Etiqueta: lentes inteligentes

Hololens de Microsoft se centran en la Inteligencia Artificial

Microsoft lleva mucho tiempo trabajando en sus lentes de realidad aumentada Hololens y el próximo objetivo marcado por la compañía es dotarlas de un aprendizaje automático a través de un nuevo y mejorado chip.

Los investigadores de Microsoft ya han confirmado que el desarrollo de estas nuevas HoloLens está avanzando. Específicamente, Microsoft dijo que la próxima generación de su Unidad de Procesamiento Holográfico, o HPU, soportará el procesamiento de Red Neural Profunda, con énfasis en inteligencia artificial, o IA. La inteligencia artificial en cuestión no será necesariamente el asistente Cortana, sino simplemente la forma en que los HoloLens reconoce el mundo real.

Harry Shum, vicepresidente ejecutivo del Grupo de Inteligencia Artificial e Investigación, mostró recientemente la segunda versión de la HPU. “El chip, diseñado por Microsoft, será totalmente programable”, dijo la compañía.

La HPU de Microsoft es una de las características de la firma HoloLens, responsable de procesar toda la información proveniente de los sensores del dispositivo, incluyendo el sensor de seguimiento de movimiento, el sensor de tiempo de vuelo, la unidad de medición inercial y la cámara de infrarrojos.

Otro aspecto clave es que es totalmente autocontenido. Las HoloLens no pueden depender de un PC para su potencia de procesamiento, la HPU es su cerebro.

Lo que esta nueva HPU realmente reconocerá no está muy claro. La HPU actual de Microsoft -y por extensión, HoloLens- hace un trabajo agradable de reconocer superficies y bordes y proyectar objetos virtuales encima de ellos. Si Microsoft puede comenzar a interpretar esos objetos del mundo real, aún está por ver.

 

La importancia de la realidad aumentada

Todavía no sabemos si HoloLens alguna vez llegará al mercado de forma masiva, o si seguirá siendo una especie de tecnología semi-sombreada para negocios especializados. Lo que parece estar sucediendo, sin embargo, es que las empresas están comenzando a repensar la realidad aumentada. Google, básicamente, enterró Google Glass durante varios años, y recientemente lo resurgió como una herramienta de negocio -el mismo mercado que Microsoft originalmente dirigió con los HoloLens, por cierto.

IDG.es

Google desarrollará unos lentes inteligentes que no dependan del smartphone

En la próxima I/O, el famoso evento que Google organiza todos los años, se mostrarán las nuevas Android VR, los lentes inteligentes de Realidad Virtual que, si los rumores son ciertos, no van a necesitar estar conectados a un smartphone.

Según lo previsto, el dispositivo independiente será mejor que cualquier lentes inteligentes que existen hoy en mercado VR, a excepción del Rift Oculus o HTC Vive. Para conseguir un alto nivel de rendimiento, unos lentes de este tipo tendrían que costar más que el más accesible engranaje de Realidad Virtual, lo que conllevaría tener, también, la última versión del Samsung Galaxy.

Este es uno de los grandes pasos que está dando Google para sumergirse en el mundo de la Realidad Virtual. Además, recientemente, la compañía contrató al ex CEO de Motorola, Rick Osterloh para dirigir una nueva división de hardware.

En un primer momento, el gigante tecnológico intentó popularizar el concepto con unos lentes de cartón (adaptación rápida y en baja calidad a la VR). Ahora, se lanza de lleno a este mundo, y está por ver cuál será la oferta de Google en VR.

 

-Redacción.

Microsoft ofrece importante suma por investigar en sus HoloLens

Microsoft-HoloLensMicrosoft ofrece a investigadores académicos la oportunidad de poner en sus manos su dispositivo de visualización de realidad aumentada a finales de este año, junto con un nuevo programa que premiará económicamente y con hardware a aquellos proyectos que pongan el nuevo ingenio de Microsoft a trabajar.

El gigante tecnológico publicó hace pocos días un anuncio solicitando “proyectos de investigación que ayuden a entender mejor el rol y las posibles aplicaciones de la informática holográfica aplicada al servicio de la sociedad”. Con ello, la firma seleccionará alrededor de cinco propuestas a las que proporcionará, de entrada, una dotación inicial de 100 mil dólares y dos kits de desarrollo HoloLens. En concreto, Microsoft afirma estar especialmente interesado en proyectos que empleen su tecnología en temas relacionados con la visualización de datos, nuevas formas de colaboración, arte interactivo y nuevas herramientas de aprendizaje.

Microsoft espera que su financiación sirva como semillero destinado a un proyecto de mayor envergadura. Los investigadores interesados pueden realizar un planteamiento para la obtención de subvenciones adicionales procedentes de otros proyectos alternativos.

La mala noticia es que la oferta de Microsoft está dirigida únicamente a investigadores estadounidenses que se encuentren trabajando en una institución sin ánimo de lucro o universidad de reconocido prestigio. Asimismo, los investigadores deben demostrar en sus propuestas que la institución a la que pertenecen es capaz de sacar adelante el proyecto propuesto.

microsoft-hololens-mixedworld-rgb

Además de ello, los científicos deben permitir que Microsoft haga públicas sus propuestas en el caso de que fueran seleccionadas con motivo de reconocimiento y como parte del programa. Microsoft señaló que estaría especialmente interesada en propuestas que provengan de equipos de trabajo multidisciplinar. La admisión de propuestas finaliza el 5 de septiembre y, un mes después, la compañía dará a conocer a los ganadores del concurso.

 

Marga Verdú

Desarrollan lentes inteligentes contra ceguera progresiva

Investigadores de la Universidad de Oxford afirmaron que realizaron un importante avance en el desarrollo los lentes inteligentes para personas con una seria pérdida de la visión.

 

Estos lentes mejoran la visión de los objetos más cercanos, lo que permite a los usuarios tener más claro el entorno, de hecho, algunos usuarios de estos lentes especiales  en Reino Unido afirmaron que podrían dejar de utilizar los perros guías.

 

Los investigadores de la Universidad de Oxford diseñaron estos lentes especiales adaptados con una cámara 3D, que permite que las imágenes que llegan del exterior sean procesadas por una computadora y proyectadas en tiempo en real en los lentes, así los objetos cercanos se pueden apreciar mucho más brillantes y con una buena definición.

 

El doctor Stephen Hicks, quien está a cargo del proyecto, dijo que está listo para desarrollar un modelo que se pueda utilizar en casa. “Con los lentes inteligentes si estas caminando por la casa se podrán ver los riesgos en el suelo o en las paredes mientras lo hace. Esto ayudará a que la gente con pérdida de visión pueda ser más independiente”, explicó.

 

Señaló que la gente que ha utilizado el dispositivo se mostró muy satisfecha con los resultados. “La gente ama los lentes, especialmente por el hecho de todo lo que pueden ver con ellas. Dicen que pueden ver caras, pueden ver sus manos. Algunos me dicen que pueden ver su perro guía y se emocionan. Realmente ayuda”, finalizó.

 

 IDG Latin America

Smartglasses aumentarán eficiencia de empresas: Gartner

CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 90En 2017, las smartglasses podrían comenzar a ahorrar 1,000 millones de dólares al año a la industria de servicios, según reporta Gartner en un reciente informe.

Este sería uno de los primeros beneficios palpables del innovador dispositivo que, según la firma consultora, tiene potencial para mejorar la eficiencia laboral en mercados verticales, como manufactura, el trabajo en campo, comercio y salud.

Angela McIntyre, directora de la investigación en Gartner, asegura que “los lentes inteligentes, con tecnología de realidad aumentada y cámaras incorporadas, pueden aumentar la eficiencia de técnicos, ingenieros y otros empleados en el campo de los servicios, mantenimiento, salud y fabricación”.

En su opinión, en los próximos tres o cinco años, la industria experimentará el gran beneficio de estos lentes inteligentes, en el campo de los servicios, que podrían traer ahorros por unos 1,000 millones de dólares anuales.

Los principales ahorros en servicios procederán del diagnóstico y detección rápida de problemas, ya que los especialistas no deberán desplazarse a lugares remotos.

Su adopción será lenta

Este dispositivo sigue acaparando gran interés en la comunidad científica y empresarial. Sin embargo, su adopción se prevé lenta. Los expertos de Gartner creen que puede aumentar a un ritmo del 10% anual durante todo un lustro, de tal forma que, en 10 años, más de la mitad de las empresas se beneficiarán de su uso.

Esta lenta adopción tendrá que ver con el desarrollo de aplicaciones y servicios concretos para el dispositivo, pero en ese periodo se creará un ecosistema alrededor de los lentes inteligentes que acelerará los plazos en periodos posteriores.

Se espera que la industria pesada sea una de las grandes beneficiadas, ya que ofrecerá mucha información en el lugar de trabajo sobre cómo realizar las tareas de fabricación o resolver problemas in situ. También en ambientes sanitarios o de investigación pueden resultar atractivas, e incluso en sectores como el financiero o los medios de comunicación, que bien podrían utilizarlas para enviar alertas a través de servicios de suscripción.

Beneficios esperados

Gartner espera que algunas tareas básicas de los smartglasses puedan ayudar a ganar eficiencia, como la presentación de instrucciones e ilustraciones sobre su pantalla para que los empleados puedan realizar tareas complejas, incluso si no recuerdan los pasos a seguir. También podrían ser una especie de manual interactivo para reparaciones a distancia, solicitud de ayuda remota o diagnóstico de problemas.

En general, los mayores beneficios podrían estar en los trabajos de campo y las operaciones a distancia, donde los lentes inteligentes permitirían ahorrar costes laborales y que aprovechen sus capacidades de video en tiempo real para inspecciones o tasaciones de cualquier tipo.

Se espera también que gran parte de las actividades de formación puedan completarse en el mismo lugar de trabajo, con la ayuda de los smartglasses, o que los médicos puedan consultar con ellos el historial médico de un paciente en cualquier momento.