Etiqueta: NDS Cognitive Labs

El futuro empresarial está en la nube

Hablar de cloud computing (o computación en la nube) en las grandes organizaciones es algo que se ha convertido en un común denominador durante los últimos años, y es que el manejo de la información ha cambiado de la mano de la tecnología y sus nuevas plataformas. Ahora es más factible contar con un servicio como éste.

“Los servicios y las aplicaciones en la nube permiten a las grandes compañías ahorrar en costos de almacenamiento y ahorro de energía”, comenta Gustavo Parés, director general de NDS CognitiveLabs. “Además, el acceso a estas soluciones digitales facilitará nuevos desarrollos en el área de Tecnologías de Información que seguirá evolucionando junto a otros conceptos como el de Internet de las cosas y el M2M (Machine to Machine)”, agregó.

Según un estudio realizado por la empresa EFOR, se destaca que dentro de los principales servicios para los que se utiliza el cloud computing en las grandes organizaciones, es para el correo electrónico, la intranet corporativa y servicios backup de la información de la compañía.

Sin embargo, el camino hacia el cómputo en la nube varía de empresa a empresa, y si bien, algunas están muy avanzadas en su adopción, otras están comenzando su exploración y trabajando para identificar los beneficios que pueden lograr con esta tecnología.

De acuerdo con Gustavo Parés, actualmente existe un gran interés en todos los sectores por aprender más sobre el uso de este tipo de tecnologías. Es por esto que, con el fin de apoyar a las empresas mexicanas en su camino a la digitalización y transformación digital, NDS Cognitive Labs nos presenta las cinco razones principales por las que es una gran ventaja tener un servicio de Cloud Computing en una compañía:

 

1.- Velocidad y agilidad

La evolución del entorno empresarial está evolucionando de una forma acelerada, lo que obliga a los negocios a responder más rápidamente a las cambiantes condiciones del mercado.

Desafortunadamente, los procesos de TI tradicionales no corresponden con la velocidad que se necesita actualmente, y para ser competitivos hay que conseguir reducir la duración de algunos procesos de negocio de días o semanas, a minutos. El cloud computing permite a las organizaciones desarrollar esta capacidad, mejorando los reflejos del negocio.

 

2.- Seguridad

Las empresas de cloud computing están invirtiendo grandes cantidades de dinero en seguridad y por eso son una buena apuesta en este campo. Y si bien es cierto que una empresa mediana no tiene la capacidad de invertir grandes sumas de dinero en seguridad, los proveedores de servicios en la nube ya cuentan con certificados de calidad y se someten a auditorías internacionales de forma regular.

3.- Impulsa el ahorro

La infraestructura de TI tradicional es cara y no está al alcance de todo el mundo. Sin embargo, gracias a la llegada de la nube, los precios de los recursos físicos han disminuido y no sólo en cuanto a servidores, almacenamiento y red, sino también en cuanto a otros gastos operativos.

Gracias al principio de pago por uso, (del inglés pay-as-you-use), la nube se convierte en una de las soluciones más flexibles y económicas dentro del mercado de servidores. En vez de pagar una gran cantidad de dinero por un servidor de gran tamaño, es posible escalar su capacidad en aquellos momentos en los que sea necesario, reduciendo drásticamente los costos.

 

4.- Flexibilidad

Las empresas pueden elegir los servicios de cloud computing que mejor se adecuen a sus necesidades, ya que muchos servicios ofertan un período de prueba gratuito y diferentes posibilidades de ampliación, así cuando se necesita más capacidad, se puede contratar más y viceversa, sólo se paga por lo que se usa. Además, tanto los procesadores como la memoria o la capacidad de almacenamiento en disco son escalables según los requerimientos del proyecto.

 

5.- Integración

Por su naturaleza, la tecnología de cloud computing se puede integrar con mayor facilidad y rapidez con el resto de las aplicaciones de la empresa (tanto software tradicional como cloud computing basado en infraestructuras), ya sean desarrolladas de manera interna o externa.

También permite conectar todas las sucursales de una compañía y todos los ordenadores fijos y portátiles de forma integrada y en tiempo real, por lo cual los datos de una empresa se vuelve en un solo núcleo de información que puede ser visualizado y modificado de forma rápida y sencilla desde cualquier parte del mundo.

Evolución de los Chatbots: ¿Qué son capaces de hacer hoy?

A principios del 2016 fuimos testigos de el primer boom de la inteligencia artificial (IA), gracias a que las plataformas sociales como Facebook y WhatsApp abrieron sus códigos, permitiendo a los desarrolladores incluir agentes conversacionales, mejor conocidos como Chatbots.

El uso de estas herramientas ha crecido tanto que el valor comercial global derivado de la IA se llegó a estimar en un total de US$1.2 mil millones durante el 2018, que significó un aumento del 70% respecto al 2017, según un estudio realizado por la consultora Gartner.

Actualmente, la competencia del mercado de las aplicaciones inteligentes incluye nuevos avances tecnológicos día a día, que se traducen en funcionalidades para el usuario. Fue gracias a esos pasos apresurados de la tecnología que los Chatbots pasaron de ser simple entretenimiento a convertirse en un método para ofrecer diferentes servicios, ayudando a sectores como salud, bancario, retail, hotelero, atención a clientes y demás.

Sin embargo, esto no siempre ha sido así. En sus inicios, los Chatbots se desarrollaron con el objetivo de establecer una conversación sencilla de una máquina con una persona bajo ciertas limitaciones del lenguaje, pues los usuarios debían utilizar frases sencillas y coherentes, ya que los bots no podían comprender diálogos complejos. Uno de los primeros ‘bots’ se desarrolló en la década de los 60, fue conocido como Eliza. Este programa buscaba palabras clave y respondía con una oración modelo previamente grabada en su base de datos.

Ahora, los avances de la IA y otras tecnologías, como machine learning o big data, han permitido utilizar y convertir el lenguaje natural en datos útiles para el programa. Esto ha facilitado que los chatbots puedan tener tiempos de respuesta más cortos, ser más precisos con el lenguaje y entender el contexto de las solicitudes.

No hay duda alguna de que la tecnología camina a pasos agigantados y de que los Chatbots ya no sólo sirven para entretener. De acuerdo con NDS Cognitive Labs, estas son sólo 3 de las cosas que pueden hacer en la actualidad.

1.- Fomentar las ventas en línea

Los Chatbots pueden ser programados para recopilar información sobre el cliente, procesarla y con base en ella orientarlo para que compre productos basados en sus intereses. Algunos Chatbots incluso acompañan a los compradores en todo el proceso, desde la recomendación hasta el pago.

Muchos bancos ya están adoptando esta nueva modalidad de venta para ofrecer productos financieros de manera personalizada. Los Chatbots son tan variables que también son usados como agentes de ventas por la industria hotelera, retail, aerolíneas e incluso pizzerías.

La versatilidad de los Chatbots los vuelve excelentes integrantes de cualquier equipo de trabajo, además de que su capacidad de aprendizaje los hace una herramienta atractiva para empresas e instituciones de todos los tamaños.

 

2.- Guía de turistas

Un chatbot puede fungir como promotor y difusor de la cultura, interactuando con los visitantes de un museo, dando detalles sobre la exposición, los artistas, fechas, horarios y curadores responsables.

Gracias a que los Chatbots inteligentes pueden comprender el lenguaje natural y el contexto, pueden resolver las preguntas frecuentes de los visitantes, ofreciendo una cobertura de atención de tiempo completo. Existen ya diferentes museos alrededor del mundo como el Museo de Arte Moderno, en Buenos Aires, y el Museo de Anna Frank, en Amsterdam, que ya han implementado estas innovaciones tecnológicas.

3.- Mejora el proceso de selección

Las nuevas tecnologías permiten que los departamentos de recursos humanos puedan organizar decenas de candidatos en pocos segundos. Sumando un chatbot al proceso de reclutamiento se puede realizar una entrevista y una valoración de cada uno de los candidatos, estableciéndolo como uno de los filtros en el proceso de selección. Esto hace que el proceso sea más personal, al tratar a los aspirantes de manera individual, además de mejorar la experiencia de éste con una interfaz sencilla y fácil de usar.