Etiqueta: LAA

La batalla entre LTE y el Wi-Fi podría dejar al LTE-U fuera

A finales de 2014 se propuso el LTE-U, los defensores de Wi-Fi argumentaron que perjudicaba a las señales Wi-Fi porque LTE no era capaz de ampliar su espacio a más usuarios.

Los partidarios de LTE-U decían, por su parte, que sumarse al espacio que ocupa Wi-Fi causa menos interferencia que añadir más puntos de acceso Wi-Fi. Y ahora los operadores pueden estar pensando en saltarse esta alternativa en favor de otro sistema, llamado LAA (Licencia de Acceso Asistida), que hace lo mismo que la anterior, pero con protecciones adicionales para el espectro Wi-Fi. La norma LAA es más completa, y se espera que los productos comiencen a aparecer a finales de este mismo año.

“LTE-U podría desplegarse, pero no por mucho tiempo”, asegura el analista de Investigación de Tolaga Research, Phil Marshall. “Es difícil ver por qué un operador elegiría LTE-U, cuando puede optar por LAA”.

La reconocida firma de microprocesadores, Qualcomm, es el mayor defensor de LTE-U, ya está distribuyendo componentes para dispositivos y celdas LTE-U. El gigante sueco Ericsson ya dispone de función celular LTE-U en el mercado. Verizon Wireless, T-Mobile, SK Telecom y otras compañías han mostrado interés por la tecnología, y la primera ha confirmado que tiene planes para desplegarla este año.

Pero Qualcomm también está desarrollando componentes para LAA, que podrían ver la luz a finales de este año, y Ericsson anunció el mes pasado que su software LTE-U se podría actualizar a este sistema más reciente. SpiderCloud Wireless, otro vendedor de centros LTE-U, también tiene previsto que sus productos sean actualizables a LAA. Y muchas compañías que consideran a LTE como un espectro sin licencia también están valorando esta posibilidad.

LAA tiene dos grandes ventajas. En primer lugar, incluye una función de “escuchar antes de hablar” para superar lo que los críticos llaman mayor defecto de LTE-U: que puede empezar a transmitir incluso si otra estación está usando el mismo canal. En segundo lugar, es parte del estándar LTE oficial, lo que resulta muy atractivo a los operadores más convencionales, para garantizar su futuro.

En todo caso, algunos no consideran ninguna de las versiones LTE como un oponente capaz de hacer sombra a la conectividad inalámbrica Wi-Fi.

Redacción