Etiqueta: smart car

LINE y Toyota firman alianza para entregar automóviles conectados

LINE y Toyota firmaron un Memorando de entendimiento (Memorandum of Understanding – MOU) para explorar oportunidades de negocio al utilizar Clova (la nube de LINE basada en tecnología Inteligencia Artificial) y SDL (Smart Device Link de Toyota), una tecnología estándar que conecta automóviles con aplicaciones para teléfonos inteligentes y tabletas.

Clova está siendo desarrollado por LINE. Esta nueva plataforma de Inteligencia Artificial representa un paso  significativo hacía la asistencia digital como parte del continuo propósito que tiene LINE de un mundo post-smartphones, post-display y post-touch.

SDL es una fuente abierta y estandarizada que conecta aplicaciones con automóviles y es promovida por Toyota. Los usuarios pueden operar las aplicaciones por medio del vehículo usando el reconocimiento de voz y los paneles de control del automóvil. Gracias al uso de SDL, las compañías podrán proveer aplicaciones que combinen las características incluidas en los sistemas de sus vehículos e interfaces para dar una experiencia de conducción más segura y agradable.

Con esta alianza, LINE y Toyota explorarán formas de conectar Clova y SDL para hacer un nuevo servicio de conexión de autos utilizando la tecnología de asistente de voz. Adicionalmente, el objetivo de las organizaciones es empezar a comercializar en 2018.

 

N. de P.

Técnicas más usadas por hackers para robar vehículos conectados

Los vehículos también se han unido al mundo conectado, y como todo dispositivo que cuenta con conexión, son susceptibles de ser atacados por los ciberdelincuentes. No pocos han sido los automóviles blancos de estos hackeos; con información tan detallada como nuestra dirección, los recorridos habituales o el estatus económico de la víctima, el robo del vehículo no es el único peligro que existe.

Con el fin de enfrentarse a la nueva naturaleza de los vehículos conectados, LoJack, proveedor de soluciones contra el robo de automóviles y de gestión de robo, pone en conocimiento general las seis técnicas más populares para robar los nuevos medios de transporte:

 

Clonado del automóvil

Se trata de una técnica muy avanzada en la que los ladrones crean e instalan un número falso de identificación de vehículo (VIN), lo que permite revender automóviles de gama alta robados sin que sean detectados. Los criminales pueden utilizar los VIN para alterar los formularios de propiedad de los automóviles o para crear nuevos documentos falsos que oculten la auténtica identidad de un vehículo que ha sido robado.

 

Vehículos con tolerancia al ransomware

Un tipo de cibercrimen que prolifera es el ransomware, por el cual se insertan datos encriptados por medio de malware, obligando así a la víctima a pagar al criminal para que le devuelva el control de la información encriptada.

Con la aparición de automóviles inteligentes y otros vehículos conectados, aquellos que utilizan wifi, esta amenaza es más real que nunca. Se trata de un tipo de ataque muy lucrativo y que no exige gran esfuerzo, por lo que en otras industrias ya es una de las formas más populares de ataque.

 

Cajas de escáneres como llaves inteligentes

Los ciberladrones de vehículos conectados han empezado a emplear cajas de escaneo o dispositivos que puedan aprovechar las debilidades del sistema eléctrico empleando llaveros que comprometen los dispositivos de apertura. Estos criminales pueden desbloquear un automóvil sin siquiera tocar una llave, ya que en el momento en el que esta se acerca a una de las cajas de escaneo, se halla comprometida.

 

Organizaciones criminales enfocadas a automóviles de lujo

Aunque no es una técnica de por sí para robar, es importante señalar esta tendencia del mercado. Tal y como ha señalado el Informe del 2015 de LoJack, existe un movimiento importante en las bandas organizadas que se enfocan en el robo de vehículos de gama alta;  pueden ser vendidos por partes, revendidos como una sola pieza o incluso importados a otros países. Estos vehículos de lujo tienen un valor superior a los 30,000 dólares e incluyen marcas como Land Rover, Range Rover, Ford y BMW.

 

Hackeo remoto

Solo hay que mirar las noticias relacionadas con el Jeep Ckerokee para ver los estragos que puede causar el hackeo remoto. Estos ataques han demostrado que los cibercriminales encuentran el punto más fácil de acceso en las redes inalámbricas de los automóviles más modernos. El uso común de GPS integrados en el smartcar, por ejemplo, lo convierte en un blanco fácil para los cibercriminales.

 

Información que permite el robo de identidad

Estos días, los vehículos conectados llevan más información y datos personales que antes, lo cual hace que el robo de identidad sea mucho más fácil de llevar a cabo. Los  hackers dirigen sus ataques manteniendo un control y una vigilancia sobre cierto tipo de vehículos con el fin de obtener detalles de la tarjeta de crédito, información de localización, número de seguro social o identificación de identidad con el carnet de conducir, por ejemplo.

Cuando al fin acceden a esta información, el hacker ya es capaz de acceder a cualquier cuenta online de la víctima.

 

– IDG.es

Ford prueba sus vehículos autónomos en climas adversos

Ford es uno de los principales fabricante de automóviles que está avanzando hacía el desarrollo de su programa de vehículos autónomos, en esta ocasión anunciando que comenzó las pruebas de automóvil sin conductor en condiciones meteorológicas adversas. En concreto, sobre la nieve, un ambiente que es difícil para cualquier tipo de vehículo.

La marca lo considera esta acción un paso clave para hacer posible que el automóvil realmente sea autónomo, y éste pueda llegar en un futuro no muy lejano a las calles de la ciudad.

El automóvil conectado y la tecnología de conducción autónoma son, desde hace pocos años, el sueño de la industria de automotriz. Su llegada abre un gran mundo de oportunidades para este sector, pero los desafíos que afrontan no son pequeños, entre ellos la seguridad, el aprendizaje de los conductores, el tratamiento de los datos generados, o la conectividad, de la que algún experto dice que está en un estado bastante “verde”.

Sin embargo, esto no es impedimento para que el sector siga avanzando y esto es lo que está haciendo Ford, que está probando los vehículos autónomos en entornos nevados. El mapeado en resolución 3D y el sistema LiDAR, para facilitar la conducción sin señales viales visibles, son la clave del proyecto de este proveedor mundial de vehículos, más allá de la recientemente anunciada ampliación de su flota de vehículos autónomos, la mayor entre todos los fabricantes de automóviles a nivel global.

Estas primeras pruebas en entornos nevados resultan novedosas, debido a que es el primero en este mercado que lo realiza en este tipo de clima adverso, otros competidores han realizado todas sus pruebas en climas secos y mayoritariamente soleados, así como en las calles más populares de las ciudades. Sin embargo, el futuro de la conducción autónoma no puede centrarse únicamente en las condiciones ideales del tiempo. “Ahora se trata de probarlo cuando los sensores del vehículo no pueden ver la carretera, porque está cubierta de nieve”, afirmó Jim McBride, jefe técnico de vehículos autónomos de Ford.

Estas pruebas se llevan a cabo en Michigan, en ubicaciones como Mcity, un entorno urbano simulado a escala real de casi 130,000 metros cuadrados en la Universidad de la capital.

La conducción completamente autónoma no puede depender únicamente del GPS, según afirmaciones de la Ford; no es suficientemente preciso para localizar o identificar la posición exacta del vehículo. Y es fundamental que un vehículo autónomo conozca su posición exacta, no sólo en una ciudad o una carretera, sino también en su carril de circulación, donde una variación de tan solo unos centímetros representa una gran diferencia.

Para el fabricante, el sistema LiDAR es mucho más preciso que el GPS, ya que permite identificar la ubicación hasta en centímetros, ya que emite haces cortos de luz láser que permiten al vehículo crear, de manera precisa, una imagen de alta definición en 3D de lo todo lo que le rodea.

En el verano pasado, Ford pasó su programa de desarrollo de vehículo autónomo de la fase de investigación a fase de desarrollo avanzado, la segunda de las tres etapas previas a iniciar la producción masiva y, por supuesto, su venta al público.

A principios de este mes, Ford anunció que va a dar el siguiente paso, triplicando su flota de vehículos autónomos hasta alcanzar la cifra de 30 vehículos en las carreteras y circuitos de pruebas de California, Arizona y Michigan. Esto convierte a la flota de vehículos totalmente autónomos de la compañía en la más grande de todo el sector de automoción.

 

-Redacción.

Conectividad, entre los principales obstáculos del automóvil del futuro

La industria se juega mucho en este ámbito. Tanto el vehículo conectado como la conducción autónoma tienen el potencial de revolucionar el mercado, pero también plantean desafíos que podrían resultar en un desastre, si no se despliegan antes las tecnologías o los controles necesarios.

Así ha quedado de manifiesto en un panel de expertos que tuvo lugar en la gran feria de la electrónica de consumo de Las Vegas. Como se encargó de recordar el director de relaciones gubernamentales y apoyo a la seguridad del tráfico en Estados Unidos, Jill Ingrassia, aún se produce en este país una muerte relacionada con el tráfico cada 15 minutos.

El gran reto para el coche del futuro pasa por demostrar que su uso reducirá sensiblemente los accidentes y, en especial, los errores humanos, con sistemas de asistencia a la conducción, de detección de carriles y rutas o de frenado de emergencia automático.

Gary Smyth, director de General Motors Powertrain Systems Research Lab, reconoció que su compañía, y otras muchas en el sector, consideran inevitable que en el futuro habrá un entorno completo de automóviles sin conductor, en el que los vehículos tomen el control en todo momento. Sin embargo, la tecnología aún está “algo lejos” y se deben resolver algunos problemas complejos, como que los vehículos sean capaces de sortear obstáculos inesperados en las carreteras o respondan a cambios temporales en el tráfico, ordenados por ejemplo por agentes de policía.

De momento, según el directivo, la industria tiene que imaginar los próximos 10 a 15 años y crear soluciones prácticas para los futuros problemas. GM, por ejemplo, quiere tener en producción coches autónomos en las carreteras en 2017.

En todo caso, Ingrassia advirtió los usuarios deberán ser capaces de utilizar esta tecnología y tomar el control del vehículo en cualquier momento. Eso representa tener que formar a los conductores.

En cuanto a conectividad, hay otros desafíos que afrontar. El representante de GM señaló que la firma ofrecerá conectividad 4G LTE en todos los modelos de sus automóviles este mismo año. Sin embargo, también reconoció que la industria está todavía en su “infancia”, en términos de comprender cómo se puede emplear la conectividad en el automóvil.

Carol Flannagan, directora interina del Instituto de Investigación de Transporte de la Universidad de Michigan, puso el énfasis en que el vehículo conectado generará una ingente cantidad de datos, al comunicarse no sólo con los servicios de emergencia, sino también con otros automóviles de forma constante.

Flannagan dijo que el mejor enfoque será fomentar el intercambio de datos en la industria, impulsando un cultura en la que conservar los datos no se convierta en ventaja competitiva. Además, explicó que tanto las infraestructuras públicas como las empresas privadas pueden beneficiarse del análisis de estos datos. La información del automóvil también será relevante y valiosa para otros sectores. Por ejemplo, la vinculación de los datos de accidentes de automóviles con los sanitarios, para encontrar correlaciones entre víctimas en accidentes similares.

Esta aproximación contrasta con cómo se manejan los datos en la web y se complica aún más por las implicaciones de seguridad y privacidad que deberá afrontar la industria del automóvil. Respecto a esto, la responsable de seguridad del tráfico en Estados Unidos apuntó el papel del consumidor en lo que respecta a los datos, en concreto, lo importante que será que los consumidores sepan quién puede ver y compartir esta información.

En cuanto a la conectividad, destacó también potenciales problemas de seguridad, en el caso de que los automóviles estén conectados a productos para el hogar inteligente. Si un usuario presta su auto a un amigo, ¿serán capaces de desbloquear remotamente sus puertas?, se preguntó.

Estos son algunos de los problemas que el sector debe resolver antes de que estas tecnologías se adopten.

 

-Network World.

Ford y Google se unen para desarrollar vehículos autónomos

Nos encontramos a sólo unos días de que empiece la feria de electrónica CES, donde Google además de presentar sus novedades  en smartphones o dispositivos para el hogar inteligente, se espera que la famosa feria sea el escenario elegido por Ford y Google para anunciar una alianza estratégica para desarrollar vehículos autónomos.

Se rumorea que ambos gigantes, cada uno en su industria, crearán una empresa conjunta para desarrollar vehículos autónomos, algo también conocido como automóvil inteligente o smart car, al menos así lo afirmó Yahoo Autos.

La noticia llega pocos días después de que Ford anunció que comenzará a probar su propia flota de automóviles autónomos en California a comienzos de este 2016. Se preveé que en esas pruebas se utilice el modelo Fusion Hybrid de la firma. Sin embargo, hasta el momento no está claro qué software se incluirá en el vehículo, si el de la propia Ford o el de Google.

Lo cierto es que ambas empresas podrían complementarse en este esfuerzo conjunto. Aunque Google trabaja en su propio vehículo autónomo desde hace años, carece de experiencia en la fabricación a escala masiva y, es por ello que suena lógico que busque aliados en esta área. Del otro lado tenemos a Ford, quien es experto en dicha área, sin embargo aún carece de habilidades en desarrollo de software, donde Google es experto.

Este acuerdo no es exclusivo, según afirma Yahoo Autos, ya que Google pretende trabajar con más fabricantes de automóviles, aunque no se han mencionado más marcas. Su intención podría ser similar a lo que ya hace con Android y los dispositivos móviles, estando disponible para un amplio ramo de fabricantes. En lugar de construir automóviles propios, podría sólo crear el software que hace posible el vehículo autónomo, y dejar a los fabricantes para fabricar el vehículo en cuestión.

Sin embargo, existen datos que contradicen esta argumentación, ya que Google ha desarrollado sus primeros vehículos autónomos en 2015, y Bloomberg también ha asegurado que Google planea competir con empresas como Uber con su propia flota de vehículos.

 

Apps para automóvil conectado, ahora en ámbito empresarial

En numerosas ocasiones se ha hablado de los avances han tenido el desarrollo y adopción del automóvil conectado, no sólo a través de apps, sino de tecnología completa, pero hasta ahora sólo se había pensado desde el punto de vista del consumidor. Sin embargo, esto está por cambiar. Algunas empresas ya están mirando hacía el mundo de aplicaciones y desarrollos para el ámbito empresarial, donde el concepto de automóvil conectado puede significar una importante ventaja competitiva para algunos negocios.

Durante el reciente Gartner Symposium ITxpo 2015, que se acaba de celebrar en Barcelona, CSC presentó dos iniciativas reales de aplicaciones para el automóvil conectado en entornos corporativos.

El primer proyecto se está desarrollando para una compañía de flotas de transportes, mismo que consiste en el análisis del comportamiento del usuario al volante, mediante una app basada en la aceleración y freno, velocidad de cruce y otros parámetros relevantes que miden la exposición al riesgo, también tomando en cuenta otro tipo de conductas víal, tales como los trayectos, tipo de carretera y hora, así como condiciones de tráfico.

Otra aplicación ya en versión beta está siendo implantada por una compañía de seguros en Estados Unidos y Canadá, con más de 81 millones de clientes. Esta app recoge datos telemétricos de 6 millones de clientes. Permite ofrecer asistencia en carretera, contacto con un centro de emergencias y con la propia compañía de seguros.

Su principal objetivo, según la compañía CSC, “es recoger los datos emitidos por el dispositivo telemático y el propio automóvil, según el caso, y enriquecer esa información con localización y servicios de abonado, que permitan mejorar tanto el servicio que presta a sus clientes como las condiciones y seguridad”.

Según Gartner, en 2016, habrá 6,400 millones de cosas conectadas en todo el mundo, especialmente casas, máquinas y todo tipo de vehículos, cifra que prevé que aumente a un ritmo del 30% anual, a partir de ahora.

-Reyes Alonso.

Es posible tomar el control vía remota de un automóvil conectado

SEAT-Ibiza-Samsung-automovilDos hackers acaban de demostrar que es posible obtener el mando de un automóvil conectado, incluidos sus frenos y acelerador, desde cualquier lugar y con una simple conexión a Internet, representando un grave riesgo no sólo para la seguridad digital, sino para la integridad físicos. Los vehículos son cada vez más inteligentes y tienen mayor dependencia de los sistemas informáticos, así que los fabricantes de automóviles tienen una nueva prioridad: la seguridad.

Se trata de los hackers Charlie Miller y Chris Valasek quienes pusieron en evidencia que es posible controlar un automóvil conectado con una simple conexión a Internet. Ambos fueron capaces de tomar el control de una Jeep Cherokee mientras el reportero de Wired Andy Greenberg estaba conduciendo, empezando por tomar el control de las altavoces del vehículo y el aire acondicionado, para después cortar la trasmisión en medio de una autopista interestatal.

Si bien los hackers éticos afirmaron que no ha sido fácil para ellos lograr esto, puesto que conllevó tres años de investigación, lo cierto es que después de haber descubierto el método, sólo necesitaron una PC portátil conectado a un teléfono Sprint para realizar la conexión. Eso es, según explicaron, porque el sistema Uconnect de Jeep funciona con la red de Sprint.

Miller y Valasek mostrarán su trabajo en la conferencia de expertos en seguridad Black Hack, que se celebrará el próximo mes, pero no incluirán el código que reescribe el firmware del vehículo. Sin realizar una extensa labor de ingeniería inversa, los atacantes sólo tendrían acceso al control del climatizador y a algunas funciones del panel de mandos. No obstante, se encuentran trabajando con Chrysler en un parche de seguridad que podría estar listo antes de la conferencia.

Al mismo tiempo, la revista Wired informa de que dos senadores estadounidenses Ed Markey y Richard Blumenthal introducirán una enmienda a la legislación actual que establezca medidas de seguridad más estrictas con respecto a los automóviles conectados, para que las compañías aumenten sus esfuerzos de protección para el usuario.

Estos hackers estiman que habría unos 471,000 vehículos conectados vulnerables actualmente en las carreteras. De cara al futuro, con cada vez más automóviles conectados en circulación, la seguridad en este ámbito se convierte en nuevo imperativo para el sector del automóvil.

Redacción PCWorld