Etiqueta: Traiga su Propio Dispositivo

Cómo enfrentar la dura realidad del BYOD

Cómo enfrentar realidad BYODLos responsables de las áreas TIC están preocupados por la seguridad corporativa en las implantaciones de BYOD (Traiga su Propio Dispositivo). Pero, ¿realmente les preocupa a los empleados?

Un buen número de ellos, un 15%, creen que no tienen ninguna o muy poca responsabilidad en la protección de los datos almacenados en sus dispositivos personales, según un reciente estudio de Centrify.

“Está claro que las organizaciones necesitan continuar educando a los empleados en los peligros y riesgos de la seguridad móvil, pero deben también buscar soluciones que salvaguarden los dispositivos y las aplicaciones a las que estos empleados tienen acceso”, aseveró Michael Osterman, analista principal de Osterman Research.

Centrify entrevistó a más de 500 empleados de compañías medianas y grandes y encontró una alarmante desconexión entre el riesgo percibido en BYOD y la realidad. Casi la mitad de los entrevistados tienen más de 6 aplicaciones de terceros en sus productos BYOD, y más del 15% han tenido su cuenta personal o su clave de acceso comprometidas, según Centrify.

El 43% accedieron a datos corporativos sensibles estando en una red pública no segura. Y, desde luego, muchos empleados no informan inmediatamente de un dispositivo perdido o robado, dejando así expuestos los datos corporativos.

¿Qué debe hacer un CIO?

La pregunta real que nos trae esta encuesta es ¿qué deben hacer entonces las compañías?

La respuesta rápida y fácil es la de educar a los empleados en los riesgos del BYOD, pero el que los empleados aprendan y se sensibilicen por la seguridad nunca ha resultado ser una política muy efectiva. La mayoría de los empleados se van directamente al final de la política de seguridad y la firman sin prestar demasiada atención. La verdad es que las políticas de seguridad no están entre las prioridades de los empleados, especialmente en el día a día.

Algunas compañías se están poniendo duras, adjuntando la política de seguridad BYOD a las evaluaciones periódicas de los empleados, las políticas de compensación y, en algunos casos, la terminación del contrato de los empleados. Quizá estas medidas, dicen, atraigan la atención de éstos.

Ser despedido por no cumplir la política de seguridad puede sonar un poco extremo. Estas medidas tienen el riesgo de perturbar a otros empleados que han visto cómo se ha despedido a un compañero y ahora temen perder su propio trabajo. Además, una política de despidos como esa puede llevar al mayor riesgo de seguridad de todos: el empleado descontento.

“Una evaluación de rendimiento puede hacer que una persona no tenga ya acceso a determinados datos y/o aplicaciones, y la terminación de contrato debería resultar en que se quiten todos los datos corporativos de su dispositivo personal”, afirmó Tom Kemp, CEO de Centrify.

Appliances de seguridad virtual crecerán un 18% anual hasta 2019

Appliances de seguridadLa red empresarial se encuentra en plena transformación. A este respecto, la consultora ABI Research señala que nuevos fenómenos como BYOD, el acceso remoto, los dispositivos inteligentes, el cloud computing y los servicios administrados, están reclamando su lugar en los modernos ambientes empresariales. Una evolución que está haciendo la red más permeable y más difícil de delimitar. Como resultado, la seguridad de la red se ha convertido en la máxima prioridad.

La red corporativa requiere un nuevo enfoque de seguridad y estrategias más definidas. Los administradores de TI tienen que reconsiderar por completo la seguridad de la red, no sólo a la luz de los cambios en las prácticas de negocio, sino también en un ámbito digital en el que las ciberamenazas son cada vez más avanzadas y sigilosas. Se requieren controles exhaustivos en varias capas de la red empresarial, y deben construirse múltiples perímetros alrededor de los diferentes recursos de la empresa, es decir, las aplicaciones, los usuarios y los datos.

Esto ha llevado a muchas compañías a apostar cada vez más por una nueva generación de appliances de seguridad de red, los llamados appliances virtuales que, según ABI Research, registrarán un crecimiento anual del 17.7% de aquí al 2019, frente al 3% de los productos hardware.

“Los dispositivos virtuales están ganando peso frente a los appliances de hardware tradicionales, debido a que proporcionan mayor flexibilidad en el despliegue y en la gestión; además, los costos se reducen notablemente y están disponibles cada vez más como servicios administrados y en la nube a través de terceros”, afirma Michela Menting, analista de investigación senior de seguridad cibernética en ABI.

Smartphones empresariales ganan espacios, en detrimento del BYOD

Smartphones empresarialesDurante los tres primeros trimestres del año, las cifras de compras empresariales en Estados Unidos sugieren que las empresas de este país están replanteando el futuro de sus programas BYOD (Traiga su Propio Dispositivo), según la consultora Strategy Analytics. Las políticas BYOD parecen desacelerarse en el mundo más desarrollado.

En concreto, las empresas adquirieron 73 millones de teléfonos inteligentes en el tercer trimestre de este año, lo que supone un aumento del 34% con respecto al año pasado.

Aunque se trate de una tendencia que parece imparable en muchas regiones del mundo, no sorprende que el concepto BYOD se desacelere en el mundo más desarrollado y las empresas vuelvan a promover dispositivos corporativos entre sus empleados, aseguró Kevin Burden, director de movilidad de Strategy Analytics. “Las compañías están aún diseñando y probando políticas internas de uso de estos dispositivos, descubriendo las dificultades de gestión y experimentando sus efectos”, comentó.

Por ahora no está claro si el aumento en esta compra de dispositivos por parte de las empresas marcará la tendencia o se trata de una simple corrección del mercado. Lo que está claro es que las empresas se resisten a perder el control sobre los dispositivos móviles y las aplicaciones que utilizan sus empleados, aseveró Strategy Analytics.

Leif-Olof Wallin, vicepresidente de investigación de Gartner, coincidió en ello al señalar que “aún hay una brecha entre los CIO y los empleados” y, en todo caso, resulta aventurado extraer demasiadas conjeturas de las cifras del último trimestre, cuando las ventas se vieron afectadas por lo que el propio Wallin denomina el “efecto BlackBerry”.

Las dudas sobre el futuro de esta legendaria marca pueden haber afectado positivamente a las ventas de equipos Apple y Android, advirtió el analista.

En este sentido, dijo que “cada vez surgen más CIO quienes se dan cuenta de que los proyectos BYOD no son más baratos que las iniciativas con dispositivos propiedad de la empresa. Incluso son un 5 o un 10% más caros”.