Etiqueta: Iris Analytics

IBM adquiere Iris Analytics, para aumentar la apuesta antifraude

IBM da el primer paso en el mercado antifraude con la compra de la compañía Iris Analytics. La empresa de origen alemana ha creado un software capaz de aprender e incorporar las pautas de fraude y prevenirlos en tiempo real.

Iris monitoriza transacciones bancarias incorporando a cada momento los patrones que se han detectado previamente, de manera que reconozca la pauta que siguen los fraudes y pueda prevenirlos en el momento. Además, el sistema está preparado para trabajar de manera autónoma o en conjunto con el análisis de un equipo humano.

Este es un proceso lento que implica varios meses de vigilancia y aprendizaje previo para que Iris comience a detectar los fraudes a tiempo real; a pesar de ello IBM prevé que se trata de una herramienta muy útil con un nicho cada vez más grande en el mercado.

La compra de Iris es parte de un plan que la empresa ha fortalecido desde hace tiempo, adquiriendo otras compañías complementarias desde 2013: primero compró Trusteer, una empresa israelí especializada en monitorizar sistemas financieros y en proteger los plug-in de las webs bancarias. Poco después lanzó Counter Fraud, una herramienta de detección en tiempo real de fraude, resultado de la compra de Cognos, SPPS, i2 y FilenNet.

Con esta estrategia, y especialmente con esta última adquisición, IBM espera entrar con más fuerza y rapidez en el sector dedicado a sistemas de detección de fraude. Además, la compra de la empresa alemana tiene como aliciente la incorporación de varios clientes (principalmente de la industria bancaria y de pago) como la compañía francesa Set.

 

Milisegundos para cazar un fraude

Según declara IBM, Iris solo necesita 5 milisegundos para detectar una operación fraudulenta, un tiempo muy pequeño comparado con los segundos que tardan el resto de las transacciones a la hora de realizar un pago.

El sistema de prevención de fraude está adquiriendo cada vez más fuerza: ya no es solo para los pesos pesados del sector bancario, también bancos pequeños están invirtiendo en sistemas para prevenir este tipo de delitos. Con la incorporación de chips y PIN en el sistema de pagos, junto con posibles sistemas que vayan apareciendo, detectar un fraude se complica cada vez más: es necesario un sistema que tome decisiones rápidas y eficientes para discernir si un pago es sospechoso o seguro de aceptar, según puntualizan desde Iris.