Etiqueta: personales

Cinco tecnologías personales que tendrán impacto en la empresa

La consultora Gartner cree que dispositivos personales como wearables, de realidad virtual y aumentada, sensores y la próxima ola de aplicaciones pronto tendrán un gran impacto en el mundo de los negocios, se espera que mueva 2.7 billones de dólares en 2019.

El vicepresidente de Investigación, Brian Blau, expuso este planteamiento en un evento que la firma de investigación ha organizado en Sidney sobre gestión de procesos y transformación empresarial. En su opinión, hay cinco tecnologías personales que se impondrán en los entornos empresariales en los próximos años.

1) Realidad aumentada y virtual

En el CES de este año quedó patente, los proveedores de dispositivos y grandes propietarios de plataformas, como Google y Microsoft, están investigando en explotar las tecnologías de inmersión, tipo realidad aumentada (RA) y realidad virtual (VR) para potenciar las experiencias asociadas a los dispositivos, en especial, a los teléfonos inteligentes, y encontrar nuevas oportunidades con otros nuevos (como los cascos virtuales).

Si bien la adopción de estas tecnologías entre los consumidores supera a su adopción empresarial, las soluciones AR están entrando en el mundo de los negocios en primer lugar.

“El potencial es enorme tanto en entornos de consumo como empresas. Una experiencia inmersiva del usuario permite lograr un compromiso más profundo en el puesto de trabajo y puede abrir la puerta a un cambio de comportamientos”, afirma Blau.

2) Dispositivos wearables

Desde las cámaras a las pantallas en cascos de realidad virtual, sensores a zapatos inteligentes, los wearables están ampliando su potencial al mundo empresarial.

Gartner prevé que las ventas anuales de dispositivos wearables superarán los 227 millones de dólares en 2020, frente a los 88 millones de este año, y los factores forma evolucionarán en busca de mejorar sus prestaciones y adaptarse a las cambiantes necesidades de un usuario absolutamente móvil.

3) Los sensores IoT personales

Se espera que para 2021, un millón de nuevos sensores IoT se venderán cada hora. Los nuevos dispositivos abrirán oportunidades también a los negocios, por ejemplo, en áreas como el mantenimiento predictivo o el apoyo de autómatas. Gartner cree que, en 2018, seis millones de cosas conectadas necesitarán soporte.

4) Asistentes personales virtuales y bots

El uso de aplicaciones móviles se estabiliza. Las descargas han tocado techo y los usuarios tienen las aplicaciones que quieren y necesitan. Este mercado no desaparecerá de repente, pero sus interfaces perderán fuelle y aparecerán nuevas técnicas de interacción. Viene en camino una nueva experiencia integrada, sostiene Blau.

La apps nos informarán en el futuro a través de nuestro asistente personal virtual, o simplemente estarán ocultas y sus interfaces estarán más integradas dentro del flujo completo de contenido. Los asistentes se convertirán en enlaces vitales para el consumidor y, después, los usuarios de empresa simplificarán el acceso a sus apps, a los datos y al contenido.

5) Tecnologías de visión avanzada

En 2016 o 2017, Gartner estima que las cámaras seguirán siendo una prioridad para los proveedores de móviles. La incorporación del enfoque automático avanzado y un objetivo gran angular, o las capacidades Multilens crearán tendencia este mismo año y hay muchas aplicaciones que potencialmente pueden llegar a la empresa. Por ejemplo, los asistentes digitales en los puntos de venta reconocerán a los individuos por los rasgos de su cara y su voz para mejorar la experiencia en las tiendas.

El consumo de vídeo seguirá en auge, en especial desde el móvil. Su potencia será aprovechada en entornos colaborativos, por ejemplo.

En lugar de ver la consumerización de la tecnología como algo forzoso, Gartner recomienda analizar estas tecnologías e identificar las oportunidades que abren a nuestros procesos y actividad en el lugar de trabajo resultará vital para acertar en la elección.

NetworkWorld

¿Cómo blindar su cuenta de Twitter?

Cómo blindar TwitterPequeños cambios en el comportamiento online pueden ayudar a que nuestros perfiles en redes sociales sean más seguros y menos vulnerables ante posibles ataques.

Panda recomienda una serie de consejos para dificultar que los hackers puedan obtener información personal o publicar mensajes en nombre del usuario.

En primer lugar, como ante cualquier otro medio, se debe elegir una contraseña segura. Es mucho más fácil configurar una contraseña que coincida con nuestra fecha de nacimiento, nuestro nombre o los últimos dígitos de nuestro número de móvil. Pero, ¿ha pensado alguna vez que estas claves de acceso son mucho más sencillas de adivinar para los ciberdelincuentes? Eso también ocurre con contraseñas como 1111, 1234 o 9876. Hay que evitar ese tipo de sucesiones numéricas. La recomendación es: combinar números y letras, añadir alguna mayúscula e introducir algún símbolo. De esa manera, es más difícil que los hackers accedan a la cuenta.

Además, hay que controlar las sesiones activas. Al conectarse desde una computadora personal, no dejar perfiles abiertos. Si ya no va a realizar ninguna actividad más desde su canal social, cierre la sesión. Es un paso sencillo pero efectivo para no dejar rastros de actividad social en dispositivos que no están en nuestro poder.

En tercer lugar, hay que prestar atención a los DMs. La forma más común a través de la que se puede infectar una cuenta de Twitter es mediante mensajes directos, también conocidos como DMs. Para evitar caer en esta trampa nunca debe abrir un mensaje de remitente desconocido. En caso de que sea un mensaje de algún amigo, examine primero el contenido del mismo. Hay que prestar especial atención a los enlaces acortados, ya que no podemos verificar, a simple vista, el destino del mismo.

También hay que fijarse si hay cambios en el comportamiento de sus contactos. Si, por ejemplo, alguno de sus contactos tuitea de repente en otro idioma, envía mensajes directos con contenido extraño o su actividad en Twitter es muy diferente a la habitual, avise a la persona afectada lo antes posible y coméntele los pasos anteriores.

“Pero… ¿y si mi cuenta ya ha sido infectada?”

En ese caso lo primero que debe hacer es cambiar la contraseña. Después, revise las aplicaciones que tienen acceso a ella y verifique que todas sean conocidas. En algunas ocasiones, aplicaciones de las que desconocemos su origen se instalan en nuestro perfil y lo actualizan sin autorización. Si pensamos que alguna de ellas puede hacer algo así, lo mejor es que las eliminemos. Siempre habrá tiempo para volver a darles acceso si lo necesitamos.

Y por último, recuerde que puede evitar que los tuits sean públicos. Twitter da la opción de elegir entre mantener nuestros tuits protegidos o permitir que todo el mundo los vea, sean nuestros seguidores o no. Usted decide.

¿Por qué nos afectan los cambios en el IFAI?

IFAI Rodrigo SandovalSeguramente usted habrá escuchado hablar en los noticieros acerca del cambio de consejeros en el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI). A lo mejor ha pasado por alto este asunto. Sin embargo, permítame darle algunos argumentos para usted valore el impacto que esto tiene en nuestra vida y en nuestras empresas.

La apertura como derecho constitucional

En primer lugar, el IFAI es el encargado de “liberar” la información gubernamental que ha estado en poder de los funcionarios públicos en los últimos siglos. Si usted quiso saber alguna vez qué mercado de jóvenes estudiantes había en su ciudad, o cuánto dinero se ha invertido en la pavimentación de calles o en seguridad pública, se habrá dado de frente con un portazo o una sonrisa malévola del funcionario encargado que le negó la información.

Pues bien, ahora los ciudadanos tenemos el derecho constitucional para conocer esa información y, en su caso, para exigirla bajo sanción a cualquier organismo que reciba financiamiento público.

Esta “apertura” de los datos gubernamentales es una forma de controlar las acciones de gobierno y de observar su actuación tanto en el uso de recursos públicos como en la asignación de obras.

En segundo lugar, el IFAI también es el encargado de la protección de datos personales. Si usted ha recibido llamadas anónimas de extorsión o de publicidad de bancos, aseguradoras o de agencias que buscan timarlo, se habrá dado cuenta de que gozan de toda su información personal –nombre, dirección, teléfono, RFC, datos de su tarjeta de crédito, etc.–, y sin poder hacer nada su información personal se encuentra en la nube –¿Internet? ¿bases de datos?– con la posibilidad de ser controlada, administrada o filtrada por otras compañías que impunemente pueden lucrar con ella y poner en riesgo su integridad y su patrimonio. Este instituto debe encargarse de regular las sanciones y la protección de dichos datos personales.

Por si fuera poco, México tiene compromisos internacionales adquiridos en la Alianza para el Gobierno Abierto, donde podrá asumir la presidencia de éste órgano internacional en 2015, aunque se espera que cumpla con compromisos de apertura y acceso de información en este año. El órgano gubernamental directamente responsable de ello es el IFAI y, por ende, es la tercera razón para prestarle atención, no queremos quedar mal ante el resto de los países del Open Government Partnership (OGP).

Cumplimiento de la ley en todo el país

Un cuarto motivo es que éste instituto será el encargado de regular o al menos normar la actividad de todos los organismos de información en los estados y municipios del país. Esta enorme responsabilidad de organizar y hacer cumplir la Ley de Acceso a la Información en las 32 entidades y los más de dos mil municipios no es una tarea sencilla de lograr. Tampoco lo será impulsar estándares de información que deben cumplirse y poder llegar así a los ciudadanos que requieran la información.

Finalmente, los nuevos comisionados del IFAI se enfrentan a varios retos que pueden obstaculizar su tarea, por ejemplo, la resistencia al cambio de algunos funcionarios públicos, quienes buscarán a toda costa apropiarse de la información pública para lograr sus propios intereses –económicos y personales– y evitar que esta información se haga pública. También tendrá que ir “contra corriente”, ya que hay diversas legislaciones estatales que abren, ocultan o disfrazan información pública que debería estar a plena vista de los ciudadanos.

Estos retos los deberá atender el IFAI en un entorno de amplia difusión pública a través de las redes sociales –Twitter y Facebook– que los ciudadanos hemos tomado en nuestras manos, y que ahora nada nos cuesta para “liberar” un dato o “abrir” una información dando un simple clic.

El IFAI es un organismo público de la nueva era del gobierno, que busca llevar a las instituciones públicas hacia un estadio de prácticas de gobierno abierto. Esperemos que los nuevos consejeros estén a la altura del reto, no sólo en lo tecnológico sino en lo legal, organizacional y dentro del mundo del Gobierno 2.0

 

Rodrigo Sandoval Almazán es Profesor Investigador en la Universidad Autónoma del Estado de México, 

http://www.rodrigosandoval.mx

@horus72