo Helgueros, Subdirector Business Development de Unify México.  

 

Cómo será trabajar en la oficina del futuro

Imaginar cómo será la oficina del futuro y cómo evolucionará la manera en que trabajamos no es un tema complicado, puesto que es algo que ya estamos experimentando. Es decir, hasta apenas hace 20 años, en el sector empresarial pensar en el futuro era imaginar la coordinación de juntas por medio de hologramas, comandos de voz para la realización de tareas, flujos de información que viajan por el aire, impresiones documentos desde cualquier dispositivo, e inclusive trabajar desde el móvil… Hoy en día varias de estas cosas se han convertido en una realidad, otras aún no, aunque quizá no estemos lejos de verlas realizadas.

Actualmente, las pautas que están modificando los espacios de trabajo son diversas, entre los que destacan: la colaboración interdisciplinaria, herramienta en la nube, la movilidad, la conectividad, sustentabilidad, y las respuestas o reacciones inmediatas, lo que impulsa a una mayor productividad y toma de decisiones más rápida. Por lo tanto, los cables para conectarse a internet o aparatos obsoletos como el fax, máquinas de escribir, beeper, etc., han quedado atrás para dar paso a conexiones inalámbricas y dispositivos conectados, esto es, el Internet de las Cosas (IoT).

Sin embargo, lo curioso de las oficinas del futuro es saber hasta qué punto las mismas tecnologías empleadas en la actualidad serán desarrolladas para el beneficio de las empresas y trabajadores. Por ejemplo, ya no sólo de habla de videoconferencias, sino de espacios de realidad aumentada; red móvil de 4G a 5G, herramientas de traducción instantánea, etc., lo que otorgaría a muchos trabajadores una mayor flexibilidad para trabajar de manera remota.

Como consecuencia de lo anterior, de la mano de la tecnología surgen nuevos modelos de oficinas que asimilan todos los cambios para responder a las necesidades de usuarios que buscan maximizar su desempeño y hacer más eficiente el uso de los recursos disponibles. En este sentido, de acuerdo con “Dell and Intel Future Workforce study” el 47% de la generación millennial afirma que los avances tecnológicos son determinantes para elegir o descartar una oferta de trabajo, y el 62% de los encuestados afirma que, nuevas herramientas tecnológicas harán sus trabajos más fáciles y mejoraría su productividad.

Esto es, ya no basta el uso de videoconferencias, computadoras, pizarrones e inclusive el uso del correo electrónico, las oficinas inteligentes deben prepararse para habilitar soluciones de Internet de las Cosas (IoT), generado asistentes digitales controlados por inteligencia artificial. Por ejemplo, salas de juntas inteligentes y conectadas, posibilidades de trabajo inalámbrico entre los trabajadores, interactividad con pantallas táctiles, voz y video.

Esta necesidad de colaboración está impulsada por una fuerza de trabajo globalizada, en la que se espera que los empleados colaboren de forma rápida entre departamentos, oficinas, edificios, ciudades y países.

El papel de Xerox en la transformación de la oficina

Xerox, desde sus inicios, comenzó con una nueva forma de trabajar al inventarse la xerografía; el uso del color permitió una comunicación más eficaz; los servicios administrados de impresión ofrecieron máxima productividad, ahorro de costos y sustentabilidad; y nuestro nuevo portafolio de soluciones, potencializa el trabajo y la comunicación gracias al uso de aplicaciones, la traducción instantánea de documentos a más de 40 idiomas, y el uso servidores basados en la nube.

De igual manera, Xerox no sólo ha desarrollado tecnología para una mayor productividad y nuevos procesos de trabajo, sino que también se ha ocupado de un tema relevante para todas las organizaciones: la seguridad. Esto es, la interconexión entre oficinas y trabajadores, así como la apertura a nuevas tecnologías, supone una ventana de inseguridad en el manejo de información de una empresa. Por ello, Xerox al irrumpir las cuestiones de seguridad, ha realizado alianzas con Cisco y McAfee para integrar herramientas de última generación sin costo en sus equipos para proteger la información de todos los clientes.

Al igual que la evolución de los celulares, nuestros dispositivos y soluciones son verdaderos asistentes en el trabajo que permiten trabajar con seguridad desde cualquier lugar, adaptados a la forma en que se desea trabajar.

En pocas palabras, hace dos décadas, el futuro de la oficina se entendía como el lugar donde se podría manejar el ordenador sólo con la voz, y trasladar el lugar de trabajo a cualquier parte. Hoy en día, Xerox ha desarrollado lo que hace 20 años era un ideal y que ahora es una realidad, aprovechando la tecnología como un facilitador, no como el punto final, por lo que el futuro de la oficina seguirá apoyándose en dos pilares fundamentales: las comunicaciones, que tienden a la globalización del trabajo a través de nuevas tecnologías; y la ofimática integrada, que reúne en un solo equipo, las funciones que desempañan varios aparatos (IoT).

Israel López, Gerente de Producto de Oficina en Xerox Mexicana

Por qué el teletrabajo es una buena alternativa en la CDMX

Con las recientes indundaciones ocurridas en la Ciudad de México, varias empresas, incuso el Gobierno de la CDMX destacaron al Teletrabajo o Home Office como una opción para seguir siendo productivo sin tener que atravesar el caos de la ciudad, así como una serie de beneficios, oportunidades y riesgos que conlleva esta medida.

Intelisis recalca la importancia de la tecnología para el desarrollo de esta iniciativa, que además de revolucionar el mundo laboral, contribuye a la generación de una ciudad más incluyente.

¿Te has preguntado qué tan productivo puede ser trabajar desde casa? ¿Qué beneficios traería el ya no ocupar horas de tu tiempo en el tránsito? o ¿Qué ventajas traería equilibrar las labores domésticas con las profesionales?  Todo esto, fruto del ahora acuñado término del teletrabajo. Dicho concepto, según la Organización internacional del Trabajo (OIT), hace referencia a dos escenarios, el primero, se refiere a laborar en una ubicación alejada de una oficina central o instalaciones de producción, separando así al trabajador del contacto personal con colegas que estén en esa oficina, y el segundo, a que la tecnología hace posible esta separación facilitando la comunicación.

Dentro de los beneficios del teletrabajo está el conciliar la vida profesional con la vida familiar, también se genera un costo de oportunidad en el tiempo de transportación, pues los colaboradores ya no pierden más de 4 o 5 horas en los trayectos hacia su trabajo, evitando el tráfico vehícular, y/o la reducción en el gasto de pasajes en el transporte público, con lo que se disminuye la contaminación ambiental.

Sin embargo, las ventajas no se quedan aquí, pues también crea la necesidad de adoptar nuevos conocimientos digitales, con lo que se potencian más competencias, ahora indispensables para crecer profesionalmente.

 

El papel de la tecnología en esta alternativa

Pero ¿por qué es fundamental el papel de la tecnología? El simple hecho de aportar el instrumento necesario para su operación y planificación hacen, de las herramientas TIC´s, un aparato prioritario para su desarrollo. Por ello, Intelisis nos indica las principales razones por las que el teletrabajo no funciona sin esta cuarta revolución tecnológica:

 

1.- La conexión virtual que se establece es indispensable, si no existiera la tecnología, el teletrabajo no tendría razón de ser. El mundo actual gira entorno a una constante evolución digital.

2.- Las empresas deben de manejar un sistema estructurado para lograr coordinar la asignación de una agenda que permita a los empleados aprovechar de la mejor manera su tiempo. Debe existir un responsable del programa, ya sea la gente de Recursos Humanos o la asesoría de consultores para desarrollar políticas, procedimientos y lineamientos que es más factible con la ayuda de sistemas informáticos que faciliten su coordinación.

3.- El teletrabajo sería una desventaja al momento de cuestionar por donde viaja la información al realizar todas las tareas virtualmente. Sin embargo, no sería el caso si se hiciera el uso de plataformas de seguridad en la nube personalizada y pensada para cada organización, tarea exclusiva de la tecnología.

4.- Lamentablemente en México, la desconfianza entre un empleador y el colaborador es muy alta, aún para muchos directivos los resultados no son válidos sino se hacen visibles al momento de su operación; calentar la silla no significa trabajar arduamente. Por ello, para la medición de dichos resultados se sugiere la implementación de un sistema tipo CRM (Customer Relationship Management) donde se puede ver qué está pasando y cómo se le está dando seguimiento a las tareas en específico, trabajo propio de la tecnología.

El uso del CRM es una importante cuestión, esto, debido al control de las tareas y actividades de cada colaborador. Una solución de TI que empresas especialistas como lo es Intelisis califican funcional la automatización de dicho proceso al crear no solo un buen orden, sino una mejor entrega de resultados pese a no estar en la oficina.

 

-N. de P.

El teletrabajo en México, más que una tendencia

Actualmente México se encuentra entre los países donde día a día aumentan las actividades laborales mediante teletrabajo o trabajo a distancia, debido a los beneficios que esta modalidad entrega a los colaboradores de las compañías, como el acceso a una gran cantidad de información de manera rápida sin importar el lugar en que las personas se encuentren, reflejándose en un aumento de productividad y en una mejor calidad de vida. Estos cambios se deben a la introducción de las TIC en las organizaciones laborales de nuestro país.

La evolución tecnológica ha generado el cambio y modernización en los ambientes de trabajo, gracias a los cuales, además, se incrementa la eficiencia de los procesos y se aumenta la rentabilidad de las compañías.

Así es como hoy en día nos enfrentamos a una revolución digital que si bien permite la convergencia de diferentes generaciones, también obliga a que se genere un cambio en los modos tradicionales de colaboración, al grado de que muchos empleados ven en esquemas como el teletrabajo, un incentivo mayor que las compensaciones económicas.

Según los resultados del informe “Influencia de las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) sobre la salud de los trabajadores” elaborado por la Universidad Internacional de Valencia, actualmente 2.5% de la población laboral activa en México trabaja en la modalidad de teletrabajo.

Entonces, podemos darnos cuenta de que esta tendencia se ha convertido en una herramienta importante a la que han recurrido las empresas para retener a sus talentos y mejorar su rendimiento, además de ayudar a incrementar hasta 45% la productividad de los colaboradores.

Estamos seguros de que al flexibilizar los esquemas de trabajo en las compañías, es posible registrar mejoras en los procesos de comunicación, coordinación, y en el intercambio de información, además de que se contribuye al bienestar de cada uno de los colaboradores, pues se reducen sus niveles de estrés.

Por ahora sabemos que el esquema de teletrabajo en nuestro país es más usado en compañías del sector tecnológico y cada día se extiende a otras como el sector servicios y aunque somos conscientes de que esta es una opción que puede adaptarse a diversos ambientes de trabajo, no es una herramienta aplicable en todas las áreas, pues hay cargos en los que la presencia física de los colaboradores es imprescindible.

Sin embargo, sabemos que el rol de las compañías ante estas nuevas formas de trabajo, debe de estar orientado a adaptarse tanto como su core business lo permita, ya sea para mejorar sus procesos y para brindar una mayor satisfacción a sus clientes, pues en estas nuevas sociedades, lo único constante es el cambio.

 

Por: Aarón Olmedo,

Responsable de Desarrollo de Negocio,

Unify México.

El 48% de los mexicanos cambiaría de empleo por home office: Estudio

Actualmente, los grandes vínculos del trabajador moderno con la tecnología están cambiando la forma en que las organizaciones operan, la rápida adopción de las tecnologías de virtualización, movilidad y soluciones en la nube, están impulsando cambios fundamentales en la composición de la fuerza laboral, en su entorno físico y en el aprovechamiento tecnológico.

“Las nuevas generaciones de empleados han introducido a lo largo de los años cambios en la forma en la que trabajamos hasta llegar a hoy que estamos en presencia del Trabajador Digital. Su perspectiva sobre cómo se trabaja, la importancia que le dan al equilibrio vida-trabajo y su interés por la tecnología, está llevando a las empresas a avanzar hacia la Transformación Digital. Por todo ello, conocer a estos trabajadores es vital para las compañías mexicanas ya que están impulsando los cambios que harán despegar la evolución del trabajo” expresó Carlos Macías, Country Manager de Citrix México.

En este sentido, Citrix realizó un estudio en Latinoamérica, incluido México, con el objetivo de obtener una radiografía de los trabajadores digitales mexicanos y entender qué buscan y cómo trabajan. Algunas de las conclusiones que se desprenden son las siguientes:

  • Los empleados mexicanos demandan mayor movilidad y flexibilidad.
  • Más del 48% consideraría dejar su trabajo actual para poder trabajar de manera remota y el 49% se cambiaría de empleo si le dieran la posibilidad de trabajar por objetivos y no para cumplir un horario.
  • El 83% prefiere un empleo con horario flexible. Además, el 42% cree que haciendo home office sería más productivo.
  • El 75% de los mexicanos considera hoy en día “muy importante” la flexibilidad laboral.
  • Los encuestados consideran como tercer factor para buscar un nuevo empleo (14%), la posibilidad de lograr un buen equilibrio entre la vida personal y profesional después del salario (27%) y las posibilidades de crecimiento (16%).
  • Adquiere relevancia el uso de dispositivos y aplicaciones para resolver tareas y acceder a información corporativa:
  • El 63% de los empleados confirman que les permiten trabajar de manera remota desde el lugar que ellos elijan.
  • Acerca de los dispositivos que proveen las empresas a sus trabajadores para que puedan ser productivos, el 81% de las empresas brindan una computadora de escritorio a los trabajdores, el 61% brinda una laptop y el 49% un celular.
  • Cuando los profesionales mexicanos trabajan fuera de la oficina, el 84% accede al mail corporativo desde el celular o la tableta.
  • 78% discute con colegas temas pendientes laborales a través de aplicaciones como Whatsapp.
  • El 80% habla de los pendientes del trabajo con los compañeros a través de apps como WhatsApp y el 49% utiliza Google Drive como aplicaciones no corporativas para editar o almacenar información de la empresa.
  • Las empresas se ven expuestas a riesgos, y deben garantizar y educar sobre la seguridad de la información corporativa
  • El 36% de los empleados considera que las políticas de seguridad en su empresa son restrictivas para su productividad.
  • En relación a las precauciones que seguridad de datos en la empresa, el85% de los trabajadores solo accede desde dispositivos permitidos, el 77% sólo utiliza las aplicaciones de la empresa, el 62% cuenta con un antivirus en su celular.
  • El 55% utiliza los dispositivos con software de seguridad de una empresa de confianza y hacen una copia de seguridad de sus archivos en un disco duro externo o un USB.

Teniendo en cuenta estas tendencias, las compañías deben incorporar las herramientas necesarias para que sus empleados puedan ser productivos y tener una buena experiencia trabajando desde el dispositivo y el lugar que elijan, y asimismo mantener seguros los datos confidenciales y la información corporativa. Caso contrario, puede suceder que se terminen volcando hacia tecnología no autorizada y aplicaciones no corporativas que les faciliten sus tareas, o que se generen horas de inactividad por no tener la infraestructura adecuada.

“Sin duda, esta transformación del lugar de trabajo a través de la tecnología no solo ayuda a atraer y retener el talento, sino que se enfoca en la adaptación de las empresas mexicanas a los nuevos estilos de trabajo con el objetivo de incrementar la productividad de los trabajadores a través de una óptima experiencia y con el fin de que puedan cumplir sus objetivos y tareas diarias en la forma que ellos elijan pero con total seguridad de la información”, finalizó Carlos Macías.

El trabajo a distancia incrementa la productividad de las empresas 84%

El tráfico en la Ciudad de México se ha convertido en un problema cotidiano. La mayoría de los habitantes de esta urbe nos hemos acostumbrado a perder gran parte de nuestra vida atascados en algún medio de transporte. De acuerdo al Índice de Tráfico Mundial 2017 de Tom Tom, fabricantes de aparatos GPS, la Ciudad de México es el lugar con más tráfico vehicular del mundo.

Ir de un lugar a otro es cada vez más tardado. El tiempo estimado de traslado aumenta conforme avanza el día y llegan las temidas horas pico. Debido a la congestión vial sus habitantes tardan en desplazarse un 66% más de lo que harían si el tránsito fuera fluido. Para quienes deben ir a su trabajo, una reunión con colaboradores, una conferencia o simplemente regresar a sus hogares, ese tiempo extra acaba sumando 59 minutos al día. En total, desperdiciamos mínimo entre dos y cuatro horas diarias en el camino a nuestros destinos.

Según datos del estudio de Tom Tom, al año ocupamos 227 horas adicionales a lo esperado en calles y avenidas. El capitalino promedio vive en su auto, taxi o transporte público 19 días al año, mucho más que unas buenas vacaciones.

Además, con la gasolina a 16.55 pesos el litro de magna, un cálculo conservador de 40 litros mensuales obliga a gastar cerca de 8 mil pesos al año, una fuerte cantidad que se deberán gran medida a la dificultad de moverse en la capital del país.

“Con este problema de movilidad en la Ciudad de México no sorprende que los chilangos, aún en contra de su voluntad, lleguen retrasados a cualquier dirección o deban salir más temprano para no quedar atrapados en el embotellamiento. Sin embargo, existen herramientas, como la tecnología colaborativa, que permite ganarle al tráfico y ahorrar recursos en desplazamientos, o incluso aprovechar la duración del viaje para hacerlo más productivo” afirma Eduardo Salayandía, Director General de West Telco.

ZOOM es una plataforma de tecnología colaborativa que conecta y comunica a dos o más personas desde cualquier parte del mundo en cualquier momento. No importa si trabajan desde casa, no pueden ir a la oficina por enfermedad o maternidad, están atorados en un congestionamiento vial o van retrasados a una reunión, por medio de la plataforma digital ZOOM pueden realizar videoconferencias en la nube e interactuar directamente en tiempo real de forma virtual.

“En West Telco innovamos y facilitamos la comunicación y la conectividad para simplificar cualquier proceso de trabajo. Herramientas como ZOOM demuestran ser necesarias en un ambiente de caos vial en las metrópolis, ya que permiten ahorrar hasta un 80% de tiempo y dinero en desplazamientos. Esta solución tecnológica ayuda a nuestros más de 33,000 usuarios en México a ser más productivos y competitivos”, destaca Eduardo Salayandía, distribuidor oficial en México y Latinoamérica de la plataforma.

La plataforma ofrece soluciones de alta calidad para videoconferencias en la nube que funcionan directamente desde el navegador de cualquier dispositivo. Sus principales funciones son realizar conversaciones interactivas con hasta 500 personas en videoconferencia o unir hasta 10,000 personas de oyentes en seminarios, compartir aplicaciones, vista de galería y pantalla completa, controlar las funciones de una computadora remota y editar archivos a distancia de forma simultánea con una conexión cifrada para garantizar la seguridad, optimizar tiempos y permitir ser más productivos. En la encuesta 2016 de Connected Enterprise Report de Dimension Data, el 84% de las empresas consultadas afirman que la tecnología colaborativa ha mejorado la productividad de los empleados.

N de P. West Telco

 

Microsoft presenta portal laboral para México

Microsoft México y socios presentaron el portal www.trabajadondequieras.mx, espacio en que se pueden conocer todos los beneficios, información, socios y funcionamiento de la iniciativa que Microsoft ha iniciado desde hace unos meses. En ella, se impulsa el trabajo remoto en favor de disminuir la contaminación, aumentar la productividad y mejorar la calidad de vida de los mexicanos.

En la presentación liderada por Jorge Silva, Director general de Microsoft México, junto con empleados, socios y medios de comunicación, cada uno desde los espacios de su elección para atender el evento, dio a conocer los detalles de este nuevo sitio web. Asimismo, Michelle Ferrari, Directora de Great Place to Work México, destacó la importancia de una cultura de trabajo con escenarios de resultados de productividad que se logra cuando se unen al movimiento de transformación digital de esta naturaleza.

Señalaron que en la Cuidad de México existen muchos mitos sobre el trabajo remoto. La supervisión del personal aún se concibe que debe ser física o directamente; sin embargo, actualmente, gracias a las nuevas tecnologías se pueden ir rompiendo esos paradigmas.

El trabajo remoto ofrece beneficios específicos a los diferentes participantes de una misma comunidad. El principal objetivo de esta iniciativa es gestionar el cambio de cultura laboral en las organizaciones, tanto públicas como privadas, basándose en la confianza, la flexibilidad y la orientación a resultados.

Si los negocios adoptan esta nueva cultura de trabajo, obtendrán aumentos de la productividad, generando mayores ingresos y crecimiento del negocio, traduciéndose también en menores costos fijos de oficina, mantenimiento, entre otros.

Los trabajadores identificarán los beneficios del trabajo remoto de manera inmediata con el ahorro de dinero y tiempo de desplazamiento entre sus hogares y la oficina, mejorarán su calidad de vida y vínculos familiares al tener mayor presencia física en el hogar y otros espacios sociales y tendrán un cambio en su aptitud para la gestión del manejo del tiempo y posibilidad de poder realizar sus actividades personales.

Finalmente, Microsoft señala que tiene tiempo llevando a cabo esta implementación y ha podido comprobar reducciones importantes en el costo de compra de hardware y software, activación de la política, BYOD, que aprovecha los dispositivos que ya son propiedad de los trabajadores, disminuyendo los costos para la empresa, mejor control total sobre los escritorios virtuales y el flujo de la información, y disminución en el mantenimiento de equipos y mejora la capacidad de respuesta ante el crecimiento de la empresa.

N. de P. Microsoft

 

México, entre los países que más horas trabaja

Es una constante que se refleja también en otros países de Latinoamérica, hombres y mujeres vuelven a casa tras una extensa jornada laboral.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), revela en un estudio comprendido por 34 países, tres de las cinco naciones que más horas trabajan en el mundo son de habla hispana: México, Costa Rica y Chile; los otros dos puestos del podio son para Corea del Sur y Grecia. Como contrapartida, los cinco países en los que menos horas semanales se trabajan son, según el mismo estudio, todos europeos: Alemania, Holanda, Noruega, Dinamarca y Francia.

¿Trabajar más implica conseguir mejores resultados? La mayoría de los informes indican que no: a pesar de que allí la carga horaria es menor, Alemania es uno de los países más eficientes y productivos del planeta.

La OCDE no es la única que mide el horario laboral de los países o ciudades. Para GetVoIP, se trabaja todavía más. El estudio realizado por Meta4 contabiliza no sólo el tiempo previsto para la oficina sino las horas efectivamente trabajadas más allá de lo que dice la legislación vigente o incluso el contrato laboral. El resultado muestra a México con 48.8 horas trabajadas por semana.

En 2015, la consultora UBS aportó su propio ránking sobre en dónde se dedican más o menos horas al trabajo, aunque dividido por ciudades. Río de Janeiro aparece en ese estudio como una de las ciudades con menos carga horaria de la región (33 por semana), seguida por San Pablo (34.8), Buenos Aires (36) y Lima (37); poco parece que tengan que envidiarles a París (30), Madrid (33) o Nueva York (35), por citar algunas de las más importantes del mundo. No se puede decir lo mismo de Santiago de Chile (39.9), Bogotá (40) y Ciudad de México (43), quienes ocupan los últimos puestos, aunque todavía lejos de Hong Kong, donde se trabajan unas 50 horas semanales.

La consultora destaca que las diferencias de los horarios de trabajo se vuelven abismales. Mientras que en Bogotá, Buenos Aires, México o Santiago el promedio de vacaciones por año ronda los 15 días, en ciudades como Madrid, Río de Janeiro, Lima, París o Moscú lo habitual es que los días de descanso pagados por año oscilen entre los 26 y los 31 días.

El trabajo a distancia (home office), una tendencia en alza

Ahora bien, ¿qué pretenden los trabajadores? Menos horas en la empresa y más flexibilidad para manejar los horarios y aportar su fuerza de trabajo desde el hogar. Así se desprende del informe Flexibility in Work Life, de ConsumerLab. “El estudio dio a conocer que los profesionales de hoy en día consideran que el trabajo debe adaptarse a sus horarios, y no al contrario”, sostuvo la directora de Ericsson ConsumerLab para Latinoamérica, Diana Moya.

El informe sostiene que en Latinoamérica el 35% de las personas que trabajan creen que es importante tener la opción del trabajo remoto, mientras que un 45% advierte que lo fundamental es poder flexibilizar esos horarios. El estudio se basa en el análisis de 47,167 entrevistas en 23 países del mundo, entre ellos Argentina, Bolivia, Brasil, El Salvador, México y Uruguay.

Este informe señala que el 20% de los consultados en todo el mundo (y 16% en Latinoamérica) ya realiza tareas laborales desde su hogar, por las noches, para manejar mejor la carga de tareas de oficina. Para la mayoría de los entrevistados, la realidad actual marca una necesidad: reducir el horario laboral en la empresa. El teletrabajo, que en países como Alemania y Francia ya supera el 30%, puede ser una buena opción.
Redacción Computerworld México.

infografia-paises-que-mas-trabajan