Etiqueta: publica

10 tips para usar la nube pública de manera eficiente

General Electric, Citigroup, FedEx, Bank of America, Intuit, Gap, Kaiser Permanente, Morgan Stanley y JP Morgan Chase, tiene algo en común, han entendido cómo usar la nube pública.

Un grupo de representantes de cada una de estas empresas ha trabajado durante los últimos seis meses con el Grupo de Usuarios de Redes Abiertas (ONUG) para desarrollar un documento que explora los desafíos del uso de la nube híbrida. El Grupo de Trabajo sobre Nubes Híbridas de ONUG (HCWG) incluye no sólo consejos valiosos de sus experiencias sobre el uso de la nube, sino también una lista de deseos de cómo estas empresas quisieran que fueran estas plataformas.

  1. Tener categorías en las aplicaciones en niveles de riesgo bajo, medio y alto

¿Qué aplicaciones deben pasar a la nube? Antes de responder a esa pregunta, debe clasificar sus aplicaciones para saber lo que tiene. El HCWG recomienda la siguiente categorización de aplicaciones de nivel bajo, medio, medio + y alto de seguridad.

Las aplicaciones con el mayor riesgo de seguridad deben tener los protocolos de seguridad más estrictos. Los datos de bajo riesgo incluyen información pública o no sensible, como datos orientados al cliente. Los datos de riesgo medio -como los sistemas ERP y las aplicaciones de administración de negocios, pero no los que incluyen propiedad intelectual o datos de patentes- pueden ir a la nube pública con precauciones de seguridad adicionales. Las aplicaciones Medium + se clasifican como datos con información no clasificada del gobierno controlados o sujetos a estricto cumplimiento normativo. No se recomienda utilizar aplicaciones de alto riesgo en la nube pública. Esto incluye información como patentes, proceso de negocio crítico e información financiera confidencial.

  1. Utilice un agente

Una vez que una organización ha determinado qué aplicaciones son apropiadas para la nube pública, el siguiente reto es conseguir que lleguen allí. Una organización puede acceder a los recursos de la nube pública desde cualquier conexión a Internet. Sin embargo, las empresas miembros de ONUG recomiendan el uso de un intermediario en la nube o “man-in-the-middle”, por dos razones: la seguridad y el rendimiento. Un intermediario de la nube suele ser un proveedor que proporciona puntos de acceso a varios proveedores de nube pública, como Equinix, AT & T, Verizon y Sprint.

El agente de la nube puede ser considerado como el nuevo “extremo” de un centro de datos corporativo, proporcionando un lugar seguro para inspeccionar el tráfico de la red entrando y saliendo de la nube antes de que llegue a la empresa o al centro de datos remoto.

Desde el punto de vista del rendimiento, el intermediario puede proporcionar conexiones directas de fibra a varios proveedores de nube IaaS. El intermediario puede servir otros propósitos también, desde funciones de control de entrega de aplicaciones tales como balanceo de carga y sistema de nombres de dominio / protocolo de configuración de host dinámico (DNS / DHCP) hasta alojar un directorio activo para autenticar usuarios. Al ser un amortiguador entre la nube y la red empresarial, es un lugar ideal para alojar la seguridad del Sistema de prevención de intrusiones (IPS) / Firewall, así como otras herramientas de monitorización y análisis de la red.

  1. Analice los diferentes precios

Las grandes empresas negocian directamente con los proveedores de nube pública y entran en acuerdos de empresa con precios con descuento. La lista de precios es por lo general sólo una guía. El HCWG advierte que las negociaciones contractuales pueden ser un proceso largo y arduo.

  1. Utilizar negociadores profesionales

Al negociar un acuerdo de empresa con los vendedores, utilice un árbitro profesional. Algunas empresas de HCWG estuvieron hasta 18 meses para negociar un contrato y gastaron cientos de miles de dólares en honorarios legales. Los negociadores experimentados pueden ser personal jurídico interno o expertos externos.

  1. Licencias en la nube

Los miembros de HCWG advierten que hay que tener cuidado con las licencias en la nube pública. Asegúrese de que cualquier software con licencia que use internamente esté legalmente permitido que se use en la nube. Incluso si no hay ninguna restricción legal para alojar una aplicación local en la nube pública, algunas licencias no están diseñadas teniendo en cuenta la nube pública. “La licencia puede basarse en el número de CPUs a las que se accede al software, lo que puede aumentar significativamente una vez que la aplicación se coloca en la nube”, explica ONUG. Buscar licencias de software nativo de la nube pública siempre que sea posible.

  1. Entrenamiento

Los auditores que han estado operando en un mundo on-premise sus carreras enteras pueden encontrarse con desafíos en la nube pública. “El lenguaje de la nube y la ubicación de los activos es ajeno a muchos auditores”, dice el informe oficial de ONUG. ONUG alienta a los proveedores de nube pública a proporcionar programas de capacitación y herramientas para los auditores.

  1. Cuidado con la responsabilidad

Algunos miembros de ONUG encontraron problemas al negociar la responsabilidad con su proveedor de la nube de IaaS. En un servicio de gestión de los servicios más tradicional u otro acuerdo de subcontratación, la responsabilidad por lo general cubre pérdidas, daños y responsabilidades hasta el valor del activo subcontratado. Los proveedores de la nube a veces ofrecen un tipo diferente de responsabilidad.

  1. Cuidado con el bloqueo

El ‘lock-in’ de un proveedor de la nube IaaS pública en algunos casos es inevitable, y no necesariamente es malo, explica el HCWG. El documento señala el coste relativamente alto de mover datos entre diferentes proveedores, lo que refuerza la idea de que es fácil obtener datos en la nube, pero más caro y difícil.

  1. Cifrar todo y administrar las claves

Es una práctica común cifrar todos los datos que van y se almacenan en la nube. ONUG recuerda a los usuarios finales asegurar las claves que manejan, así como el uso de controles de acceso basados ​​en roles, lo que significa que, por ejemplo, no todo el mundo en una organización tiene acceso a los controles administrativos en un entorno de nube. Éstos deben protegerse con al menos dos factores de autenticación.

  1. Entender los límites de la nube pública

Junto con la lista detallada de consejos basados ​​en su experiencia en la utilización de la nube pública, los miembros de HCWG tienen una serie de peticiones para los proveedores sobre cómo mejorar sus plataformas para que la nube sea más fácil de usar. Por ejemplo, a los miembros de HCWG les gustaría una portabilidad más fácil entre nubes públicas, protocolos de cifrado comunes entre varios proveedores de nube y una API común.

Brandon Butler

 

 

Empresas invierten en infraestructuras de nube pública como servicio

Una encuesta aplicada a más de 6 000 organizaciones TI, descubrió que casi dos tercios de los entrevistados están o bien utilizando o bien tienen en mente comenzar con un proyecto de nube pública IaaS antes de que finalice 2016. IDC prevé unos ingresos de más del triple en la nube pública IaaS en solo un año. Se pasaría de unos ingresos de 12 600 millones de dólares en 2015 a 43 600 millones en el 2016, con una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 28.2% en un período de cinco años.

Cabe destacar que el mercado de la nube pública IaaS creció 51% en 2015, la consultora IDC espera que este alto crecimiento continúe hasta el año 2016 y 2017 con una tasa compuesta anual de más del 41%. Se espera que la tasa de crecimiento desacelere después de 2017 ya que las empresas cambian de exploración, a la optimización de la nube. Además, otras alternativas como la gestión de la nube privada adquirirán madurez y disponibilidad, proporcionando las organizaciones de TI más opciones a medida que planifican su transformación de infraestructura.

Deepak Mohan, director de investigación de almacenamiento en la nube pública e infraestructura de IDC, asegura que “los servicios de nube pública son cada vez mejor vistos como un facilitador de agilidad y velocidad en el negocio”. Esto provoca un cambio en el gasto de infraestructura de TI que afecta directamente a los líderes responsables en infraestructura. El crecimiento del IaaS también ha facilitado los servicios de adopción y uso de los recursos de la nube pública. Con tantos cambios en infraestructura, arquitectura y capas operacionales, la nube pública IaaS está lentamente transformando la cadena de valor de TI de la empresa.

Muchas empresas también ponderan una mezcla de la infraestructura tradicional con aquella de la nube híbrida ya que supone una vía óptima para la adopción de la nube pública IaaS. De hecho, la infraestructura de nube híbrida ya es un patrón común en varias organizaciones. IDC predice que el 80% de las compañías tendrá infraestructuras híbridas en 2018.

Amazon arriba del top

El mercado de IaaS de nube pública está actualmente dominado por unos pocos grandes proveedores de servicios, Amazon siendo el más grande. En 2015, el 56% de los ingresos y el 59% del crecimiento lo tuvieron los 10 principales proveedores de IaaS. Se espera que el dominio de los proveedores líderes continuará, ya que las economías de escala y la inversión continua potencian el ciclo de adopción y el crecimiento.

El informe de IDC llamado, Worldwide Public Cloud Infraestructure as a Service Forcast, 2016-2020 ofrece un pronóstico detallado para el mercado de la nube pública IaaS. Los ingresos y el crecimiento que se proporcionan sobre segmentos de almacenamiento y computación se refieren a tres regiones geográficas: América, por un lado, Europa, Oriente Medio y África por otro, y Asia y Pacífico. IDC define la infraestructura de nube pública como un servicio como el agregado de computación de servidor virtual, la capacidad de almacenamiento efímera y persistente, y la capacidad de la red asociada, entregada a través de un modelo de despliegue en la nube pública.

Michael Shirer

 

¿Cómo obtener lo mejor de servidores dedicados y la nube pública?

Son 30 minutos, el tiempo máximo al esperar una pizza por teléfono o internet, y recibirla en casa, lista para comer. Media hora es también el tiempo que muchos invierten en ir por café, platicar vía Whatsapp, fumar, hablar por teléfono o ejercitarse. Treinta minutos también es lo que se necesita para implementar un servidor extra en Rackspace, señala la firma en un comunicado.

Imaginemos que una empresa prepara una gran campaña publicitaria para incrementar las ventas de su tienda en línea en temporada navideña. Todos hicieron su trabajo y los anuncios están a punto de salir a la calle, en internet y televisión para hacer que esos clics lleguen a su sitio. Entonces, el doble de visitantes llega al sitio. “¡Qué buena campaña!”, sería lo que todos pensarían de no ser porque su tienda en línea quedó completamente rebasada. Los clientes se van y tienen que actuar pronto. Tradicionalmente, para el departamento de TI echar a andar un nuevo servidor físico exige de varias semanas, y para cuando está en funcionamiento, todas las ventas se habrán perdido y únicamente quedará un servidor brindando capacidades que en realidad ya no se necesitan.

Sin temor a los picos de tráfico

Sabemos que para implementar un modelo de nube apropiado es primordial colocar las aplicaciones adecuadas, pero, ¿qué pasa cuando se necesitan tanto servidores dedicados como nube pública? Tener la capacidad de combinar ambos modelos es una cualidad única de Rackspace. Esto permite a las compañías montar servidores dedicados para cargas constantes y de alto desempeño (similar a tener una casa propia), y rentar la nube pública para cargas temporales (como solo pagar las noches de hotel que se requieran).

¿Se pueden rentar casas completas solo unos días? Sí, esto es posible con nuestros servidores OnMetal. Por ejemplo, compañías que requieren tareas esporádicas y de alto desempeño – como producción de películas, procesamiento de grandes cantidades de información, bases de datos, servidores web o aplicaciones que reciben mucho tráfico de manera temporal – aprovechan estas capacidades muy fácilmente.

Cuando termina la temporada alta y el flujo de visitantes vuelve a la normalidad, se deja de pagar la infraestructura que ya no es necesaria con el objetivo de que la corporación pueda concentrarse en la siguiente campaña. Así de simple.

Usted seguramente se ha preguntado, cuanto invierte en mantener su ambiente de TI, este sencillo test te ayudará a saberlo y valorar si es momento de pensar en una migración.

 

 

Por: Sergio Romero, ingeniero de soluciones en Rackspace Latam

 

 

El almacenamiento se transforma en 2016

La firma NetApp, ha elaborado un estudio donde señala que en este 2016 veremos cómo los productos y soluciones responden a las necesidades que presenta el mercado en materia de sencillez, una gestión más fácil, una mejor rentabilidad y la necesidad de integrar la gestión de datos en el modelo de nube híbrida.

impulsado por las fuerzas convulsivas del flash y el cloud. NetApp afirma en un estudio que veremos una transformación aún mayor para la que tendrán que prepararse los administradores de “storage”. Desde DevOps al flash y al futuro de la administración del almacenamiento, Lee Caswell, vicepresidente de Marketing de Productos, Soluciones y Servicios en NetApp, destaca las novedades que traerá el año que acabamos de comenzar:

Rompiendo las barreras entre servidores, almacenamiento y redes

Para la organización de Caswell, la infraestructura convergente minimizará la pesada tarea que supone integrar hardware y liberará a los clientes para que puedan experimentar con software innovador, desde una estructura que ha sido diseñada para aumentar la capacidad de respuesta del departamento de tecnología ante las necesidades del negocio, a la vez que se reduce el costo general en informática.

En su estudio inaugural Voice of the Enterprise: Converged Infrastructure, 451 Research concluyó que el 40% de los usuarios finales encuestados planeaban aumentar su gasto en infraestructura convergente a lo largo de 2015; una clara señal, de acuerdo con NetApp, de que esta tendrá más prevalencia en 2016. “Al igual que con la mayoría de tecnologías, el camino hacia la infraestructura convergente se ve impulsado por la necesidad de sencillez y velocidad y por la reducción de gastos”, señala el estudio.

En la Escuela de Medicina de Baylor, a menudo tardan semanas en conseguir infraestructura de tecnología para proyectos de investigación. Esto ha evitado que la universidad puedan realizar investigaciones aún más pioneras y publicara resultados más rápido. Para cubrir esta necesidad, el equipo de tecnología de Baylor creó un cloud de detección privado en una solución de infraestructura convergente que proporcionó almacenamiento prevalidado, redes y tecnologías de servidor. Así, Baylor consiguió ahorrar 1.5 millones de dólares en gastos de hardware y asignó correctamente sus recursos sin que los investigadores tuvieran que dejar de centrarse en la salud para centrarse en la tecnología.

DevOps impulsará el crecimiento de la infraestructura convergente

Además de la sencillez y la velocidad, el informe revela que la infraestructura convergente es uno de los segmentos con mayor crecimiento de la infraestructura empresarial pues resuelve el principal problema de la mayoría de organizaciones: la falta de conocimientos de tecnología.

“DevOps promete comunicación, colaboración, integración y automatización para crear eficiencias en las organizaciones. En 2016, las organizaciones verán un aumento de las inversiones en infraestructura convergente conforme DevOps emerja como ejemplo clave de impulso del crecimiento”, afirma NetApp en su estudio, al tiempo que afirma que,  aunque DevOps requiera más tiempo para programar aplicaciones, puede automatizar y optimizar muchos procesos, como la configuración de hardware. También promete reducir el tiempo de puesta en marcha de las nuevas aplicaciones. Esta transición de flujos de trabajo puede ayudar a los equipos de tecnología a redirigir la atención de su personal hacia las tareas que ayuden a conseguir y promover objetivos de negocio.

Los recortes de precios duplicarán el tamaño del mercado de flash

La primera oleada de adopciones de flash estuvo impulsada por su promesa de rendimiento, pero su uso fue escaso debido a los altos costes. Hasta ahora, el flash estaba reservado a tecnologías por niveles y caché o se aplicaba puntualmente en aplicaciones de rendimiento aisladas como las bases de datos. “No obstante, hemos comenzado a ver un aumento constante en el interés que genera el flash en los últimos años. Según IDC, el mercado mundial de cabinas basadas en flash creció hasta los 11.3 mil millones de dólares en 2014. Además, IDC informó de que el flash creció un 101% respecto al año anterior en el segundo trimestre de 2015 en EMEA desafiando la desaceleración del mercado del almacenamiento global”, afirma NetApp en su informe.

Aparecerán nuevos usos para el flash

La compañía asegura en su informe, que el almacenamiento en 2016, este sector seguirá adentrándose en una revolución flash como resultado de la reducción de precios. Las ventas de flash están listas para duplicarse debido al agresivo recorte en los precios provocado por la apuesta de las grandes compañías de almacenamiento empresarial por este jugoso trozo de mercado. Al descender los precios, las empresas pronto empezarán a encontrar nuevos usos al flash para impulsar sus negocios.

Cambio de escenarios en la administración de almacenamiento

No hay duda de que el cloud híbrido está despegando. Sandler Research concluyó que el mercado está creciendo a un interés compuesto del 29.22% en el periodo de 2014 a 2019. Además, las organizaciones tecnológicas deben aprender a respaldar a un conjunto moderno de usuarios finales que están deseando crear entornos de recursos tecnológicos nuevos, flexibles y con capacidad de respuesta, y que ven la nube pública como una forma de lograr este objetivo por sí mismos. En este método de cloud híbrido, la gestión de datos perfecta entre recursos en nube es imperativa para permitir que las organizaciones tecnológicas puedan complementar un cloud privado con una estrategia de nube pública que no presente riesgos nuevos, normativas complicadas o que resulte en una pérdida del control sobre información empresarial valiosa. Así pues, esto afecta al estado actual del administrador de almacenamiento.

La aparición del administrador de datos de “cloud” híbrido

Desde la perspectiva de NetApp, el papel de los administradores de almacenamiento seguirá evolucionando en respuesta a los entornos tecnológicos en continua transformación, en la medida en que las organizaciones evolucionen hacia un modelo de prestación cloud para reducir costos y aumentar la flexibilidad, y cambian de ser creadores y operadores de sus propios centros de datos a ser agentes de servicios que abarcan tanto recursos de nube pública como privada.

“En 2016, el administrador de almacenamiento clásico evolucionará hacia un administrador de datos del cloud híbrido con un puesto en la mesa ejecutiva o se relegará a los detalles de un cómodo producto de almacenamiento y será cada vez menos relevante”, señala el estudio.

La evolución de la nube híbrida

Para NetApp, los problemas de seguridad y los requisitos de soberanía de los datos están empujando a los departamentos de tecnología a mirar con más detalle sus planes respecto al cloud. “Los administradores necesitan saber exactamente dónde residen sus datos y quién los gestiona en todo momento”.

-Marga Verdú

La movilidad, clave de la transformación digital de las empresas (II)

empresa-movilidad-tecnologia-byod

En esta segunda entrega, destacaremos cómo se plantea la Administración Pública los retos que se le presentan en temas de movilidad y qué barreras existen hoy en día para implantar iniciativas de movilidad en las corporaciones, ya sean públicas o privadas.

De primera mano abordaremos la Administración Pública, Carlos Maza, subdirector general TIC del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, explica que el papel de éste es doble. “Por un lado, somos demandantes y consumidores, y, por el otro, también regulamos”. En este sentido, Carlos Maza continúa explicando que el aumento en la tasa de movilidad su penetración ha llegado al sector público es de “alrededor del 30%” avanzando en aspectos como la firma electrónica o en las rebajas obtenidas “tanto en terminales como en los servicios”.

A diferencia de esto agregó, “no hemos conseguido avanzar en el uso de la movilidad por parte de los inspectores de telecomunicaciones, debido a la complejidad de su trabajo que muchas veces se realiza en lugares sin cobertura”. Tenemos tareas pendientes por realizar como “son los servicios de movilidad para la ciudadanía. Todos los servicios que hemos puesto en marcha con la ciudadanía en mente o bien no eran los adecuados, o no han tenido la demanda que esperábamos”.

En“tres años” la Policía Nacional lleva trabajando en un plan estratégico “al que hemos denominado Policía 3.0” destaca Luis de Eusebio, asesor TIC director general de la dirección general de la Policía Nacional. Generalmente, el objetivo está en “dotar a nuestros agentes en la calle con herramientas de movilidad que permitan mejorar su trabajo e incrementar la eficiencia policial en la atención inmediata al ciudadano”. A la hora de poner en marcha esta estrategia, la Policía Nacional ha tenido que enfrentar serios riesgos y retos. “La mayor complicación que hemos tenido no ha sido la elección del dispositivo, sino acompañar a éste de las herramientas adecuadas para que el agente pueda, por ejemplo, leer un pasaporte”.

La segunda condición que se espera es “la seguridad. Hemos tenido que dotar a los dispositivos de unas herramientas que permitan un control exhaustivo de todos los servicios a los que pueden acceder los policías además de asegurarnos que no contienen información relevante”.

Barreras a la implantación de la movilidad 

Microsoft e IDC realizaron una encuesta a finales de 2013, en ella se afirma que “las empresas no apostaban por la movilidad por motivos de seguridad” explicó Xavier Ciaurriz, que continúa destacando que “los fabricantes todavía no estaban preparados para dar soluciones que fueran seguras, imaginativas, y responsables”. Ramón Planet, a diferencia de Xavier, consideró que “desde un punto de vista tecnológico, la seguridad está más que garantizada.

Otra cosa es que logremos trasladar esta visión a las empresas”. En este sentido, Melchor Sanz señaló una experiencia tenia hace 4 años, los trabajadores querían disponer de dispositivos de consumo para su uso profesional, los cuales tenía características muy específicas, “en el que ese momento no ofrecían los dispositivos profesionales”. En estos últimos años “hemos logrado combinar lo mejor de los dos mundos y ahora hay soluciones tecnológicas adaptadas a todo tipo de usuarios” con lo que “las empresas pueden incorporar la movilidad a sus modelos de negocio y obtener un retorno de la inversión muy claro”.

Si el apartado de seguridad esta asegurada y los dispositivos están operando ¿por qué no todas las empresas tienen empleados móviles? Se pregunta José Luís Soto. Los especialistas señalan que hay una ruptura en este método dónde se señala a la “cultura”, aunque José Luis Soto recuerda que “no todas las empresas se pueden permitir establecer una estrategia de movilidad completa. Hay un componente económico importante para llevar a cabo un proyecto de movilidad y no todas las empresas pueden afrontarlo”. Javier Arnaiz va más allá y destaca que “en la parte de seguridad hay mucha excusa y zona de confort. El costo de esta estrategia es un problema en absoluto. Uno de los mayores riesgos es que no se contempla la seguridad como parte del proyecto y los usuarios profesionales utilizan dispositivos adaptados a sus necesidades pero sin estar protegidos”.

Carlos Maza explica que más allá de la seguridad, el principal inhibidor para el Ministerio de Industria, Energía y Turismo es “la propia naturaleza de las administraciones, basada en el horario laboral, y donde se diferencia la vida privada de la vida profesional”. Esta problemática también era un reto para la localidad española de Bergé, no obstante, ha resuelto con políticas de movilidad. “Nuestro próximo proyecto va a ser rediseñar los puestos de trabajo de todas las empresas. El mundo se está volviendo abierto y hay que vivir y adaptarse a esta nueva realidad, a la colaboración”.

En el caso de la Policía Nacional, el mayor obstáculo “ha sido el económico”. Luis Sotillos, por su parte, afirma que “en muchas ocasiones, el principal inhibidor es la falta de imaginación” ademàs menciona que en la actualidad “la competencia reacciona y adopta modelos innovadores”. La movilidad “ha multiplicado por cien el acceso a mercados globales; y el comercio electrónico ha crecido, en parte, gracias a la movilidad. La misión de los integradores es cubrir el último empujón que falta de imaginación de los clientes y ayudarles a definir estrategias de creación de productos y servicios digitales, siempre basados en la innovación”.

-Redacción

El mercado de nube pública, listo para un periodo de “hipercrecimiento”

Mercado de nube públicaEl mercado de nube pública está listo para lo que una firma de investigación ha denominado el “hipercrecimiento”.

Se espera que el mercado de nube pública global llegue a los 191 mil millones de dólares para el 2020, de acuerdo con un reporte publicado este lunes por Forrester Research.

La cifra representa un salto con respecto al último pronóstico hecho por la firma, emitido en abril del 2011, el cual pronosticaba que el mercado sería de 160 mil millones de dólares para el 2020.

También representa un gran salto con respecto a la actual posición del mercado. Forrester afirma que el mercado llegó a 58 mil millones de dólares a finales del 2013.

“Uno debe actualizar sus pronósticos para mantener el paso de la realidad”, explicó Andrew Bartels, analista de Forrester. “Hoy disponemos de un nuevo conjunto de números con los cuales trabajar. Una de las principales tendencias detrás de esto es que la nube está pasando de ser un complemento a ser un reemplazo de la tecnología existente”.

Al desagregar el mercado de nube pública en segmentos, Forrester predice que los servicios de plataforma de nube pública globales llegarán a los 44 mil millones de dólares para el 2020, los servicios de nube de negocios llegarían a los 14 mil millones de dólares y el mercado de aplicaciones de nube o software como servicio (SaaS) alcanzará los 131 mil millones de dólares.

Bases de este crecimiento

“Gran parte de este incremento está en las líneas de negocios y en las estrategias de marketing, aunque se espera que cada vez más los CIO y sus áreas para administrar la tecnología sean quienes lideren estas iniciativas”, señala el reporte. “Para los CIO el mensaje es claro: ‘Siéntense en el asiento del conductor, si no, otros lo harán’”.

El reporte señala que el crecimiento de la nube pública –el cual ha sido mejor de lo que se esperaba– se basó en el creciente número de negocios que buscaron crecer su agilidad sin incrementar sus costos, y dará a los usuarios móviles más funcionalidades y aplicaciones modernizadas.

La mayor transformación

Bartels afirmó que el cambio más grande en el mercado de nube pública se propicia en el número de negocios que van totalmente a la nube en lugar de usar la tecnología para complementar los sistemas in house.

“Complementar la tecnología on premise es aún el patrón dominante”, aseveró. “Sin embargo, hay claros ejemplos de que la nube se convertirá en el reemplazo. Muchas compañías startup están yendo directamente a las plataformas de nube. Con el tiempo, estas nuevas empresas conformarán una parte importante de la economía y una creciente proporción del negocio de nube. Aún no es la parte más importante del negocio, pero claramente eso está sucediendo”.

El reporte de Forrester también indica algunas de las razones por las cuales algunas grandes empresas y pequeños negocios dudan de la conveniencia de saltar a la nube: preocupaciones en cuanto a la seguridad, integración, desempeño y modelos de costo.

Forrester también afirmó que está proyectando que el mercado tecnológico de Estados Unidos crecerá en 5.9% en el 2014 y 6.6% en el 2015.

Bartels dijo a Computerworld que parte del crecimiento en el gasto se destinará a tecnologías de nube. “Parte de la historia con la nube es que tiene un efecto de demora en el tipo de gasto que veremos”, añadió.

“En lugar de comprometer capital comprando servidores y más hardware, uno puede pagar el futuro con la nube. Cuando uno va con un proveedor de SaaS, generalmente es con un compromiso de tres a cinco años. A medida que la nube sea más popular, reducirá el gasto de corto plazo e incrementará el gasto en el largo plazo”, concluyó Bartels.

Cloud y Big Data, motivo de preocupación para las organizaciones: estudio

Cloud y Big Data motivo de preocupaciónEl riesgo de robo de datos incluidos en información privilegiada está incrementándose, ya que con frecuencia se tiene poco control sobre lo que hacen los “usuarios privilegiados”, por ejemplo en Reino Unido cerca de las mitad de las empresas reconocen que es difícil para ellas detectar los ataques internos, según recoge un estudio de la firma de análisis y estudio de mercado TI, Ovum.

El 42% de los encuestados en el Reino Unido (los participantes fueron responsables de áreas TI de Francia, Alemania y Reino Unido) consideran que los “usuarios privilegiados” (administradores de sistemas, administradores de bases de datos y administradores de red) representan el mayor riesgo para su organización.

Otra gran preocupación es la amenaza desde el exterior, ya que los criminales cibernéticos buscan activamente, cada vez más, comprometer las cuentas que tienen información privilegiada, poniendo su atención en estos usuarios para obtener sus credenciales y así poder infiltrarse en los sistemas y robar los datos.

“Casi la mitad de las organizaciones europeas creen que las amenazas internas son ahora más difíciles de detectar, y los administradores senior de TI están muy preocupados por lo que sus propios usuarios pueden hacer con los datos corporativos”, explicó Andrew Kellett, analista de Ovum.

Los hallazgos

En el estudio se subraya que al 47% de las organizaciones les resulta ahora más difícil detectar los incidentes de amenazas internas que en 2012. Las implementaciones en la nube también les plantean dudas, y para el 62% de las empresas la falta de visibilidad de las medidas de seguridad en torno a los datos alojados en la nube es motivo de preocupación.

Además, para el 53% de las organizaciones el Big Data puede tener riesgos, les preocupa la seguridad de los informes de Big Data, ya que pueden contener datos sensibles. Pero las organizaciones están tomando medidas para hacer frente a estas amenazas, ya que el 66% planea aumentar los presupuestos destinados a seguridad TI.

Las organizaciones empiezan a reconocer que el cifrado “es la tecnología más eficaz en la prevención de las amenazas internas”, según Ovum. De hecho, la mayor proporción de las organizaciones –el 38%– la citan como su única y más importante medida de seguridad.

La ‘Guerra de la Nube’ se intensificará en este 2014

Guerra de la nubeEn diciembre pasado, Google lanzó su nueva plataforma cloud. En enero de 2014, Amazon Web Services ofreció pruebas gratuitas de más de 100 de sus servicios cloud más populares. Y en febrero, Microsoft nombró a su antiguo director del Grupo de Empresa y Cloud, Satya Nadella, como nuevo CEO.

Todos estos cambios apuntan hacia una intensificación creciente en la “Guerra de la Nube”, ya que estos tres gigantes tecnológicos luchan por dominar este lucrativo mercado. “Ayudar a los clientes a vigilar los costos, las prestaciones y el retorno de la inversión será un gran diferenciador”, afirmó Seth Robinson, director de análisis tecnológico de CompTIA.

Pero mientras no haya evidencia de que hay un claro ganador, cada movimiento es un indicativo de la importancia de la nube tanto para los proveedores de grandes empresas como para las pequeñas startups.

“Los proveedores de servicios cloud tratan desesperadamente de ganar posicionamiento de mercado, y ofrecen más opciones que nunca”, dijo Robinson. “La infraestructura cloud ha estado dominada por Amazon, pero ahora vemos a otros proveedores, grandes y pequeños, incursionar en este mercado”, agregó.

Hay para todos tamaños

Los grandes proveedores como Microsoft y Google, ofrecen su nombre y fortaleza de marca para conseguir clientes que llegan tarde a la nube. A muchos pequeños negocios y startups no les importa trabajar con proveedores de servicios poco conocidos, mientras que otras desean la tranquilidad asociada al nombre de un gran proveedor, señaló Robinson.

Pero esa confianza en marcas bien conocidas aumentará la competencia, y la diferenciación se convertirá en un punto clave para ganar posicionamiento de mercado, según el informe IT Industry Outlook 2014 elaborado por CompTIA.

Así, mientras los competidores más pequeños continuarán compitiendo en precio, Amazon, Google y Microsoft enfatizarán las características que les distingan de la competencia, ya sea en la dependencia de sistemas antiguos, en facilitar la transición de las compañías a la nube, o ayudando en la administración y gestión de soluciones cloud, explicó Robinson.

“Los proveedores de servicios cloud competirán ciertamente en precio, pero ofrecerán también beneficios únicos, tales como la facilidad de transición o acceso a los recursos necesarios. Por otro lado, la gestión de muchas soluciones cloud diferentes será un reto significativo para muchas organizaciones. Comprender la utilización de la nube y hacer transiciones entre proveedores cuando sea necesario, serán áreas donde las compañías requerirán experiencia exterior”, según el informe de CompTIA.

“Ayudar a los clientes a vigilar los costos, el rendimiento y el retorno de la inversión, será un gran diferenciador”, señala el documento. “Tener la capacidad de administración y monitoreo, pudiendo elegir la solución correcta para el negocio de los clientes y aprovechando la amplia base de conocimiento que muchos clientes no tienen”.

De vuelta a sistemas propios

Asimismo, el estudio anticipa que habrá necesidad de soluciones en las propias instalaciones, pues las compañías continúan bregando con preocupaciones de seguridad en la nube pública.

De hecho, el estudio muestra que aproximadamente el 24% de las compañías han regresado sus aplicaciones a sistemas propios, después de una transición inicial a la nube.

“Hay todavía espacio para soluciones en sistemas propios, que será otro área para competir”, señaló Robinson. “Una vez que los negocios hacen la primera transición a la nube, vemos que a menudo hacen transiciones de vuelta a sistemas propios, por preocupaciones de confiabilidad y seguridad, de modo que terminan en un modelo híbrido, con algunas aplicaciones residiendo en la nube pública y otras en sistemas propios”.

El estudio de CompTIA cita problemas de seguridad y confiabilidad como la principal razón para que las empresas retornen a los sistemas propios, indicando que las aplicaciones más sensibles permanecerán en las propias instalaciones durante un futuro previsible.

“Esa es una bendición para los grandes proveedores que mantienen la inversión en sistemas tradicionales”, dijo Robinson. “Ello les da numerosos canales de producto y opciones para mantener y ganar nuevos clientes y ayudarles a hacer la transición a la nube”, aseveró.

Cuándo preferir la nube de Google y cuándo la de Amazon

Google o AmazonEn general, las nubes de Google (Google Compute Engine o GCE) y de Amazon (Amazon Web Services o AWS) son servicios similares: Ambas ofrecen computación y almacenamiento bajo demanda, lo que significa que los clientes pueden crecer o decrecer sus necesidades en infraestructura sin tener que invertir capital en hardware.

AWS ofrece servicios IaaS basados en la nube por mucho más tiempo que Google, por lo que la empresa tiene una ventaja en la docena de servicios que ofrece en la nube y en la confiabilidad de los mismos, señala el cofundador y vicepresidente de productos de Cloudyn, Vitally Tavor.

Por su parte, GCE tiene sólo un puñado de servicios, pero las ofertas que ha puesto en el mercado son, por lo general, de mayor rendimiento, dándoles a los consumidores más explosión teórica por cada dólar.

Entonces, ¿es momento de mover sus cargas de trabajo de AWS a GCE? Tavor anota que para algunas aplicaciones, la respuesta es un “sí”.

En general, para aplicaciones de corta duración que requieren una máquina de alto rendimiento, la nube de Google parece ser la mejor, señala Tavor. Para aplicaciones complicadas que están alojadas en la nube por un periodo largo de tiempo y que usan una variedad de diferentes tipos de servicios basados en la nube –desde bases de datos warehouse, balanceadores de carga, sistemas de nombre de dominio y redes de entrega de contenido– AWS es todavía la mejor elección, agrega.

Cuándo sí y cuándo no

Una manera fácil de determinar si es un candidato para migrar todas sus cargas de trabajo de AWS a GCE es mirar qué servicios de AWS son los que está utilizando, y ver si están disponibles en la nube de Google.

Cabe señalar que Google ofrece una infraestructura de cómputo, almacenamiento, bases de datos y análisis de datos (llamada BigQuery). Los equivalentes de AWS de estos servicios son Simple Storage Service (S3), Elastic Compute Cloud (EC2) y Elastic MapReduce (EMR).

De los usuarios de Cloudyn, casi la mitad sólo utiliza los servicios de computación y almacenamiento básicos en la nube de AWS, los cuales Google tambien ofrece. Así que, en teoría, podrían mover sus cargas de trabajo a la nube de Google, señala Sharon Wagner, cofundadora y CEO de Cloudyn. La otra mitad de los clientes de Cloudyn usan las características avanzadas de la nube de AWS, las cuales Google aún no ha implementado, y por lo tanto no son candidatos ideales para hacer la mudanza de nube, añade.

Cuestión de precios

Una gran diferencia entre AWS y GCE es el esquema de precios. Al respecto, AWS ofrece tres opciones a los clientes: 1) El valor se establece por demanda o a la carta, es decir, los precios pueden subir o bajar según lo que el cliente quiera y sin compromiso a largo plazo; 2) Las instancias puntuales que se adquieren mediante subastas o remates son mucho más baratas, pero son mejores para aplicaciones tolerantes a fallas porque los servicios pueden ser interrumpidos inesperadamente en cualquier momento; 3) Las instancias reservadas son las menos costosas, pero requieren un contrato de uno o tres años.

Por lo que respecta a GCE, éste tiene una facturación por minuto, comparada con la facturación por hora de AWS. Por lo tanto, si los clientes quieren ejecutar trabajos de cómputo de corta duración, GCE sería una mejor opción. Además, si un cliente busca ejecutar algo en la nube por mucho más tiempo, entonces los precios de AWS serán más favorables.

A modo de comparación, la instancia de m3 estándar de AWS cuesta 0.113 dólares la hora, mientras la instancia estándar de Google cuesta 0.104 dólares, ambos vienen con 3.75GB de memoria.

“Para muchas aplicaciones, GCE es muy buena”, señala Tavor, aunque agrega que todavía hay algunos problemas donde se debe trabajar. Por ejemplo, Tavor ha programado mantenimiento un par de veces por año, pero los servicios no han estado disponibles.

Es más fácil decirlo que hacerlo

Hasta ahora, GCE sólo apoya a Linux OS y no a Windows. Sin embargo, es una plataforma de nube de alto rendimiento y distribuida globalmente, por lo que sin duda vale la pena considerarla como una opción, añade Tavor.

Si un consumidor está en condiciones de utilizar GCE, Tavor afirma que por lo general es una buena idea repartir cargas de trabajo a través de diferentes proveedores de nube. Incluso con los Acuerdos de Nivel de Servicio (SLA, por sus siglas en inglés), los cuales garantizan un cierto nivel de tiempo de actividad, estos servicios IaaS en la nube todavía pueden bajar.

AWS recomienda a los clientes dividir la carga de trabajo a través de varias zonas de disponibilidad dentro de la nube; para los clientes que buscan extra protección, pueden dividir y esparcir las cargas de trabajo a través de las diferentes regiones de la nube de AWS. Más protección significaría esparcir las cargas de trabajo a través de múltiples proveedores.

GCE ha avanzado hasta un punto donde el hecho de considerar usar la aplicación como un servicio de copias de seguridad o un servicio primario, se ha convertido en destino, indica Wagner.

Sin embargo, es más fácil decirlo que hacerlo, pues las aplicaciones ideales que se deberían mover son las ligeras, lo que significa que no tienen muchos datos (menos de un par de terabytes). Moverlas de un proveedor a otro puede ser tan fácil como ejecutar su aplicación en GCE en comparación con AWS.

No obstante, si los servicios han sido diseñados para ser ejecutados específicamente en la nube de AWS, o sacarle provecho a algunas características que sólo la nube de AWS ofrece –como su servidor DNS, CDN, Redshift o su base de datos DyanmoDB–, entonces sería mejor que se queden en la nube de AWS, anota Tavor.

En el pasado, la plataforma de Cloudyn sólo apoyaba y le daba seguimiento a AWS, pero ya extendió el apoyo a las instancias de GCE. De esta forma, y como parte del paquete SaaS-delivered de Cloudyn, analizará el uso de IaaS de los clientes y los alertará en caso de que haya mejores configuraciones de almacenamiento virtual o máquinas virtuales que puedan ser usadas.

Estas nuevas características permiten a los consumidores comparar los precios de ejecución de las aplicaciones en AWS versus las de GCE.

Otros jugadores

Sin embargo, Google y AWS no son los únicos jugadores. Microsoft y Rackspace tiene ofertas de IaaS convincentes, señala Tavor.

Rackspace sobresale y se distingue en las cargas de trabajo OpenStack, mientras Microsoft en aplicaciones de Windows. También IBM “se está poniendo interesante”, según Tavor, pues ha anunciado tener planes para dejar una huella significativa en el negocio de la nube este 2014.

__________

Brandon Butler, Network World

¿Hacia dónde van las tendencias TI en las empresas?

Tendencias TILa movilidad, la nube, Big Data y la colaboración social están transformando los procesos de negocio de las empresas y han abierto un nuevo abanico de soluciones tecnológicas de negocio. Así lo señala una encuesta realizada por Avanade a 750 responsables de TI en nueve países, cuyo objetivo fue investigar las tendencias en torno a la administración de las áreas clave de tecnología empresarial.

Un 93% de los encuestados cree que estas tendencias representan oportunidades y, al mismo tiempo, el 83% las ven como un reto.
Y es que cada vez más empresas recurren a proveedores de servicios administrados, es decir, compañías tecnológicas del sector TI que ofrecen soluciones de negocio como servicios a sus clientes de forma externa, para beneficiarse de las nuevas tecnologías.

Sin embargo, según los resultados del estudio, las empresas no pueden sacar provecho de los retos y oportunidades que estas tendencias presentan porque utilizan tecnologías obsoletas o en desuso. Má aún, una de cada cinco no utiliza las versiones más actualizadas de sus herramientas, a pesar de tener los derechos de las mismas, lo cual impacta negativamente en la capacidad de respuesta de las empresas.

Servicios administrados, en auge

Los datos también demuestran que, para hacer frente a estas dificultades, cada vez más compañías cuentan con proveedores de servicios administrados para sacar provecho de estas tendencias. Así, el 76% de las empresas desarrollarán durante el próximo año estrategias de IT híbridas junto a empresas de servicios administrados, combinando soluciones tanto en el lugar de trabajo como en la nube pública y privada.

Este nuevo enfoque está aportando grandes beneficios a las organizaciones. Más del 70% reconoce estar experimentando un crecimiento de su negocio, una mejora de sus procesos empresariales y una mejor cobertura de sus necesidades.