Etiqueta: justicia

¿Hay oportunidad de negocio en los mercados verticales?

En los últimos tiempos, los mercados verticales se han convertido en una oportunidad de negocio. Así, las principales consultoras aseguran que la inversión que van a realizar áreas como la justicia, la sanidad o la educación, va a crecer en los próximos años. Pero, ¿hay oportunidad de negocio para el canal?

 

Justicia, sanidad, educación, finanzas… Éstos son sólo algunos ejemplos de los mercados verticales, sectores que, tras años de crisis, están empezando otra vez a apostar por las tecnologías. Entonces, ¿hay oportunidad de negocio para el canal de distribución? En opinión de Fernando González, director de estrategia y programas de canal de Microsoft Ibérica, la oportunidad existe en todos los segmentos. “En aquellos mercados en los que la racionalización del gasto es una de las prioridades, como sector público, educación, o sanidad, existe una oportunidad clara en los servicios en la nube dado que optimizan las inversiones y mejoran el rendimiento y costos de mantenimiento de los sistemas. En sectores donde se presumen crecimientos, como automoción, en el que las matriculaciones crecerán un 10 por ciento transporte, manufacturas, hoteles-turismo, sector primario o seguros”.

 

Las nuevas tecnologías, además, ofrecen numerosas oportunidades ya no sólo de negocio para el canal, sino de transformación para estos mercados verticales. Así lo cree Ángel Herrero, director de canal de Samsung Iberia, quien asegura que “tanto la transformación radical que supone la nueva movilidad, desde las tablets y los smartphones a los Chromebooks, como los cambios tecnológicos derivados del almacenamiento de estado sólido o de la comunicación digital mediante pantallas de gran formato transformarán sectores como la educación y la sanidad y afectarán profundamente a ciertos procesos específicos de la hostelería y la justicia”.

 

Situación económica y barreras

Los sectores verticales también se vieron afectados por cinco años de crisis, sobre todo, aquellos que han estado más ligados a la Administración Pública, donde, en los últimos años, la inversión se redujo. En este sentido, y según Fernando González, “la crisis ha provocado una inversión muy dirigida al mantenimiento de los sistemas más que a la renovación de los mismos y a la transformación del puesto de trabajo”.

 

Alberto Ruano, director división Enterprise de Lenovo Iberia, destaca que “la principal barrera es sin duda los bajos presupuestos a los que se están enfrentando estos mercados verticales. Y es que cada vez sufren más recortes y, en muchas ocasiones tienen que recurrir a reducir su presupuesto en tecnología. La situación económica que estamos viviendo está haciendo que cada vez se invierta menos en I+D, cuando realmente la innovación es la clave para reducir los efectos negativos del entorno económico actual”.

 

“Muchas empresas disponen de modelos de trabajo y negocio que les penalizan a la hora de competir”, destaca Fernando González, que además continúa destacando que “los accionistas y propietarios se han dado cuenta que solo con talento no sirve, se necesita sumar la tecnología que permita a cada empleado sacar lo mejor de sí mismo y ganar la partida a una cada vez más dura competencia nacional e internacional”.

 

En este sentido, y en opinión de Microsoft, “las barreras están en la dificultad que existe en transformar un mensaje tecnológico en un mensaje de negocio, meternos en la cocina financiera y no solo en la cocina técnica, y ser relevantes en la cuenta de resultados de nuestros clientes a través de la tecnología”.

 

Mención aparte para la administración pública, el sector “que más está sufriendo los recortes, sobre todo si hablamos de España, por lo que es fundamental que los fabricantes les ayudemos a invertir más en tecnología con programas más asequibles y soluciones que supongan una importante inversión de futuro”, destaca Alberto Ruano.

 

Por su parte, Ángel Herrero considera que “el uso de smartphones con un papel cada vez más multifuncional como herramientas de acceso, de comunicación y de pago empieza a transformar muchas interacciones en el sector público: desde el pago de impuestos al acceso al transporte mediante la tecnología NFC”.

 

– Bárbara Madariaga

Con “Internet de Todo”, el sector público en México generaría 34 mmd en 10 años

Cisco Internet de Todo para sector públicoEl Internet de Todo (Internet of Everything o IoE) tiene una oportunidad de crecimiento sin precedentes para la próxima década. Tan sólo en México, se estima que la aplicación del IoE podría contribuir para que el sector público alcance un valor de mercado de 34.4 mil millones de dólares para el 2022.

Con Internet de Todo “existen muchas oportunidades para ‘iluminar’ o hacer visibles activos del gobierno que actualmente no vemos, tales como flujos de tráfico, disponibilidad en estacionamientos, el control de medicinas que se hayan prescrito, el manejo de desechos, juicios, prisiones, mantenimiento de edificios públicos, pacientes, etc., que podemos subir a la Red, para hacer un mejor uso de ellos y buscar nuevos procesos de negocio”, explicó Max Tremp, director de Ingeniería de Cisco México.

Al detallar en nuestro país el estudio Internet de Todo en el Sector Público, presentado por Cisco en el evento Consumer Electronics Show (CES) realizado en Las Vegas la semana pasada, Tremp explicó que, a nivel mundial, el Internet de Todo podría generar 4.6 millones de millones de dólares en valor para los organismos y dependencias gubernamentales entre 2013 y 2022, que es el periodo que comprende el informe.

De esa cifra, el 70% provendría de soluciones específicas para el sector salud, de educación o defensa, entre otras, y el 30% restante correspondería a soluciones transversales que puedan ser utilizadas en cualquiera de las dependencias gubernamentales involucradas, como evitar el desplazamiento de los empleados a sus oficinas o el ahorro de energía en los edificios públicos.

“Calculamos que el Internet de Todo puede contribuir en una tercera parte de la productividad de los empleados de gobierno en los próximos diez años”, señaló Tremp.

¿En dónde se generaría tal valor?

Cisco vislumbra cuatro principales rubros que conformarán los 4.6 millones de millones de dólares de valor estimado para el sector público gracias a la contribución de IoE.

Estos rubros son: Ingresos adicionales para el gobierno (como los que obtendrían de estacionamientos inteligentes, por los cuales se alcanzaría un valor de 125 mil millones de dólares); la experiencia del ciudadano (“cómo se pueden encontrar en forma más sencilla y eficiente los servicios que ofrecen los gobiernos”, lo cual aportaría unos 412 mmd); la reducción de costos operativos (unos 740 mmd); y una mayor productividad de los empleados gubernamentales (con 1,849 mmd), que es donde se produciría el mayor impacto.

De hecho, el 66% del valor total estimado por la compañía provendrá de un incremento de la productividad de los empleados de gobierno, ya sea mediante conexiones que se realicen de persona a persona (P2P), persona a máquina (P2M) o máquina a persona (M2P); sólo el 33% restante derivaría precisamente de las interacciones máquina a máquina (M2M).

Y es que el concepto “Internet de Todo” abarca mucho más que el “Internet de las Cosas”, ya que involucra también comunicaciones entre personas, procesos y datos, no sólo cosas o máquinas, explicó Tremp.

Expectativas para México

En el caso de México, la implementación del Internet de Todo para el sector público podría generar un estimado en valor de 34.3 mil millones de dólares.

Esta cantidad, según Cisco, estaría dividida en dos rubros: Ciudadanos y Ciudades. Para el primero, (que supondría unos 5.2 mil millones de dólares), se lograría mediante soluciones para trabajo remoto, pagos por banca móvil, control de enfermedades crónicas, control de medicamentos, así como la medición y manejo de emisión de gases de carbono, entre otras; para el rubro de Ciudades (donde se alcanzarían 29.1 mil millones de dólares), las soluciones más utilizadas serían para la colaboración móvil entre empleados de gobierno, el evitar desplazamientos a otras sedes, uso inteligente de la red eléctrica (smart transmission grid) y el manejo de la seguridad en TI, por citar algunas.

Cabe resaltar que en el estudio, México ocupa el sitio número 11 entre los países que más valor podrían obtener del Internet de las Cosas. Le anteceden Estados Unidos, China, Francia, Alemania, Inglaterra, India, Japón, Canadá, Brasil y Rusia.

En nuestro país, Tremp comentó que Cisco ha trabajado en la aplicación de IoE con el sistema de prisiones, así como en proyectos de videovigilancia como el de Ciudad Segura en el Distrito Federal. También se ha incursionado en aplicaciones de smart grid, y en estacionamientos inteligentes para algunos municipios del estado de Jalisco; en la Ciudad Creativa Digital en Guadalajara y con ProMéxico “para su visión de Internet de Todo”.

Recurso humano calificado, el mayor reto

Según cifras compartidas por el directivo de Cisco México, actualmente hay 20.5 millones de personas dedicadas a las TIC en el mundo (administradores de bases de datos, programadores de software, programadores de sistemas, ingenieros eléctricos, arquitectos de red, analistas de datos, especialistas en ciberseguridad, etc.), y se pronostica que esta cifra se incrementará anualmente un 2% (443,000 empleos entre ingenieros y técnicos) hasta alcanzar 24.5 millones para 2022.

Asimismo, se prevé que la adopción del Internet de Todo durante la próxima década producirá una demanda adicional de 2 millones  puestos de TIC para ese año. Esta brecha puede “impulsar a nuestros jóvenes, hombres y mujeres, para que vean que hay una oportunidad aquí y provoquen un impacto positivo para el país”, aseveró Tremp.

Dijo que el estudio de Cisco es un estimado a nivel mundial para el que se tomó en cuenta el PIB de los países con la cantidad de empleados de gobierno, y se consideraron los resultados de casos piloto efectuados en diversas ciudades para extrapolarlos a los demás países.

Para ello, se seleccionaron y analizaron 40 casos de uso para los cuales ya existe tecnología en el mercado o son relevantes en siete verticales de gobierno (Educación, Cultura y entretenimiento, Transporte, Seguridad y justicia, Energía y medio ambiente, Salud, Defensa), o son fáciles de implementar en el mediano y corto plazo.

Puso como ejemplo el caso de Londres, una ciudad que invierte en alumbrado público inteligente, lo cual le permite reducir sus costos operativos, ya que puede encender o apagar las luminarias en el momento correcto. Además, cuando se invierte en este tipo de infraestructura, dijo, es posible ofrecer otro tipo de servicios como redes inalámbricas para los ciudadanos, las cuales pueden ser subsidiadas por empresas privadas si se colocan espacios publicitarios en las instalaciones.

Al contar con mayor iluminación, “se han logrado incrementar las ventas en corredores comerciales”, e incluso “el crimen ha disminuido un 15% en zonas que utilizan este tipo de soluciones”.

Aunque esto tendría que adaptarse a la realidad de cada ciudad o país, el ejemplo londinense muestra una idea de los alcances que puede aportar la aplicación del IoE, aseveró Tremp.

Para consultar el estudio completo de Cisco, haz clic aquí.