Etiqueta: sector salud

Necesaria la transformación digital en el sector Salud

La transformación digital está impactando de forma contundente en el sector de la salud en América Latina. Según datos recientes de IDC, se prevé que la inversión en tecnologías en la región alcance los $1,931 millones de dólares en 2022. Por otro lado, según la Global Health Intelligence, tanto los sistemas públicos como privados están enfrentando retos complejos como los cambios demográficos, tomando en cuenta que, en 2010, el 10% de los latinoamericanos tenía más de 60 años y para 2020, este número llegará al 21%. También el aumento de la obesidad en la población. Sin duda, estos factores provocan que la aceleración de la transformación digital en los países sea más necesaria que nunca.

La realidad actual es que muchas organizaciones se basan en procesos manuales, datos inaccesibles, falta de colaboración y costos crecientes. Los resultados: ¿están los pacientes contentos con su experiencia? ¿o, se enfrentan a largos tiempos de espera, rellenando demasiado papeleo, falta de comunicación con sus proveedores y pruebas duplicadas? De igual importancia, ¿está el equipo de atención contento y satisfecho con las herramientas que tienen para brindar una excelente atención? ¿Son capaces de colaborar fácilmente?

Frente a estas preguntas, Ricoh Healthcare Divison nos da a conocer las siguientes medidas a fin de mejorar el viaje del paciente y la eficiencia del trabajo de los profesionales médicos, desde el registro previo hasta el alta y el bienestar continuo, ayudándoles a:

 

1.- Trabajar de forma más inteligente y colaborativa

La información de los pacientes debe moverse rápidamente y sin problemas a través de una atención continua. Cuando los proveedores están conectados y pueden comunicarse fácilmente, los pacientes reciben una mejor atención, de una manera más eficiente y sin complicaciones. Es por ello que el soporte de comunicaciones es vital para atender las necesidades de los pacientes y de los administrativos dentro de un Hospital. A medida que los sistemas de atención médica continúan enfocándose en la administración de costos, los servicios compartidos ayudan a lograr costos más bajos y mayores eficiencias, mientras que apoyan a los médicos en su enfoque en la atención al paciente.

 

2.- Digitalizar con una infraestructura optimizada.

Los sistemas de salud necesitan una infraestructura y servicios escalables que puedan manejar un mayor ancho de banda, almacenamiento y otras capacidades de rendimiento. La computación en la nube es a menudo la respuesta.

3.- Asegurar una integración y consolidación eficiente.

A medida que los sistemas de salud continúan utilizando las fusiones y adquisiciones como una forma de operar de manera más eficiente y rentable, estos sistemas de salud consolidados luchan con los desafíos de integración, desde la estandarización hasta la gestión de marca.

 

Por: Bill García, Director De la Vertical de Salud en Ricoh Latin América.

El sector de la salud en México recibe dosis de innovación

La salud de los mexicanos cuenta con un nuevo aliado: la Inteligencia Artificial (IA). Un aliado que, además, puede marcar la diferencia en múltiples entornos del sector: apoyo en la toma de decisiones médicas, análisis de información especializada, diseño y administración de políticas públicas de salud, desarrollo de medicamentos, entre otros.

Tal vez el ejemplo más claro de su uso ha sido en beneficio de los pacientes de enfermedades crónicas, como el cáncer, una capacidad innovadora que mucho puede aportar a instituciones, especialistas y pacientes del país.

Según datos del Instituto Nacional de Cancerología (INCAN), en México se presentan unos 160,000 nuevos casos de cáncer y unas 80,000 muertes al año. Parte de estos altos números se debe que el 70% de los diagnósticos se realiza en etapas avanzadas de la enfermedad, reduciendo las posibilidades de supervivencia del paciente. Es por ello que el uso de la IA ha abierto una nueva oportunidad de vida en la salud de los mexicanos.

Por otra parte se encuentra el impacto económico ya que, de acuerdo con estimaciones publicadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), las muertes por cáncer entre adultos mexicanos representan un costo de unos $12,120 millones de pesos, dado que la población económicamente activa es severamente afectada por la enfermedad.

 

La innovación va más allá del laboratorio

Uno de las principales compañías que están aportando sus modelos innovadores en pro de la salud de mexicanos es IBM. El reconocido Memorial Sloan Kettering Cancer Center, Watson for Oncology, la solución de IA especializada en el tratamiento del cáncer, ha colaborado en la atención de 14,000 personas, y está operando en más de 50 hospitales del mundo (en instituciones médicas de Estados Unidos, China, Japón, Tailandia, India, entre otras naciones). En México, esta innovación llegó a una de las cadenas de hospitales privados más importantes del país.

Watson for Oncology (WFO) es una solución probada en el contexto mundial: En Highlands Oncology Group y Novartis, WFO redujo en 78% el tiempo necesario para realizar pruebas clínicas de detección; en el Manipal Comprehensive Cancer Center, ubicado en India, en el 90% de los casos que analizó (situaciones de cáncer de colon, rectal y de pulmón), Watson coincidió con las recomendaciones del consejo de especialistas en tumores de la institución.

México no ha sido la excepción. A mediados de este año, Grupo Ángeles Servicios de Salud anunció su adopción de WFO, convirtiendo a la institución mexicana en la primera no sólo del país en adoptarla, sino en la primera de Latinoamérica en aprovechar esta solución especializada de IA.

Una posibilidad real para México es gracias a la labor de Cognitiva, aliado estratégico de IBM Watson en Latinoamérica, la IA aplicada a la industria de la salud llegará a nuevos ámbitos locales, lo que implicará extender los beneficios que Watson for Oncology ya brinda al país.

Un estudio cualitativo -en el que participaron oncólogos del Instituto Nacional de Cancerología y del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán- determinó que WFO es un apoyo útil para identificar posibles alternativas de tratamiento, especialmente en clínicas que carecen de la subespecialidad, así como en la formación de estudiantes de medicina y médicos residentes.

 

-Redacción.

IMSS lanza plataforma online para detección oportuna de enfermedades crónicas

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) anunció el lanzamiento oficial de su aplicación CHKT en Línea, para que a partir de hoy sus más de 75 millones de derechohabientes puedan conocer los riesgos de padecer alguna enfermedad crónica, como diabetes e hipertensión arterial, con sólo registrar datos como peso, talla, cintura y responder nueve preguntas.

La herramienta, disponible a través del sitio web o aplicación móvil, que es parte de la estrategia IMSS Digital, instruida por Presidencia, combina las facilidades tecnológicas con el Modelo Preventivo de Enfermedades Crónicas, puesto en marcha por IMSS desde este mayo.

Con este tipo de estrategias se busca fomentar la detección temprana y oportuna de los padecimientos degenerativos, para aumentar la esperanza de vida y maximizar la productividad de los derechohabientes.

Mikel Arriola, Director General del IMSS, explicó que esta aplicación combina los factores y antecedentes familiares para determinar las probabilidades de que el usuario padezca alguna de estas enfermedades crónicas, lo que permitirá al IMSS anticiparse por lo menos 25 años a la enfermedad para evitar graves consecuencias en su salud.

La app es una herramienta digital, con un motor estadístico y médico, combinado con una calculadora, que con los datos que aporta el usuario, predice el riesgo de padecer un problema cardiovascular o alguna enfermedad crónico degenerativa.

Arriola comentó que CHKT en Línea forma parte de los servicios digitales que el Instituto ofrece a través de su plataforma, en la cual entre 2012 y 2017 se han realizado más de 173 millones de trámites y servicios, convirtiéndola en la de mayor descarga en el Gobierno de la República con 1.9 millones, y la primera en descargas a nivel nacional en el rubro de salud y la número 15 de las apps en el país.

A través de IMSS Digital se han agendado más de un millón 557 mil citas médicas, reduciendo el número de espera para agendar citas de ocho a dos minutos, lo que representa una reducción del 75%. Diariamente se agendan más de 10 mil citas.

El titular del IMSS informó que la puesta en marcha del modelo preventivo en Nuevo León detectó, a través de 30 mil chequeos, que 46 por ciento de los derechohabientes presentan riesgo alto de hipertensión y otro 12 por ciento signos de diabetes, y 19 por ciento ambas enfermedades.

Con la aplicación puesta en marcha, el derechohabiente podrá realizar su evaluación de riesgo preventiva y automáticamente calendarizar una cita médica de manera digital, para dar seguimiento cuando se detecte un perfil de riesgo.

 

Pasos para ingresar a CHKT en Línea:

  1. Ingrese al sitio web o descargue la aplicación IMSS Digital en tu dispositivo móvil. Si ya la tienes, actualízala e ingresa.
  2. Ingresa a la sección Salud.
  3. Selecciona la opción CHKT.
  4. Ingresa tu CURP y correo electrónico. Da click en iniciar.
  5. Responde el cuestionario.
  6. Según tu nivel de riesgo recibirás la recomendación pertinente.
  7. Una vez diagnosticado tu nivel de riesgo, si es alto, te alertamos para agendar tu cita médica a través de la aplicación IMSS Digital.

 

El Director de Innovación y Desarrollo Tecnológico, Pedro Valencia Santiago, dijo que CHKT en Línea se integra a la estrategia IMSS Digital con la que se busca fortalecer la atención a través de soluciones no presenciales que permitirán poner la prevención en la palma de la mano a través de un dispositivo móvil.

El titular de la Unidad de Atención Primaria a la Salud, Víctor Hugo Borja Aburto, destacó que con esta herramienta se fortalecen los procesos de prevención de enfermedades crónicas, mejorando las expectativas de salud y atención a la derechohabiencia.

 

Nota de Prensa.

Redes sociales y Sector Salud, los más afectados atacados

El reciente informe sobre ciberseguridad y amenazas hecho público por parte de McAfee Labs desvela como la industria de la salud ha superado al sector público en cuanto a número de incidentes en el segundo trimestre del año, representando un total del 26% de las brechas registradas.

Si bien la mayoría de los robos de datos sanitarios se deben a errores humanos o revelaciones accidentales, la realidad es que los ciberataques continúan aumentando.

Se trata de una tendencia que se inició en el primer trimestre de 2016, cuando numerosos hospitales de todo el mundo se vieron afectados por ataques de ransomware.

Resulta además destacable el hecho de que los ciberataques comiencen a dirigirse hacia entornos de redes sociales. De hecho, Facebook ha emergido como un notable vector de ataque, con Faceliker representando hasta un 8,9% de los 52 millones de muestras de malware detectadas a lo largo del trimestre. Este troyano infecta el navegador de un usuario cuando visita sitios web maliciosos y comprometidos, hackeando los “Me gusta” de Facebook con el objetivo de promocionar el contenido sin que el usuario tenga ningún conocimiento o permiso. Al final, los clics hackeados pueden hacer que un sitio web o una aplicación determinada cuenten con mayor popularidad de los que realmente sea.

Vincent Weafer, vicepresidente de McAfee Labs alerta de que “estas prácticas hacen que las aplicaciones o noticias sean más populares, confiables y legítimas entre los usuarios, de manera que los cibercriminales puedan influir de manera encubierta en la forma en que percibimos el valor y la veracidad de estos contenidos”.

Por último, la industria de la salud, el sector público y la educación representan más del 50% del total de incidentes de todo el mundo entre los años 2016 y 2017. El secuestro de cuentas ha sido uno de los principales ataques, seguido por los de tipo DDoS, filtraciones, ataques dirigidos, malware e inyecciones de SQL.

IDG.es

La evolución del IoT se ha frenado en el sector salud

Se esperan grandes avances en el Internet de las Cosas en muchas de las industrias, incluida la sanitaria. Según una empresa de inteligencia de negocios, MarketResearch, señala que este mercado está preparado para alcanzar los 117millones de dólares en 2020. Y es que, el IoT abarca un amplio espectro de dispositivos interconectados que se comunican a través de la red y esto podría beneficiar mucho a los pacientes, a la carga de trabajo de los profesionales y a la riqueza de la nación.

Es verdad que la tecnología tiene un potencial transformador en cuanto a la sanidad, pero debe superar una serie de barreras antes de que pueda cumplir su promesa. El vicepresidente de investigación de Gartner y ex médico Anurag Gupta explicó a Computerworld de Reino Unido algunos de los obstáculos a los que tendrá que hacer frente.

Cargas financieras

Las tensiones financieras actuales en el servicio de salud van a incrementar a medida que aumenta la demanda y los presupuestos caen. La tecnología puede apoyar el ahorro de costos pero el NHS (National Health Services) tiene una historia de innovación marcada por grandes fracasos, así como el Programa Nacional de TI.

La financiación va destinada a hospitales que tienden a actuar de forma reactiva en lugar de abordar los problemas de raíz; por lo que se limitan los éxitos debido a la falta de estructuración. “Simplemente lanzamos la tecnología al problema sin hacer cambios subyacentes en la forma en que funcionan las cosas”, dice Gupta. Es por esto por lo que todas las futuras iniciativas IoT deberán aplicarse en consonancia con una estrategia para transformar la cultura y política.

Los obstáculos del sector sanitario

El Internet de las Cosas ayuda a los dispositivos a hablar entre sí, pero la propia sanidad está demasiado dispersa como para comunicarse de forma eficaz. “En el mercado de la salud seguimos viviendo bajo tierra, lo que significa que nuestros datos se encuentran en silos operativos y clínicos y no hablan entre ellos, lo cual es un problema importante”, confiesa Gupta.

El concepto de silo debe ser eliminado para que el IoT prospere y para ello se necesita mucha organización. “Tenemos que centrarnos mucho más en la comprensión de los datos que están surgiendo, porque sólo entonces podremos optimizar todo el sistema de una mejor manera”.

Las barreras culturales

Muchos miembros de la sociedad se sienten incómodos con las tecnologías emergentes, en particular los ancianos. En cambio, los robots, la telemedicina y los chatbots son servicios de los que se espera que se conviertan en métodos cada más comunes con el fin de ayudar a vivir a la población que envejece.

Los obstáculos culturales también se aplican a los profesionales. Los practicantes suelen hacer suposiciones sobre las preferencias del paciente, en lugar de darles las opciones de los tratamientos disponibles. “Todo el grupo de pacientes es como un segmento de clientes”, dice Redacción

Conceptos erróneos

Por un lado, los profesionales necesitan más ímpetu para promover las tecnologías emergentes. “El sistema de reembolso del hospital en este momento tiene diferentes tasas de reembolso online o en persona, y eso es algo que tenemos que cambiar”, asegura Gupta.

Por otro lado, una preocupación común es que la tecnología podría reemplazar a los profesionales, a pesar de que ésta sirva principalmente para apoyar su toma de decisiones y reducir las tareas domésticas de su día de trabajo.

También, el público suele estar mal informado acerca de cómo se utilizarán sus datos. Las preocupaciones por la privacidad han matado muchas propuestas prometedoras.

Redacción

Internet de las Cosas será clave para el sector salud

Al igual que en cualquier otro mercado, las innovaciones tecnológicas también han transformado el sector salud con avances que mejoran la relación entre los usuarios y servicios dentro de esta industria.

Interactive Intelligence destaca que, ante este panorama, los “pacientes” y usuarios se están convirtiendo en “consumidores” que ya no aceptan tan pasivamente las soluciones de salud tradicionales. Mientras que, las plataformas de servicio se encuentran en el desarrollo de procesos, aplicaciones y dispositivos a la altura de las nuevas demandas en el sector.

A nivel mundial, los sectores públicos y privados destinan importantes cantidades de inversión a la industria de la salud. Tan sólo en América Latina, el gasto asciende a 423,900 millones de dólares, de los cuales 664 millones de dólares pertenecen a México y 1,085 millones de dólares a Brasil.

 

El Internet de las Cosas, clave para innovar en el sector salud

El Internet de las Cosas (IoT) es uno de los principales impulsores de la modernización en la industria de la salud, donde los dispositivos médicos son capaces de recopilar e intercambiar datos a través de aplicaciones móviles que mejoran la atención y reducen costos.

La consultora Gartner detalla en un estudio, donde incluye a Europa, Asia y América Latina, que al menos el 50% de las corporaciones internacionales desarrollarán o adoptarán el Internet de las Cosas durante 2016. Entre los sectores elegidos por las empresas para llevar a cabo estas innovaciones figuran el de energía, construcción y salud.

Sensores, microprocesadores y conexiones inalámbricas son parte de las tecnologías que están transformando la industria de la salud en materia de IoT. Las soluciones se traducen en el desarrollo de diversos dispositivos destinados tanto para consumidores finales como para las grandes redes hospitalarias a nivel mundial.

La nube es el común denominador en la producción de artefactos enfocados a la salud como las pulseras para monitorear signos vitales, relojes inteligentes que guardan un historial de acondicionamiento físico y otro tipo de plataformas que ayudan a los médicos a llevar un control sobre sus pacientes o simplemente facilitan el acceso a la información a personas con discapacidad.

Los expertos de Interactive Intelligence afirman que el Internet de las Cosas y las plataformas virtuales son clave para aprovechar adecuadamente la información de los usuarios con el objetivo de diseñar tecnologías que permitan monitorear oportunamente el estado físico de una persona.

Se espera que el mercado del Internet de las Cosas en el sector salud alcance un valor de 138,600 millones de dólares hacia 2021, cifra que será dominada por aplicaciones de monitoreo con 72,700 millones de dólares.

 

La movilidad impulsa el uso de la tecnología ‘saludable’

A nivel mundial existen cerca de 1,800 millones de usuarios de teléfonos inteligentes, de los cuales, al menos 155 millones son de América Latina, donde Brasil, México y Colombia encabezan la lista de los países que concentran la mayor parte del mercado.

La proliferación de los dispositivos móviles tanto en la región como en el resto del mundo ha impulsado el desarrollo de aplicaciones que facilitan la comunicación entre plataformas de servicio y consumidores, especialmente, en sectores enfocados en estilo de vida y salud.

Se estima que hacia 2017, Brasil reportará los ingresos más grandes provenientes de aplicaciones de salud con 700,000 millones de dólares, seguido de Argentina con 200,000 millones y México con 100,000 millones.

 

 

N. de P. Interactive Intelligence

Ciberseguridad en el área de salud, aún una materia pendiente

El Equipo de Análisis e Investigación Global de Kaspersky Lab realizó una investigación en una clínica privada con la intensión de explorar sus debilidades de seguridad y cómo resolverlas. Se encontraron vulnerabilidades en dispositivos médicos que abrieron una puerta para que los ciberdelincuentes tuvieran acceso a los datos personales de los pacientes, así como de su bienestar físico.

Una clínica moderna, sobre todo aquellas que están adoptando el internet de las cosas, computadoras con archivos médicos, y dispositivos móviles para mejorar sus atenciones, se han vuelto un sistema complicado. Los médicos dependen de este tipo de equipos, y toda la información se almacena en formato digital. Además, todas las tecnologías relacionadas con el área de la salud están conectadas a Internet. Por lo tanto, no es ninguna sorpresa que tanto los dispositivos médicos así como la infraestructura de TI del hospital ya hayan sido previamente objetivos de los hackers.

Los ejemplos más recientes de este tipo de incidentes son ataques tipo ransomware contra hospitales dentro de Estados Unidos  y Canadá. Sin embargo, un ataque malicioso masivo es sólo una manera en la que los delincuentes podrían tomar ventaja de la infraestructura de TI de un hospital moderno, sin importar dónde sea su ubicación.

Las clínicas almacenan información personal de sus pacientes. También poseen y utilizan equipo muy caro, difícil de arreglar y sustituir, lo que les convierte en un objetivo potencialmente valioso para la extorsión y robo de datos.

El resultado de un ataque cibernético exitoso contra una organización médica podría diferir en algún detalle, pero siempre será peligroso. Podría implicar el uso delictivo de los datos personales de los pacientes, la reventa de información a terceros o exigir a la clínica que pague un rescate para recuperar información sensible de los pacientes, así como la falsificación intencional de los resultados de los pacientes o diagnósticos, daño físico a pacientes y enormes pérdidas financieras a una clínica y, por supuesto, un gran impacto negativo en la reputación de una clínica.

 

Exposición a Internet

Lo primero que el experto de Kaspersky Lab decidió explorar al realizar esta investigación, fue entender cuántos dispositivos médicos están conectados a Internet en todo el mundo actualmente. Los dispositivos médicos modernos, al hackearlos, los delincuentes podrían interferir con su funcionalidad.

Un vistazo al motor de búsqueda Shodan para dispositivos conectados a Internet mostró cientos de dispositivos -desde scanners de resonancia magnética, hasta equipos de cardiología, equipos médicos radiactivos y otros dispositivos relacionados están registrados-. Este descubrimiento lleva a conclusiones preocupantes, ya que algunos de estos dispositivos siguen trabajando con sistemas operativos antiguos como Windows XP, con vulnerabilidades sin parches y algunos incluso utilizan contraseñas por defecto que se pueden encontrar fácilmente en manuales con acceso al público.

Al utilizar estas vulnerabilidades, los delincuentes podrían tener acceso a la interfaz de un dispositivo y afectar de forma potencial la manera en que funciona.

 

Dentro de la red local de la clínica

El escenario antes mencionado fue una de las formas en que los ciberdelincuentes podrían tener acceso a la infraestructura crítica de la clínica. Pero la manera más obvia y lógica es tratar de atacar su red local. Durante la investigación se descubrió una vulnerabilidad en conexión Wi-Fi de la clínica. Se pudo entrar a la red local gracias a un protocolo de comunicaciones muy débil.

Al explorar la red local de la clínica, el experto de Kaspersky Lab encontró algunos equipos médicos que ya había encontrado previamente en Shodan. Sin embargo, esta vez, para obtener acceso al equipo no se necesitaba ninguna contraseña debido a que la red local era una red confiable para aplicaciones de equipos médicos y usuarios. Esta es una manera en que un ciberdelincuente puede acceder a un dispositivo médico.

Al continuar con la exploración de la red, el experto de Kaspersky Lab descubrió una nueva vulnerabilidad en una aplicación de dispositivo médico. Se implementó un intérprete de comandos en la interfaz del usuario que pudiera darle acceso a los ciberdelincuentes a la información personal de los pacientes, incluyendo sus historias clínicas e información sobre análisis médicos, así como sus direcciones y datos de identificación. Por otra parte, a través de esta vulnerabilidad podría verse comprometido todo el dispositivo controlado con esta aplicación. Por ejemplo, estos dispositivos podrían ser scanners de resonancia magnética, equipos de cardiología, equipos radiactivos y quirúrgicos. En primer lugar, los delincuentes podrían alterar la forma en que funciona el dispositivo y causar daños físicos a los pacientes. En segundo lugar, los delincuentes podrían dañar el propio dispositivo a un costo inmenso para el hospital.

“Las clínicas ya no son sólo médicos y equipos médicos, sino también servicios de TI. El trabajo de los servicios de seguridad interna de una clínica afecta a la seguridad de los datos del paciente y la funcionalidad de sus dispositivos. Los ingenieros del software y el equipo médico ponen mucho esfuerzo en crear un dispositivo médico útil que va a guardar y proteger la vida humana, pero a veces se olvidan por completo de protegerlo contra accesos externos no autorizados. Cuando se trata de las nuevas tecnologías, las cuestiones de seguridad se deben abordar en la primera etapa del proceso de investigación y desarrollo. Las empresas de seguridad de TI podrían ayudar en esta etapa para hacer frente a los problemas de seguridad”, menciona Sergey Lozhkin, Investigador Sénior en Kaspersky Lab.

 

Medidas para proteger a las clínicas contra accesos no autorizados:

Utilizar contraseñas seguras para proteger todos los puntos de conexión externos

Actualizar las políticas de seguridad de TI, llevar a cabo evaluaciones de vulnerabilidad y administración oportuna de parches

Proteger las aplicaciones de los equipos médicos en la red local con contraseñas en caso de un acceso no autorizado a la zona de confianza

*Proteger la infraestructura contra amenazas como malware y ataques de hackers con una solución de seguridad fiable

Hacer copias de respaldo de la información crítica con regularidad y conservar una copia de respaldo fuera de línea

 

-N. de P.

¿Es posible la compatibilidad entre la movilidad y seguridad en entornos sanitarios?

salud_tecnologia

Los dispositivos móviles para uso clínico, se espera que a nivel mundial aumente de manera explosiva de hoy en adelante. Se estima que el mercado sería de 8 mil millones de dólares y estaría rondando esta cifra para 2019. Además de estos dispositivos se les debe sumar todo los dispositivos clínicos, aplicaciones de seguimiento de salud de pacientes, de control de tratamientos e investigación.

Dado a que este mercado crece de manera rápida, también lo que a las organizaciones les preocupa es la seguridad de la red. Para esto buscan un modo de hacer compatible ese uso intensivo de dispositivos por parte de médicos y pacientes y al mismo tiempo garantizar la confidencialidad e integridad de la información sensible. Dado que, sea cual sea el dispositivo móvil de que se trate, necesita acceder a la red para ser operativo, ésta se convierte en el elemento crítico a la hora de resolver satisfactoriamente ese intercambio entre necesidades de movilidad y seguridad.

Los mayores problemas que enfrentan las instituciones hospitalarias es la seguridad informática de sus dispositivos y bases de datos. La red puede quedar expuesta a multitud de amenazas, no sólo a ataques maliciosos del exterior, sino también a negligencias o faltas de cumplimiento de los protocolos internos de seguridad y uso de dispositivos. Es el caso de un dispositivo móvil no seguro que se conecta y que causa graves daños a la propia red, o de pérdida de un dispositivo con acceso a la red y que acaba en manos inadecuadas. Esto no se puede quedar en ejemplos teóricos, al contrario hay ejemplos reales: el Centro Médico de la Universidad de Virginia perdió los historiales de 2 000 pacientes a causa de la pérdida de un dispositivo Palm por parte de uno de los trabajadores del centro.

Para resolver y dar solución a esta problemática se puede recurrir a dos potentes tecnologías de red: el Control de Acceso a Red (NAC) y el aprovisionamiento de servicios de red basado en roles. Estas dos tecnologías nos n apoyo para prevenir amenazas tanto internas como procedentes del exterior, siempre y cuando podamos utilizarlas en toda la infraestructura de red como puede ser por cable e inalámbrica.

Ambas soluciones permiten asignar a cada usuario un nivel de acceso a la red diferenciado en función de su rol en la organización. Cada usuario como pueden ser empleados, personal sanitario, facultativos, pacientes, visitantes deben entender que tienen su propio conjunto predeterminado de políticas, las cuales se definen y despliegan mediante una consola centralizada y de forma automatizada.

La visibilidad centralizada que se la añade a este aspecto es importante para poder optimizar toda la red permite al personal de TI del hospital determinar si los dispositivos están actuando dentro de sus competencias, además de poder conocer el rendimiento de la red y los cambios necesarios para optimizarla. Gracias a este tipo de control y la visibilidad que se tendría además del control granulares es posible rastrear los dispositivos para evitar así el uso inadecuado de los mismos.

Para finalizar, el objetivo de poder resguardar la seguridad de los dispositivos clínicos es ofrecer el servicio a los pacientes con la debida reserva de datos personales bien protegidos sujeta a un plan de trabajo y una serie de normas para el personal de la institución. Tanto NAC con el aprovisionamiento de servicios de red basado en roles son dos soluciones muy potentes para disponer de una red segura y al mismo tiempo ofrecer la conectividad móvil que el negocio necesita.

-José Carlos García, Responsable Técnico de Extreme Networks