Etiqueta: sensor

Axis introduce tecnología de radar para seguridad en grandes áreas

Axis Communications, presenta su nuevo detector de radar de red AXIS D2050-VE. La tecnología de radar se utiliza para la detección precisa y confiable de objetos en movimiento en diferentes condiciones de luz y clima. El radar también permite cubrir grandes áreas, mientras que las cámaras térmicas son más adecuadas para protección a larga distancia. Desarrollado principalmente para instalaciones industriales de tamaño mediano, el producto está diseñado para integrarse con cámaras Axis y sistemas de gestión de video (VMS), además de sistemas de vigilancia y gestión de video de otros proveedores.

AXIS D2050-VE es a prueba de vandalismo y recomendable para uso en exteriores, además puede proporcionar información en tiempo real sobre la posición, velocidad, ángulo y tamaño de un objeto en movimiento. Con un rango mayor a los sensores infrarrojos pasivos, cubre un gran espectro de campo de detección, minimizando al mismo tiempo el número de falsas alarmas provocadas por arañas, pequeños animales, sombras móviles o reflejos de luz. El detector de movimiento del radar se puede configurar para activar grabación de video, un altavoz de bocina o una luz para disuadir y mejorar la confirmación visual en las cámaras.

El detector con tecnología de radar de Axis puede utilizarse como un producto autónomo o como parte de un sistema de vigilancia. Gracias a su interfaz abierta, es compatible con cámaras Axis y puede integrarse fácilmente con el software AXIS Camera Station y AXIS Camera Management, así como otros sistemas de video, para una gestión y mantenimiento sencillos.

“Nuestro radar ofrece una gran cobertura de área, detecta movimiento con alta precisión y reduce falsas alarmas. Comparado con los detectores de movimiento simples, AXIS D2050-VE proporciona información adicional de objetos detectados que permite el seguimiento automático con cámaras Axis PTZ. Ahora los clientes pueden agregar fácilmente tecnología de radar a sus sistemas de vigilancia nuevos o existentes para proteger sus instalaciones”, menciona Francisco Ramírez, Country Manager para México, Centroamérica y El Caribe de Axis Communications.

El primer detector de Axis con tecnología de radar de red, AXIS D2050-VE, es asequible, cuenta con montura de pared y está diseñado principalmente para uso en exteriores con una amplia cobertura de detección de 120º y 50 metros. Es alimentado por cable Power over Ethernet Plus (PoE +) para una instalación sencilla, con certificaciones IP66, IK08 y NEMA 4X para entornos difíciles. El detector puede ser operado en temperaturas que van desde -40 °C hasta 60 °C.

N de P. Axis Comunicación

Existe peligro si los datos enviados en IoT no son correctos

Las empresas que hacen uso de IoT comienzan a enfrentarse a gran cantidad de datos y una amplia gama de formas de analizarlos, el problema sucede si la información no es correcta.

Los datos erróneos son comunes en IoT, y aunque es difícil obtener una estimación de la cantidad de información de dispositivos conectados que es inservible, muchas personas se están encontrando con este problema.

El 40% de todos los datos que se reciben son “espurios”, afirma Harel Kodesh, vicepresidente del negocio de software de GE Predix y CTO de GE Digital. Gran parte de esos datos no son erróneos, simplemente inútiles: información duplicada que los empleados enviaron accidentalmente dos veces o mensajes repetitivos que las máquinas inactivas envían automáticamente.

Además, construir una plataforma IoT sobre los viejos sistemas puede causar problemas porque las herramientas heredadas formatean los datos a su manera, explica Kodesh.

Medir lo incorrecto

Por ejemplo, si un gusano se arrastra por encima de un sensor de temperatura y humedad en un campo, el agricultor obtendrá una lectura de la temperatura y humedad del gusano. Si un sensor se cubre con suciedad o si es dañado por vándalos, los datos tampoco son fiables.

Cuanto más duras sean las condiciones que rodean a los dispositivos y más aislados estén, peor será el problema de los datos erróneos. Además de la agricultura, las industrias como el petróleo y el gas y la distribución de energía se enfrentan a este problema. Pero no son sólo sensores de gran alcance los que tienen problemas. Incluso en un hospital, un sensor de oxígeno en sangre sujeto en el dedo del paciente puede comenzar a dar malos datos si se mueve de posición.

Además de eso, algunos dispositivos de IoT fallan por si solos y comienzan a enviar datos erróneos, o dejan de informar. Y en otros casos, el error humano es el responsable.

John Deere equipa sus gigantescas herramientas agrícolas con sensores que detectan si las máquinas funcionan bien. El dispositivo ExactEmerge, que se desplaza detrás de un tractor plantando semillas, tiene tres sensores por fila de cultivos para detectar cuántas semillas se están plantando y a qué ritmo. Al menos una vez al año, antes del tiempo de siembra, el agricultor o un concesionario Deere calibrarán manualmente esos sensores para que sean exactos, asegura Lane Arthur, director de soluciones digitales de Deere.

En muchos casos los sensores son difíciles de alcanzar para hacer la calibración y mantenimiento regulares, en estos casos es mejor la redundancia, aunque no es la mejor solución.

Los duplicados del mismo sensor en una máquina, en una mina o en un campo generan más entradas de datos, pero esto no es siempre bueno. Weather Underground, parte del negocio de IBM Weather Company, crea sus informes en parte con datos de sensores no calibrados y de bajo coste. Sin gastar mucho dinero, tienen más puntos de recolección de datos, pero la calidad de estos es un gran problema. Un sensor puede funcionar mal y reportar varios centímetros de lluvia mientras que el que está al lado no detecta ninguno, asegura John Cohn, responsable de IBM para Watson IoT.

Las empresas también pueden utilizar diferentes dispositivos de detección, especialmente cámaras, para comprobar los sensores que pueden tener problemas. Una cámara de vídeo combinada con un software de análisis de imágenes puede detectar si un dispositivo remoto se ha ensuciado, dañado o sufrido vandalismo, dijo Doug Bellin, gerente senior de las industrias del sector privado global de Cisco Systems.

Fusión de sensores

Se está comenzando a utilizar la técnica de fusión de sensores en hospitales, donde las falsas alarmas son constantes, afirma Stan Schneider, presidente y CEO de la empresa de software IoT Real-Time Innovations (RTI). Por ejemplo, en lugar de activar una alarma cada vez que el sensor de oxígeno en sangre en el dedo de una paciente muestra un bajo nivel de oxígeno, un sistema de fusión de sensor compararía constantemente esa lectura con la de otros sensores del paciente, como la respiración y los monitores cardíacos.

El sensor fantasma

Otras fuentes también pueden estar en un sensor que hace su trabajo y desaparece, por ejemplo, General Electric (GE) prueba la temperatura de los gases de escape de cada motor a reacción que sale de sus fábricas. Para ello, coloca un sensor justo en el escape, aunque siempre se quemará después de unos minutos. Mientras tanto, los sensores en lugares más seguros alrededor del motor recolectan datos al mismo tiempo, y comparando sus lecturas con lo que el dispositivo condenado grabó antes de que fuera destruido, GE puede recrear el sensor directo como virtual mediante una función matemática.

La extracción de conclusiones de múltiples flujos de información lleva el problema de la calidad de los datos al ámbito del aprendizaje automático.

Por ejemplo, IBM utiliza su plataforma de análisis de Watson para comprender el uso de energía en las instalaciones de IBM en Irlanda. Watson no sólo puede marcar una discrepancia si un acondicionador de aire dice que está apagado, pero el consumo de energía es demasiado alto para que sea cierto, pero con el tiempo puede aprender a identificar la forma en que ese aire acondicionado se comporta.

El aprendizaje de la máquina requiere tiempo para ser operativo. “Se vuelve más inteligente cuanto más se ejecuta. La primera vez que se ejecuta, no confiaría en él “, dijo Bellin de Cisco. “La milésima vez que los hace, es … probablemente más inteligente que yo.”

Cuanto más crítico es el sistema IoT, más importante es tratar con datos incorrectos. La fusión de sensores, por ejemplo, es necesaria para cosas como la salud de los pacientes y la detección de misiles, porque la confianza es vital. Sin embargo, algunas formas de IoT, probablemente, puedan pasar sin tantos controles.

Stephen Lawson

 

Seguridad, la principal razón para modernizar el hogar mexicano

De acuerdo el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) y la Asociación Mexicana de Agencias de Investigación de Mercado y Opinión Pública (AMAI), de los 28 millones 607 mil 568 hogares que hay en México, 4 millones 62 mil 274 son inmuebles que cuentan con algún dispositivo de seguridad, lo cual representa tan sólo el 14.2%, es por ello que mantener la casa segura es la principal razón por la que la mayoría de usuarios instala tecnología domótica en sus hogares.

La Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE), estimó en 2014, el costo total a consecuencia de la inseguridad y el delito en hogares representa un monto de 226.7 mil millones de pesos, es decir, 1.27% del PIB. Lo cual equivale a 5,861 pesos por persona afectada por la inseguridad y el delito. Al respecto, Raúl Esquivel, Country Manager de D-Link México, destaca que la seguridad avanzada será la razón principal para implementar tecnología domótica en un futuro cercano, y más concretamente para vigilar y monitorizar el hogar mexicano a distancia sin costos mensuales.

“Ante la situación de inseguridad que se vive, las familias puedan hacer uso de estos dispositivos inteligentes y con ello prevenir cualquier contingencia que amenace su patrimonio familiar. Es por ello que un hogar inteligente significará para la mayoría un sinónimo de seguridad, y hacer mi casa más segura, será la principal razón para instalar dicha tecnología en el hogar mexicano”.

Esquivel, destaca que los tres principales productos que considera podrían comprar los consumidores en el corto y mediano plazo dentro de la categoría domótica serán cámaras de videovigilancia, enchufes inteligentes y detectores de movimiento.

Por otro lado, Esquivel señala que otro objetivo principal para adquirir tecnología inteligente es el poder simplificar las cosas, esto derivado de la multitud de apps disponibles para los consumidores, por lo que los usuarios demandarán poder gestionar todo lo relacionado con el hogar inteligente desde una sola app en el móvil.

Finalmente, con la perspectiva de la empresa, comparte cinco razones principales por la que los consumidores mexicanos comprarán e instalarán un dispositivo inteligente en casa, entre ella se encuentran:

  • Hacer mi casa más segura
  • Automatizar mi casa
  • Controlar electrodomésticos y dispositivos remotamente
  • Ahorrar en consumo eléctrico
  • Entretenimiento

Redacción

Atos Hoox, el smartphone que cifra las comunicaciones

Atos ha comenzado la venta de su nuevo equipo para las empresas, y garantiza comunicaciones de alta seguridad. Bautizado como Hoox, proporciona un control total sobre los flujos de información, ya sean llamadas de voz, mensajes, correos o datos.

Aunque aparentemente pueda parecer un terminal móvil más de los cientos que se comercializan diariamente, sin llegar a destacar por su diseño, el Atos Hoox cuenta con unos dotes de seguridad que muchos otros desearían para sí. Está basado en sistema operativo Android, sin embargo, se vale de su chip de cifrado para elevar el sistema de seguridad en cualquier tipo de comunicación establecida, proporcionando cifrado de llamadas de voz y mensajes de texto, así como de correos electrónicos y todo tipo de datos que se almacenen en el mismo. La clave radica en dotar a los empleados de diversos terminales para garantizar que las comunicaciones entre ellos se realizan de forma cifrada.

atox-bull-hoox-4

Este tipo de equipo encriptado fue desarrollado por la compañía Bull cumpliendo los estándares y certificados para ser utilizado por entornos gubernamentales. Posteriormente, la demanda por parte de las organizaciones ha propiciado que su comercialización se haya extendido a empresas y organizaciones preocupadas por la seguridad de sus comunicaciones.

En su diseño exterior, el terminal cuenta con una pantalla QHD de 4.6 pulgadas que va acompañado de 8 GB de almacenamiento y 1 GB de memoria RAM. Su único botón de control ‘home’ integra un lector de huellas dactilares con el fin de facilitar al usuario el acceso rápido a los contenidos. Su chip de cifrado integrado cumple con el certificado EAL4+ (el nivel de seguridad más alto disponible para entornos civiles), así como de un sensor biométrico para una autenticación mejorada. También dispone de una caja fuerte digital y dispositivos anti-intrusión en todos sus puertos. Con estas peculiaridades, el smartphone permite cifrar las llamadas de voz y mensajes de texto, así como los correos electrónicos y todo tipo de datos que se almacenen en su interior o se intercambien. Hoox evita que los datos personales sean utilizados en servidores de terceros. Ofrece control de aplicaciones instaladas, inicio y acceso seguro, componentes certificados, comunicaciones cifradas, así como todos los datos almacenados en el teléfono.

Como parece evidente, todos los datos asociados a la identificación del usuario, como puedan ser huellas dactilares, son almacenados en la caja fuerte digital para ser usados sólo de manera local. En definitiva, todas las comunicaciones intercambiadas o almacenadas en el teléfono están cifradas, por lo que las llamadas, mensajes y correos electrónicos son seguros.

atox-bull-hoox-3

El nuevo modelo amplía la gama de terminales seguros Hoox, la cual cuenta en la actualidad con dos modelos compatibles: el Hoox m2 smartphone y el Hoox m1, ya lanzado en 2011 y conocido previamente como Bull sphone.

La gama Hoox fue desarrollada originariamente por la compañía Bull para empresas y organizaciones gubernamentales. Tras la compra por parte de Atos, la gama se ha ampliado con nuevos modelos que hacen posible que las organizaciones pueden gestionar su flota Hoox de manera segura.

La gama Bull Hoox incluye dos teléfonos compatibles, el teléfono inteligente Hoox m2 es una herramienta para los profesionales que comparten datos sensibles, mientras que el modelo Hoox m1, está pensado para poder administrar una flota de móviles y temporalmente asignarlos para viajes o por duración de proyectos especiales. Ambos pueden intercambiar llamadas y mensajes de texto entre ellos y cuentan con la misma gestión y entorno de seguridad. Los datos transferidos utilizan la misma puerta de enlace de seguridad, lo que permite que una organización pueda ampliar su flota con nuevos modelos, garantizando que tendrán la misma compatibilidad entre ellos.

Alfonso Casas

 

El MIT está desarrollando un sensor que detecta gas tóxico

Investigadores del MIT han desarrollado sensores químicos de bajo costo, a partir de nanotubos de carbono alterados químicamente, que permiten a los smartphones y a otros dispositivos inalámbricos detectar restos de gases tóxicos.

Utilizando estos sensores, los investigadores esperan diseñar insignias de poco peso y de identificación por radiofrecuencia (RFID) para que sean utilizadas por el personal de seguridad. Estas placas podrían ser usadas por los soldados en el campo de batalla para detectar rápidamente la presencia de armas químicas, como el gas nervioso u otros agentes similares, y por personas que trabajan cerca de sustancias químicas peligrosas propensas a fugas.

“Tenemos algo que pesaría menos que una tarjeta de crédito, así que es algo que se puede integrar fácilmente en un uniforme de soldado y que les puede aportar una gran capacidad de protección”, explica Timothy Swager, profesor de química y autor de varios artículos en la American Chemical Society (ACS).

El sensor está construido sobre un circuito de nanotubos de carbono, altamente conductivos y envueltos en un material aislante que los mantiene en un estado muy resistivo. Cuando se expone a ciertos gases tóxicos, el material aislante se rompe y los nanotubos se vuelven significativamente más conductivos. El dispositivo envía una señal a un Smartphone gracias a la tecnología inalámbrica de corto alcance o NFC, la cual permite a los dispositivos transmitir datos en distancias cortas.

Estos sensores son muy sensibles y son capaces de detectar menos de diez partes por millón de gases tóxicos en unos cinco segundos. Por otra parte, cada uno de ellos cuesta cinco centavos, por lo que “realmente no se puede hacer nada más barato”, sostiene Swager. “Es una forma de hacerlo llegar a las manos de muchas personas”.

En los últimos años, el equipo de Swager ha desarrollado otros sensores inalámbricos y de bajo costo que detectan la carne en mal estado y la madurez de las frutas, entre otras cosas. Todos han sido diseñados de forma similar, con nanotubos de carbono que son modificados químicamente, por lo que su capacidad para transportar una corriente eléctrica cambia cuando se expone a una sustancia química determinada.

Redacción