Etiqueta: WAN

Así sera la evolución de las redes empresariales en 2017

La publicación hermana NetworkWorld, realizó una encuesta a un grupo de ejecutivos de Cisco sobre su visión sobre la evolución de las redes empresariales para 2017 y aquí están algunas de sus previsiones.

Rediseño de WAN: Muchas organizaciones están moviendo aplicaciones a la nube, y estarán haciendo cambios significativos en su arquitectura WAN. Las tradicionales “zonas desmilitarizadas” en sus propios centros de datos aumentarán, o en algunos casos serán reemplazadas. Lo que significa, no hay necesidad de red de retorno de tráfico desde la nube al centro de datos y luego a Internet.

NFV llega a la empresa: Vamos a ver Network Functions Virtualization (NFV) en la empresa que permitirá a los equipos de red de vanguardia trabajar con una multitud de sucursales.

IoT: Internet de las cosas (IoT) se está utilizando ampliamente en la parte de tecnología operativa de la organización. Ahora los COO están comenzando a ver el valor que IoT puede tener en la empresa: iluminación inteligente, localización en el puesto de trabajo o sistemas de CA conectados.

SDN va más allá del centro de datos: SDN empezará a aparecer en las oficinas tanto para ambientes con cable como inalámbricos. La visión de la programabilidad y automatización de extremo a extremo en todos los dominios de red comenzará a convertirse en una realidad en 2017. La seguridad de la red crece, se mueve hacia la nube, crece el aprendizaje automático. Veremos capacidades mucho más ricas y capaces de asegurar y solucionar problemas de red. Al ofrecer estas capacidades desde la nube y aprovechar las experiencias agregadas de un conjunto más amplio de redes, veremos mucho mejor (y más rápido) el diagnóstico y la resolución.

Servicios basados en la ubicación: los entornos inalámbricos, especialmente en las industrias como la venta al por menor, el cuidado de la salud, el entretenimiento y la hospitalidad, se están beneficiando de la tecnología. Las mejoras en Wifi combinadas con tecnologías como Cisco Beacon Point cumplirán con la promesa de aplicaciones como wayfinding y optimización de espacio.

Voz sobre WiFi a escala: Con el soporte de VoWi-Fi en dispositivos Apple iOS y con el soporte ampliado de algunos de los principales proveedores de servicios, la experiencia del usuario y los beneficios de costo de roaming estarán más disponibles y la transferencia de llamadas móviles a una red WiFi será más transparente.

De la Red “Admin” a la red “Programmer”: A medida que el mundo de la programación de red y SDN son más frecuentes, también lo será la necesidad de nuevos conjuntos de habilidades. Los administradores de red que pueden combinar conocimientos profundos de redes con capacidad de programación tienen la oportunidad de impulsar mejoras impresionantes en la velocidad y la escala de las operaciones de red.

La programación se mueve desde el dispositivo al controlador: aunque la programación a nivel de dispositivo es una base para la creación de redes automatizadas sostenibles, habrá mucho más enfoque este año en pasar la programación basada en controladores. Aquí es donde la verdadera simplificación, escalabilidad y sofisticación de la red sucede. La mayoría de la innovación de programación ocurrirá a nivel de controlador con impacto directo en los servicios que atraviesan la red en lugar de con dispositivos individuales.

El acceso inalámbrico de baja potencia se dispara: el acceso inalámbrico de baja potencia (LPWA, por sus siglas en inglés) está comenzando a despegar y generar muchas nuevas aplicaciones IoT. Es una solución ideal para sensores geográficamente dispersos a gran escala, de bajo costo y con baja velocidad de transmisión de datos, donde se necesita una larga duración de la batería y un bajo consumo de energía. LoRaWAN se está utilizando para una amplia gama de casos de uso empresarial y los operadores están deseando que la banda estrecha IoT (NB-IoT) aumente sus redes móviles.

Michael Cooney

 

¿Cómo elegir una solución de redes WAN definidas por software?

Sólo el 1% de las empresas en la actualidad usan soluciones de redes de área extensa definidas por software (SD-WAN), la consultora Gartner cree que se debe a sus ahorros de costos y las mejoras de rendimiento que proporcionan impulsarán su crecimiento en más de un 30% en 2019. ¿Qué hay que considerar a la hora de elegir una solución de este tipo?.

El uso de las redes SD-WAN puede ser muy beneficio para los entornos de sucursales. En comparación con las redes WAN tradicionales, reduce la complejidad del hardware de red, y centraliza y simplifica la gestión.

Dada la perspectiva para 2019, permitirá aumentar o sustituir las redes MPLS, utilizando menos enlaces a Internet, con una superposición de lógica e inteligencia de enrutamiento de tráfico, en lugar de a través de un centro de datos central. Esto mejora el rendimiento de la aplicación y hace un uso más eficiente del ancho de banda.

Así que, ¿cuáles son las principales consideraciones al elegir una solución SD-WAN? Lo primero a considerar es la gestión automatizada, lo que impacta en los costes de implementación y administración. Incluso, si una implementación es simple, el número de recursos de TI y personal necesarios, para rediseñar, implementar y operar un nuevo despliegue SD-WAN, es menor.

El control de rutas es otra consideración importante. Es por ello que sin él, las aplicaciones críticas de negocio, que se ejecuten en la WAN, no accederán al balanceo de ancho de banda, ni dará prioridad a las cargas necesarias para la mejor experiencia de usuario. Lo ideal es que el tráfico de las aplicaciones utilice todos los circuitos y ancho de banda WAN disponibles, para hacer el mejor uso posible de la infraestructura de un departamento de TI.

La calidad de las políticas de servicio dentro de una solución de SD-WAN también permitirá que las aplicaciones más críticas se envíen por los caminos de mayor rendimiento, pero se debe tener en cuenta la capacidad de una solución para detectar problemas y responder a las interrupciones de red, de modo que las aplicaciones críticas no experimenten pérdida de servicio.

La capacidad de una solución SD-WAN para soportar implementaciones híbridas, mediante combinación de múltiples WAN para transportes como MPLS, Internet, enlaces celulares o satelitales, es otro de los factores que deben tenerse en cuenta. Cada uno tiene diferentes capacidades, en materias tales como ancho de banda, niveles de servicio SLA, estrategias de seguridad, y precio.

Las soluciones también deben ser lo suficientemente escalables para satisfacer las futuras necesidades y características de seguridad, y que presten soporte al cifrado, lo que podría resultar crítico para el negocio.

Una de las preocupaciones más comunes, relacionadas con la implementación de soluciones de red basadas en software, es la seguridad. No se puede asumir que los datos estén protegidos en VPN MPLS privadas, Internet o servicios celulares. En lugar de eso, la solución SD-WAN debe garantizar la integridad de los datos y su privacidad, en todos los transportes WAN, y especificar los niveles de encriptación.

Los departamentos de TI que busquen prioritariamente características de seguridad en SD-WAN también deben considerar las soluciones que han sido evaluadas por organismos gubernamentales o del sector, cumplir con las certificaciones de seguridad comunes y contar con un equipo de respuesta a incidentes que notifique a los clientes las vulnerabilidades.

Es desalentador lo que muestra la lista, pero con un mercado SD-WAN todavía joven, las ofertas de los proveedores están cambiando rápidamente. Tomar en cuenta estas consideraciones permitirá lograr un mejor rendimiento de las nuevas redes SD-WAN, además de menores costos y mayor seguridad.

Redacción

 

IDC prevé un gran crecimiento de las redes WAN definidas por software

El mercado de tecnología y servicios SD-WAN podría llegar a mover 6 000 millones de dólares, señala IDC para 2020. Las redes definidas por software ya están en el centro de datos, aportando agilidad y capacidad de respuesta, y ahora llega el momento de las redes extensas (WAN) para optimizar los servicios y aplicaciones en nube empresariales.

En sus previsiones sobre el mercado de redes de área extensa definidas por software (SD-WAN), IDC calcula que crecerá a ritmos del 90 por ciento en los próximos cuatro años hasta alcanzar los 6 000 millones de dólares en 2020.

El mercado SD-WAN está relativamente en desarrollo y ha venido precedido por la existencia de arquitecturas WAN híbridas. Las WAN definidas por software aprovechan estos entornos híbridos, e incorporan un controlador de políticas de centralizado (basado en las aplicaciones), analíticas y visibilidad de la red, una capa de software que abstrae las redes subyacentes y un agente de software opcional que, junto con el resto de elementos, permite a las empresas seleccionar las rutas más inteligentes para cada enlace WAN.

Las SD-WAN permiten suministrar las aplicaciones a un coste más rentable, optimizar modelos de software como servicios (SaaS) y servicios en nube como UC&C, además de hacer más eficientes los servicios que TI da a las oficinas mediante la automatización.

En opinión de IDC, a medida que crece la adopción tanto de las nubes públicas como de las privadas, el rendimiento de las redes WAN es fundamental para asumir las cargas de trabajo, la continuidad y la misión crítica del negocio entre los centros de datos. Por tanto, a medida que las empresas planifican e implementan sus estrategias cloud, “las arquitecturas WAN deben ser consideradas como algo intrínseco a esta infraestructura del centro de datos”, subraya Rohit Mehra, vicepresidente de infraestructuras de red de la consultora.

Además, a medida que los procesos de negocio se mueven a la nube, hay una mayor necesidad de integrar los servicios cloud en los entornos WAN para garantizar el rendimiento de las aplicaciones, la disponibilidad y la seguridad, señala el experto.

Esta predicción se refrenda con una reciente encuesta realizada entre empresas de Estados Unidos, muestra que casi la mitad de las consultadas planea migrar a SD-WAN, durante los próximos dos años.

Redacción