Etiqueta: SO 9001:2015

IBM factura más de 18,000 millones de dólares en el primer trimestre de 2016

A pesar de ser buenos ingresos para la firma, están un 2% abajo respecto a 2015. Los servicios en la nube se desmarcan de la tendencia y consiguieron un crecimiento del 34% en este trimestre.

IBM ha presentado su informe de ingresos correspondientes al primer trimestre de 2016 en el que se aprecia un descenso del 2% respecto al año anterior. Pese a este ligero descenso, los “imperativos estratégicos” entre los que se enmarcan los servicios en la nube, los de análisis y el compromiso con la empresa consiguieron un crecimiento del 14% interanual. Los ingresos en el total del año provenientes de este segmento alcanzaron los 29 800 millones de dólares, un 37% del total de los ingresos de la compañía.

Martin Schroeter, vicepresidente senior y director financiero de IBM, explicó “en el primer trimestre, invertimos 3 600 millones de dólares en adquisiciones y gastos de capital, y devolvimos a nuestros acciones más de 2 200 millones de dólares en dividendos”. Además agregó, “continuaremos invirtiendo para transformar nuestras operaciones, expandir nuestra experiencia en la industria y en nuestras capacidades en la nube”.

Sus ingresos que proviene de la los servicios en la nube, tanto pública como privada, registraron un aumento en este trimestre del 34% y supusieron un total de 10 800 millones de dólares en los últimos 12 meses. En el caso de los servicios de analítica, también registraron un aumento aunque no tan notable como en el caso de los servicios en la nube, quedándose en el 7%.

“IBM se ha establecido como líder en la industria de la nube, tanto analítica, como cognitiva, lo que nos ha ayudado a conseguir que nuestros imperativos estratégicos hayan mantenido un crecimiento de dos dígitos y a una mayor rapidez que el resto del mercado”, explicó Ginni Rometty, presidenta y CEO de IBM. Por otra parte, los ingresos por móviles alcanzaron un aumento de hasta el 88% mientras los servicios de seguridad crecieron un 18%.

“Estamos muy satisfechos con el progreso que hemos llevado a cabo ayudando a nuestros clientes a integrar nuevas soluciones cognitivas y plataformas de nube híbridas”, aseguró Rometty.

Mercado por segmento

IBM respondiendo sobre algunas promesas hechas en febrero de su Investor Briefing, la compañía ha presentado sus datos financieros de una forma más específica presentando por separado las cifras de cada segmento de negocio. En el segmento de soluciones cognitivas, que incluyen las soluciones de software y el software de procesamiento de transacciones, IBM consiguió beneficiarse con 4 000 millones de dólares, lo que supone un descenso del 1.7%. Gracias a la seguridad y las soluciones de analítica, la compañía registró un crecimiento en cuanto a las soluciones de software.

En cuanto a los Global Business Services, que incluyen consultoría, servicios de procesos globales y gestión de aplicaciones, los ingresos también cayeron, en este caso un 4.3%, consiguiendo unos ingresos similares a los del segmento anterior, 4 100 millones de dólares. Dentro de este apartado, los ingresos por los imperativos estratégicos se desmarcaron de la tendencia con un crecimiento del 19%, generando casi la mitad del total de los ingresos de todo el segmento.

Los servicios tecnológicos y las plataformas en la nube, que incluyen las infraestructuras de servicios, el soporte técnico y el software de integración, no se desmarcaron de la tendencia y disminuyeron un 1.5%, aunque son el reflejo de 8 400 millones de dólares en ingresos.

El segmento dedicado a los sistemas, que incluye los sistemas de hardware y el software para los sistemas operativos, fue el que registró uno de los mayores descensos con una caída del 21.8% y unas ganancias de 1 700 millones de dólares.

Finalmente, el apartado Global Financing, que incluye el financiamiento y las ventas de equipos usados, consiguió 410 millones de dólares, registrando también una importante caída del 11.2%.

Redacción

Cinco puntos que fortalecen la ISO 9001:2015

certificacion-estrategia-empresa-competenciaLa Norma ISO 9001 promueve el enfoque basado en procesos para gestionar la calidad, cuyo manejo ha venido transformándose de acuerdo a las circunstancias actuales, en las que la globalización implicó el rebase de límites y transformó los modos de hacer las cosas, involucrando proveedores, procesos, clientes, usuarios y consumidores, convirtiendo a la norma en estratégica para los negocios.

La ISO 9001:2015 nace de un nuevo enfoque directivo que implica un paradigma para su renovación o actualización:

 

 1.- Está dirigida no  sólo a  calidad, sino que está centrada en el negocio, por lo cual la alta dirección se involucra directamente en todos sus procesos, lo que redunda en mayores beneficios para la organización.

En la versión anterior la dirección podía delegar ciertas responsabilidades, por ejemplo al responsable de calidad; sin embargo, ahora se enfatiza que la alta dirección esté comprometida de manera estratégica en los resultados del sistema de gestión de la calidad, como parte del negocio.

 

2.- El pensamiento correctivo cambia a preventivo y es fundamental en las organizaciones. ¿Por qué? Hay una especial atención a la gestión del riesgo como parte del aprendizaje de la misma organización. Los riesgos se ven como oportunidades y, en caso de presentarse algún problema, se inicia un proceso de gestión para minimizar sus impactos, vital para la salud de la empresa.

Al final, de lo que se trata es de que a partir del conocimiento y la experiencia sistematizados, se pueda crear una estrategia de prevención contra cualquier situación que pudiera afectar o desviar los objetivos que se tienen previstos.

 

3.- La gestión del riesgo es vital para las cadenas de producción globales: de ser una forma de actuar natural, se convierte en una acción sistematizada y metódica, que permite la oportuna toma de decisiones. La información y el conocimiento que deriva de esto, asegura mejores resultados.

 

4.-Aquí, la documentación crea un acervo de conocimiento para la organización. En el pasado cada persona que participaba del proceso productivo no tenía responsabilidad clara o directa con respecto a la calidad, aspecto que se delegaba a personas expertas o especializadas en el tema.

Hoy, cada individuo en la organización debe tener mayor claridad de su participación en el proceso general de producción, cuidar la calidad, generar conocimiento y documentarlo de manera idónea.

Es decir, el conocimiento ya no se queda en el especialista, sino que la información y aprendizaje pasan a integrarse en los procesos y forman parte de la empresa.  Con la nueva norma, cada persona documenta y alimenta el acervo de conocimiento general de la organización.

 

5.- Capacitar, planear y programar, para certificarse lo antes posible. Para lograr la certificación ISO 9001:2015 las organizaciones requieren:

a) Capacitar al personal,

b) Planear los tiempos de implementación de acuerdo a los nuevos requerimientos,

c) Programar la auditoría de transición dentro del plazo de los 3 años. Entre más pronto mejor.

La capacitación se da en dos categorías, para aquéllos que implementan los cambios en la empresa, y aquéllos que van a realizar las auditorías internas. BSI Group, como socio de su negocio, ofrece una serie de cursos para cada paso, los cuales ayudarán a su empresa a lograr dicha certificación.

Los cursos son una visión general de todo lo que implica la norma renovada, se muestra el camino a seguir, según el tipo de organización y sus objetivos.  BSI Group provee herramientas en diferentes niveles: liderazgo, implementación y auditoría. Las organizaciones definen la capacitación que requieren para realizar la transición a la nueva versión del estándar o para prepararse y obtener la certificación con base en el rol de los involucrados en el sistema de gestión de calidad.

Los tiempos. La publicación de la norma se espera para este 22 de septiembre de 2015. Las empresas que ya tienen su certificación, a partir de la publicación de la norma tendrán tres años para realizar su proceso de transición, vía las auditorias programadas de vigilancia o de recertificación o a través de una auditoría programada específicamente para la transición.

Las compañías que aún no están certificadas en la ISO 9001:2008, pero que están en vías de hacerlo, tienen hasta septiembre de 2016 para lograrlo bajo la versión anterior; a partir de esa fecha, tendrán hasta septiembre 2018 para certificarse a través de la nueva ISO 9001:2015. Aquéllas empresas que desean certificarse con la nueva versión,  podrán obtener su certificado de manera inmediata, una vez que la norma se haya publicado.

 

-Comunicado de Prensa.