Etiqueta: Sistema Operatico

Microsoft cierra la división de smartphones Lumia con Windows Phone

Microsoft admite que mantendrá las actualizaciones de seguridad, pero no fabricará nuevo hardware. El mercado de desarrolladores deja de recibir el respaldo de la compañía. Esta es la crónica de una muerte anunciada.

Mediante una serie de tweets, Joe Belfiore, vicepresidente corporativo de sistemas operativos de Microsoft ha dejado entrever que el gigante del software no desarrollará nuevas funcionalidades ni fabricará nuevo hardware para el ecosistema Windows 10 Mobile.

En los últimos meses, se barajaba con el hecho de que Microsoft pueda actualizar la plataforma con nuevas características, así como la posible llegada de nuevos terminales entre los que cabía esperar el proyecto de Surface Phone. Finalmente, conocemos hoy mismo que no habrá más teléfonos con ese sistema operativo. Las declaraciones de última hora por parte del directivo dejan claro que el sistema operativo pasa a un mero estado de corrección de errores y actualizaciones de seguridad para los usuarios actuales, pero no habrá nuevo hardware.

“Seguiremos apoyando la plataforma ofreciendo actualizaciones de seguridad y aplicando corrección de errores, pero el desarrollo de nuevas características o la fabricación de nuevo hardware no son nuestro foco”, afirma Belfiore. La plataforma de Windows Phone de Microsoft no ha parado de perder cuota de mercado a lo largo de los últimos años, y aunque los desarrolladores seguían ofreciendo aplicaciones de primer nivel dentro de lo que son las redes sociales, era evidente que la situación era difícil de sostener. Belfiore no ha tenido problema alguno en afirmar que cambió a dispositivos Android hace tiempo, al igual que Bill Gates, lo cual no implica que Microsoft seguirá apoyando a los clientes de Windows 10 que quieran utilizar Android e iOS en sus dispositivos. La compañía parece estar más centrada en potenciar el uso de dispositivos múltiples y tecnologías basadas en la nube que no siempre implican a Windows.

El directivo también menciona que han intentado mantener incentivado a los desarrolladores de aplicaciones, pero el volumen de usuarios es demasiado bajo para que las empresas sigan invirtiendo. Con este paso, la compañía parece admitir una realidad, que no es otra que no hay nada que hacer frente a los competidores Android e iOS en el entorno de movilidad. Un ejemplo claro es como Microsoft se ha esmerado por adaptar sus aplicaciones de Office o el navegador Edge para otras plataformas diferentes a Windows Phone, asegurándose de ofrecer la mejor experiencia de uso posible. El mismo caso se repite con su asistente de voz Cortana, disponible actualmente tanto para dispositivos iOS como para Android.

Alfonso Casas

 

Windows 10 S, Microsoft aborda el mercado de la Educación por 189 dólares

No es el regreso de Windows RT, mientras que Windows 10 S, la nueva versión de Microsoft Windows está enfocada en la educación, tiene un gran parecido con el desastroso Windows RT, no resulta raro pensar en una competencia directa con Chrome OS; donde en la presentación Microsoft recalcó diferencias clave que lo hacen más útil.

La “S” en “Windows 10 S” representa cuatro aspectos diferentes, de acuerdo con el jefe de Windows, Terry Myerson: Secure, rendimiento superior, simplificado por simplicidad y “el alma (soul) de Windows 10.” Pero realmente, el nuevo sistema operativo lo podríamos resumir por otra S de Store.

Al igual que Windows RT, Windows 10 S restringe los usuarios a las aplicaciones de Windows Store solo. ¡Espere! ¡No se vaya de este articulo! Esta vez es por una razón real. Las aplicaciones de Windows Store utilizan menos vida útil de la batería y son inherentemente más manejables que las aplicaciones de escritorio tradicionales, que pueden engancharse profundamente en el sistema operativo y generar toneladas de procesos desordenados.

Las aplicaciones del jardín amurallado de Microsoft también se examinan en busca de seguridad y rendimiento, y cada aplicación de Windows Store se ejecuta en un contenedor seguro que no interfiere con el resto del sistema operativo: los inicios de sesión en el último día de la escuela son tan perfectos como el primer día, Dice Myerson, al momento de iniciar sesión esta acción se ejecuta en menos de 5 segundos.

A diferencia de Windows RT, Windows 10 S puede ejecutar software de escritorio basado en x86, pero hay un problema. Ese software de escritorio debe haber sido empaquetado como una aplicación de Windows Store. Si intenta ejecutar software desde fuera de la tienda de aplicaciones, aparecerá un cuadro de diálogo que sugiere una alternativa de Windows Store en su lugar. Esto servirá como gancho para el personal de TI escolar o profesores instalen una versión de Windows 10 Home o Pro.

Microsoft está reforzando Windows 10 S con una herramienta de Windows Intune Education que le permite configurar una imagen del sistema usando un asistente y por medio de un pen drive USB se puede usar para instalar esa versión personalizada de Windows 10 S en cualquier PC en menos de 30 segundos. Eso es un despliegue rápido. Myerson dijo que una escuela en Colorado instaló más de 600 equipos de cómputo portátiles en un solo día utilizando 30 de estos Windows 10 S USB.

Soporte de software es una parte clave de las computadoras educativas también. Microsoft lanza una suscripción gratuita de un año a Minecraft: Education Edition con computadoras portátiles Windows 10 S y hace que Office 365 for Education sea gratuito para las escuelas. Además, cualquier PC Windows 10 Pro actual que esté siendo utilizada por una escuela puede ser convertida de forma gratuita a Windows 10 S. Microsoft también está agregando capacidades enfocadas en el aula a los equipos de Microsoft.

Windows 10 S es básicamente una versión más restringida de Windows 10, con el objetivo de consumir software desarrollado en Redmond y de terceros publicados únicamente en la tienda. Armadoras de PC que se pueden encontrar al inicio del programa están: Dell, HP, Acer, Asus entre otros, se espera el lanzamiento de más portátiles con Windows 10 S para este verano por 189 dólares.

Brad Chacos, PC World

Traducción, Gerardo Esquivel.

AT&T presenta el sistema operativo de su red basado en Linux

La operadora celular AT&T realizó el lanzamiento de ECOMP, es el sistema operativo de su red definida por software, como código abierto a través de la Fundación Linux. Al igual que Linux, ECOMP se convertirá en una base de código que muchas empresas y desarrolladores, potencialmente incluso los rivales de AT&T en el futuro.

AT&T está evolucionando de un operador tradicional con un menú limitado de servicios a un proveedor de servicios ágil que puede adaptarse rápidamente a las necesidades del cliente y ajustar constantemente sus propios sistemas de fiabilidad y rendimiento. Su red virtualizada, definida por software es el motor que impulsa ese cambio. Los grandes datos que la empresa recopila sobre el uso de su red le ayudan a mejorar la red y agregar características, asegura la compañía.

La operadora presentó su última versión de la red, llamada Indigo. Pasar de redes cableadas a redes basadas en software puede ayudar a las empresas, así como a las compañías que les venden servicios. Los sistemas FlexWare de AT&T, introducidos el año pasado, reducen el equipo necesario en el sitio de un cliente comercial, desde varios dispositivos separados, como enrutadores, firewalls y equilibradores de carga, hasta un sistema estándar basado en x86 del tamaño de una caja de pizza.

Las funciones de red se convierten en un software puro. También es posible girar y derribar los recursos para un evento especial como una reunión de realidad virtual sobre la marcha.

AT&T no está sola. Orange, ya utiliza redes de software definidas con componentes comerciales. Piensa que ECOMP es la plataforma más madura para lograr agilidad y ahorro, dijo Laurent Leboucher, vicepresidente de APIs y ecosistemas digitales de Orange.

Además, observan una la responsabilidad importante para el aprendizaje de datos y máquinas para mejorar constantemente sus servicios. Los sistemas de inteligencia artificial pueden detectar y analizar problemas y eventualmente aprender a predecirlos y prevenirlos. Algún día los clientes no tendrán que llamar a una línea de soporte, dijo Mazin Gilbert, vicepresidente de tecnología avanzada de AT&T Labs.

La compañía también está reforzando la seguridad y privacidad en la red con nuevas herramientas de autenticación y cifrado. Los socios, como empresas y agencias involucradas en una iniciativa de ciudades inteligentes, podrían hacer más si pudieran combinar sus datos, pero sin una autenticación fuerte no lo consideran seguro, dijo. Una posible herramienta de autenticación puede ser Hyperledger, un proyecto de bloque de la Fundación Linux.

AT&T está lanzando ECOMP bajo una licencia de Apache 2. Es el marco para un catálogo de servicios, pero no incluye los propios servicios o políticas de AT&T.

Stephen Lawson

 

A 25 años de Linux: un SO de referencia para la empresa

Fue hace 25 años, un pequeño mensaje enviado por el grupo Usenet publicado por Linus Torvalds, el cual anunció la llegada de un nuevo sistema operativo casero: Linux. Hoy Linux es la piedra angular de la informática empresarial, el fundamento de gran parte de la innovación en el CPD. Las distribuciones de este sistema son tan numerosas y potentes que es fácil dar por sentado su éxito.

En este último siglo, la adopción de Linux ha crecido de manera exponencial, y seguirá creciendo en los próximos años. Al mismo tiempo, la extraordinaria comunidad de Linux seguirá siendo una enorme fuente de innovación. La magnitud de la influencia de Linux es difícil de expresar (la Bolsa de Nueva York, una de las organizaciones de TI más sofisticadas del mundo, afirmanv”que fluye como el agua”). Pero el papel que está jugando Linux en la industria puede resumirse en dos aspectos clave:

  • Proporciona un acceso extremadamente fácil y económico a un sistema operativo de altísima calidad y enorme innovación.
  • Abre la puerta  a un movimiento más amplio hacia el software de código abierto.

Linux es código abierto, pero el código abierto no es sólo Linux

El código abierto ya existía antes de Linux. Sin embargo, no sería lo que es hoy si no fuera por Linux. Linux proporciona un poderoso catalizador para el movimiento open source y de software libre. El éxito de un elemento tan fundamental como el sistema operativo ha impulsado una mayor adopción, más innovación y más legitimidad para otros proyectos y comunidades. Veinticinco años después, existe un terreno de las TI que es de hecho “abierto por defecto”.

Tomemos por ejemplo GitHub, que a día de hoy aloja a gran parte del código, las comunidades y los proyectos open source del mundo. Github se basa en git, que fue creado por Linus Torvalds, el gran maestro y homónimo de Linux, para ayudar a ordenar el desarrollo del kernel de Linux. Nunca pretendió ser el repositorio masivo que es ahora, pero Git simplemente evolucionó hacía ello. Este es un proceso común en el open source. Los proyectos y herramientas que se crearon originalmente para el desarrollo de Linux han crecido mucho más allá de esos límites, para dar servicio a la comunidad en general, no sólo Linux.

El estándar para la innovación

Linux también ha tenido un impacto fuera del open source. No sólo a través de la propia innovación del kernel, sino también mediante la “estandarización” de la innovación. El CEO de Red Hat, Jim Whitehurst, ha señalado en varias ocasiones, durante la primera parte del siglo XX, la fabricación de piezas intercambiables contribuyó a eliminar gran parte de los procesos “a medida” en la industria, agilizando la innovación y la creación de plataformas comunes.

Esto es exactamente lo que Linux ha hecho durante 25 años: proporciona una plataforma común y estandarizada, predecible en diferentes casos de uso, que fomenta la innovación. El Cloud  Computing, por ejemplo, es resultado de esta innovación estandarizada. Sin las eficiencias técnicas  y de costes proporcionadas por Linux, el Cloud Computing no existiría o sería muy diferente a como lo conocemos hoy. Quizás sería más parecido a los silos a medida de UNIX de los 90 que a los servicios flexibles y de consumo masivo a los que estamos acostumbrados hoy.

Otro gran ejemplo de innovación son los contenedores de Linux. Los contenedores utilizan los componentes estandarizados de Linux para proporcionar una nueva forma de encapsular y consumir aplicaciones empresariales. A partir de los contenedores de Linux, hemos visto emerger aún más la innovación, desde los proyectos Docker y Kubernetes, hasta la creación de un mercado emergente para aplicaciones y herramientas que pueden administrar decenas o cientos de procesos simples y aislados.

Por último, el hardware no es inmune a los efectos de la innovación de Linux. Al proporcionar una plataforma estandarizada, Linux rompió las barreras entre las aplicaciones y el hardware, lo que ha permitido el auge de los servidores estándar x86 e incluso la evolución de enfoques de hardware emergentes, como ARM y sistema en un chip (SoC). Esta base de computación común ha fomentado el desarrollo de las TI en la empresa, haciendo hincapié en la innovación, gracias a los menores costes y el ahorro en licencias exorbitantes.

Más allá del centro de datos

Linux, como motor de la metodología open source, también ha tenido un profundo efecto en nuestra cultura. Mano a mano, el código abierto y Linux han crecido exponencialmente, fomentando el desarrollo de una mentalidad más abierta  y nuevos proyectos, desde la Wikipedia hasta iniciativas de gobierno abiertas y proyectos empresariales impulsados por la comunidad, como el crowdsourcing o incluso Kickstarter. La noción de colaboración transparente y abierta casa bien con el mundo cada vez más interconectado en el que vivimos, especialmente con el auge de las redes sociales. El open source es una tendencia que va más allá del sector de la tecnología.

25 años de vida

Linux ha conseguido buenos logros desde su existencia: ha fomentado la implantación del código abierto en la empresa, favorecido la innovación, impulsado la apertura entre diferentes  mercados. Y ahora, ¿qué sigue? En los próximos 25 años, ¿qué puede lograr Linux? ¿A qué desafíos se va a enfrentar? Éstos son sólo algunos:

  • Seguridad: Linux es hoy la base de un número creciente de implementaciones de TI en la empresa, no es una simple capa de software. Se trata de una parte importante de la infraestructura de seguridad crítica de muchas organizaciones. Esto significa que se necesitan mecanismos cada vez más sofisticados para la protección de datos y aplicaciones, y que los fallos o vulnerabilidades deben ser diagnosticados y abordarse antes de que puedan ser explotados.
  • Avances en hardware: Linux ha conseguido convertir el hardware en un commodity. Esto significa más opciones de hardware, que se actualizan con más frecuencia. Tendencias como el cloud computing, la memoria no volátil, la computación GPU y la aparición de tejidos de computación altamente interconectados cambiarán lo que esperamos de un sistema operativo. Linux necesita mantener su posición como gran estándar, pero esto significa adaptarse a un ecosistema cada vez mayor de sistemas y enfoques emergentes.
  • Contenedores Linux: Esta innovación que lleva su nombre tiene el potencial de conmocionar el entorno Linux (y el código abierto) en el próximo cuarto de siglo. Desde la redefinición del ciclo de vida de aplicaciones empresariales hasta sistemas operativos que podrían existir sólo unos pocos milisegundos, Linux debe seguir enfocado hacia la automatización, escalabilidad y capacidad de gestión que requieren los contenedores.

Es por ello que gracias a Linux, el open source es ahora un actor clave en los entornos de TI empresariales y el mundo de los negocios. Sin él, muchas de las herramientas cotidianas que damos por sentado, desde los servicios bajo demanda a la VoIP, no podrían existir o, por lo menos, serían diferentes. Aunque su prometedora evolución futura está aún por definir, podemos estar seguros de una cosa: le debemos una parte importante del mundo de hoy en día a un solo post de Usenet de 1991.

¡Muchas felicidades, Linux y qué cumplas muchos más!

Santiago Madruga, Director General en Red Hat