Etiqueta: wearables

Confianza desde el diseño, clave para Internet de las Cosas

Como hemos visto claramente en los últimos años, las protecciones de seguridad y privacidad inadecuadas en Internet de las Cosas (IoT) pueden tener impactos devastadores en los usuarios de Internet y en la infraestructura central.

El ataque de denegación de servicio distribuido (DDoS) de Mirai de alto perfil en 2016 fue un ejemplo dramático de los efectos de la falta de seguridad en los dispositivos de IoT, y la mayoría de los minoristas retiraron de la venta los osos de peluche conectados a CloudPets después de que se reveló que millones de grabaciones de voz entre padres e hijos estuvieron expuestos. Pero las amenazas de estos dispositivos inseguros no desaparecen cuando se actualizan o retiran, ya que a menudo hay un gran número de ellos todavía en servicio, y aún vulnerables.

Por eso animamos a los fabricantes a adoptar Trust by Design. “Trust by Design” es un término general que incluye Privacidad desde el Diseño y Seguridad desde el Diseño. Se trata de un componente esencial de un ecosistema de IoT saludable. Tiene implicaciones significativas más allá de IoT para la salud de Internet en su conjunto y de todos sus usuarios.

El concepto de Privacidad desde el Diseño fue desarrollado por la Dra. Ann Cavoukian en los años 90 en respuesta a los efectos crecientes y sistémicos de las Tecnologías de la Información y los sistemas de datos a gran escala. Desde entonces, se ha convertido en un concepto fundamental, que subyace en gran parte del trabajo sobre la protección de la privacidad que ha seguido. Hay 7 principios clave:

  1. Proactivo no reactivo: preventivo no reparador
  2. Privacidad como configuración predeterminada
  3. Privacidad incrustada en el diseño
  4. Funcionalidad completa: suma positiva, no suma cero
  5. Seguridad de extremo a extremo: protección completa del ciclo de vida
  6. Visibilidad y transparencia: mantenerlo abierto.
  7. Respeto por la privacidad del usuario: manténgalo centrado en el usuario

Si bien los 7 principios son esenciales, hay uno en el que los fabricantes hacen hincapié: la privacidad incorporada en el diseño.

Las medidas de privacidad están integradas en el diseño y la arquitectura de los sistemas de TI y las prácticas comerciales. Estos no se atornillan como complementos, después del hecho. El resultado es que la privacidad se convierte en un componente esencial de la funcionalidad central que se entrega. La privacidad es, por lo tanto, parte integral del sistema, sin disminuir la funcionalidad.

Hay varias interpretaciones de Seguridad desde el Diseño. La fundación Open Web Application Security Project (OWASP) explica los principios fundamentales:

  1. Minimizar la superficie de ataque.
  2. Establecer valores predeterminados seguros
  3. Principio del privilegio mínimo
  4. Principio de defensa en profundidad
  5. Fallar de forma segura
  6. No confíes en los servicios
  7. Separación de tareas
  8. Evita la seguridad por la oscuridad.
  9. Mantener la seguridad simple
  10. Solucionar problemas de seguridad correctamente.

Creemos que se debe incluir la seguridad adecuada en todos los pasos del diseño y la arquitectura de los sistemas de IoT, no como una idea de último momento.

Hay mucho que todos podemos hacer. En particular, es importante que:

  • Los fabricantes tomen medidas afirmativas para mejorar la seguridad y privacidad de los dispositivos que producen.
  • Los minoristas entiendan el papel que desempeñan y el impacto que pueden tener cuando toman en cuenta estos factores al decidir qué productos vender.
  • Los consumidores se informen a sí mismos, utilizando fuentes confiables para comprender los aspectos de seguridad y privacidad de los dispositivos de IoT que están considerando adquirir o que ya están utilizando.
  • Los responsables de la formulación de políticas y los reguladores analicen las funciones que pueden desempeñar y trabajen en conjunto con otros actores clave para lograr mejores resultados.

 

Por: Steve Olshansky, Gerente del Programa de Tecnología de Internet Society.

¿Cómo los wearable pueden aumentar la productividad de sus empleados?

¿Pueden los lentes de realidad virtual mejorar los servicios de soporte de TI para los empleados remotos? ¿Qué pasaría si sus empleados pudieran navegar por la oficina o almacén con mapas de realidad aumentada? ¿Cómo podría el área de sistemas de TI ofrecer experiencias móviles más personalizadas con datos de relojes inteligentes o asistentes virtuales a través de audífonos?

Este podría ser el futuro del trabajo con la tecnología de los dispositivos wearables: relojes y lentes inteligentes, audífonos inteligentes y otros dispositivos que se pueden vestir y que conectan al internet. A medida que la adopción crece y la tecnología madura, los líderes de TI analizan cómo estos dispositivos transformarán la experiencia de los empleados.

 

El trabajo mejora

“Uno de los mayores beneficios de los dispositivos wearables es el aumento de la productividad”, indica Shankar Iyer, vicepresidente sénior y gerente general de Cómputo de Usuario Final en VMware.

En un principio, los usuarios adoptaron estos dispositivos para la salud, el acondicionamiento físico y el entretenimiento; sin embargo, tanto empleados como empleadores han empezado a ver los beneficios de los wearables en el trabajo.

 

Aquí algunos ejemplos:

  • Una conectividad constante: Muchos trabajadores utilizan sus relojes inteligentes personales para recibir notificaciones de reuniones y correos electrónicos sin necesidad de usar sus manos. Esto permite que los trabajadores puedan estar al tanto de las últimas actualizaciones y dar prioridad a las tareas aun estando lejos de sus escritorios.

 

  • Un acceso acelerado: Los relojes inteligentes y otros wearables pueden ofrecer a los trabajadores acceso inmediato y sin contraseñas a los recursos de trabajo. La naturaleza de estos dispositivos de “siempre disponibles” (por ejemplo, siempre en línea y siempre a la mano) compara los dispositivos con una clave personal que puede desbloquear cualquier cosa, desde impresoras hasta computadoras portátiles. “Digamos que son las 8 de la mañana y llega a su oficina y no puede ingresar porque ha olvidado su gafete en casa”, plantea Iyer. “Ahora, imagine si pudiera hacer lo mismo con su reloj inteligente, esencialmente autentificándolo con un lector electrónico y dejándolo pasar fácilmente”.

 

  • Una capacitación rápida: La realidad aumentada (RA por sus siglas en inglés), muestra pasos, diagramas y otras instrucciones digitales superpuestas en los objetos del mundo real; así los empleados pueden aprender tareas complejas de forma eficiente. No es difícil imaginarse a los trabajadores de una oficina usando gafas de RA para operar equipos nuevos o compartir presentaciones en 3D con sus compañeros de trabajo.

 

Existen algunos ejemplos básicos de dispositivos wearables para los trabajadores de campo del conocimiento. Las principales compañías ya reimaginan los flujos de trabajo con estos dispositivos de distintas maneras para lograr una ventaja competitiva.

“El uso de dispositivos wearables abre un abanico de usos múltiples que, con imaginación, pueden multiplicar las capacidades y resultados de su negocio. Se pueden usar para aumentar la productividad, reducir costos, evitar re-trabajos o devoluciones; ofreciendo experiencias diferenciadas a sus clientes quienes le retribuirán con su lealtad”, comenta Antonio Castillo, especialista de Cómputo de Usuario Final en VMware México.

Un ecosistema que evoluciona

La introducción y el avance de las nuevas tecnologías hacen que el futuro de los wearables en el trabajo sea aún más prometedor.

  • La velocidad y la inteligencia: Estos dispositivos solo son tan valiosos como los datos transmitidos hacia y desde éstos. La innovación tecnológica aumentarán la cantidad, calidad y el valor de estos datos. Por ejemplo, los dispositivos “Edge Computing” podrían permitir que los datos recolectados sean procesados en el dispositivo. Las redes 5G podrían transferir rápidamente enormes cantidades de dichos datos hacia la nube, donde las aplicaciones de “Machine Learning” podrían proporcionar información inteligente o tomar medidas impulsadas por los datos de forma automática. Estas innovaciones mejorarán considerablemente el rendimiento y la utilidad de las aplicaciones y los wearables en el lugar de trabajo.

 

  • Los espacios de trabajo conectados: El espacio de trabajo del futuro será mitad humana y mitad máquina. Los elementos inteligentes (las impresoras y televisores), cosas autónomas (los robots y vehículos), sensores de proximidad, asistentes virtuales y otras tecnologías trabajarán de forma coordinada para aumentar y mejorar la experiencia de los empleados. A medida que las TI conectan los wearables de los trabajadores en estos espacios de trabajo, surgirán nuevas aplicaciones y flujos de trabajo mejorados.

 

  • La gestión y la seguridad: Por supuesto, toda esta información —los datos empresariales en los relojes inteligentes, comunicaciones confidenciales en los auriculares, propiedad intelectual en la pantalla de las gafas inteligentes — deberá ser gestionada y protegida. Actualmente en su fase avanzada, la tecnología del espacio de trabajo digital permite que las TI tengan un acceso seguro a los recursos de trabajo en todos estos nuevos dispositivos y diversos sistemas operativos. “Cualquier dispositivo usado por los empleados para acceder a las aplicaciones y datos de la compañía deberá ser protegido para prevenir fugas de datos o accesos ilegales”, explica Shankar. “La tecnología wearable debería gestionarse y protegerse, junto con los teléfonos móviles y las computadoras”.

 

Los relojes inteligentes son los dispositivos más populares de los wearables. ¿Qué pasaría si las empresas incorporaran estos dispositivos “siempre disponibles” en sus espacios de trabajo conectados?

 

La adopción crece

Durante la última década, los aficionados de la tecnología previeron que estos dispositivos serían el próximo gran paso en el trabajo. En un principio, las gafas inteligentes no tuvieron mucho éxito entre los trabajadores o consumidores. Los fabricantes progresivos y las organizaciones de atención médica experimentaron con wearables para ingenieros y pacientes, pero estos dispositivos se mantuvieron bastante ausentes en las empresas típicas.

La demanda creció lentamente. En el 2019, los investigadores en Gartner previeron un aumento global del 25% para los dispositivos wearables. Gartner estima que, en tres años, el total de envíos será más del doble.

“No es una moda pasajera,” advierte Iyer. “Los dispositivos wearables empresariales podrían superar los $60,000 millones para el 2022”.

Más de un tercio de las compras totales estimadas para el 2019 será en relojes inteligentes. Para el 2022, los auriculares”, como los Apple AirPods, serán el wearable más popular, seguido por los relojes inteligentes y los visualizadores (por ejemplo, las gafas de realidad aumentada y realidad virtual).

La movilidad se transforma

Los fabricantes, distribuidores y proveedores de atención médica se adelantaron en lo relacionado con probar e implementar la tecnología wearable en el trabajo. En la actualidad, las compañías en todos los sectores han incorporado estos dispositivos en los flujos de trabajo y las experiencias de los empleados.

“Es una gran experiencia a la cual uno se acostumbra, tal como ocurre con los teléfonos inteligentes de la actualidad”, finaliza Iyer.

Qualcomm doblará su inversión en el mercado de wearables

Qualcomm tiene una firme apuesta en el mercado de wearables, que Gartner estima en 30,500 millones de dólares en 2017.

El máximo responsable de Producto de la firma, Atheros Pankaj Kedia, ha dicho que doblará su inversión en el segmento de los wearables en el marco del evento sobre 4G y 5G que la compañía celebra estos días en Hong Kong y que recoge ZDNet.

“Hemos visto anuncios de algunos competidores que están abandonando el mercado de wearables; Qualcomm está doblando la inversión porque estamos liderando y queremos seguir haciéndolo”, ha dicho el ejecutivo.

A su modo de ver, el mercado está aún empezando y el verdadero crecimiento está aún por llegar.

Actualmente Qualcomm, y en concreto su plataforma Wear 2100, tiene más del 85% del mercado de Android Wear.

Las propuestas para wearables de la compañía de San Diego se basan en la tecnología Snapdragon, así que la capa de seguridad está asegurada, ha defendido Kedia. Es una cuestión clave en la medida que se van añadiendo funcionalidades de biometría, sensorización, conectividad e inteligencia artificial a los dispositivos.

Redacción

 

Conozca las 5 tendencias tecnológicas que transformarán la vida de las personas

Tech Trends 2017 elaborada por GfK, señala que realidad aumentada y realidad virtual, pagos móviles, wearables, vehículos autónomos y los smart homes, serán los dispositivos a acompañarán a los usuarios y transformarán su estilo de vida.

El informe destaca que la realidad virtual y la realidad aumentada comenzarán a dejar huella este año gracias a la adopción por parte de más industrias y a una mayor accesibilidad. Además, el uso de estas realidades en otros sectores y mercados ofrecerá a los consumidores nuevas experiencias.

Para realizar estas previsiones, la consultora alemana GfK, se basa en estudios realizados a nivel global. En Reino Unido, por ejemplo, cerca de un tercio de la población general, encuentra muy atractiva la idea de poseer un dispositivo de RV.

Los pagos con el móvil extenderán su alcance en Europa Occidental y Estados Unidos. Además de simplificar los pagos, los beneficios de estos sistemas para los consumidores son numerosos: evitan colas, permiten comprobar stocks o realizar pedidos por adelantado. Esta expansión vendrá impulsada tanto por el deseo de los consumidores de una mejor experiencia en los puntos de venta, como por su necesidad de que esta sea sin dinero en efectivo.

Respecto a los wearables, se trata de un mercado que ya han aceptado los consumidores y que continuará creciendo a medida que las marcas del sector moda apuesten por él y se mantenga el interés por monitorizar la salud y la forma física. En un estudio realizado en 2016 entre 16 países, un tercio de los entrevistados declararon que monitoreaban su salud o forma física a través de una aplicación móvil, una pulsera de actividad o un smartwatch.

Los vehículos autónomos todavía tienen un largo camino por recorrer ya que deben enfrentarse a varios desafíos no sólo tecnológicos, sino también de seguridad, infraestructuras e incluso de legislación.  Los analistas de GfK no contemplan una adopción más generalizada antes de 2025, cuando puede que los veamos en circulación en zonas específicas. Actualmente, el público espera ser capaz de despreocuparse y dejar que el coche haga el trabajo, con un 100% de seguridad, pero en la práctica, los vehículos sin conductor puros requerirán de una compleja infraestructura para garantizar los más altos niveles de seguridad.

Mientras que los hogares inteligentes parece que se extenderán más allá de las Smart TV, aunque todavía están lejos de una adopción masiva. Sus ventas en Europa han ascendido desde los 5.61 millones en 2011 hasta 17.38 millones de unidades en 2016. Son precisamente los millennials de mayor edad los que han liderado hasta ahora la adopción de productos para el hogar inteligente y muestran las necesidades más diversas. De hecho, el 36% actualmente controla o monitorea dispositivos en su hogar a través de smartphone, tableta y equipos de cómputo.

Redacción

 

Estarán conectadas más de 8 millones de cosas a finales de 2017

La consultora Gartner predice que, para finales de 2017, más de 8 millones 400 mil cosas estarán conectadas y en funcionamiento en todo el mundo, generando un volumen de negocio entre endpoints y servicios que alcanzará los 2 billones de dólares; lo que supone un incremento de casi un tercio con respecto a 2016, en un mercado que llegará a las 20,400 millones cosas conectadas a finales de 2020.

A nivel de regiones, China, Norteamérica y Europa Occidental son las tres zonas del mundo que dirigen el empleo de las cosas conectadas a internet, representando las tres en su conjunto el 67% de toda la base de IoT instalada en 2017.

El segmento correspondiente a consumo es el más extenso, con 5,200 millones de unidades conectadas a la red en 2017, lo que representa el 63% del número total de aplicaciones en uso, seguido del sector empresarial, que emplearán 3,100 millones de cosas conectadas a internet a finales de este año.

Aparte de la industria de la automoción, las aplicaciones que entrarán mayormente en uso por parte de los consumidores, serán smart TV, set-top boxes digitales; en tanto que los contadores eléctricos inteligentes y las cámaras de seguridad en establecimientos comerciales serán las cosas que más emplearán los negocios.

“Los servicios IoT son fundamentales para el despegue del mercado de los dispositivos de internet de las cosas”, ha señalado Denise Rueb, directora de investigación de Gartner, quien ha añadido que el gasto total en servicios IoT, correspondiente a los mercados profesional, de consumo y de servicios de conectividad alcanzará los 273,000 millones de dólares a finales de 2017. Según esta experta, los servicios estarán dominados por tecnología IoT operativa y orientada a los profesionales; una categoría en la que los profesionales de empresas de canal asistirán a los negocios en la implementación, el diseño y la operatividad de sistemas IoT.

Redacción

 

Los retos de México para implementar redes 5G

Los operadores móviles en México ofrecen desde hace un par de años conectividad 4G, sin embargo, ya se empieza a hablar de la llegada del próximo paso evolutivo en redes móviles, pero ¿Es muy temprano aún para comentar acerca de las bondades y los retos del nuevo estándar? Quizá no.

¿Qué es 5G?

El término 5G se refiere a la quinta generación de redes móviles de datos, misma que se encuentra aún en fase de desarrollo y pruebas. Pero recordemos un poco cómo ha sido la evolución en esta materia. Cada generación consta de un conjunto de tecnologías y estándares, los cuales son adoptados, tanto por los fabricantes del equipo utilizado por los operadores para ofrecer sus servicios, como por las marcas de teléfonos celulares. Tradicionalmente el tiempo de vida de una “G” es, en promedio es de 10 años, durante los cuales se hacen revisiones y mejoras a dichos estándares antes de dar el salto a la siguiente generación.

  • 1G Se desarrolló durante la década de 1980. Empleaba tecnología análoga y su uso generalizado era únicamente para la comunicación por voz. En México el primer operador de telefonía celular inició operaciones en 1989.

 

  • 2G Introducida en la década de 1990, permitía realizar llamadas de voz, mensajes de texto, aplicaciones básicas de mensajería instantánea. Su velocidad máxima de datos, en la práctica, era de 500Kbps. Los dos estándares que conformaron la 2G fueron GSM y CDMA. En México la primera red GSM (Telcel) empezó a operar hasta 20025.

 

  • 3G Inició con la década del 2000. Este conjunto de estándares alcanzó velocidades de datos que iban desde 384Kbps (WCDMA), hasta un máximo teórico de 21.6Mbps (HSPA+). Sus aplicaciones ahora incluían: servicios de geolocalización, TV móvil, videollamadas y video sobre demanda. En Julio de 2004 inició operaciones la primera red 3G en México (Iusacell).

 

  • 4G La primera red 4G basada en tecnología WiMAX fue desplegada en Corea del sur en 2006. En 2009 inició operaciones la primera red 4G LTE en Noruega y Suecia. Las velocidades teóricas máximas de 4G (LTE Advanced) son de 1Gbps para descarga y 500Mbps para subida de archivos. Los usos que la cuarta generación móvil permite son navegación Web de sitios multimedia, video HD, videollamada HD, Telefonía IP, entre otros. La primera red 4G LTE en México se puso en marcha en 2012 (Movistar).

La quinta generación o 5G al igual que sus predecesoras, se trata de un conjunto de tecnologías y estándares bajo los cuales las redes puedan cumplir una serie de requerimientos entre los que destacan: conexiones de datos de 1 a 10Gbps, retardo de 1 milisegundo de extremo a extremo, reducción de 90% de uso de energía de la red y disponibilidad de 99.999 %.

¿Para qué servirá?

Además de los beneficios asociados a una mayor velocidad de datos (en teoría hasta 10Gbps), la demanda de conectividad se verá incrementada en los próximos años gracias a la avalancha de equipos wearables, vehículos inteligentes (incluyendo los autónomos), electrodomésticos conectados a Internet, etc. El “Internet de las Cosas” es una de las razones por las cuales será necesaria, más que nunca, una conexión constante, confiable, de gran velocidad y que soporte una cantidad superior de dispositivos conectados de manera simultánea.

La consultora Gartner calculó en 2015, que este año la cantidad de equipos conectados a Internet alcanzaría 6.4 mil millones de dispositivos, número que para 2020 llegará a los 20.8 mil millones.

¿Cuándo llegará?

Si tomamos como referencia las generaciones anteriores, podemos deducir que al inicio de 2020 veremos redes 5G comerciales en México, lo cual no es nada alejado de la realidad.

Actualmente, ya se están realizando pruebas en Estados Unidos y otros países, sin embargo, su despliegue comercial aún está lejos. Aunque se ha especulado que podrían iniciar pruebas de 5G en territorio nacional durante 2018, lo más probable es que su uso comercial generalizado, en nuestro país y el resto del mundo, ocurra al arrancar la próxima década.

“Mientras la industria trabaja para que las redes 4G estén presentes en cualquier lugar y momento, es necesario comenzar a prepararlas para el futuro de la 5G, la cual probablemente no se despliegue hasta 2019 o 2020 como mínimo”, comenta al respecto Paul Gainham, director senior, SP Marketing EMEA en Juniper Networks.

El reto para los operadores

Para que la arquitectura de las redes 5G logre cumplir con sus objetivos, será necesario que cuente con nuevos niveles de flexibilidad, agilidad y automatización. En este panorama, serán la virtualización de funciones de red (NFV), así como SDN (redes definidas por software) la clave para lograr la elasticidad necesaria para desplegar nuevas funciones, que puedan cumplir las demandas de una gran variedad de aplicaciones móviles. Por otro lado, la automatización y orquestación dan a los operadores la posibilidad de lanzar otros servicios para alcanzar distintos segmentos de mercado, así como para evaluar, modificar y escalar sus posibilidades de éxito.

N. de P. Juniper Networks

Conozca los 7 tipos de Startups que destacarán en 2017

A continuación, le mostramos las previsiones que indican la existencia de 7 grupos de startups que triunfarán en 2017, fundamentalmente las relacionadas con Inteligencia Artificial y Machine Learning. Aquí le desglosamos las características de cada una de ellas:

  1. Inteligencia artificial y aprendizaje de máquinas

En 2016, las grandes empresas invirtieron recursos para hacer que la tecnología fuera más inteligente y mejor en la predicción utilizando la inteligencia artificial. La tecnología avanzó lo suficiente para permitir que empresas pequeñas participen en esta revolución y las universidades empezaron a impartir estos conocimientos.

Recientemente, la consultora Gartner identificó la IA y el aprendizaje de máquinas como una de las 10 tendencias tecnológicas estratégicas para 2017. “La IA aplicada y el aprendizaje avanzado de máquinas da lugar a un amplio espectro de implementaciones inteligentes como automóviles o electrónica de consumo, así como aplicaciones y servicios (asistentes personales virtuales y asesores inteligentes) “, según David Cearley, vicepresidente de Gartner.

También se espera que la AI desempeñe un importante papel en la ciberseguridad. Una de las razones es que actualmente no hay suficientes personas con capacidades para cubrir los puestos necesarios. Se estima que hay 1 millón de puestos vacantes y que aumenten hasta 6 millones en 2019.

Big Data también impulsa la AI. Cada día, el mundo genera 2.5 quintillones de bytes de datos, el 90% creados en los últimos dos años, según estimaciones de IBM. Las empresas necesitan que AI aprenda de las tendencias y patrones de sus clientes, construya la automatización y ayude a los empleados a ser más inteligentes en su trabajo.

  1. Chatbots

Los chatbots necesitan de la inteligencia artificial, las empresas cada vez más chatbots para ayudar a reducir el gasto en servicio al cliente. Más del 85 por ciento de las interacciones con los clientes no incluirá a un ser humano en el año 2020, y lo chatbots será la aplicación número uno de IA durante los próximos cinco años, según una investigación de Gartner y TechEmergence.

chatbots-messenger-facebook

  1. Ciberseguridad

Con cada nuevo ataque o vulnerabilidad en 2016, “surgió una compañía de seguridad cibernética para llenar el espacio”, dice Nate Locke, socio de la firma de inversiones Kayne Anderson Capital Advisors.

La seguridad es compleja y difícil de manejar, de acuerdo con Locke, “y aunque las empresas han invertido mucho en productos de seguridad, muchos no están recibiendo suficiente valor de estas tecnologías. En 2017 y más allá, vemos el papel de los proveedores de servicios de seguridad administrados cada vez más importante”.

  1. Transformación digital y la nube

En 2017 y más allá, las empresas se someterán a una transformación digital “a gran escala”, según la firma de investigación IDC, debido a la llamada “tercera plataforma” de cloud, mobile, big data y analítica y tecnologías sociales.

La consultora IDC cree que la nube será un facilitador principal de la transformación digital, y predice que para 2020, el 67% de la infraestructura de TI y el gasto en software estará relacionado con las tecnologías basadas en la nube. Durante esta transición, casi todas las empresas serán un proveedor de servicios en la nube de servicios a su propio mercado, lo que convierte a las capacidades en la nube en una preocupación de TI, así como en un problema de las operaciones empresariales.

  1. AR y VR

La realidad aumentada (AR) está en la mente de muchas personas y el gran hermano de AR, la realidad virtual (VR), también ofrece un gran potencial para las empresas en 2017 y después.

Pero el VR no será simplemente una tecnología para el entretenimiento. “En 2017, VR va a ser adoptada por muchas startups para colaborar con empleados en la oficina y trabajadores remotos o gig”, predice Zach Holmquist, CEO y cofundador de Teem, un servicio basado en la nube para la gestión de espacios de trabajo. “La VR se utilizará para adaptarse a la evolución de la definición de” empleado “para incluir a los trabajadores en la oficina y gig. La gig economía seguirá creciendo, obligando a las empresas a utilizar todos los recursos disponibles para dar cabida a esta nueva categoría de empleados”.

  1. Nueva ola de wearables

La explosión de los anteojos de Snapchat, Spectacles, la compañía detrás de Snapchat, que permite a la gente grabar y compartir hasta 10 segundos de video, está abriendo un nuevo mercado en la categoría de wearables, según Gregory Kennedy, cofundador y presidente de Uncharted Minds, una organización dedicada a eventos y conferencias. “Parece que el enfoque de Snap divertido, peculiar y barato combina las características y precios que no se alcanzaron en la primera ola de wearables”.

snapchat-spectacles

  1. Cosas inteligentes

“Las cosas inteligentes” están en la intersección de AI y IoT y están entre las 10 principales tendencias estratégicas de Gartner para 2017. IoT va “más allá de la ejecución de modelos de programación rígidos” explotando la IA y el aprendizaje de máquina para ofrecer comportamientos avanzados e Interactuar naturalmente con el entorno y con la gente “, dice Gartner. “A medida que las cosas inteligentes, como los drones, los vehículos autónomos y los aparatos inteligentes, impregnan el medio ambiente, Gartner anticipa un cambio de las cosas inteligentes autónomas a un modelo de las cosas inteligentes colaborativas”.

James A. Martin

 

 

 

Transformación Digital tendrá gran impacto en el sector económico

Analistas de Frost & Sullivan expusieron sus conocimientos sobre mega tendencias y transformación digital en el mundo.

El uso de tecnologías de la información en el mundo de las empresas, ha permitido que los diferentes verticales del mercado cambien el “chip” para ser cada vez más digitales y así puedan disfrutar de los diferentes beneficios del uso de Advanced Analytics, IoT, Cloud, BYOD, Comunicaciones Unificadas, Apps, entre otros; para ofrecer mejores servicios, productos y experiencias a sus consumidores.

La consultora destacó en un estudio, que el 50% de los encuestados han sido impactados fuertemente por la transformación digital por lo que ya han implementado algunos cambios en sus modelos de negocio, mientras que el 37% se siente afectado por esta tendencia, pero aún no ha implementado ninguna mejora o implementación.

En dicho documento se destaca la importancia de los diferentes cambios en negocios tradicionales hacia el modelo digital gracias a la implementación de soluciones de tecnología de la información.

Aerolíneas:

Las compañías aéreas están en busca de ofrecer mejores experiencias a sus viajeros, quienes cada vez son más exigentes y complejos, pero a su vez necesitan implementar estrategias que logren este cometido mientras los márgenes de utilidad se incrementan.

Para esto, la automatización, digitalización y análisis de datos, son fundamentales para lograr los cambios necesarios y emprender un camino hacia la transformación digital que nos llevará a un panorama diferente en el sector con: nuevos y más grandes aeropuertos con más pistas y mayor confort; infraestructura moderna de aeropuertos inteligentes; autoservicio para compra de vuelos, check-in, entrega de equipaje y proceso de abordaje; nuevo paradigma de negocio con el retail como un nuevo recurso para apoyar el sostenimiento de aeropuertos; viajeros conectados con dispositivos, beacons y realidad aumentada; nuevos modelos de negocio con IoT, inteligencia artificial y nube; ciudades de aeropuertos como una realidad; y seguridad integrada tanto en el plano digital como en el físico.

Retail:

La automatización de la interacción con el cliente es la clave para predecir y personalizar la experiencia de consumidores en espacios de comercio, y las siguientes tecnologías están permitiendo que este cambio sea posible: Impresión 3D, computación en la nube, IoT, tecnologías móviles, robótica, dispositivos wearables, analytics, inteligencia artificial, entre otras.

Sector Público:

Se prevé que en el 2025 existan alrededor de 100 “ciudades inteligentes” en el mundo a la vez que cada vez más gobiernos son conscientes de la necesidad de tecnologías de la información para afrontar diferentes retos. Esta tecnología involucra el uso de recolección de datos, análisis de la información, y soporte en decisiones y actividades.

Evidentemente, los retos dependen de la situación de cada ciudad en términos de infraestructura, transporte, vivienda, servicios básicos, densidad de población, etc., y de igual forma, es importante recordar que la tecnología por sí sola no constituye una ciudad inteligente, debido a que ésta existe para mejorar la relación con los ciudadanos y proveer mejores servicios.

Servicios Financieros:

Finalmente, cabe destacar, la tecnología ha modificado en gran parte el sector financiero en el mundo y la creación de FinTechs ha contribuido a generar experiencias nuevas para los consumidores. Sin embargo, esta industria continúa reinventándose para ofrecer nuevos servicios a partir de la transformación digital con: transacciones automatizadas mediante equipos con capacidad de aprendizaje de algoritmos (machine learning) para identificar patrones que los humanos no pueden; asesores automatizados para la atención de servicios básicos que significa un ahorro de costos importante para las instituciones bancarias y una satisfacción de atención rápida al cliente.

Además, Billeteras Inteligentes para los consumidores las cuales funcionan para realizar pagos y compras, y a su vez, ser un asistente financiero personal; IoT y análisis de datos para añadir valor a una tendencia que está transformando los seguros al permitir el análisis de riesgo de una persona mediante la recolección de datos; y análisis de fraudes con herramientas capaces de aprender largos patrones y su evolución, permitirá predecir nuevas formas de fraude y por tanto asegurar las transacciones de los consumidores.

Tendencias de la migración inalámbrica en Universidades

La migración es el único gran reto de las instituciones de educación superior, el poder soportar WiFi de alta calidad, confiable y seguro no solamente en el salón de clase sino para las necesidades personales de los estudiantes. Aunque este asunto está creando la necesidad de tener el diseño de red WiFi más robusta en el campus, también debe prepararse para lo que viene.

Una gran parte de los departamentos de TI en las instituciones de educación superior son pequeños pero se espera que administren redes extremadamente grandes. Por eso es que más instituciones buscan automatizar los sistemas de administración de red inalámbrica que pueden realizar tareas inalámbricas de gestión y producir reportes.

El aprendizaje en línea amplía las oportunidades educativas a una mayor cantidad de personas. Muchos de estos usuarios son altamente móviles y desean acceso dentro y fuera del campus.

IoT y wearables están transformando el Wi-Fi  

El Internet de las Cosas (IoT) como refrigeradores, focos, etc. sus exigencias están transformando las redes inalámbricas. Los dispositivos IoT están en todas partes accediendo a redes WLANs directamente o a través del anclaje a la red y el hecho es que la cantidad de dispositivos conectados está aumentando.

El trabajo de la red WiFi del campus es proporcionar conectividad constante y segura mientras permanece lo suficientemente flexible para asegurar que se cumplan los niveles adecuados de Calidad del Servicio.

Algo que la gente toma en serio es el Wi-Fi de alto desempeño. Incluso algunos están dispuestos a pagar por él. Las instituciones educativas pueden aprovechar esta oportunidad al cobrarle a los visitantes no inscritos en la universidad un cargo razonable para utilizar la red.

Los dispositivos móviles continuarán impactando la enseñanza y el aprendizaje de varias formas. Primero, las instituciones educativas siguen revisando las ventajas y desventajas del rol de los dispositivos móviles en los salones de clase. Segundo, existe un uso creciente de los móviles para el estudio fuera del campus tanto en la casa como afuera en la comunidad.

No es una tendencia nueva pero es interesante ver cómo todo esto se apoya en la infraestructura inalámbrica. Un curso de educación basado en competencias con wearables conectados a la nube no funcionará si la red se satura. Un alumno puede tener más de cinco dispositivos conectados al WiFi, ya sea Laptop, teléfono, tableta, cámara, reloj, drone, para un trabajo escolar.

Es difícil decir cuál de estas tendencias afectará más a cada institución pero el cambio siempre será parte del futuro. Es mejor prepararse para esos cambios con el fin de prevenir problemas que no hacer nada. Es la diferencia que puede hacer a una institución de educación superior un líder en su sector.

Andre Queiroz, director regional para Latinoamérica de Ruckus Wireless.

Los wearables ponen en riesgo los datos corporativos

La llegada de los wearables y el aumento de su popularidad puede suponer en un futuro próximo una auténtica pesadilla para las empresas; se espera que al igual que pasó con los dispositivos BYOD, la conexión de dispositivos personales a las redes de las corporaciones o la gestión de datos empresariales en equipos ajenos no se obtiene nunca un buen resultado en cuanto a seguridad se refiere.

Sin embargo, no es algo de lo que se pueda huir: los trabajadores van a emplear las herramientas que tienen a su alcance, en especial las más fáciles de usar, por lo que la mejor solución ante esta nueva situación es prepararse para lo que se avecina. “Va a ser como tener dispositivos BYOD hormonados”, ha bromeado Peter Gillespie, un abogado de la empresa Fisher Phillips, un bufete de abogados especializado en leyes laborales.

Un caso que ejemplifica los peligros de los wearables son los relojes inteligentes, capaces de gestionar correos electrónicos, o en algunos casos, softwares internos de productividad; se trata de un objetivo muy apetecible para los hackers ya que se puede acceder tanto a información personal como corporativa.

“El problema es que las empresas todavía no se lo toman en serio”, señala Gillespie. “Todavía no se están conectando habitualmente a las redes de la empresa, por lo que no se ve como un problema; sin embargo los departamentos de TI y de Recursos Humanos deberían concienciarse de que este tipo de dispositivos no están diseñados desde la seguridad”.

Según Phil Hochmuth, analista de IDC, las empresas son conscientes del reto que suponen los wearables conectados a redes corporativas, “y estas desarrollando soluciones para anticiparse, aunque no a gran escala; además este tipo de dispositivos no se están produciendo todavía en masa”.

Respecto a la conexión que suelen compartir los wearables con los smartphones, muchas empresas de movilidad y gestión están desarrollando software específico para wearables que requerirán varios niveles de protección, pero aún está por comprobar su buen funcionamiento.

Más allá de los productos de consumo del estilo del Apple Watch no hay muchos wearables que se empleen de verdad en la oficina: dónde mayores ventajas pueden encontrar las empresas es en las aplicaciones pensadas especialmente para ambientes industriales, como por ejemplo las gafas de realidad aumentada o los wereables que son sensores de datos.

“En industrias como el de la sanidad, el gas o el petróleo, estos dispositivos manejarán información muy sensible por lo que deberán contar con un sistema estricto y controlado, con una fuerte autentificación”, añade Hochmuth. Se tratará pues de equipos manejados por la empresa, no por trabajadores con otros fines que no sean corporativos.

En la actualidad ya existen proveedores de herramientas que gestionan wearables como si fueran computadoras, como ya es habitual; son soluciones que tienen como objetivo, tanto proteger la información sensible de la empresa, como la privada personal de los trabajadores.

Hasta ahora el wearable más popular es la banda de ejercicio, desarrollada por Fitbit; por otro  lado, la demanda de relojes inteligentes no ha alcanzado en los dos últimos años las expectativas de negocio de las compañías, aunque todavía creen que tiene mucho potencial para crecer en el mercado, aunque a marchas menos forzadas.

Pese a las persistentes noticias que hay sobre los peligros de conectar los wearables con otros dispositivos por los datos personales, un estudio reciente de la multinacional PwC señala que la gente está menos preocupada ahora que hace dos años por la seguridad de la empresa. Además, en la encuesta el 67% de los consumidores creían que las empresas deberían pagar por sus wearables, ya que aumentaba su productividad en el trabajo; para 2020, Gartner señala que 75 millones de wearables entrarán al puesto de trabajo.

“Hay muchos retos en el hecho de que la empresa pueda acceder a los wearables de los trabajadores; podrán monitorizar la localización de sus empleados, las horas trabajadas, los descansos que se toman e incluso los números de pasos que dan. Al final los empleados que no quieran participar parecerán sospechosos de querer ocultar algo”, señala el informe.

La conclusión del estudio de PwC es que mientras aumente la presencia de la tecnología en el puesto de trabajo, la transparencia y la formación del empleado deberán ser las claves para resolver el problema.

Redacción