Etiqueta: in-memory computing

Presentan los Intel Xeon E7 v2, para afrontar la “analítica en tiempo real”

Intel Xeon v7 nuevoIntel anunció el lanzamiento de la nueva familia de procesadores Xeon E7 v2 dotada con nuevas capacidades, con los cuales se propone incrementar un 80% el rendimiento de los servidores y reducir el costo total de propiedad (TCO) otro 80%, frente a otras arquitecturas alternativas que existen en el mercado, como RISC.

Para ello, la nueva generación Xeon E7 v2 incluyen dos “saltos” tecnológicos, denominados por Intel como “TIC-TOC” para ofrecer un cambio en el proceso de fabricación, que pasa a ser de 22 nanómetros, así como una evolución en la microarquitectura de los nuevos chips.

El cúmulo de estos factores permite que ahora estemos hablando de procesadores con hasta 15 núcleos en su interior, con capacidad para 1.5 terabytes de memoria por socket, y hasta 37.5 MB de memoria caché compartida.

Análisis de datos en tiempo real

Los 20 nuevos modelos varían en función de los núcleos presentados en su interior, de la frecuencia de reloj de estos, y de la memoria caché añadida. Frente a la generación anterior Xeon, ofrecen un incremento en rendimiento promedio del 2.24%.

Posicionados para el nivel de servidores, los principales beneficiarios serán las empresas que requieran del análisis de datos en tiempo real, sacando mayor provecho de los procesos que tienen lugar en la denominada “In Memory Computing”, de acuerdo con Intel.

La compañía asegura haber reforzado las medidas de seguridad aplicadas, con Intel Secure Key y MCA Recovery Execution Patch, con las cuales ya es posible corregir por hardware aquellos errores del sistema que no puedan ser solucionados por software, además de anticiparse a determinadas situaciones.

Con Intel Run Sure Technology se puede garantizar una confiabilidad de sistema y memoria del 99.999, en igualdad de condiciones al ofrecido por otras plataformas del mercado. De hecho, fabricantes como HP y Dell, entre muchos otros, anunciarán nuevos sistemas con estos chips en los próximos meses.

La nueva generación de procesadores Intel Xeon E7 v2, apoyada en las tarjetas con chipset C602J (Patsburg), soportará las dos siguientes generaciones de procesadores venideras Intel Xeon, con el fin de garantizar una compatibilidad para las empresas que apuesten por la plataforma.

Con Intel Xeon E7 v2 los departamentos de TI tendrán la capacidad de ofrecer análisis en tiempo real de grandes conjuntos de datos, permitiendo a las empresas identificar tendencias y aprovecharlas creando nuevos servicios y aportando una mayor eficiencia para la empresa, informó la compañía.