Etiqueta: hospitales

Hospitales inteligentes, la revolución que necesita el sector salud

En el sector de Servicio de Salud, el Internet de las Cosas (IoT) describe un entorno en el que las etiquetas inteligentes (por ejemplo, códigos de barras y etiquetas de identificación por radiofrecuencia [RFID]), y sensores, se fijan a objetos conectados a Internet, dándoles una voz digital. Por ejemplo, cuando los sensores, beacons y códigos de barras se adjuntan a los médicos, a los pacientes, al equipo y a la medicina, los hospitales reciben flujos de datos que proporcionan información importante sobre lo que está sucediendo en sus operaciones. Luego se analizan esos datos y con base en esto, surgen ideas que pueden ser usadas para tomar decisiones más inteligentes.

Todos los datos generados en tiempo real por los dispositivos inteligentes requerirán respuesta inmediata, mientras que el big data ayudará a los profesionales de la salud a revisar e incluso a identificar maneras de mejorar el diagnóstico, la atención y el tratamiento al paciente en tiempo real.

Con las expectativas elevadas de los pacientes, muchos hospitales están contratando a directores experimentados para asegurar una ”experiencia del paciente” ejemplar. Sin embargo, con la demanda de centenares de pacientes diariamente, el desafío de ayudar a los doctores y enfermeras a que esto suceda es cada vez mayor considerando que no puede descuidarse su eficiencia en la operación. Afortunadamente, la administración de activos empresariales (Enterprise Asset Intelligence) y análisis de datos, hacen de esta misión complicada, una realidad.

Un estudio del 2014 de Forrester Consulting y Zebra Technologies, mostró que el 97% de las organizaciones de cuidado de la salud encuestadas, concuerdan en que el IoT será la iniciativa tecnológica más estratégica que se llevará a cabo en esta década – señalando el potencial para un ambiente de trabajo más seguro y una experiencia del paciente mejorada.

Muchas organizaciones creen que pueden tener acceso a la información que necesitan para mejorar las experiencias y los resultados de los pacientes, mediante el aprovechamiento de la inteligencia de los activos para apoyar mejoras en el cuidado del paciente. En ciertos países de Latinoamérica ha sido calculado que los costos económicos anuales de accidentes atribuidos a errores de medicación o similares, han costado billones de dólares. El Internet de las Cosas (IoT) permite formas de trabajo más seguras y eficientes que ayudan a evitar estos problemas. He aquí tres ejemplos:

Gestión de Medicamentos

Desde la cabecera del paciente, una enfermera puede utilizar una computadora móvil para escanear el brazalete de identificación del paciente, y con esto, confirmar su nombre y fecha de nacimiento mientras se carga su registro médico. El dispositivo móvil también puede proporcionar un flujo de trabajo guiado con todas las instrucciones para suministrar el medicamento, respaldando la administración de los 5 derechos de medicación, así como fecha y hora de aplicación, a su vez, la computadora puede utilizarse para hacer anotaciones en el registro de salud electrónico del paciente, tales como el nombre de la enfermera que administró el medicamento,  o bien con ayuda de sensores, puede añadir datos automáticamente como localización y temperatura del paciente.

Por último y muy importante, la enfermera puede escanear el código de barras en el paquete de los medicamentos, para comprobar que no existe alergia a estos, esto disminuye riesgos y confiere más seguridad al paciente.

Cuidado Crítico

En escenarios médicos críticos, el tiempo es esencial. Por ejemplo, con la cirugía de angioplastia el objetivo podría ser que el paciente sea operado en un lapso de 60 minutos. El darle al paciente una pulsera con código de barras, que puede ser escaneada, las alarmas pueden notificar automáticamente a los médicos superiores si el progreso se ha ralentizado, permitiéndoles intervenir si es necesario.

 Recolección de Especímenes

A pesar de los minuciosos procesos, los errores pueden ocurrir cuando se recolecta sangre o especímenes. Mediante el uso de computadoras móviles e impresoras, estos errores críticos pueden disminuirse e incluso evitarse. Las enfermeras pueden hacer uso de sus computadoras móviles en la cabecera de la cama para ver qué pruebas son necesarias, escanear la pulsera de un paciente para confirmar su identificación, guiarse en el proceso de recolección, e imprimir etiquetas de código de barras que se fijan a la muestra. El código de barras asegura que la muestra siempre esté correctamente identificada y pueda rastrearse sin problemas.

Alex Castañeda, Vicepresidente y Gerente General de Latinoamérica, Zebra Technologies

 

La evolución del IoT se ha frenado en el sector salud

Se esperan grandes avances en el Internet de las Cosas en muchas de las industrias, incluida la sanitaria. Según una empresa de inteligencia de negocios, MarketResearch, señala que este mercado está preparado para alcanzar los 117millones de dólares en 2020. Y es que, el IoT abarca un amplio espectro de dispositivos interconectados que se comunican a través de la red y esto podría beneficiar mucho a los pacientes, a la carga de trabajo de los profesionales y a la riqueza de la nación.

Es verdad que la tecnología tiene un potencial transformador en cuanto a la sanidad, pero debe superar una serie de barreras antes de que pueda cumplir su promesa. El vicepresidente de investigación de Gartner y ex médico Anurag Gupta explicó a Computerworld de Reino Unido algunos de los obstáculos a los que tendrá que hacer frente.

Cargas financieras

Las tensiones financieras actuales en el servicio de salud van a incrementar a medida que aumenta la demanda y los presupuestos caen. La tecnología puede apoyar el ahorro de costos pero el NHS (National Health Services) tiene una historia de innovación marcada por grandes fracasos, así como el Programa Nacional de TI.

La financiación va destinada a hospitales que tienden a actuar de forma reactiva en lugar de abordar los problemas de raíz; por lo que se limitan los éxitos debido a la falta de estructuración. “Simplemente lanzamos la tecnología al problema sin hacer cambios subyacentes en la forma en que funcionan las cosas”, dice Gupta. Es por esto por lo que todas las futuras iniciativas IoT deberán aplicarse en consonancia con una estrategia para transformar la cultura y política.

Los obstáculos del sector sanitario

El Internet de las Cosas ayuda a los dispositivos a hablar entre sí, pero la propia sanidad está demasiado dispersa como para comunicarse de forma eficaz. “En el mercado de la salud seguimos viviendo bajo tierra, lo que significa que nuestros datos se encuentran en silos operativos y clínicos y no hablan entre ellos, lo cual es un problema importante”, confiesa Gupta.

El concepto de silo debe ser eliminado para que el IoT prospere y para ello se necesita mucha organización. “Tenemos que centrarnos mucho más en la comprensión de los datos que están surgiendo, porque sólo entonces podremos optimizar todo el sistema de una mejor manera”.

Las barreras culturales

Muchos miembros de la sociedad se sienten incómodos con las tecnologías emergentes, en particular los ancianos. En cambio, los robots, la telemedicina y los chatbots son servicios de los que se espera que se conviertan en métodos cada más comunes con el fin de ayudar a vivir a la población que envejece.

Los obstáculos culturales también se aplican a los profesionales. Los practicantes suelen hacer suposiciones sobre las preferencias del paciente, en lugar de darles las opciones de los tratamientos disponibles. “Todo el grupo de pacientes es como un segmento de clientes”, dice Redacción

Conceptos erróneos

Por un lado, los profesionales necesitan más ímpetu para promover las tecnologías emergentes. “El sistema de reembolso del hospital en este momento tiene diferentes tasas de reembolso online o en persona, y eso es algo que tenemos que cambiar”, asegura Gupta.

Por otro lado, una preocupación común es que la tecnología podría reemplazar a los profesionales, a pesar de que ésta sirva principalmente para apoyar su toma de decisiones y reducir las tareas domésticas de su día de trabajo.

También, el público suele estar mal informado acerca de cómo se utilizarán sus datos. Las preocupaciones por la privacidad han matado muchas propuestas prometedoras.

Redacción

El cómputo en la nube garantiza la seguridad del sector salud

El sector salud es uno de los mercados más difíciles para implementar innovaciones tecnológicas debido a la confidencialidad e importancia de los datos. Sin embargo, las soluciones que ofrece el cómputo en la nube garantiza la seguridad de la información subida a la red.

De acuerdo a un estudio realizado a nivel global por la empresa MarketsandMarkets, en 2017 el mercado del Cloud Computing en el sector salud tendrá un crecimiento de 5.4 billones de dólares, generando que para el 2020, el 80% de los datos de los pacientes estará direccionándose a la nube. La promesa de esta tecnología es lograr una mayor penetración de los servicios médicos, mejorar la experiencia del paciente y ahorros operativos.

Con el desarrollo de modalidades digitales en los servicios de salud, como el expediente clínico electrónico, imagenología clínica (ultrasonidos, tomografías), radiología, la medicina a distancia, o para el manejo administrativo, el cómputo en la nube en los centros de salud se convierte en un modelo tecnológico que ayuda a la optimización de los recursos y la calidad de los servicios.

En México hay más de 23 mil unidades de salud, de las cuales el 86.8% pertenecen al sector público y 17.2% al sector privado. Sin embargo, cada centro médico cuenta con diversos sistemas o tecnologías para recabar información de los pacientes, y de la que gran parte no se encuentra estructurada, lo que dificulta la capacidad de respuesta de los médicos.

Es aquí donde entran los servicios del Cloud Computing debido a que su uso permite recabar información con una velocidad y precisión imprescindibles, resultando de utilidad tanto para la prevención, como detección y tratamiento de enfermedades al permitir un uso ordenado de los datos.

Una encuesta realizada por HIMSS Analytics, confirma que el 92% de los proveedores de servicios de salud ven en el Cloud Computing un valor indispensable para el futuro, ya que la adopción de esta tecnología beneficiará a doctores, pacientes y personal administrativo.

México ya se cuenta con 45 millones de registros electrónicos de pacientes en 3,841 unidades médicas, según datos del Proyecto Agenda Digital MX.

Hospitales o clínicas que ya cuentan con estos servicios presentan grandes beneficios y ventajas sobre aquellos que aún no cuentan con el cómputo en la nube. Por ejemplo:

Seguridad de información: una de las grandes preocupaciones de los doctores es la divulgación de la información de sus pacientes, y más si es a través de la red, ya que cualquiera podría tener acceso a la información. Sin embargo, Cloud Computing garantiza la encriptación de la información para que sólo aquellas que tengan acceso autorizado puedan hacer uso de los datos.

Capacidad de almacenamiento: muchos de los hospitales han buscado transformar Rayos X y placas a formato digital en formatos especiales, sin embargo, el peso y la lentitud de los procesos ha sido lento. Esta es una de las herramientas que ofrece el Cloud Computing, permitir a los centros de salud escalar rápido y fácil cualquier tipo de registro, ahorrando dinero al minimizar las necesidades de almacenamiento interno.

Acceso confiable: gracias a la tecnología del cómputo en la nube, la información médica de los pacientes está disponible desde cualquier lugar y dispositivo, para que los doctores tengan acceso inmediato a la descarga y visualización de los expedientes. A través de dispositivos móviles, videoconferencias y apps diseñadas específicamente para las organizaciones en el sector salud, la nube acelera las cosas y permite una mejor comunicación a distancia, facilitando la colaboración entre los médicos.

Ahorro de gastos para pacientes y hospitales: los pacientes no tendrían que pagar dos veces el costo de una misma prueba cuando van a diferentes médicos o especialistas, o si los resultados de la prueba se pierden; y, por otro lado, los beneficios de ahorro pueden ascender a más de 37 millones de dólares en un periodo de 5 años, según el reporte Cloud Standards Costumer Council.

Estos son algunos de los ejemplos de cómo Cloud Computing puede satisfacer algunas de las necesidades de pacientes y doctores, ya que con el intercambio de información se garantiza la seguridad y privacidad de los datos con el fin de ayudar a que los doctores tomen mejores decisiones, de forma más rápida y bien informadas para con el paciente.

Redacción

Los hospitales transmiten los datos sin cifrar

Una encuesta llevada a cabo en Estados Unidos, señala que el 32% de los hospitales, así como el 52% de los proveedores con los que se trabaja diariamente, transmiten la información sin cifrar, ya sea de centros de atención primaria, lugares de rehabilitación, o simples consultorios médicos.

La situación detectada gracias al reciente informe, expone los datos de los usuarios a posibles manipulaciones, a la corrupción de los mismos, o a un uso indebido por parte de aquellos que buscan hacer el mal. La encuesta ha sido realizada por la HIMSS (Healthcare Information and Management Systems Society), grupo que también hace hincapié en que muchas de las redes de las instalaciones carecen de cortafuegos para impedir la fuga de datos de los pacientes. Además, el informe saca a la luz que sólo el 78% de las instalaciones relacionadas con los cuidados intensivos de los hospitales cuenta con servidores de seguridad apropiados para hacer frente a las amenazas.

Con miles de variantes de malware apareciendo diariamente, la ausencia de una defensa perimetral acorde a la seguridad de los datos, puede suponer graves consecuencias. Sin el uso de un servidor de seguridad o firewall que permite controlar el tráfico de la red, así como filtrarlo, los proveedores carecen de la capacidad para prevenir o atenuar las consecuencias que puedan ocasionar un virus o software malicioso.

La preocupación número uno en ciberseguridad para estos centros sigue siendo la prevención ante ataques tipo ransomware, a través de los cuales, los cibercriminales se introducen en las bases de datos para cifrar toda la información y pedir un rescate económico si se quiere recuperar la normalidad en el funcionamiento. Las últimas estimaciones establecen que los ciberataques supondrán un coste para los hospitales de más de 305 millones de dólares a lo largo de los próximos 5 años, con un porcentaje de uno de cada trece pacientes con sus datos comprometidos, según avanza la consultora Accenture. Por su parte, otro estudio realizado por el Instituto Brookings predice que uno de cada cuatro robo de datos de este año estará asociado al sector de salud. El mismo estudio revela que desde finales del año 2009, la información médica de más de 155 millones de estadounidenses ha estado expuesta sin su permiso a través de más de 1.500 infracciones cometidas de manera involuntaria.

La tecnología que puede ayudar y aportar al sector salud, si no se implementa de una buena forma, hay una alta probabilidad de sufrir vulnerabilidades. No obstante, conviene revisar los sistemas y mantenerlos actualizados para no ponérselo fácil a los ciberdelincuentes. Tan solo el 42% de los encuestados afirmó contar con un programa de revisión sobre posibles vulnerabilidades sufridas en su infraestructura de red.

Lucas Mearian, IDG News service

 

Hospitales, ¿el nuevo blanco de los hackers?

Los hospitales se convirtieron en el nuevo blanco de los hackers. Ellos han conseguido varias víctimas alrededor del mundo, especialmente en los Estados Unidos quien fue atacado consecutivas veces en el último mes, como el Centro Médico Presbiteriano de Holywood, y el Hospital metodista de Kentucky. El grupo de Inteligencia de Seguridad de Información de Cisco, Talos, identificó una variante de ramsomware, especialmente enfocado en el área de la salud.

Lo que indica esa variante llamada “Samsam” se infiltra en los servidores a través de redes y cifra toda la base de datos de los hospitales, incluyendo la historia clínica de los pacientes, la lista de visitantes, etcétera. Para descifrar los datos es necesaria una clave, liberada por los hackers mediante un pago que gira en torno a los miles de dólares.

 

Pero ¿por qué atacar justamente hospitales?

El ramsomware es el modelo más utilizado por los criminales, ya que muchas empresas no tienen otra salida de no ser el pagar para tener de vuelta sus datos. De acuerdo con el Reporte Anual de Seguridad de Cisco, esta forma de ataque tiene un valor promedio de US$ 34 millones por año, volviéndose un negocio lugrativo. Lo que los hackers ahora perciben es que ellos pueden lucrar aún más cuando se enfocan en el sector de la salud.

“Los hospitales tienen una base de datos valiosa, con historial de los pacientes, el histórico de sus enfermedades y medicamentos, entre otros. Sin esos datos ellos no pueden agendar consultas, realizar procedimientos médicos o atender urgencias”, señaló Fernando Zamai, Ingeniero de Seguridad de Cisco. Es decir, sin su base de datos los hospitales prácticamente paran. Y los hackers perciben que ellos están más dispuestos a pagar el rescate por sus datos y a pagar una buena suma.

Además, esos ataques afectan las redes de los hospitales que las cuales dependen para comunicarse. Los hospitales también guardan información de personas de sus clientes y pueden ser penalizados por las organizaciones correspondientes en caso de que los datos se lleguen a dar a conocer. Finalmente, el propio sector de la salud no acostumbra invertir en seguridad para su infraestructura de IT como lo hace el sector financiero, por ejemplo, lo cual lo convierte en un blanco fácil para los criminales.

 

Cómo se infiltra el virus en la infraestructura?

De acuerdo con Fernando Zamai, existen varias formas de ataque, pero la más peculiar en la actualidad es robar contraseñas y accesos administrativos de terceros para de ahí infiltrarse en las redes.  Además “el propio ambiente de hospital es algo un tanto público: cualquier persona, que sea identificada, puede tranquilamente tener acceso directo a una puerta abierta, un switch o un ruteador desprotegido, conectando una laptop y ejecutando un archivo con el virus” afirmó el especialista.

Esa variante de ransomware no tiene un vector de ataque enfocado en un usuario como lo es el fishing, es decir un corre electrónico con archivo sospechoso que busaca pescar un destinatario. El “samsam” puede entrar directo por las redes y conectarse a un servidor externo DNS (Domain Name System) escondido en internet, moviendose de manera lateral a la infraestructura. Cuando el equipo de TI lo percibe, la amenaza ja infectó diversas máquinas y cifró datos.

tecnologia-ciencia-y-salud

 

¿Cuál es el daño para los hospitales?

El el caso del Centro Médico Presbiterano de Hollywood , los directores eligieron el medio más rápido de resolver el problema pagando US$17 mil para recuperar los datos. En el caso del Hospital Metodista de Kentucky, éste se negó a pagar y utilizó las copias de respaldo que le tomó cinco días para regresar parcialmente a la operación. El pago fue hecho en “Botcoins” una moneda digital que se vuelve imposible de saber quiénes son los verdaderos autores del ataque.

 

¿Cuál es la vacuna para ese ataque?

Fernando Zamai, ingeniero de seguridad de Cisco de Brasil afirma que como las amenazas actualmente son amplias y dinámicas, la seguridad de TI también debe ser amplia y dinámica. “una nueva variante de ransomware puede entrar por varias brechas y adquirir diferentes formas,  lo que requiere de sistemas de seguridad en toda la infraestructura” explicó el especialista. Es decir, ya no basta con tener un firewall o un antivirus para proteger las redes, es mejor saber lo que pasa por ellas y monitorear el tráfico de datos.

Una de las soluciones es adoptar un servicio de revisión de solicitudes, como OpenDNS, que identifica el ransomware en el momento en el que intenta comunicarse al servidor externo DNS y bloquea su actividad. Otra solución es adoptar equipos capaces de reconocer automáticamente a los usuarios y sus dispositivos, permitiendo el acceso de acuerdo con los perfiles y las políticas previamente establecidas.

Una decisión simple y que increíblemente pocos hospitales toman es la de realizar respaldo de todos los datos de manera frecuente. Tener un respaldo integral y constanto del banco de datos puede evitar que los hospitales, que dependen de las informaciones, tengan que pagar el rescate en caso de un ataque de ransomware. Por eso Zamai recuerda que eso puede no ser suficiente: “las nuevas amenazas pueden dañar incluso las copias guardadas en diversos lugares”.

 

N. de P. Cisco

GDF presenta el Sistema de Administración Médica e Información Hospitalaria (SAMIH)

GDF SAMIHCon una inversión cercana a los 230 millones de pesos, el Gobierno del Distrito Federal (GDF) dio a conocer el Sistema de Administración Médica e Información Hospitalaria (SAMIH), una plataforma tecnológica en materia de salud, con la cual se pretende brindar atención a más de 4 millones de habitantes de la Ciudad de México.

Este sistema de gestión hospitalaria incluye la implementación de un Expediente Clínico Electrónico que cumple con los estándares internacionales de interoperabilidad y que permitirá comunicar a los sistemas locales con los nacionales para permitir un enlace integral de los servicios de salud de 31 hospitales en la capital del país.

Asismimo, el SAMIH brindará otros beneficios, tales como la reducción del tiempo de espera de los pacientes, la identificación unívoca e historia clínica electrónica unificada, seguridad y confidencialidad de los datos, y la obtención de estadísticas sanitarias que permitan definir programas integrales de salud pública. El proyecto fue adjudicado por licitación al consorcio Telmex-everis.

Tendrá “entregables” este mismo año

En el acto de presentación, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, manifestó que este proyecto digital en materia de salud es uno de los más ambiciosos en América Latina.

“Estamos calculando que en 2015 esté totalmente concluida nuestra red de hospitales”, dijo Mancera y agregó que su administración “tiene compromisos muy concretos para tener productos entregables del SAMIH este mismo año”.

Por su parte, Armando Ahued Ortega, secretario de Salud del Distrito Federal, aseguró que esta plataforma cumple con el protocolo HL7 (Health Level Seven) en cuanto a la administración y almacenamiento de base de datos, imágenes, estudios de laboratorio y sistemas a través de máquinas virtuales que se colocarán en los 31 hospitales capitalinos. Dijo que la operación del SAMIH tendrá dos centros de datos, uno en las oficinas de Xocongo y otro centro espejo en la sede de Altadena.

De acuerdo con Ahued, el Expediente Clínico Electrónico facilitará el seguimiento del cuidado del paciente y, a futuro, permitirá integrar el historial médico en los 220 centros de salud y en las 50 clínicas especializadas, para posteriormente abrir este sistema de información a otros niveles asistenciales como el IMSS y el ISSSTE.

Se informó que el proyecto del SAMIH fue adjudicado al consorcio de Telmex y everis mediante un proceso de licitación, siendo el único grupo de entre cuatro participantes que cumplió con todos los requisitos técnicos solicitados por el Gobierno del Distrito Federal.

De esta manera, el SAMIH estará soportado en la solución tecnológica ehCOS de everis. La plataforma se implementará a lo largo de dos años e incluirá 490,520 horas de formación presencial y en línea para 2,663 trabajadores médicos (doctores, enfermeras y personal administrativo) de los 31 hospitales del DF.

El ehCOS se complementará con las herramientas Oracle Master Patient Index y Oracle Healt Sciences Information Manager. Por parte, Telmex será responsable de la mejora de los procesos, la gestión del cambio, el aseguramiento de calidad y de los servicios de tecnologías de la información.