Etiqueta: juez

Microsoft demanda al gobierno de Estados Unidos por solicitudes secretas de datos

La empresa de Redmond, ha recibido en los últimos 18 meses, casi 2 576 órdenes secretas, de las que no ha podido avisar a sus clientes. Esta situación podría repercutir en la comercialización de sus servicios en la nube.

Microsoft ha demandado al Gobierno de Estados Unidos en un intento de anular una ley que permite a los jueces obligar a las empresas de tecnología cuando las fuerzas de seguridad requieren acceso a los datos de sus usuarios.

La demanda, presentada el jueves en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito Oeste de Washington, sostiene que una sección de la Electronic Communications Privacy Act (ECPA) es inconstitucional al exigir a las empresas de alta tecnología mantener las solicitudes de datos en secreto. El argumento de Microsoft es que la ley es inconstitucional bajo la Primera Enmienda, ya que limita la libertad de expresión de la compañía, así como bajo la Cuarta Enmienda de protección del proceso.

Pidiendo un amparo ante una sección del ECPA, los jueces pueden ordenar una petición de datos que se mantiene en secreto si creen que el conocimiento de su existencia pondrá en peligro la vida, permitirá que los delincuentes huyan o de otra manera podrá obstaculizar la instrucción.
Los tribunales han dirigido a Microsoft casi 2 576 órdenes secretas en los últimos 18 meses, de las que más de dos tercios no tienen fecha de finalización fijada, reveló Brad Smith, presidente director legal de la compañía. Esto supone un problema para la nueva industria del cómputo en la nube.

“Estos acontecimientos paralelos -el aumento de las demandas del gobierno de datos online y el aumento simultáneo en el secreto- se han combinado para socavar la confianza en la intimidad de la nube y han perjudicado el derecho de Microsoft a ser transparente con sus clientes, un derecho garantizado por la Primera Enmienda”, insiste la compañía en su demanda. La transparencia es importante para Microsoft, tanto más cuando su negocio se centra en motivar a los clientes para mover sus datos a la nube. Que el gobierno de Estados Unidos pueda solicitar en secreto los datos de Microsoft cuando la compañía está pidiendo a personas y empresas que les confíen sus datos podría retardar la adopción de la nube. La empresa no se opone a las peticiones gubernamentales secretas en situaciones en las que son necesarias, pero Microsoft quiere que esta autoridad sea limitada.

Por su parte Smith sugirió que el Departamento de Justicia podría adoptar nuevas políticas que limitaran la forma en que utiliza la autoridad que se le da en virtud de la ECPA, o el Congreso podría modificar la ley para restringir lo que el gobierno puede hacer.

Finalmente, no está claro cómo irá la demanda de Microsoft. Sería “prematuro adivinar” cómo de probable es el éxito es probable que sea para Microsoft, apuntó Jennifer Granick, directora de libertades civiles en el Centro Stanford para Internet y Sociedad.

Pero este caso podría durar un tiempo: las demandas con frecuencia implican años llevarlas a través de los tribunales, y un caso de esta naturaleza es probable que tenga que pasar por varias fases de apelaciones. Así que no se espera que el problema se resuelva pronto.

Blair Hanley Frank

 

Nueva apelación en el caso FBI y Apple

El Departamento de Justicia americano apela la decisión del tribunal de Nueva York que daba la razón a la compañía de Cupertino en un caso de narcotráfico ocurrido en esa ciudad

Ahora se celebra un nuevo capítulo en la disputa que mantienen el FBI y Apple por la privacidad de iPhone. Dentro de la alegación esta vez proviene del Departamento de Justicia que mantiene que no puede llevar a cabo el desbloqueo de un iPhone sin correr el riesgo de que se pierdan datos. En esta ocasión la alegación responde a la decisión de un juez de Nueva York de no obligar a Apple a desbloquear un iPhone 5 implicado en un caso de narcotráfico.

Este caso de Nueva York se ha tomado como una nueva edición de la disputa que mantienen ambas partes desde los sucesos acontecidos en San Bernardino, California, en que el FBI pidió a Apple la creación de una puerta trasera en el software que permitiera el acceso al iPhone de un implicado en el tiroteo del 2 de diciembre. En concreto, el FBI pidió eliminar la función de autoborrado, el cual se activa al utilizar diez contraseñas de acceso erróneas, siempre y cuando, esta función haya sido activada previamente por el usuario.

En el caso de Nueva York, el Departamento de Justicia insiste en este aspecto, al no poder acceder al teléfono con sistema operativo iOS 7 sin correr el riesgo de perder información, ya que no se puede saber previamente si esta función está activada o no. El organismo federal argumentó al propio Departamento, Apple podría desbloquear el terminal como ha hecho anteriormente en otros casos con versiones anteriores cuando ha sido requerido por el Gobierno. Según alegaron, Apple tiene la capacidad para saltarse el código de acceso de todas las versiones anteriores a iOS 8.

Para Apple, el hecho de hacer cedido ante anteriores requerimientos judiciales no significa que esté de acuerdo con el allanamiento de la privacidad de los usuarios. Para el Gobierno, en cambio, Apple dio un giro en este caso en concreto cuando ellos ya contaban con una orden judicial para extraer los datos del teléfono implicado.

El Juez James Orenstein del Tribunal del Distrito de Nueva York dictaminó recientemente que Apple no puede ser obligada a extraer datos de un iPhone. Es por ello que el gobierno, apela al All Writs Act, un estatuto de 1789, que obliga a las compañías en circunstancias similares a la de Apple a colaborar con las fuerzas del orden.

Para el Gobierno, esta ley ha permitido órdenes judiciales para ordenar la asistencia a terceros en casos muchos más graves que el de Nueva York. Una carga excesiva para el tercero es un punto clave para los jueces a la hora de tomar una decisión. Para Apple, en cambio, la carga estaría en el impacto de no poder proteger la privacidad de sus clientes.

Apple comentó tras el anuncio del Departamento de Defensa que  están de acuerdo con la decisión del juez Orenstein que “descartó la petición del FBI por atentar contra los principios fundamentales de la Constitución”.

John Ribero

 

Apple presenta una apelación ante un tribunal superior contra el FBI

Si desestiman su recurso de nulidad, la compañía apelará a un tribunal superior contra el requerimiento del FBI.

El enfrentamiento entre Apple y el FBI continúa, y no es ara menos ero se está tocando un punto muy importante de información privada. Tras presentar sus versiones en el Congreso de Estados Unidos esta misma semana, el capítulo está lejos de cerrarse. La compañía de Cupertino ya ha anunciado que por si el recurso de nulidad no fuera suficiente, ha presentado también una apelación para rebatir la orden de un juez californiano que les obliga a dar al FBI la contraseña del iPhone de uno de los implicados en un tiroteo en San Bernardino.

Según explicaron los abogados de Apple al presentar el recurso al tribunal, esta acción no es más que un “exceso de precaución” y, además, es la forma más apropiada para oponerse a la decisión de la jueza Sheri Pym que les obliga a desbloquear el iPhone del acusado en el tiroteo.

Respecto a la apelación como el recurso de nulidad tienen la misma finalidad, aunque las formas en que se llevan a cabo para intentar detener la orden del juez son diferentes. En el caso del recurso de nulidad, se le pide al juez que retire su orden anterior; en cambio, la apelación tiene como finalidad revertir la orden de la jueza Pym del 16 de febrero.

La apelación se dirige a un tribunal superior para revertir la decisión de un tribunal inferior, en el caso de Apple, la decisión del juez del Distrito Central de California. En caso de perder en este proceso, Apple ya ha sugerido que llegará hasta el Tribual Supremo si fuera necesario.

Apple, por el momento, ha buscado que la justicia falle a su favor en un tribunal de Nueva York esta misma semana en un caso de narcotráfico, poniendo en evidencia la decisión de Pym. El caso ha generado un debate sobre la encriptación y la seguridad en los smartphones y otros dispositivos.

Tanto James Comey, director del FBI, como otros investigadores han argumentado que la encriptación de los teléfonos supone un gran esfuerzo legal que entorpece las investigaciones de crímenes o de terrorismo. En el congreso, Comey insistió en que los criminales podrán guardar episodios completos de sus vidas sin que las fuerzas de seguridad tengan acceso a ellas, ni siquiera con una orden judicial.

Apple, por su parte, argumenta que acceder a la orden de Pym podría suponer una brecha en la seguridad en los iPhone, además, generaría muchas otras demandas similares por parte del FBI en otros casos por todo el país.

El debate comenzó cuando la jueza Pym pidió a Apple que escribiera un nuevo código para acceder a la contraseña del iPhone del acusado del tiroteo de San Bernardino, Syed Rizwan. Por lo cual, el iPhone borraría todos sus archivos si se utilizan más de diez contraseñas erróneas para acceder. Sin esta protección, el FBI podría intentar acceder al iPhone probando con un número ilimitado de contraseñas al dicho equipo, pero dejaría claro que se podría vulnerar la encriptación cuando se necesite.

-Grant Gross

 

Apple y el FBI defienden sus posturas en el Congreso de Estados Unidos

Ayer se notificaba como un juez federal de Nueva York falla a favor de Apple frente a la demanda del FBI en un caso de narcotráfico.

El FBI, representado por su director James Comey, como Apple, representada por su vicepresidente de asuntos legales, Bruce Sewell, defendieron sus posturas en el Congreso de Estados Unidos, para tratar de poner punto final al debate sobre el cifrado de seguridad y el propio proceso judicial que mantienen desde hace meses.

Apple compareció en el Congreso reafirmada en su postura tras la decisión de un juez del estado de Nueva York de no obligarles a facilitar el acceso a la información de un terminal involucrado en un caso de narcotráfico en ese estado.

El desacuerdo entre la compañía de Cupertino y el FBI se remonta concretamente al mes de diciembre, tras un tiroteo en la ciudad californiana de San Bernardino en el que murieron 14 personas. El FBI pidió a Apple acceder al almacenamiento interno del iPhone del acusado Rizwan Farook, amparándose en el estatuto All Writs Acts. En este caso, la jueza dio la razón al Gobierno americano, decisión que Apple ha recurrido tras negarse a crear una versión modificada de iOS que permita al FBI el acceso a la información del dispositivo.

Sewell defendió la postura de Apple de no hacer cambios en el sistema operativo: “En lugar de pedir ayuda a Apple para eliminar el sistema de contraseñas que borra toda la información del dispositivo tras diez intentos fallidos, el FBI podría hacer cientos de copias del almacenamiento”. De esta manera, el FBI se evitaría tener que llevar a Apple ante la justicia en el caso contra Rizwan Farook.

Por su parte, el FBI asegura no haber encontrado otras formas de tener acceso a esta información sin ayuda de Apple. “Si hubiéramos tenido otra manera de hacer esto en privado, lo habríamos hecho”, aseguró Comey. La agencia también reconoció haber cometido  un error al pedir el cambio de la contraseña del iPhone del sospechoso pocas horas después de la matanza de San Bernardino.

Por el momento, Apple ha conseguido mantener su posición y sólo se ha comprometido a entrar en un debate sobre  la política de privacidad pero sin unas propuestas concretas. El Congreso podría forzar a Apple a prestar ayuda en futuras investigaciones. Los críticos de Apple consideran que la compañía está ignorando la seguridad pública. Para el propio Comey, el cifrado y la seguridad de los smartphones suponen un problema al mantener la vida privada de los sospechosos fuera del alcance de la policía.

Para los detractores del FBI, esta petición de la agencia federal podría dar lugar a otros cientos de demandas similares.

“Los criminales encontrarán maneras de explotar los agujeros obligados en el cifrado”, señaló Zoe Lofgren, demócrata de California.

-Grant Gross

 

Samsung pagará 548 millones de dólares a Apple

El fabricante coreano tendrá que indemnizar bajo un acuerdo a la estadounidense Apple, por una suma de 548 millones de dólares, bajo el concepto de violación de patente tras un litigio que ha tenido lugar en California. Dicha deliberación judicial, el primer desagravio de un largo proceso que mantiene Apple desde hace varios años.

El último movimiento realizado por Samsung ha sido como continuación al rechazo por parte del juez de la corte de apelaciones norteamericana a la solicitud presentada por la multinacional coreana, en la que trataba de revisar los perjuicios infringidos a Apple con motivo de la disputa de violación de patente que mantienen ambas organizaciones, con vistas a una nueva patente que ésta última planea integrar en su smartphone.

Samsumg ha confirmado a Apple que abonará la cantidad pactada en un plazo máximo de 10 días a partir de la fecha en que Apple le extienda una factura a Samsung. En cualquier caso, Samsung se ha reservado el derecho a serle devuelto el dinero si hubiese algún desarrollo en marcha, incluidos los resultados de proyectos de patentes que hayan sido puestos en marcha por la firma de la manzana últimamente.

Apple demandó a Samsung en 2011 alegando que los smartphones de gigante coreano infringían diversas patentes integradas en el iPhone. Un juez de California condenó a Samsung a pagar una indemnización de 930 millones de dólares por haber vulnerado aspectos relacionados con el diseño, la operatividad y el modo de comercializar el producto.

Sin embargo, no todo puede verse como una derrota para Samsung, en las batallas judiciales que mantiene contra Apple. Hace pocos meses, un juez declaro nulo el proceso por la reclamación que Apple realizaba a Samsung por haber infringido la patente conocida como “pinch-to-zoom”, pellizcar para ampliar, ya que en el marcado hay un sinfín de aplicaciones y fabricantes que la usan.

-Marga Verdú