Etiqueta: infraestrctura

Transformación Digital, es indispensable invertir en seguridad

Ahora, las empresas adoptan nuevas tecnologías, esto implica que se deben tener una mejor seguridad ante posibles ciberataques. La mayoría acuden a expertos en seguridad externa a sus organizaciones.

Las empresas se sienten forzadas a encontrar las herramientas necesarias para cuidar la ciberseguridad de todos sus esfuerzos, así como el cómputo en la nube, los servicios online y el Internet de las Cosas. Una encuesta llamada Global State of Information Security Survey (GSISS) realizada por PwC, aplicada a mitad de año, ha podido analizar el comportamiento de las organizaciones en cuanto a la seguridad en la que invierten.

El 59% de los encuestados dicen que están aumentando su gasto en seguridad como resultado de su mayor uso de las tecnologías digitales y de la adaptación de sus modelos de negocio para ofrecer a sus clientes, empleados y socios más servicios digitales y aplicaciones. Estas organizaciones consideran que sus prioridades de gasto son mejorar la colaboración de la empresa (51%), asegurar los cambios de modelos de negocio destacó un 46% y garantizar los despliegues de Internet de las Cosas (46%).

“El gasto de seguridad tiende a ser impulsado por las amenazas a corto plazo, ya que los cambios de tecnología en los negocios toman más tiempo para influenciar en ese gasto”, dice John Pescatore, director de tendencias de seguridad emergentes en el Instituto SANS.

Los profesionales de seguridad cibernética son difíciles de conseguir, sobre todo si se pretenden que se queden de forma indefinida cuidando la seguridad TI de la empresa. Muchas compañías están tratando de reducir la brecha de habilidades ya que tienen que gestionar los servicios de seguridad. Según la encuesta, el 62% de los encuestados utiliza a proveedores de servicios de seguridad externos para operar y mejorar sus programas de seguridad de TI. Los servicios que se externalizan incluyen la autenticación destaco el 64%, la prevención de pérdida de datos (61%), la identidad y el 61% con gestión de acceso, la monitorización en tiempo real y análisis (55%), y la información sobre amenazas obtuvo el 48%.

Javvad Malik, defensor de la seguridad de AlienVault, destacó que las empresas se han vuelto más cómodas y tienden a pedir ayuda al exterior. “La mayoría de los equipos de seguridad internos trabajan bajo tanta presión que no tienen tiempo para supervisar y responder a todas las alertas que atacan a la empresa. Por ello, suelen trasladar parte de esas tareas a un proveedor de servicios de seguridad para que pueda ayudar a aliviar algo de la carga “, explicó.

El gerente de seguridad del Hospital Northside, Martin Fisher señala que hay tres tendencias principales que impulsan el movimiento de subcontratar: extrema dificultad en la obtención y retención de personal cualificado; las infraestructuras son complejas y difíciles de manejar; y los proveedores de servicios de seguridad cuentan con mucha más flexibilidad.

Claudia Ortiz-Tallo

 

El almacenamiento en nube aumentó 20% en 2016

La firma de análisis IDC señala en un estudio que el almacenamiento tradicional on-premise, en cinta y en disco sufrieron un decrecimiento en 2015, mientras que el almacenamiento en nube llegó a multiplicarse por cinco el pasado año.

José Antonio Lorenzo, director general de IDC para España, declaró en un webinar que la proyección de almacenamiento en la nube llega a prácticamente el 20% de crecimiento para el año 2016.

“La información lo es todo en las compañías, es el nuevo recurso natural, y las empresas tienen que aprender a explotarlo”. Así lo pone de manifiesto Gonzalo Casado, Cloud Data Manager de IBM, quien afirma que el crecimiento exponencial de información se está produciendo en la parte de datos no estructurados, lo que presenta un gran reto a las empresas, ya que estas deben ser capaces de tener estos datos disponibles para su explotación.

Sistemas que generan conocimiento

Dada la cantidad de información que están generando las redes sociales, Big Data y el Internet de las Cosas, las organizaciones necesitan disponer de sistemas de almacenamiento que posibiliten su análisis para, de esta forma, generar conocimiento.

IBM Cloud Storage es una nueva arquitectura, la cual cumple el objetivo de cubrir esas nuevas necesidades. “Lo que hacemos es utilizar otro tipo de almacenamiento que complementa al ya existente, un tipo de almacenamiento que no está basado en bloque ni en ficheros, sino en objetos”, sostiene Casado. Este almacenamiento, altamente eficiente, permite acceder a la información siempre que las compañías lo requieran.

Seguridad en cloud

La seguridad constituye una de las principales barreras a la hora de migrar hacia la nube. Para José Antonio Lorenzo esa barrera comienza a ser ya una “excusa”, ya que las empresas que proporcionan servicios de nube invierten billones para poder garantizar la seguridad. “En términos de seguridad y de cumplimiento normativo, los proveedores de nube, hoy por hoy, están prácticamente todos a un alto nivel para poder dar respuesta a cualquiera de las necesidades y de las obligaciones”, asegura.

Desde la perspectiva de IDC, el regulador debe asumir que existen nuevas tecnologías que permiten a las organizaciones ser más eficientes y competitivas, por lo que este debería liberalizar el mercado e incorporarlas de forma masiva.

Por su parte, Gonzalo Casado sostiene que el ámbito de la seguridad es muy subjetivo, dado que existen mercados en los que adoptar la cloud resulta mucho más seguro que conservar la información en los sistemas alojados en sus correspondientes países. “Desde luego, a nivel de disponibilidad y a nivel de durabilidad de la información, una nube pública te asegura que vas a tener la información replicada, dispersada y protegida de una forma mucho más eficiente”.

La solución IBM Cloud Object Storage posibilita el almacenamiento tanto en la nube pública como en la privada. “Las organizaciones pueden descargar aquellas capas de información que actualmente están oscuras en sus sistemas tradicionales y luego acometer las nuevas cargas de información que vengan de movilidad, redes sociales, vídeo, Internet of Things, etc.”, concluye Gonzalo Casado.

Irene Muñoz

 

Las estrategias TI de las empresas complican la migración a la nube

El negocio para tener un valor diferencial ante la competencia es acercarse a la nube, las empresas lo están entendiendo y están emprendiendo procesos de migración. Sin embargo, tomar esta decisión no significa que el cambio vaya a ser un éxito.

Aproximadamente la mitad de las compañías que se encuentran en esta transición están luchando para superar las barreras de costos asociados a la integración de las tecnologías cloud y de los silos de datos. Según un estudio de Oracle, una de las grandes razones por las que los directivos se encuentran tantas trabas es que más del 60% del gasto global TI de las organizaciones está siendo decidido por unidades de negocio individuales y no por los departamentos de tecnología.

Una parte de gran relevancia del problema es que la mayor parte de las empresas continúan financiando sus inversiones TI sin alinear el potencial de ingresos con los proyectos innovadores. Dos de cada tres directivos que toman decisiones sobre tecnología aseguran que la financiación es muy tradicional.

No se escucha al CIO

La investigación detalla como en muchas compañías no hay una única persona con visión sobre todas las inversiones tecnológicas. Esto dificulta el desarrollo y seguimiento de una estrategia unificada en la nube. De este modo, los CIO controlan menos de la mitad del presupuesto TI en el 66% de las empresas.

“El enfoque de muchas compañías sigue anclado en el pasado. Los CIO deben trabajar más cerca de los líderes de negocio para asegurarse de que las IT están dando soporte a la innovación. Deben servir como ‘Cloud Navigator’, colaborando con cada departamento para gestionar los problemas de adquisición en la nube, el coste y el riesgo, y asegurar que todas las líneas de negocio están remando hacia una estrategia de nube común”, asegura Johan Doruiter, vicepresidente senior de sistemas de Oracle.

Estos resultados ponen de manifiesto que las empresas deben replantear sus modelos de financiación y someterse a una transformación cultural de cara a aprovechar completamente los beneficios de cloud computing. El 33% de los encuestados asegura que un mal modelo de financiación está poniendo trabas a su negocio, mientras que otro tercio asegura que la cultura tecnológica de su compañía no es la ideal para los tiempos que corren. Por su parte, el 72% cree que otro tipo de financiación en la nube permitiría a los departamentos TI suministrar nuevos servicios en la nube.

La sombra en TI

El estudio concluye que el incremento del gasto en TI fuera de los propios departamentos está más presente en las compañías. Estas prácticas son más conocidas como costes ocultos TI. EL 35% afirma que estos gastos están inhibiendo las capacidades de las TI para cumplir con los objetivos de negocio. Además, el 95% de los cuestionados cree que los costes ocultos es la mayor causa de complejidad.

Redacción

 

Los ingresos totales en nube han crecido un 32.3% en el primer trimestre

IDC ha publicado los ingresos en infraestructura cloud, entre ellos se destaca servidores, almacenamiento y conmutador Ethernet, es por ello que la nube ha crecido un 3.9% en el primer trimestre de 2016 llegando a los 6.600 millones de dólares en la demanda ralentizada del sector de la nube pública a hiperescala.

Los ingresos totales de infraestructura han subido una cuota de 32.3%, por encima del 30.2% de hace un año. Y, los ingresos por venta de infraestructura a la nube privada han crecido un 6,8% quedándose cerca de los 3.000 millones de dólares, y para la nube pública en un 1.9% llegando a los 3.9 mil millones. En comparación, los beneficios en el segmento de infraestructura TI tradicional se han reducido un 6% con respecto al primer trimestre de 2015, con descensos tanto en almacenamiento como en servidores.

Por su parte, las ganancias en almacenamiento crecieron un 11.5% en la nube privada, pero bajaron un 29.6% en la pública. Y, por el contrario, los servidores cayeron un 1.1% para cloud privada, y crecieron un 8.7% en la pública.

“Una desaceleración de la demanda de despliegue de infraestructura de nube pública a hiperescala ha afectado negativamente al crecimiento tanto en cloud pública como privada”, ha asegurado Kuba Stolarski, director de investigación de plataformas informáticas de IDC. “El crecimiento de despliegue en la nube privada también bajó, como consecuencia del alto nivel de gasto en almacenamiento y servidores. La demanda de hiperescala debe volver a los niveles más altos de implementación a finales de este año, impulsada por los proveedores de servicios.

Desde una perspectiva regional, los ingresos de proveedores de ventas de infraestructura de nube crecieron más rápido en Oriente Medio y África con un 25.9%, seguido de Europa Occidental 20.6%, y de la zona Asia y Pacífico un 18.5%, al que se excluye Japón con 17.7%.

Redacción