Etiqueta: juicio

Oracle no podrá llevar a juicio a Google de nuevo por Java

Un juez federal del estado de California en Estados Unidos ha denegado a Oracle la posibilidad de volver a llevar a juicio a Google por el uso presuntamente ilegal de Java en los sistemas operativos de Android.

En un principio Oracle le reclamaba a la empresa de Mountain View una cantidad de 9,300 millones de dólares por vulnerar los derechos de copyright en una pugna que, por ahora, dura seis años. Google tomó la decisión de copiar 37 interfaces de programación de aplicaciones Java, incluyendo miles de líneas de código declarado en su sistema operativo.

Las empresas fueron a juicio en 2012, pero el jurado se dividió sobre la cuestión crucial de si el uso de Google de Java estaba protegido por el ‘uso justo’, que permite la copia en circunstancias limitadas. El pasado mes de mayo se dictaminó finalmente que Google no había cometido infracción respecto a los derechos de autor.

A pesar de lo anterior, Oracle ha pedido a la corte un nuevo juicio por varios motivos. Entre ellos destaca la afirmación de que Google ocultó información cuando salieron a la luz sus planes para integrar aplicaciones de Android con Chrome, para así poder ejecutarlas en equipos de cómputo portátiles y de escritorio en un proyecto al que llamaron ARC++. Pero la petición ha sido rechazada. Google quiere incluir su Play Store como parte de su estrategia ARC++ para facilitar el acceso a dichas apps.

El juez encargado de la disputa ha señalado que “Google habría informado de sus planes al menos cinco meses antes de la celebración del juicio con varios documentos sobre el tema”. Por el momento, la puesta en marcha de este sistema se encuentra en una etapa de revisión solo disponible para desarrolladores.

Redacción

 

HPE gana 3 000 millones a Oracle por el caso Itanium

Debido al fallo, Oracle deberá pagar 3 000 millones de dólares a Hewlett Packard Enterprise (HPE) por haber dejado de dar soporte al hardware de esta última compañía basado en el procesador Itanium. En Oracle aseguran que recurrirán esta decisión.

Lo más destacado entre el litigio entre Hewlett Packard Enterprise y Oracle llevan librando desde hace años por el caso Itanium. Un jurado estadounidense ha dictaminado finalmente que Oracle deberá pagar los 3 000 millones de dólares que demandaba Hewlett Packard Enterprise por haber dejado de dar soporte al hardware de esta última compañía basado en el procesador Itanium.

Fue en 2011 cuando la antigua HP (hasta noviembre de 2015 no se dividiría en dos empresas: HP Inc y HPE) demandó a Oracle alegando que la decisión de la compañía de dejar de ofrecer futuras versiones de su popular software de base de datos para Itanium violaba el acuerdo que habían firmado en 2010. Oracle, por su parte, siempre ha argumentado que parte del acuerdo eran sólo “un apretón de manos de las empresas” y no imponían ningunas obligaciones a largo plazo.

Pero, según HP, la decisión de Oracle de cortar el soporte para los productos de la compañía que usaban el chip de Itanium tuvo un gran impacto en las ventas. Según estimaciones de los abogados de HPE, la decisión de Oracle supuso pérdidas de 1700 millones de dólares en ventas para HP/HPE y otros 1.300 millones de dólares en futuras ventas.

Segundo caso perdido por Oracle en los últimos meses

Oracle, por su parte, ya ha anunciado que recurrirá esta decisión. La compañía, de hecho, no se encuentra precisamente en una buena racha judicial. El pasado mes de mayo perdía otro caso en el que había demandado a Google por infringir supuestamente su propiedad intelectual al copiar partes de Java en Android. La demanda de Oracle en este caso implicaba la solicitud de una compensación de 9 000 millones de dólares. Este caso también ha sido recurrido por la compañía cofundada por Larry Ellison.

IDG.es

Oracle enfrenta otro juicio, esta vez contra HPE

Hewlett-Packard Enterprise pidió ante un jurado que Oracle le pague 3,000 millones de dólares ya que el gigante de bases de datos dejó de dar soporte al hardware de HPE basado en Itanium, a pesar de que supuestamente había firmado un contrato para hacerlo.

El juicio con jurado finalmente se ha iniciado tras una disputa legal entre los dos gigantes tecnológicos que ya dura  cinco años. Hace cuatro años, un juez de California ordenó que Oracle primero debía continuar portando su software a la plataforma Itanium de HPE. El nuevo juicio se está celebrando en el Tribunal Superior de Santa Clara, California.

HP, que ahora está dividida en dos compañías, demandó a Oracle en 2011, alegando que la decisión de la compañía de dejar de ofrecer futuras versiones de su popular software de base de datos para Itanium violaba el acuerdo que habían firmado en 2010. Oracle argumentó que parte del acuerdo eran sólo “un apretón de manos de las empresas” y no imponían ningunas obligaciones a largo plazo.

La decisión de Oracle de cortar el soporte para los productos de HP que usaban el chip de Itanium tuvo un gran impacto en las ventas, según argumentó HPE. La decisión de Oracle representa pérdidas de 1,700 millones de dólares en ventas para HP/HPE y otros 1,300 millones de dólares en futuras ventas, según estimaciones de los abogados de HPE.

El caso gira en torno a “al fallo de Oracle por no estar a la altura de la clara y simple promesa de trabajar  con HP en los intereses de ambas compañías”, escribió el abogado de HP en la denuncia original. En un periodo de ocho meses, Oracle pasó de una colaboración “codo con codo  con Hewlett-Packard a ser una amarga antagonista”.

La fase de daños del juicio se retrasó al presentar Oracle una moción conocida como anti-SLAPP (demanda estratégica contra la participación pública) en la que alegaba que HP estaba incumpliendo su libertad de expresión.

El abogado de Oracle argumentó que, tras la primera fase del juicio, “HP recibió exactamente lo que buscaba: Oracle emitió un comunicado de prensa anunciando que iba a entregar el futuro software a Itanium siguiendo el mismo calendario que con el software para otras plataformas”.

La demanda de HPE al jurado en esta segunda fase del juicio es porque encuentran que Oracle ha violado “algo” sin definir en el acuerdo entre las dos compañías, según escribió el abogado de Oracle.

HPE pide al jurado el apoyo porque hay “nuevas e insustanciales” brechas en el contrato que no se mencionaron en el primer juicio, escribió el abogado de Oracle. “HP pretende reivindicar en el último momento una serie de teorías de responsabilidad, e incluso va a pedir daños por ello”.

 

Grant Gross

Google gana el juicio a Oracle por la demanda sobre el uso de Java

El jurado ha dado una resolución, y ha encontrado que el uso que realizó Google de Java en su sistema operativo Android era “uso justo”. Por su parte Oracle anuncia que continuará la batalla con apelaciones.

Un jurado en San Francisco ha dictaminado que Google no cometió ninguna infracción de derechos de autor en una demanda presentada por Oracle por el uso de Google de Java en Android. El jurado de ocho mujeres y dos hombres tardó tres días en llegar a su veredicto. Oracle buscaba 9 000 millones de dólares de compensación en daños, por lo que es una gran victoria para Google y su equipo legal. Aunque Oracle anuncia que continuará la batalla.  “Creemos que hay numerosos motivos del recurso y tenemos la intención de llevar este asunto al Circuito Federal para apelación”, comentó Dorian Daley,  asesor general de Oracle en una declaración escrita, en referencia al Tribunal de Apelaciones de Estados Unidos en Washington DC.

El tema juzgado fue la decisión de Google de copiar 37 interfaces de programación de aplicaciones Java, incluyendo miles de líneas de código “declarado” en su sistema operativo Android. Desde que comenzó el juicio el 10 de mayo, el jurado ha escuchado las pruebas en un desfile de peces gordos de Silicon Valley incluyendo Eric Schmidt y Larry Page de Google; Safra Catz, CEO de Oracle; y Jonathan Schwartz, exCEO de Sun Microsystems.

Un mensaje realizado por Google al jurado fue que Sun pretendía que Java fuera libre para que cualquiera lo usara, por lo que hizo el lenguaje Java en código abierto. Se citó una entrada de blog de Schwartz, felicitando a Google por el lanzamiento de Android, como prueba de que Sun no tenía ningún problema con el uso de Java por parte de Google.

Los abogados de Oracle pintaron un cuadro muy diferente. Google estaba desesperado por llevar al mercado rápidamente su sistema operativo móvil, le dijeron al jurado. Al no poder asegurar un acuerdo de licencia con Sun, Google se adelantó y utilizó Java igualmente. “Sabían que estaban rompiendo las reglas, sabían que estaban tomando atajos, y sabían que estaba mal,” remarcó Peter Bicks, un abogado de Oracle, al jurado en su declaración de clausura. Pero el jurado no compró el argumento de Oracle.

Victoria para desarrolladores

El resultado es una pequeña victoria para los desarrolladores de software, que estaban alarmados por una decisión anterior de que las interfaces de programación de aplicaciones puedan estar protegidas por la ley de derechos de autor americana. Muchos desarrolladores habían asumido que las API no eran susceptibles de protección, considerándolas como elementos funcionales de software que se requieren para hacer interoperar dos programas.

La decisión anterior de que las API están protegidas sigue en pie, lo que significa que algunos desarrolladores deben tener cuidado con usar sin permiso las API de otra compañía. Pero el hecho de que la defensa de uso justo de Google haya prevalecido podría hacer que grandes proveedores como Oracle se lo piensen dos veces antes de presentar casos similares en el futuro.

La empresa mantenía sus acusaciones en un comunicado tras el veredicto. “Creemos firmemente que Google desarrolló Android copiando ilegalmente la tecnología de núcleo de Java para lanzarse al mercado de dispositivos móviles”, aseguró el abogado de Oracle. “Oracle puso en marcha esta demanda para poner fin a una conducta ilegal por parte de Google.”

El jurado tuvo en cuenta cuatro factores para decidir si el uso de Google era justo. El primero es si el uso de Java era “transformador”, o si crearon algo nuevo y diferente del trabajo de derechos de autor original, como fue de Java Standard Edition. También tenían que tener en cuenta el grado en que Android dañó a Java en el mercado. Los abogados de Google argumentaron que Sun nunca tuvo éxito en el mercado de teléfonos inteligentes, ya que nunca se construyó un sistema operativo para smartphone decente, pero no por causa de Android.

El jurado tenía que llegar a una decisión unánime puesto que en el juicio anterior sobre el mismo tema se terminó en desacuerdo, por lo que el caso volvió a abrir. En el caso anterior, una mayoría de los miembros del jurado concluyó uso de Google de Java era justo.

James Niccolai

 

Caso Oracle vs. Google: Problemas técnicos frenan la decisión del jurado

Como si el jurado no hubiera tenido ya bastante para decidirse en el juicio de Oracle contra Google. Las deliberaciones se interrumpieron cuando el panel del jurado número 10 tuvo problemas técnicos al intentar revisar las pruebas del caso que se les habían dado en un PC.

Los miembros del jurado querían darle un vistazo al código de origen del sistema operativo de Google, Android, pero no pudieron abrir los archivos de gran tamaño. “ Ustedes, abogados, no deberían hacerle esto al jurado, deberían haber hecho la prueba primero”, comentó molesto el juez William Alsup a los abogados de ambas partes y se dirigió a los especialistas en TI del tribunal para intentar solucionar el problema.

La persona responsable de TI se mostró momentáneamente desconcertada porque el jurado quisiera ver el código hasta que el juez le insistió en que era una pieza clave para el juicio. “Todos ustedes han saboteado el sistema de forma tan grave que yo ya no sé qué hacer”, explicó Alsup a los abogados, amenazándoles con hacerles imprimir los millones de líneas de código en papel. Al final, los abogados escribieron algunas instrucciones  explicando al jurado cómo abrir los archivos.

Las deliberaciones del caso empezaron el lunes tras las alegaciones finales de los abogados de ambas partes. El jurado debe decidir si el uso de Java en Android por parte de Google está protegido por la exención de “uso justo” que contempla la ley de derechos de autor o, si por el contrario, Google necesitaba una licencia de Sun- creador de Java y ahora propiedad de Oracle.

Si el jurado decide que el uso de Java por parte de Google fue justo, el caso se acabaría – a la espera de una más que probable apelación de Oracle. Si deciden que no, el juicio tendrá una segunda fase para calcular los daños.

El jurado se reúne cada día a partir de las 13 horas, en el tribunal federal de San Francisco, y deben revisar las pruebas del juicio para ayudarse en su tarea. Tras los problemas técnicos, se ha perdido un día para tomar la decisión. Se desconoce cuánto tiempo les va a llevar pero podrían ser unos cuantos días más.

java-orangeEl jurado también puede enviar sus preguntas al juez y tenían unas cuantas preparadas para él, lo que provocó más tensión entre Alsup y los abogados. El jurado quería saber si podían llevarse a casa sus notas sobre el juicio para revisarlas durante la noche. Oracle estaba de acuerdo pero el abogado de Google dijo que el jurado debía deliberar conjuntamente.

Al juez no le gustó. “No son pruebas, tan sólo son sus notas manuscritas”, comentó. “Sospecho que ustedes creen que van a perder este caso”.  “No, su Señoría”, contestó el abogado de Google, aunque se mantuvo firme en su decisión. “Este es uno de los mejores jurados de la historia de esta corte”, comentó Alsup. “ No van a deliberar con nadie más, eso un argumento falso”.

El jurado también quería saber si cada miembro podía revisar las pruebas sólo si llegaba pronto al tribunal o si se quedaban hasta tarde, y también si se podían llevar a casa las instrucciones que se les habían dado. Ninguna de las dos partes quiso conceder esas peticiones lo que enfadó aún más al juez.  “Es cosa del jurado cómo deciden este caso”, espetó Alsup a los abogados.

Finalmente, pidió a ambas partes que presentaran sus objeciones por escrito antes de medianoche. Por el momento, se han denegado tres peticiones al jurado.

James Niccolai

En manos del jurado el copyright de Android entre Google y Oracle

Ambas empresas siguen en juicio por los derechos del código Java. Oracle reclama a Google 8 800 millones de dólares por daños.

La lucha que han mantenido Oracle y Google por el código de Android está ya en manos del jurado tras el cierre de argumentos que diferían notablemente en las cuestiones más básicas. El jurado federal de San Francisco tiene que decidir ahora si el uso por parte de Google de los derechos de autor del código Java constituye un uso justo, una exención que liberaría a la compañía de pagar a Oracle por daños y perjuicios. La cuestión es si el código declarado forma parte de la API 37 de Java que usó Google. Los de Mountain View aseguraron que sólo han utilizado partes seleccionadas de Java para crear algo nuevo en forma de Android.

“Lo que alimentó el éxito de Android son todas esas cosas que llegaron que eran nuevas y diferentes”, explicó el abogado Robert Van Nest de Keker&Van Nest, representando a Google. Según Van Nest, según lo declarado, esta acción hace una acción de transformación de Android, por lo que es legítimo el uso del código en cuestión. Además, dio otra razón por la que el uso es razonable, además de que Google sólo usó una pequeña parte, y es que Android no es un sustituto de Java y el uso del código no supuso daños para el mercado de Java.

Por su parte el abogado de Oracle argumentó que Google había copiado el código porque no podían construir un sistema operativo móvil lo suficientemente rápido sin él. “Si no era importante ¿por qué lo copió Google?”,  preguntó Bicks al jurado.

Después de que Google utilizara el código para construir Android, Oracle comentó que estaba considerando desarrollar una plataforma para teléfonos pero que ya no podría competir con el sistema operativo gratuito.  La compañía también remarcó que los ingresos por licencias Java provenientes de compañías como Samsung también se redujeron.

Las compañías utilizaron metáforas para ayudar al jurado a comprender los problemas con los que se habían encontrado. Google comparó el código de la API con un archivador lleno de carpetas etiquetadas, mientras que Oracle aseguró que era algo más creativo y sustancial, como los libros, los capítulos o las frases de la saga de Harry Potter.

Esta es la segunda vez que un jurado tiene que deliberar sobre el uso justo. Los miembros del jurado del último enfrentamiento entre Google y Oracle en 2012 no consiguieron alcanzar un veredicto. Si este jurado encuentra que el uso de Java en Android no es justo, el juicio se centrará inmediatamente en la cuestión de los daños. Oracle pide 8 800 millones de dólares de compensación.

Ambas partes invocaron cuestiones mayores en sus argumentos finales ante el jurado. Google explicó que las exenciones del uso legítimo protegen el tipo de innovación que por el que sobresale el norte de California. Oracle, un gigante con más de 132 000 trabajadores y un valor de más de 160 000 millones, citó la influencia de Google a largo plazo. “Se necesita alguien con fuerza y valor para enfrentarse a una empresa como Google”, comentó Bicks.

Stephen Lawson

 

Eric Schmidt hace una buena defensa en el juicio entre Oracle y Google

El presidente de Alphabet gana terreno ante Oracle en el juicio, aunque el abogado de la defensa aún no ha terminado su interrogatorio.

Eric Schmidt ganó algo de terreno para Google tras un tenso intercambio con el abogado de Oracle, en su declaración como testigo en el juicio por la demanda de violación de los derechos de autor interpuesta por Oracle contra Google. El presidente de Alphabet, la compañía matriz de Google, fue el primer testigo en este juicio en el que Oracle acusa a Google de infringir sus derechos de autor de Java en Android. Schmidt fue interrogado primero por el abogado de Google, y testificó que Google no creía que necesitara licencias para usar las 37 interfaces de programación de aplicaciones Java de las que tiene los derechos Oracle. Al ser preguntado por la base de esta afirmación, Schmidt contestó: “cuarenta años de experiencia”, haciendo alusión a la práctica aceptada en la industria del software de usar las API sin ningún permiso.

Ante las respuestas el interrogatorio se volvió más tenso cuando le tocó el turno al abogado de Oracle, Peter Bicks, pero el presidente de Alphabet mantuvo la calma. Bicks quería demostrar al jurado que Google necesitaba una licencia para hacer uso de sus API y que éstas se consideran una propiedad intelectual y un activo muy valioso. “¿Me está diciendo que no trata a sus API como su propietario?”, preguntó el abogado de Oracle a Schmidt. Google tiene “millones de APIs”, replicó Schmidt, quien pidió un ejemplo concreto. “No soy consciente de si estamos tratando alguna como propietarios tal y como comenta en su pregunta”, contestó Schmidt.

En otro punto del juicio, cuando Bicks intentó que Schmidt reconociera que Google tenía prisa por acceder al mercado de Android, Schmidt cuestionó que iPhone fuera un competidor para su sistema operativo móvil. “Usted sabía que iPhone era un competidor para Android, no es verdad?”, preguntó Bicks. “Eso no es del todo correcto”, aseguró Schmidt. “La versión original de Android era un tipo diferente de plataforma móvil”. Finalmente, Schmidt reconoció que Google se encontraba bajo una “presión estratégica” por introducir en el mercado su sistema operativo.

En otro momento, Schmidt dijo no reconocer el nombre de Henrique de Castro, un conocido ejecutivo que dirigía la división de plataformas móviles de Google mientras Schmidt era CEO. Cuando Schmidt finalmente reconoció el nombre, dijo que Bicks lo había pronunciado de forma incorrecta.

Las respuestas de Schmidt hacen que sea más difícil para Bicks establecer los puntos que él quería hacer ver al jurado, aunque no había acabado con su interrogatorio cuando el tribunal cerró la sesión, con ello Schmidt tendrá que acabar cuando se reanude el juicio hoy.

El abogado de Google, Bob Van Nest, reclamó que Oracle ya casi había acabado con Schmidt pero el juez William Alsup consideró que el jurado tenía derecho a terminar a tiempo. “Sé que este testigo es un hombre ocupado, pero también lo son los miembros del jurado, y en este momento la conveniencia del jurado cuenta mucho más”, sentenció Alsup.

Alegaciones de los abogados

El testimonio de Schmidt coincidía con el día en que los abogados de ambas partes debían hacer sus alegaciones ante el jurado y cada uno tuvo una hora para presentar su versión del caso.

Bicks fue el primero e intentó apelar al sentido del bien y del mal del jurado. “Ellos han roto una regla básica, por regla general: uno no toma la propiedad de otro y la usa en su propio beneficio”, indicó. Enfatizando la escala de las acciones de Google,  también comentó que hasta 100 000 smartphones Android se habrían activado mientras el acababa su discurso. Desde 2008, se han activado 3 000 millones de dispositivos, aportando a Google una facturación de 42 000 millones de dólares y hasta 21 000 millones de dólares en beneficios. “Google dirá que sólo ha usado 11 000 líneas de código”, dijo Bicks al jurado, remarcando que 11 000 líneas es mucho. “Se necesitaron 10 000 líneas de código en el módulo lunar Apollo”, explicó Bicks mostrando una foto de la nave.

El abogado de Google, por su parte, tiene un punto de vista diferente. Retrató a Google como una compañía innovadora que trabaja duro para construir un nuevo sistema operativo diferente a todo lo que había hasta el momento. “Estas API que ellos reclaman, representan menos del 1% de lo que es Android”, explicó Van Nest al jurado.

El uso de Google de las API fue “transformador”, comentó, aludiendo a uno de los factores clave en la determinación de uso justo según la ley de propiedad intelectual. “Si se añade algo nuevo, con un propósito diferente o un carácter diferente, incluso si es comercial, se trata de un uso justo”, explicó Van Nest al jurado. “Android es exactamente el tipo de uso transformador que este ‘uso justo’ intenta proteger y fomentar”, aseguró.

Se espera que el uicio dure 4 semanas más, Oracle reclama 8 800 millones de dólares en daños mientras que Google niega cualquier infracción y dice que Oracle no tiene nada que hacer.

James Niccolai

Todo listo para el juicio de Oracle contra Google

El jurado popular incluye al menos una persona con hostilidad hacia la tecnología. La elección de los 10 miembros no estuvo exenta de situaciones curiosas.

Lo intentaron con seis horas de reunión, pero los CEO de Google y Oracle no pudieron llegar a un acuerdo sobre la demanda de Oracle por la infracción de derechos de autor en el uso de Java en Android por parte de Google. Demanda para la que pide una compensación de 9 300 millones de dólares.

Un abogado, un contable y un director financiero retirado están entre las ocho mujeres y dos hombres que fueron seleccionados para decidir sobre enorme demanda por violación de los derechos de autor de Oracle contra Google. El jurado conformado con 10 miembros, los abogados de cada lado harán sus declaraciones de apertura hoy, dando inicio a un juicio de alto perfil que se espera que dure cuatro semanas.

Es un caso técnico, y al menos uno de los miembros del jurado parece probable que tenga problemas para seguirlo. Es una mujer jubilada de Berkeley, quien dijo que ella lucha con la tecnología y pensó que el caso no sería bueno para ella escucharlo. “No tengo problemas con el inglés, pero en mi experiencia limitada con las computadoras, me parece que el inglés se utiliza de manera extraña y no natural,” dijo ella, consiguiendo una risa simpática del tribunal. Durante un descanso cuando los jurados no estaban allí, incluso el juez William Alsup sugirió que podría ser una buena idea despedirla. Sin embargo, ninguna de las partes hizo. Cuando el grupo de posibles miembros del jurado se había reducido a 16, cada lado se le dio la oportunidad de excusar a tres de ellos. Pero la mujer jubilada no estaba entre los que se descartaron.

En cambio, la primera opción de Oracle fue despedir a un hombre con un título en informática que trabaja en el Lawrence Berkeley National Laboratory. Además es miembro de la Electronic Frontier Foundation, dijo, un grupo de defensa que soporta Google en este caso, por lo que no fue sorprendente que Oracle lo quisiera fuera.

Mientras tanto, Google rechazó un hombre que comentó que admiraba a Larry Ellison, presidente de Oracle, para la compra de la isla hawaiana de Lanai. El hombre dijo que había jugado al golf allí dos veces y espera Ellison haga el juicio un poco más agradable. Google también desestimó un hombre que dijo que no cree en la idea de “software libre”. El caso de Google se basa en parte en convencer al jurado de que no debería tener que pagar para utilizar las interfaces de programación Java de Oracle.

Puntos curiosos

El proceso de selección se llevó cerca de cinco horas, en la sala del juez William Alsup en el piso 19 del Tribunal Federal de distrito en San Francisco. Era una mañana larga interrumpida por unos momentos de humor.

Alsup desestimó un posible miembro del jurado después de ser pillado repartiendo folletos religiosos a otros miembros del jurado. “No se le puede hacer proselitismo de su religión entre el jurado,” indicó el juez. “Yo sirvo a una autoridad superior a la suya, señor”, respondió el hombre. “Hasta ahora, él no se ha comunicado conmigo”, le contestó  Alsup, y le pidió cortésmente salir. El hombre le ofreció un folleto en el camino de salida.

Alsup advirtió a los miembros del jurado que están prohibido hablar sobre el caso con nadie, ni siquiera a sus cónyuges, para que no se vea contaminada su opinión, y no debe postear sobre el caso en Twitter o Facebook. Si lo hacen, dijo Alsup, que pueden ser considerados en desacato al tribunal y asignárseles servicio comunitario.

También les dijo que no se puede buscar el caso en “Google” para obtener más información al respecto, antes de admitir que había sido una mala elección de palabras para el caso.

James Niccolai