Etiqueta: Optane

La Pavilion All-in-One 27 de HP es la primera con memoria Optane

Los entusiastas de los juegos de PC llevan ya tiempo esperando que, esta nueva tecnología de la que HP tanto ha hablado, se haga realidad, algo que parece que con el anuncio de este nuevo equipo Pavilion y la empresa por fin pone como disponible la configuración de agregar Optane.

La memoria Intel Optane con la que ha sido dotado el Pavilion All-in-One 27, puede hacer que el sistema marque las diferencias frente a sus marcas competidoras. Este sistema es posible adquirirlo con una unidad SATA de 1 TB de 7200 rpm, y gracias a la presencia del nuevo tipo de memoria Optane, las velocidades y rendimiento con aplicaciones y juegos serán superiores a los equipos que se basan en discos SSD.

Hoy en día, la mayoría de los usuarios utilizan discos duros tradicionales para sus necesidades de almacenamiento. De hecho, el 79% de las PCs de escritorio todavía emplean discos duros tradicionales con partes mecánicas como unidades primarias de almacenamiento. La cuestión es que, aunque los discos duros satisfacen esta necesidad de almacenamiento, también ralentizan los sistemas y alargan el tiempo de respuesta y ejecución, suponiendo un cuello de botella importante. Aquí es donde entra en juego la memoria Intel Optane, aumentando la velocidad de carga de aplicaciones, juegos y archivos de gran tamaño para eliminar la latencia.

La memoria se comercializa en forma de módulos de memoria de 16 o 32 GB para equipos de sobremesa, con posibilidad de añadirla como si se fuera una memoria RAM sobre una placa base compatible. Varios fabricantes como HP, Dell, Lenovo, Asus y Acer ya anunciaron que tendrían configuraciones de equipos para la segunda mitad de año. Para todos aquellos usuarios que dispongan de sistemas compatibles, decirles que la comercialización de los módulos ya es una realidad. En Amazon se puede encontrar los módulos Intel SSD M.2 Optane de 32 GB por 79 dólares, mientras que la de 16 GB parte de los 46 dólares.

Alfonso Casas

 

 

 

 

 

Intel deja de lado el mercado de PC, se enfocará más en centros de datos

Intel quiere un gran cambio en su organización. Con sus pronósticos de que el mercado del PC podría ser el fabricante de dinero más pequeño dentro de cinco años, la compañía quiere enfocarse en los centros de datos. En una diapositiva presentada el jueves durante la jornada de inversores de Intel, la compañía mostró cómo el mercado total disponible (TAM) para su negocio de CPU de PC era de tan sólo 30,000 millones de dólares, menos de la mitad que el del centro de datos. La TAM, como es sabido, proyecta el máximo ingreso disponible que Intel podría obtener si fuera el dueño de todo el mercado.

Si Intel saltaba adelante con una nueva tecnología de fabricación, sus chips de PC experimentarían una grieta. Ahora, las líneas de fábrica premium de la empresa están reservadas para el Xeon y otros chips que se envían a los proveedores de nube y al centro de datos. “Es un gran negocio”, según el jefe de centro de datos de Intel, Diane Bryant.

Intel solía ser una empresa bastante simple: fabricaba chips para la computadora portátil, el escritorio y los servidores. Hoy en día, su núcleo de negocio de microprocesadores se complementa con incursiones en la memoria, redes, Internet de Cosas, comunicaciones inalámbricas, incluso software. “2016 fue probablemente el mayor año de transición en la historia de Intel”, dijo el director ejecutivo de Intel, Brian Krzanich. “Todas las cosas que hacemos producen o requieren grandes cantidades de datos”.

Como parte de la reestructuración de Krzanich, “cada uno de los grupos funcionales dentro de Intel mira su negocio, sus inversiones y sus estrategias, en el contexto de hacer del centro de datos una prioridad”. Esto no significa que el PC esté muerto, simplemente la atención será desviada a otras tecnologías.

En la presentación, Intel alardeó de que había aumentado sus ganancias operativas un 30%, mientras el mercado de PC se había reducido. Parte de esto, según ellos, fue gracias a los chips Core i7, que alcanzaron un máximo histórico. Además, Intel ha identificado la realidad virtual como un motor para la industria. También se confirmó que los próximos microprocesadores de Intel Cannonlake ofrecerían una mejora en el rendimiento de más del 15% en comparación con sus chips Kaby Lake.  Sin embargo, Intel no proporcionó información de su producto Optane, el cual dijo que transformará el mercado PC al servir como fuente de almacenamiento local de alta velocidad.

Redacción

 

Intel realiza sus primeras pruebas de los módulos Optane

La nueva tecnología Optane de Intel ya está comenzando el proceso de prueba, pero los clientes tendrán que esperar para 2018 para poder comprar las nuevas memorias no volátiles 3D Xpoint, desarrolladas conjuntamente por Intel y Micron.

Los primeros productos con tecnología Optane, anunciados en la feria tecnológica CES, son SSD de baja capacidad adaptadas a las ranuras de almacenamiento de los equipos de cómputo. El formato DIMM de memoria Optane es diferente. Ha sido diseñado para reemplazar DRAM en servidores y PC y encajará en las ranuras DDR4.

En las demostraciones realizadas por Intel, Optane SSD funciona 10 veces más rápido que las SDD tradicionales. Asimismo, los fabricantes de PC han confirmado que el arranque de los equipos de cómputo y las aplicaciones funcionan con más rapidez con la nueva memoria.

La tecnología base de Optane, 3D Xpoint, es un puente entre la memoria y el almacenamiento, tal como afirmó Bryan Krzanich, CEO de Intel, durante una conferencia telefónica. Optane es “tecnología diferencial” que podría cambiar las arquitecturas de PC y servidores, explicó Krzanich.

Intel también ha emitido la idea de que Optane podría unir almacenamiento y memoria. Por ejemplo, una unidad Optane podría servir como almacenamiento y como DRAM. La capacidad de Optane para mover grandes cantidades de datos más rápido dentro de los equipos de cómputo y centros de datos podría ayudar a acelerar las tareas de aprendizaje automático, según Bryan Krzanich.

Optane también se alinea con el objetivo de Intel de enfocarse más en las tecnologías para el data center y convertirlas en una pieza central de su futura estrategia.

No obstante, los chips de PC obtuvieron más de la mitad de las ganancias de Intel en el último trimestre de 2016. Los ingresos en este período de tiempo alcanzaron los 16,400 millones de dólares, un aumento de 1,500 millones de dólares con respecto al mismo periodo del año anterior. El beneficio neto ha sido de 3,600 millones.

En cuanto a los ingresos del Grupo de Computación de Clientes, que se ocupa de los microprocesadores para PC, sumaron un total de 9,100 millones de dólares, un 4% más con respecto al tercer trimestre de 2015.

Agam Shah