Etiqueta: National Security Agency

CEO tecnológicos vislumbran amenazas a la economía de la nube y el Big Data

CEO vislumbranLos más altos directivos de compañías como Dell, IBM y Xerox se reunieron la semana pasada en Washington, D.C., bajo los auspicios del Technology CEO Council, y advirtieron que la economía de los datos está amenazada por las preocupaciones por la seguridad, la privacidad y las políticas proteccionistas, las cuales podrían limitar el crecimiento del cómputo en nube y “balcanizar” Internet.

“Las mayores barreras que vemos no están en la ingeniería. Están en la regulación y el proteccionismo. En la falta de confianza, así como en las políticas y procedimientos”, afirmó la presidenta y CEO de Xerox Ursula Burns, quien también preside el Technology CEO Council.

“Una de las mayores preocupaciones que tenemos, y una de las razones por la que nos reunimos como grupo, es asegurar que podemos mantener el campo abierto a los avances, abierto a las posibilidades de esta nueva economía, y no lo cerremos”, añadió.

Al hablar de la “economía de los datos”, Burns y otros CEO del Council enviaron a los políticos un mensaje mixto. Por un lado, dijeron que la obtención de nuevas perspectivas significativas de amplios conjuntos de datos puede tener un impacto transformador en industrias y campos tales como la sanidad, que han sido lentas en adoptar nuevas tecnologías.

Dell, por ejemplo, que es uno de los gigantes tecnológicos con presencia en el negocio del TI sanitario, mantiene un archivo de más de 7000 millones de imágenes médicas, agregadas en un conjunto de datos que puede explotarse para obtener patrones y análisis predictivos. “Se puede hacer muchísimo con todos estos datos que en el pasado estaban en silos”, señaló el CEO Michael Dell. “Estamos apenas rascando la superficie”.

Por otro lado, los directivos destacaron que la promesa esencial de la economía de los datos que Dell y otros vislumbran, descansa en el libre flujo de información entre sistemas distribuidos, y una base de confianza que hará que los usuarios compartan sus datos con los proveedores de servicio. Sin embargo, los líderes tecnológicos ven amenazas en ambos frentes.

“Lo que podría ocurrir”, dijo Burns, “es que los gobiernos de todo el mundo encuentren la manera para restringir los datos, así como la portabilidad, la utilización y los movimientos de éstos, de forma que realmente limiten el potencial de esta nueva economía”.

Muchas firmas estadounidenses de servicios cloud denunciaron las políticas proteccionistas, que favorecen a los proveedores locales de servicios con requerimientos de almacenamiento o albergue local, o que restringen el tráfico de datos fuera de las fronteras.

En este sentido, los líderes tecnológicos coincidieron en que es necesario presionar contra estas propuestas y promover la libre circulación de datos en la política comercial de Estados Unidos. “Los países que tomen una posición proteccionista y digan ‘voy a proteger mis datos y asegurar que están seguros para mis propios objetivos políticos o económicos’, o por cualquier otra razón, realmente corren el riesgo de quedar aislados de los beneficios que trae la economía de datos”, aseveró Mark Durcan, CEO de Micron Technology.

Las mayores amenazas

Las políticas proteccionistas de la nube, que surgen debido a las preocupaciones por el acceso a los registros digitales que proporciona la Ley Patriota (Patriot Act) al gobierno estadounidense, se han sumado a la estela de revelaciones de los programas de inteligencia revelados por el antiguo empleado de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), Edward Snowden.

Las informaciones de Snowden han motivado la demanda de algunos líderes mundiales por un enfoque más global de Internet que pueda desplazar el poder de la californiana Internet Corporation for Assigned Names and Numbers (ICANN).

Los líderes tecnológicos no quieren que la ONU sea responsable del gobierno de Internet. Pero otro problema de gestión de Internet tiene a los líderes tecnológicos más preocupados por el futuro de la economía de datos y la libertad de expresión online. Éste apunta hacia países con historial dudoso en libertad de Internet, como China y Rusia, que están creando sistemas de comunicación que cercenan la libertad online y limitan el acceso a la web global.

Esas políticas, apoyadas por las iniciativas de trasladar más responsabilidades de gestión de Internet a las Naciones Unidas, podrían plantear una mayor amenaza a la economía de datos y a la libertad online que cualquiera de las iniciativas proteccionistas de países que tienen políticas liberales de Internet. “Eso no sería bueno para nadie en el mundo”, concluyó la presidenta y CEO de IBM, Virginia Rometty.

Zuckerberg se queja ante Obama por espionaje de NSA

Zuckerberg ObamaA Mark Zuckerberg no le gustan las actividades de espionaje que realiza la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos, por lo que decidió llamar al presidente Barack Obama para quejarse de éstas.

Así lo anunció el CEO de Facebook en su página de la red social, en la que confirma, según publica Reuters, que mantuvo una conversación telefónica con Barack Obama. “Llamé al presidente Obama para transmitirle mi frustración por el daño que el Gobierno está realizado a todos nosotros y a nuestro futuro”.

“Cuando nuestros ingenieros trabajan sin descanso para mejorar la seguridad, creemos que nos estamos protegiendo de criminales y no de nuestro propio Gobierno”, afirmó Mark Zuckerberg, quien no confía que esta situación se solucione a corto plazo.

Un portavoz de la Casa Blanca confirmó que la conversación entre Mark Zuckerberg y Barack Obama se produjo, aunque no hizo más comentarios.

Otras quejas anteriores

Esta no es la primera vez que Mark Zuckerberg se refiere a la actuación del Gobierno de Estados Unidos en relación a los casos de espionaje de la NSA. En la última edición del Mobile World Congress, Zuckerberg se mostró más tolerante con el Gobierno de Estados Unidos al asegurar que en la actualidad éste “conoce dónde está el límite” y defendió el papel que juega el Gobierno a la hora de proteger a los ciudadanos, aunque “tiene que ser transparente”.

No obstante, la conversación con el presidente Obama se produce luego de que se dieron a conocer nuevas revelaciones de los “papeles de Snowden”, (Edward Snowden, el ex técnico de la CIA, hoy asilado en Rusia.

Facebook es la red social más importante a nivel global, con más de 1,200 millones de usuarios. Desde que se empezaron a conocer detalles de las actividades de espionaje de la NSA, Facebook se ha unido a otras empresas tecnológicas como Google, Apple, Microsoft o Yahoo, para protestar por las mismas y para instar a Barack Obama a cambiar la política de espionaje de Estados Unidos.

“La Tercera Guerra Mundial podría empezar en Silicon Valley”

Juniper Bitar en San Fco.“Nuestra intimidad ha sido invadida, nuestra propiedad intelectual está siendo robada, a la vez que la confianza pública está en un mínimo histórico. El ataque a nuestra información es indignante. Pero, ¿saben? No creo que siquiera les importe algo”.

En estos términos comenzó la intervención de Nawaf Bitar, vicepresidente senior y gerente general del Área de Seguridad de Negocios de Juniper Networks en la RSA Conference 2014, realizada en San Francisco.

Su conferencia “The Next World War Will Be Fought in Silicon Valley” fue ante todo una llamada a la acción contra la perdida de la privacidad de los datos.

Para Bitar, la peor plaga es la apatía y la gente ahora entiende el alcance de la invasión a su intimidad.

“Los aquí presentes tienen el dinero y el poder para poder solicitar motivos, pero permanecen mirando cómo se menoscaba nuestra privacidad, cómo es robada y cómo nuestros medios de vida han sido amenazados. Somos cómplices al permanecer sentados siendo testigos de este crimen, al no intentar pararlo”, aseveró.

Recordó hechos históricos, como la imagen de un hombre ante los tanques de la Plaza Tiananmen, y explicó que tomar parte en estas luchas sociales va mucho más allá de darle a un “Me gusta” en Facebook, hacer un link, postear una mala critica o boicotear un acto, refiriéndose a los conferenciantes que se han negado asistir tras las informaciones que vinculaban a la RSA con la Agencia de Seguridad Nacional del gobierno estadounidense (NSA).

“Parece que sólo importan dos cosas, el dinero y la familia. (..) Pero es tiempo de añadir ‘nuestra información’ a esa lista. El tiempo de la apatía llegó a su fin. Es hora de una defensa activa, a no ser que queramos que la Tercera Guerra Mundial empiece en Silicon Valley”, advirtió Bitar.