Etiqueta: Windows 7

Conozca si actualizar a Windows 10 podría dar problemas en su empresa

Microsoft sigue con el objetivo de poder posicionar Windows 10 en todos los dispositivos, para que las empresas y organizaciones acaben adoptando y actualizando todos sus equipos de cómputo a la última versión de Windows.

Para ello, desde Redmon han realizado un movimiento estratégico, la implementación de una herramienta desarrollada por la compañía para que los administradores de TI puedan evaluar el impacto que el nuevo sistema operativo tendrá al ser desplegado en los distintos equipos de su organización.

Denominada WUAS, de las siglas Windows Upgrade Analytics Service, el software es capaz de evaluar el tipo de aplicaciones que están corriendo en el entorno de red. Mediante el uso de tecnologías de telemetría del dato, es capaz de adivinar si el software que se ejecuta en ellos será compatible con Windows 10, sugiriendo además soluciones a los posibles problemas de compatibilidad.

El nuevo servicio ayuda a abordar una de las mayores preocupaciones de los profesionales TI, como es el poder abordar una actualización del sistema operativo en sus equipos de la red. Para los conocedores de Microsoft, el servicio es una versión más avanzada de lo que venía ofreciendo la herramienta Application Compatibility Toolkit, la cual ha sido utilizada durante años por los departamentos de TI cuando abordaron actualizaciones a Windows 7. Así lo indica Steve Kleynhans, vicepresidente de investigación de la consultora Gartner.

La herramienta WUAS también puede ser utilizada para comprobar la compatibilidad de dispositivos ante la instalación de nuevas herramientas o versiones de software en general.

Enfocándose en el futuro, Kleynhans es partidario de que el servicio pueda llegar a ser algo que forme parte del proceso, de cara a todas aquellas organizaciones que evalúan el impacto del despliegue de los parches del sistema operativo. De esta forma, las actualizaciones podrán ser más personalizadas en función del hardware del dispositivo, y no como sucede ahora, que todos los equipos reciben la misma imagen de la actualización.

Blair Hanley Frank, IDG News Services,

Microsoft cambia el sistema de actualizaciones de Windows 10

Microsoft se ha dado a la tarea de ampliar las notificaciones y actualizaciones de manera automática en las computadoras de pequeños negocios. Los nuevos criterios de Microsoft para actualizar a Windows 10 cubren equipos de cómputo corriendo en Windows 7 Professional o Windows 8.1 Pro que cumplan con el requisito “domain-joined”.

Microsoft volvió a cambiar ayer las reglas de su juego “Actualiza tu PC a Windows 10”, anunciando que las computadoras de negocios que todavía funcionan con las ediciones profesionales de Windows 7 y Windows 8.1 pronto empezarían a recibir notificaciones con el objetivo de que migren al nuevo sistema operativo.

Al mismo tiempo, la compañía de Redmond ha proporcionado con cierto retraso instrucciones de bloquear la actualización a Windows 10. El tiempo entre un mensaje y el otro no era casual ya que, históricamente, el mercado predilecto de Microsoft a la hora de ofrecer mejoras y actualizaciones de sus aplicaciones siempre ha sido el corporativo, por encima del sector de consumo. “Vamos a iniciar el despliegue de la app “Get Windows 10” extendiéndola a aquellos dispositivos que cumplan con los criterios. En Estados Unidos la campaña empezará a finales de este mes, mientras que en el resto del mundo dará comienzo poco tiempo después”, ha señalado el ejecutivo de Microsoft Matt Barlow, en el blog corporativo.

Los nuevos criterios de Microsoft para actualizar a Windows 10 cubren PC corriendo en Windows 7 Professional o Windows 8.1 Pro que cumplan con el requisito de ser “domain-joined” –es decir,  formando parte de una red cuyos administradores se basen en el directorio activo para establecer derechos de acceso—y que reciben las actualizaciones a través del servicio de actualizaciones de Windows.

De esta forma, en poco tiempo, Microsoft ha anunciado que todos las PC que operan bajo las ediciones de Windows 7 Enterprise y Windows 8.1 Enterprise, recibirán actualizaciones desde las plataformas administradoras gestionadas propiedad de Microsoft: WSUS (Windows Server Update Services), o bien desde SCCM (System Center Configuration Manager).

La nueva estrategia de Microsoft en su política de actualizaciones a Windows 10 afecta en primera instancia a los pequeños negocios que realizan una aproximación más informal a la hora de operar con PC  y que confían en la actualización online que proporciona el fabricante porque no disponen de personal TI especializado y dedicado.

-Gregg Keizer

Windows 7 dejará de tener soporte en 2015

Microsoft acaba de comunicar en su blog el ciclo de vida de algunos de sus productos, entre los que se encuentran Windows 7. Así, el sistema operativo más utilizado de Microsoft dejará de tener soporte técnico estándar en enero de 2015 para pasar a tener soporte extendido.

 

El próximo 13 de enero, Microsoft dejará de ofrecer soporte técnico estándar a Windows 7 en todas sus versiones. Así lo hizo saber la multinacional estadounidense en su blog en el que también explica el ciclo de vida de otros productos como es el caso de Office 2010 Service Pack 1.

 

¿Qué significa que a partir del 13 de enero de 2015 Microsoft deje de ofrecer soporte técnico estándar a Windows 7? A grandes rasgos, que los usuarios del sistema operativo de Microsoft pasarán a disponer de soporte extendido. “El soporte extendido dura 5 años e incluye actualizaciones de seguridad gratuitas y soporte técnico con revisiones de pago”. Es decir, Windows 7 continuará teniendo soporte hasta el 13 de enero de 2020.

 

Eso sí, Microsoft ha aprovechado para señalar que no aceptará solicitudes de cambios de diseño o nuevas características durante la fase de soporte extendido.

 

Windows 7 fue presentado en octubre de 2009, con lo que, tendrá una vida superior a los 10 años, lo que estaría en línea con el ciclo de vida que suelen tener los sistemas operativos de Microsoft.

 

Según el último estudio de Net Applications, el sistema operativo más utilizado continúa siendo Windows 7, el cual se encuentra en el 50.55 por ciento de las PC a nivel global, un importante incremento si se compara con los datos de junio de 2013, cuando Windows 7 estaba instalado en el 44.37 por ciento. Windows 8, por su parte, alcanzó en junio el 12.53 por ciento de penetración.

Cinco herramientas gratuitas para redes Ethernet que vale la pena revisar

¿Todavía hay algo gratis en esta vida? Bueno, aún existen algunas herramientas para ayudarle a administrar y mejorar el rendimiento de las redes Ethernet. Aquí hay cinco que encontramos para hacer precisamente eso:

1. La versión de prueba gratuita por 30 días de Cascade Shark Virtual, de Riverbed, en su edición de analizador de paquetes. Este software está diseñado para proporcionar captura continua de paquetes y almacenamiento a largo plazo en tiempo real, hacer análisis forense para regresar en el tiempo y realizar reportes de eventos de seguridad y de red. Puede funcionar en standalone o como un componente de la línea de productos de gestión de rendimiento de red de Riverbed Cascade. Cascade Shark VE registra todo el tráfico de la máquina virtual que atraviese un switch virtual en un hipervisor VMware ESXi.

2. LAN Speed Test es una utilería gratuita diseñada para medir las velocidades de transferencia de archivos, disco duro, unidad USB, y LAN cableada e inalámbrica. Construye un archivo en la memoria y lo transfiere en dos sentidos, a la vez que lleva el registro del tiempo y calcula el resultado. La mayoría de pruebas son en menos de un minuto, y el tamaño del archivo es de 120 KB para Windows y de 370 KB para Mac. Es compatible con todas las versiones de Windows 2000 en adelante, y pronto estará disponible para Linux.

3. Software es un código fuente que permite a los desarrolladores de productos basados en PC o embebidos agregar funcionalidad de escáner a un conjunto de características de un producto. El software se entrega como un kit de desarrollo, o como una librería de enlace dinámico para Microsoft Windows XP, Vista y Windows 7 de 32 y 64 bits. Se ofrece como licencia de sitio, libre de regalías.

4. El controlador de drivers Free Intel Ethernet se puede encontrar aquí, en SourceForge, un recurso de la comunidad de código abierto propiedad de Slashdot Media. Este proyecto de código abierto e1000 contiene los controladores del kernel de Linux para todos los adaptadores Ethernet y LAN de Intel en la placa base.

5. Por último, la Ethernet/IP Capacity Tool de Rockwell es una herramienta gratuita para la estimación de la cantidad de ancho de banda que se utiliza en una red IP. Está diseñada para permitir al usuario seleccionar una plataforma, añadir diferentes tipos de E/S y dispositivos de red, y luego calcular cuántas conexiones Common Industrial Protocol (CIP) y TCP se procesan, además de los requerimientos de rendimiento de paquetes por segundo.

___________

Jim Duffy, Network World

Pregunta obligada: ¿Es mejor migrar a Windows 7 o a Windows 8?

Windows 7 o Windows 8Microsoft finalizó el soporte para Windows XP el pasado martes 8 de abril. Aunque los usuarios se encuentran en libertad para seguir usando este sistema operativo que ya tiene 12 años, hacerlo podría generarles un gran riesgo para su seguridad, ya que las vulnerabilidades del futuro no tendrán parches.

En el mundo perfecto de Microsoft, la mayoría de los usuarios aprovecharán esta oportunidad para cambiar a Windows 8, incluso si se trata de un cambio drástico con respecto a XP. Pero no necesariamente deben ir por esa ruta. Aunque Windows 8 ofrece muchas cualidades, no hay nada que les detenga para adoptar el Windows 7.

No tomaremos la decisión de elegir entre Windows 7 y Windows 8 por usted, pero si decide prestar atención a los anuncios de Microsoft, podemos ayudarle a elegir el sistema operativo adecuado para sus necesidades.

El caso de Windows 7

El mayor de los beneficios de Windows 7 es su familiaridad. El menú de inicio aún se encuentra intacto, y las funcionalidades básicas son lo suficientemente similares como para que no tenga que volver a aprender muchas cosas. Incluso puede hacer que Windows 7 se vea como Windows XP con sólo unos cuantos cambios.

La experiencia por default de Windows 7 tiene una fuerte similitud con Windows XP.

Sin embargo, éste no es el caso del Windows 8 –y la actualización Windows 8.1–, que requiere una curva de aprendizaje más pronunciada. Microsoft se deshizo del menú de Inicio y lo reemplazó con un lanzador de aplicaciones que captura toda la pantalla. Esta pantalla de inicio se encuentra llena de nuevos tipos de aplicaciones que se encuentran optimizadas para la interacción táctil. Aunque aún se encuentra disponible el Escritorio, puede que vaya a rebotar continuamente entre las dos interfases.

Los comandos cruciales del sistema se encuentran ocultos en los invisibles “charms” y las “hot corners” que sólo aparecen cuando el usuario mueve su mouse a ciertos puntos al filo de la pantalla. Invocar a los menús ocultos se hace más natural una vez que se acostumbra, aunque ciertamente existe una curva de aprendizaje para este sistema nada familiar.

Uno puede devolver algo de familiaridad a Windows mediante cambios en la configuración y software de terceros, pero es un proceso muy laborioso. Windows 7 es la elección más segura si uno quiere que las cosas se mantengan de la misma forma en que se encontraban en XP, o si está comprando una nueva PC para un pariente que use XP.

Windows 7 también ofrece el beneficio de ser un sistema operativo muy refinado y completo. Para comenzar, fue una enorme mejora con respecto a Windows Vista –en lugar de ser una reinvención completa–, lo cual puede presentar nuevos problemas. Y desde su lanzamiento en el 2009, ha recibido una gran actualización de Service Pack e innumerables reparaciones de bugs. Windows 7 no es perfecto de ninguna manera, pero a diferencia de Windows 8, no se siente como un trabajo inconcluso.

El caso de Windows 8

Decir que “a algunos usuarios no les gusta Windows 8” es ser bastante diplomático. Los drásticos cambios en la interfase han polarizado a los críticos y alienado a los usuarios de mouses y teclado, que sienten que Microsoft ha puesto demasiado énfasis en las pantallas táctiles.

La pantalla de Inicio por default de Windows 8 y Windows 8.1 no se ven para nada parecidas a Windows XP y ocultan importantes comandos detrás de controles invisibles en las esquinas.

El tradicional Escritorio de Windows se encuentra disponible en Windows 8. Aunque carece –por ahora– del icónico menú de Inicio y uno tiene que pasar a través de la pantalla de inicio –que se encuentra llena de aplicaciones– para llegar a él, esas preocupaciones algún día se esfumarán, ya que Microsoft está intentando enfrentar las mayores quejas de los usuarios de PC con respecto a Windows 8 a través de actualizaciones de software.

Y si usted puede mantener abierta su mente, Windows 8 puede brindarle muchos beneficios, incluso si no tiene una PC o tablet con pantalla táctil.

Algunos de esos beneficios son imperceptibles o se encuentran ocultos. Los tiempos de inicio y apagado son mucho más rápidos en Windows 8, y el desempeño en general se ha mejorado. La protección contra los virus ahora se encuentra incorporada en el sistema operativo, de tal forma que uno no tiene que descargar el Microsoft Security Essentials o pagar por una suite antivirus; además,  se encuentra habilitada por default una nueva opción de ‘booteo’ seguro.

Windows 8 también añade algunas herramientas más para los usuarios de escritorio, como un nuevo diálogo de transferencia de archivos que combina todo en una sola ventana y proporciona un botón de pausa.

El administrador de tareas ha recibido una mejora completa, con una apariencia más limpia, estadísticas sobre el disco y consumo de datos, un historial de aplicaciones y una mejor forma de administrar los programas que se ejecutan desde el inicio.

Si usted utiliza múltiples monitores, Windows 8 le ofrece características multi monitor incorporadas, de tal forma que no tiene que comprar software de terceros. Las herramientas de respaldo de archivos también se han mejorado en Windows 8, para guardar un historial completo con las carpetas de documentos, música, fotos y videos.

Si no le preocupa la nueva interfase de Windows 8, usted encontrará algunos usos para sus aplicaciones. Por ejemplo, un editor de texto a pantalla completa puede ser una forma para evitar las distracciones; asimismo, la capacidad para trabajar con múltiples aplicaciones ‘lado a lado’ le será útil en todo tipo de situaciones.

Ponderar el hardware y el soporte

También debe tomar en consideración el hardware. No es difícil encontrar en el mercado una PC con Windows 7. Pero en general, la variedad del hardware de Windows 8 es mucho más amplia: se pueden encontrar desde laptops súper económicas hasta ultrabooks delgadas y ligeras. Para endulzar esta situación, hasta el 15 de junio Microsoft le dará cien dólares por hacer una actualización a una máquina con Windows 8. También podrá aprovechar hardware más nuevo, como los procesadores (Haswell) Core de cuarta generación. Otra opción consiste en hacer el downgrade de una PC nueva a Windows 7, pero no desde el Windows 8 estándar. Para ello, usted necesita tener Windows 8 Pro, algo que incrementa el costo total de su nueva computadora.

De igual forma, si usted se encuentra migrando equipos desde Windows XP, quizás no sea el tipo de persona al que le guste hacer actualizaciones con regularidad. Entonces, tenga en mente que el soporte extendido para Windows 7 termina en enero del 2020. Windows 8 ofrece un soporte extendido hasta el 2023, por lo que tendrá unos cuantos años más antes que tenga que repetir todo este ejercicio.

Finalmente, algunas máquinas con Windows XP podrían no tener la capacidad para ejecutar un sistema operativo moderno. Si usted tiene PC que no satisfacen los requerimientos de Windows 8 –tenga cuidado con estos pequeños detalles–, revise la opción de los sistemas operativos Linux diseñados para atraer a los refugiados de Windows XP.

_______________

Jared Newman, PC World 

Holanda y Reino Unido no dirán adiós al Windows XP

Windows XP Holanda y Gran BretañaLas computadoras del sector público de Holanda y del Reino Unido podrán seguir trabajando con Windows XP sin que esto les suponga un quebradero de cabeza. Así lo publican diferentes medios de comunicación que aseguran que, en el caso del Reino Unido, el gobierno pagará más de 6.7 millones de euros (9.2 millones de dólares) para ampliar, durante 12 meses, el soporte y las actualizaciones de seguridad “críticas” e “importantes” para Windows XP, Office 2003 y Exchange 2003.

El diario inglés The Telegraph asegura que el soporte estará disponible para todos las administraciones tanto locales como centrales, organizaciones benéficas, colegios y el servicio nacional de salud (NHS) inglés.

Para el gobierno del Reino Unido, éste es un acuerdo “importante” ya que permitirá “la continuidad para todas las agencias gubernamentales del sector público” mientras “migran a sistemas operativos alternativos”.

En el caso de Holanda, y según publica Ars Technica, el gobierno también llegó a un acuerdo para ampliar el soporte a Windows XP aunque no han transcendido los términos del acuerdo con Microsoft.

Para el resto de los países, y a falta de que se conozca si algún país más llega a acuerdos con Microsoft, Windows XP dirá adiós este 8 de abril.

El soporte a Windows XP llega a su fin, ¿y ahora qué?

Windows XP y ahora quéA partir de este 8 de abril, no habrá más actualizaciones de seguridad, así que es probable que los sombreros negros lancen un torrente de malware para explotar las vulnerabilidades que Microsoft ya no va a parchar. “Algunos hackers estarán pendientes de los exploits y esperando a que acabe el soporte”, señaló Chris Sherman, analista de seguridad de Forrester Research. “Si sabe de una vulnerabilidad, ¿por qué no hacerlo?”

Los hackers también podrán examinar las actualizaciones de seguridad de Windows Vista y Windows 7 para obtener un buen conocimiento de las vulnerabilidades subyacentes que se parchan, y aplicar ese conocimiento para explotar vulnerabilidades similares que existen en Windows XP.

El fin de Windows XP es un problema potencial para las empresas debido al número de máquinas con XP que aún existen. Forrester estima que el 20% de los endpoints de las empresas todavía corren XP, llegando a 23% en los sectores públicos y de cuidados de la salud; los retailers también se encuentran en riesgo.

Asimismo, un estudio de Fiberlink, empresa de administración de dispositivos móviles que es propiedad de IBM, encontró que hasta un 20% de los endpoints que encuestó usaban XP, y eso incluía a algunas grandes compañías financieras que son usuarios intensivos de XP.

¿Por qué las empresas lo siguen usando?

Una buena pregunta es por qué estos sistemas no han migrado a un sistema operativo más moderno. Después de todo, Microsoft anunció la fecha del fin del soporte para Windows XP en abril del 2012.

“Algunas organizaciones han subestimado los tiempos de migración, algunas pensaron que el tema no era importante, y es posible que algunos departamentos de TI no hayan conseguido el financiamiento para llevar a cabo una migración”, explicó Michael Silver, vicepresidente de investigación de Gartner.

El analista dijo que algunas organizaciones no tomaron en serio la fecha del fin del soporte o se encuentran satisfechas con hacer la actualización a una versión más nueva de Windows cuando pasen por su ciclo de renovación de hardware.

Además, un buen número de organizaciones usan aplicaciones legacy que sólo pueden ejecutarse en XP, ya que son incompatibles con versiones posteriores de Windows. Otras no tienen deseos de realizar la actualización, ya que no se dispone de los controladores necesarios para algunas muy costosas piezas de equipamiento que utilizan, como los dispositivos médicos.

La automatización, un acelerador

La migración es ciertamente algo que necesita tiempo, pero el tiempo real que se requiere depende de la cantidad de recursos que una compañía tenga disponibles. “Uno podría migrar 20 mil máquinas en un fin de semana, si tuviera 20 mil técnicos”, afirmó Silver. La clave para realizar una migración rápida sin utilizar enormes cantidades de recursos humanos es la automatización.

La institución académica francesa EHESP es una organización que llevó a cabo una migración de este tipo, cambiando 600 PC con Windows XP a Windows 7 en un mes. Para ello empleó a sólo tres personas de TI más un consultor. Lo hizo automatizando el procedimiento mediante la herramienta Migration Fast Forward Service de Dell, una imagen master de un ambiente de PC preconfigurado y un appliance de despliegue Dell KACE.

“Luego de evaluar la compatibilidad de nuestro software, migramos de las viejas computadoras a las nuevas, y desde Windows XP a Windows 7, a una tasa de alrededor de 30 PC por día”, sostuvo Gwendal Rosiaux, gerente del Departamento de TI y Telecomunicaciones de EHESP. “Estoy absolutamente seguro que esto fue más rápido y barato que intentar hacer la migración sin automatización”.

Soporte customizado para Windows XP

Microsoft seguirá produciendo parches de seguridad para Windows XP luego del 8 de abril, pero éstos sólo se encontrarán disponibles para las compañías que estén dispuestas a pagar un soporte customizado. No existe una lista de precios oficial para este servicio, pero en general se acepta que el costo será de unos 200 dólares por máquina en el primer año, y se duplicará en cada año posterior.

El alto costo del soporte customizado aleja a muchas organizaciones de esta opción, pero Silver recomienda a las organizaciones que lo piensen de nuevo. “Hemos visto los precios máximos”, sostuvo. “Hemos escuchado de máximos en los costos totales de soporte, que son menores a los del pasado, de manera que vale la pena hablar con Microsoft sobre esta posibilidad”.

Las compañías de industrias reguladas que no tomen este enfoque podrían correr el riesgo de enfrentar problemas de cumplimiento, ya que correrían un sistema operativo que no ha sido parchado para las vulnerabilidades conocidas. “En última instancia, depende de los auditores, pero habría mucha incertidumbre sobre si decir que un sistema es seguro si no ha sido parchado”, advirtió Silver.

Chuck Brown, director de Fiberlink, concuerda con esto. “En el lado federal de Estados Unidos, las máquinas no cumplirán (si corren XP)”, señala. Y me sorprende que del lado de los servicios financieros, con toda la regulación mundial que existe, piensen que eso (correr máquinas con XP) no es caer en el incumplimiento”.

Controles de seguridad de terceros tienen potencial

Existen otras formas de intentar asegurar las máquinas con XP además de obtener soporte customizado de Microsoft. Una opción es implementar suficientes controles de seguridad para evitar que los exploits lleguen a ellas. Ese es el enfoque utilizado por Arkoon+Netasq, una compañía francesa que ofrece un servicio llamado ExtendedXP. Éste combina un agente de seguridad que corre en cada endpoint con XP con un servicio que monitorea el total del ambiente de amenazas para XP y sugiere medidas que se deben tomar para mitigarlas.

Otra opción es utilizar la virtualización para aislar las aplicaciones individuales, un enfoque que ha sido tomado por la empresa proveedora de software de seguridad Bromium, de California. El producto vSentry de la compañía crea máquinas microvirtuales y aisladas mediante hardware para cada tarea de usuario final.

Si ocurriera un ataque dentro de una micromáquina virtual aislada por hardware, automáticamente ésta queda aislada de la CPU, memoria, almacenamiento, acceso a dispositivos y acceso a la red. Cuando la tarea del usuario concluye, cualquier malware es automáticamente destruido, señala la compañía.

“El 60% del malware utiliza archivos PDF como vector de infección, por lo que estos tipos de productos de aislamiento ofrecen una valiosa protección”, afirmó Sherman de Forrester. “El problema es que sólo algunas aplicaciones son soportadas”.

Sherman también sugirió usar la tecnología de listas blancas de aplicaciones para evitar que se ejecute código desconocido, aunque indicó que las aplicaciones de la lista blanca pueden verse comprometidas.

Considere también la ‘Opción Cero’

Debido a que la mayoría de los malwares requieren de derechos de administrador, las soluciones de administración de privilegios –que permiten el uso de cuentas con privilegios estándar y elevarlas a cuentas de administrador sólo cuando es necesario para realizar ciertas tareas– pueden ser una forma efectiva para reducir los riesgos.

Un estudio de vulnerabilidades de Microsoft llevado a cabo por Avecto, empresa proveedora de software de administración de privilegios, encontró que el 92% de las vulnerabilidades críticas resaltadas en los boletines de seguridad 2013 de Microsoft podrían mitigarse al retirar los derechos de administrador. Esto incluye al 96% de las vulnerabilidades críticas que afectan a Windows y al 91% de las vulnerabilidades que afectan a Microsoft Office.

Pasos simples como deshabilitar Java y Flash y usar el navegador de un tercero como Chrome –que seguirá siendo actualizado– pueden también mejorar la posición de seguridad de una máquina con Windows XP.

También existe una opción “cero”: Desconectar las máquinas con XP de Internet para aislarlas de las amenazas provenientes de ella. Aunque Silver señala que aun así existe un riesgo de infección de software malicioso (como el ransomware que cifra los datos) por USB.

Afortunadamente, los riesgos de Windows XP disminuyen con el tiempo

El peligro de correr máquinas con Windows XP probablemente se incremente en los siguientes 12 meses, ya que las nuevas vulnerabilidades que se parchan en Windows Vista y Windows 7 serán explotadas en XP. Las buenas noticias son que, a final de cuentas, el riesgo caerá, aseveró Silver.

Eso se debe a que la base instalada de máquinas con Windows XP caerá a un nivel tan bajo que ya no será atractiva para los autores de malware, como es el caso de Linux y las máquinas con OS X.

“Probablemente, el próximo año el riesgo de correr máquinas con XP será alto, pero en dos o tres años, éste disminuirá”, señala Silver. “Pero eso es mucho tiempo para las organizaciones que hoy corren XP”.

El 8 de abril marcará el fin para Windows XP, pero también para Office 2003

Windows Office 2003 y XPMicrosoft pondrá fin el 8 de abril a las actualizaciones de seguridad de Windows XP, su veterano sistema operativo. El mismo día, Office 2003 –que vio la luz el 25 de octubre de 2003– dejará también de recibirlas, y en la misma situación está Exchange Server 2003.

La multinacional lleva haciendo énfasis especial en Windows XP desde hace meses y no tanto con respecto a Office 2003. Los expertos ven grandes similitudes entre ambos programas, el sistema operativo y la suite de productividad, y especialmente en la actitud de los usuarios que, como asegura Wes Miller, analista de Directions on Microsoft, muchos estaban esperando para actualizar ambos a la vez.

De la misma opinión es Michael Silver, de Gartner, quien ve esta correlación y justifica que muchas empresas se saltarán la versión 2007 de Office, por temas de costos y por el momento económico en que se produjo. En su opinión, la correlación entre la versión Windows y Office resulta evidente. Cuando las empresas comenzaron a migrar de XP a Windows 7, se produjo un proceso similar entre Windows 7 y Office 2010 y se podría decir lo mismo con Windows 8 y Office 2013.

La problemática que viene

Según los expertos, las versiones Office 2007, 2010 y 2013 han sufrido indiferencia de muchos usuarios. No obstante, las reticencias iniciales a su interfaz de usuario se superaron mucho antes que las suscitadas por la interfaz de Windows Vista, que se lanzó en la misma época que Windows 2007, o incluso por la de Windows 8.

Este abandono de las actualizaciones de seguridad inminente puede plantear problemas especiales a consumidores y pymes que utilicen Windows XP y Vista, ya que las ediciones de la suite más recientes, Office 2013 y Office 365, sólo se ejecutan en Windows 7 o en Windows 8 y 8.1. Las compañías de mayor tamaño, con acuerdos de Software Assurance, pueden actualizarse a cualquier edición de Office más reciente, si no lo han hecho ya.

Pero no sólo se trata de Office 2003 y Windows XP, la parte más visible de los programas, sino también del backend, de Exchange Server 2003, que también se jubila el mismo 8 de abril, una fecha que quedará para el recuerdo.

La multinacional lleva haciendo énfasis especial en Windows XP desde hace meses y no tanto con respecto a Office 2003. Los expertos ven grandes similitudes entre ambos programas, el sistema operativo y la suite de productividad, y especialmente en la actitud de los usuarios que, como asegura Wes Miller, analista de Directions on Microsoft, muchos estaban esperando para actualizar ambos a la vez.

De la misma opinión es Michael Silver, de Gartner, quien ve esta correlación y justifica que muchas empresas se saltarán la versión 2007 de Office, por temas de costos y por el momento económico en que se produjo. En su opinión, la correlación entre la versión Windows y Office resulta evidente. Cuando las empresas comenzaron a migrar de XP a Windows 7, se produjo un proceso similar entre Windows 7 y Office 2010 y se podría decir lo mismo con Windows 8 y Office 2013.

La problemática que viene

Según los expertos, las versiones Office 2007, 2010 y 2013 han sufrido indiferencia de muchos usuarios. No obstante, las reticencias iniciales a su interfaz de usuario se superaron mucho antes que las suscitadas por la interfaz de Windows Vista, que se lanzó en la misma época que Windows 2007, o incluso por la de Windows 8.

Este abandono de las actualizaciones de seguridad inminente puede plantear problemas especiales a consumidores y pymes que utilicen Windows XP y Vista, ya que las ediciones de la suite más recientes, Office 2013 y Office 365, sólo se ejecutan en Windows 7 o en Windows 8 y 8.1. Las compañías de mayor tamaño, con acuerdos de Software Assurance, pueden actualizarse a cualquier edición de Office más reciente, si no lo han hecho ya.

Pero no sólo se trata de Office 2003 y Windows XP, la parte más visible de los programas, sino también del backend, de Exchange Server 2003, que también se jubila el mismo 8 de abril, una fecha que quedará para el recuerdo.

¿Tienes XP? Eres un irresponsable

XP irresponsable 3 bajo la laptopEl martes 8 de abril de 2014 será la última vez que Microsoft publique parches de seguridad para la plataforma Windows XP. Al menos eso sucederá para el público en general y la gran mayoría de las organizaciones.

Existe un programa especial “Custom Support” donde el gigante te cobrará 200 dólares por PC a la que quieras que le sigan proveyendo de parches. Pero si no eres un gran corporativo que califique para este programa y que esté dispuesto a pagar esa cantidad de dinero, simplemente dejarás de recibir parches de seguridad de XP.

Pero si en tu empresa aún tienes XP, déjame decirte que eres un irresponsable y que serás parte del problema y no de la solución. Los maleantes en línea esperan con ansias esa fecha para descubrir vulnerabilidades en XP y atacar. Saben que ya no habrá parches que les den solución, de modo que será un verdadero paraíso.

De hecho, probablemente ya existen debilidades informáticas descubiertas por estos criminales que permanecen sin usar y que están guardadas en el armario esperando el 8 de abril para ser liberadas.

Lo anterior significa que si tienes XP conectado a la red, es garantía de que tendrás problemas de virus y hackeos en algún momento. Una vez dicho esto, también puedo ver esta realidad desde tu perspectiva: “si XP aún funciona y hace su trabajo, ¿para qué cambiarlo?” Y desde otro punto de vista: “hay aplicaciones que desde hace años funcionan en XP y por falta de tiempo o dinero no se han migrado a versiones más recientes de Windows, ¿no es preferible dejarlas ahí corriendo?”.

¿Por qué Microsoft dejará de soportar XP?

Como mencioné, sabemos que esta compañía seguirá haciendo parches bajo demanda y que varias de las debilidades encontradas en Windows 7 o Windows 8 también afectan a XP porque comparten una base común de código fuente, así es que al gigante no le debería costar tanto trabajo seguir creando parches para el público en general.

Mi teoría es que el fabricante quiere que los usuarios migren a nuevas versiones de su sistema operativo para ganar dinero por el pago de las nuevas licencias que puede recibir de algunos de sus clientes, sobre todo de los usuarios finales (muchos corporativos tienen convenios de soporte donde el hecho de migrar a un nuevo Windows no impacta el costo del servicio). Otra idea más romántica es que Microsoft quiere que los usuarios tengan nuevas versiones de su sistema operativo para que gocen de sus ventajas, entre ellas mayor seguridad. En fin, tal vez esto nunca lo sepamos a ciencia cierta.

Lo que sí sé es que tener XP será un mayor riesgo a partir de abril. Aquí te presento algunas opciones:

Migrar. Ni modo, pagar lo que haya que pagar para tener nuevas versiones de Windows en tus sistemas.

Desconectar XP. Si tienes alguna aplicación que sólo se ejecuta en XP, te recomendaría desconectar el equipo de la red. Así reducirás el riesgo de que se contamine o que contamine a otros sistemas. Algo importante: no le introduzcas USB, ya que son conocidos por transportar virus (o hazlo con cuidados extremos).

Tener XP en virtual. Algo que puede funcionar es montar tu XP en máquinas virtuales encima de versiones de Windows más modernas o de Linux/Mac. Lo mejor es que esa máquina virtual de XP no interactúe mucho con el resto del entorno para evitar contagios.

Endurecer XP. Puedes buscar en Internet las palabras “XP hardening”. Encontrarás guías que te dirán cómo endurecer tu XP para fortalecerlo contra virus y ataques informáticos.

Suspender el uso de XP. Si no es estrictamente necesario tener XP, entonces apágalo. Te aseguro que así te ahorrarás futuros dolores de cabeza.

Mantener XP. Tal vez seas de los vivos que han tenido XP desactualizado por años. Los casos abundan en los puntos de venta (“point of sales”) hackeados recientemente o bien en algunos cajeros automáticos. Supongo que si has tenido XP desactualizado por años, te importa un cacahuate que ya no existan parches a partir de abril de 2014 porque de todas maneras no pensabas actualizarlo. ¡Ave César, los que van a ser infectados, te saludan!

Aproximadamente un tercio de las computadoras alrededor del mundo todavía usan XP (dato a enero de 2014). A mí me parece un número inquietante, pues se trata de miles y miles de máquinas yendo hacia una trampa mortal sin salvación y cientos de lobos hambrientos esperando a que lleguen los corderos. Si en tu empresa o casa tienes XP, lo único que me resta decirte es “mucha suerte”.

_____________

Fausto Cepeda es Maestro en Ciencias en Seguridad de la Información y cuenta con las certificaciones CISSP, CISA, CISM y CEH. Puede contactarle enfausto.cepeda@gmail.com

Microsoft prolonga un poco más el soporte anti-malware para Windows XP

Windows XP prolongan soporteDe nueva cuenta, Microsoft reiteró que el soporte técnico para Windows XP se terminará el próximo 8 de abril. Sin embargo, los usuarios más rezagados aún pueden mantener cierta esperanza, ya que el proveedor mantendrá las actualizaciones del motor y las firmas anti-malware hasta el 14 de julio, más de un año después de que oficialmente terminara el soporte al XP.

Para los consumidores, el motor en cuestión es Microsoft Security Essentials y, para los clientes corporativos, afecta a System Center Endpoint Protection, Forefront Client Security, Forefront Endpoint Protection y Windows Intune para Windows XP.

La compañía asegura que ha tomado esta decisión para colaborar con el proceso de migración desde Windows XP.

Esto no significa que Microsoft aconseje a los clientes esperar. Buena parte de la seguridad de una PC radica en el motor anti-malware, aunque otro aspecto importante es tener un sistema operativo que haya sido diseñado teniendo en cuenta los aspectos de seguridad.

“Nuestros análisis indican que la efectividad de las soluciones anti-malware fuera de los sistemas operativos es limitada”, subraya el blog de Microsoft. “Para ejecutar una solución bien protegida es necesario comenzar utilizando un software moderno y un hardware diseñado para ayudar en la protección, contra la enorme cantidad de amenazas actuales”, concluye el comentario oficial.

Otras compañías ofrecerán soporte hasta el 2016

El software anti-malware protege, “pero sólo hasta cierto punto”, parece advertir la compañía, poniendo de relieve que “los programas antivirus son incapaces de reemplazar las actualizaciones de seguridad del sistema operativo, aunque, al menos, dificultan que el malware aproveche las vulnerabilidades del sistema”, como explica Andreas Marx, CEO de AV-Test.

Marx agrega que algunas compañías de seguridad –como Bitdefender, ESET, G-Data y Norman– se han comprometido a soportar sus productos anti-malware para XP hasta 2016.

Lo cierto es que el próximo mes de abril Microsoft dejará de publicar parches de Windows XP en su habitual cita y que, a partir de ahí, los equipos con Windows XP no recibirán más actualizaciones de seguridad, quedando a merced de los piratas informáticos.

La postura oficial de Microsoft es que resulta suficiente con que los clientes opten por Windows 7 u 8 para sustituir al XP.