Aplicaciones, Del dia, Desarrollo, Desarrollo, Destacado, Industria TIC, Infraestructura, Inteligencia Artificial, Internet de las Cosas, Movilidad, Network World, Noticias, Noticias, Redes, Transformación Digital

Automatización de Red, primer paso hacia la Inteligencia Artificial

La consultora IDC estima que para el año 2020, el mercado de la Inteligencia Artificial obtenga un valor de $47,000 millones de dólares a nivel global. La IA se ha convertido en una palabra de moda, y lo que alguna vez parecía que sólo veríamos en películas de ciencia ficción, ahora es una realidad floreciente en los procesos de TI. De hecho, el año pasado, la Casa Blanca (USA) alentó a las agencias federales a explorar todas las posibilidades que IA podía ofrecer, y la Administración de Servicios Generales (GSA) lanzó programas para permitir la adopción federal de IA.

Además, un estudio reciente de Deloitte descubrió que la Inteligencia Artificial podría ahorrar, tan sólo en el gobierno de Estados Unidos 1,200 millones de horas, $41,100 millones de dólares anuales y aumentar la velocidad de entrega de la misión al automatizar los procesos. Sin embargo, antes de que el gobierno del vecino del norte pueda aprovechar los avances como la IA hoy, las agencias deben dar algunos pasos clave.

Cómo comenzar a desarrollar su tecnología de red para aprovechar las capacidades de IA en el futuro cercano

 

Automatización. La automatización de la red es un paso significativo hacia la Inteligencia Artificial que puede proporcionar una mejor entrega de la misión en la actualidad. Aprovechando las capacidades de automatización dentro de la red, se pueden lograr eficiencias inmediatas. Los procesos automatizados brindan a los profesionales de TI el tiempo necesario para enfocarse de manera proactiva en otros esfuerzos clave como mejorar la ciberseguridad y los entregables de la misión, en lugar de focalizarse en los eventos cotidianos de “reparación de fallas”. La automatización de la red mejora la eficiencia operativa en toda la empresa y puede abordar las preocupaciones actuales sobre el gasto de mantenimiento de TI que restringen la mayoría de los presupuestos.

Las soluciones de orquestación de Internet of Things (IoT) pueden ayudar a facilitar estos esfuerzos de automatización. Las redes de hoy en día requieren un volumen de datos mucho mayor que nunca. IoT y la transformación digital centrada en la Nube están superando los límites de las redes actuales. Con tantos conjuntos de datos únicos, la automatización podría ser la diferencia entre interrupciones de red y conectividad de red.

 

Visibilidad. A medida que se expande el volumen, la velocidad y la variedad de datos en la red, la visibilidad integral del estado operacional y el tipo de tráfico dentro de la red se vuelve crítico. La visibilidad generalizada de la red permite a las organizaciones identificar rápidamente los problemas, acelerar el tiempo medio de remediación y mejorar los niveles generales de servicio.

La visibilidad en la red también es necesaria para permitir una automatización más inteligente. Para que la automatización sea “inteligente”, los flujos de trabajo deben generarse estratégicamente en función del conjunto único de necesidades de una organización. La automatización no debe enfocarse desde una perspectiva única para todos. Por el contrario, la visibilidad de los problemas y procesos comunes garantizará que la automatización se adapte a los eventos comunes de la organización y, por lo tanto, es de naturaleza eficiente y se aplica a las funciones que son más rentables.

 

Aprendizaje automático. Con el crecimiento exponencial de datos que se espera que aumente año tras año, es esencial que las organizaciones usen lo que tienen a su favor. Aquí es donde no solo se necesita automatización y visibilidad, sino también donde el aprendizaje automático (Machine Learning – ML) entra en juego. Aprovechar ML es un paso que las organizaciones pueden tomar para que su TI pueda aprender y adaptarse en consecuencia. A través de ML, la TI tiene la capacidad de mantener un registro y reconocer diferentes tipos de eventos de red, como fallas, congestiones, diversas anomalías de seguridad y otros problemas, y luego crear modelos para pronosticar dónde aplicar recursos u otras acciones. Al aprovechar los avances en ML, se puede trazar y definir automáticamente estos eventos recurrentes en tiempo real, comprender mejor las conexiones entre ellos y, hasta cierto punto, predecir qué evento ocurrirá a continuación. Esta forma de conocimiento permite construir sobre los pasos previos para un nivel aún más profundo de automatización de TI “inteligente”: la piedra angular de llegar a IA hoy y desplegarlo en toda la empresa mañana.

Si bien la automatización de red mejorada, la visibilidad y el aprendizaje automático pueden no tener la misma reputación que las palabras de moda como la Inteligencia Artificial, es algo que las organizaciones pueden aprovechar hoy, sin dudarlo. Mediante la identificación de áreas estratégicas en la empresa donde se pueden implementar la automatización y la visibilidad, las organizaciones pueden comenzar a reducir los costos de mantenimiento y crear oportunidades para instalar eficiencias administrativas a medida que trabajan para cumplir su misión. Es fundamental que todo tipo de empresas inviertan hoy en soluciones para mejorar la red, de modo que en el futuro, puedan realmente obtener los beneficios previstos de la Inteligencia Artificial.

 

 

Por: Rubén Sánchez,

Director Regional LATAM,

Extreme Networks.

Leer más...

Aplicaciones, Blogs, Business Intelligence/Analytics, Del dia, Desarrollo, Destacado, Industria TIC, Inteligencia Artificial, Noticias, Noticias, Nuevos Productos, Robótica, Tendencias

La automatización robótica, ¿imita a los seres humanos?

Los avances tecnológicos han revolucionado la forma de hacer negocio, incluso en tareas que nunca imaginamos pudieran sustituir al humano; y es que vivimos en un mercado competitivo en donde cada vez más vemos que las empresas buscan impulsar el crecimiento y la agilidad de los negocios a través de la innovación. Mucho se ha hablado de la Automatización Robótica de Procesos (RPA), así como de su impacto en todo tipo de industrias de todo el mundo; sin embargo, todavía existen dudas sobre qué es exactamente y cómo se pueden beneficiar las empresas.

La Robótica encuentra una aplicación generalizada en tareas físicas, datos y contextos empresariales intensivos en procesos.

Con la mayoría de las empresas que quieren hacer ‘más con menos’, los robots pueden mejorar significativamente la velocidad y la precisión con su capacidad para ejecutar tareas con exactitud.

También pueden ayudar a impulsar la eficiencia operativa, optimizar el costo de calidad e impactar positivamente en los resultados.

Los expertos de la industria predicen que la automatización es y seguirá siendo una prioridad estratégica en 10 años a partir de ahora; con la automatización, los Servicios de Procesos de Negocio (BPS) toman mayor fuerza para permitir a las empresas mantenerse a la vanguardia ante el cambiante panorama empresaria, y lograr un crecimiento sostenible y rentable, de forma que logre obtener un alto nivel de automatización a través de la robótica. Automatizar un proceso dañado dará como resultado un proceso automatizado dañado.

Aunque el enfoque inicial de RPA era realizar tareas repetitivas, ahora un número cada vez mayor de soluciones de RPA está evolucionando para procesos empresariales; un ejemplo de ello es el sector bancario, el cual está empezando a aprovechar la Robótica en sus operaciones diarias, y es que las empresas financieras ya están implementando robots asesores para apoyar las necesidades de planificación de los clientes mediante la aplicación de algoritmos estadísticos para determinar los mejores rendimientos de su cartera de inversiones.

La mejora de procesos con un objetivo de reducción de costos y error, satisfacción de consumidor o simplemente como una palabra de moda, ha estado en uso por años. 80% de los proyectos de automatización hoy en día existen para reducir el tiempo que los empleados le dedican de forma manual a tareas que pueden ser automatizadas, pero las preguntas son ¿puede RPA resolver problemas más complejos mediante soluciones en tiempo real como ventas de productos personalizadas en sucursales, solución en la primera llamada en los centros de atención telefónica o detección de fraude de tarjetas de crédito o en cajeros automáticos?

La robótica cambiará los lugares de trabajo actuales de manera tan drástica como lo hicieron las máquinas durante la revolución industrial.

La automatización robótica de procesos es parte de los pasos a seguir, tener un objetivo claro del programa con “alcance” y “ganancias” esperadas.

RPA complementado por BPS ayuda a tomar mejores decisiones al proporcionar información relevante basada en el rendimiento del negocio y las demandas del mercado, esto permite ofrecer resultados empresariales superiores en métricas significativas. El crecimiento, la rentabilidad y la satisfacción del cliente dependen de la capacidad de una empresa para convertir datos en conocimientos prácticos, simplificar procesos y ofrecer una experiencia superior al cliente.

La Automatización Robótica de Procesos anuncia una nueva era de productividad en el lugar de trabajo, innovar y adoptar las herramientas son sin duda un aliado para el éxito y crecimiento de las empresas.

Contar con las soluciones correctas de automatización permite a los clientes aprovechar sus tiempos, pero lo que es una realidad es que nunca podrán sustituir por completo la capacidad humana.

 

Por Rahul Wadhawan, Director regional de LATAM de la división BPS de TCS.

Leer más...

Aplicaciones, Big data, Del dia, Desarrollo, Industria, Industria TIC, Inteligencia Artificial, Internet de las Cosas, Movilidad, Noticias, Principal, Redes, Robótica, Tendencias, Transformación Digital

El aumento de los robots, ¿pone en riesgo empleo de humanos?

No hay un día que pase sin que tengamos una nueva noticia en los medios de comunicación con predicciones acerca del reemplazo de empleos por robots. Diversos estudios de consultorías y organizaciones internacionales ilustran este riesgo, señalando diferentes grados de inminencia.

El estudio Global del Instituto McKinsey “Harnessing automation for a future that works”, estima que alrededor del 50% de los empleos en todos los sectores productivos se encuentra en riesgo de ser reemplazado por máquinas en casi todo el mundo en dos a cuatro décadas, simplemente con el uso de tecnología probada y disponible actualmente en dichos sectores.

América Latina no es la excepción: El estudio de McKinsey señala que:

En México, 52% de los empleos están en riesgo de perderse ante la automatización; 50% en Brasil, 53% en Colombia y Perú, 49% en Chile, 52% en Costa Rica y 48% en Argentina.

En comparación, el riesgo estimado de empleos reemplazados por máquinas es de 46% para Estados Unidos, 51% para China, 52% para India y 48% para Alemania.

¿Qué está pasando ahora? ¿Qué clase de servicios queremos los consumidores de hoy en 2017? ¿El aumento de los robots significa un declive en la atención humana a los clientes?

 

Reducción de Costos, la jugada principal 

Primero, seamos honestos respecto a por qué las organizaciones están tan ansiosas para explorar cómo pueden integrar la Inteligencia Artificial (IA) en sus operaciones de interacción con los clientes. Una de las razones principales es que ofrece velocidad y eficiencia: recortar los pasos tradicionales manuales para que los empleados proporcionen al cliente la clase de experiencia que requiere el consumidor impaciente y con presiones de tiempo de hoy. Si es posible hacerlo, tiene sentido agilizar los procesos y hacer más fácil la vida de todo mundo, tanto de los empleados como de los consumidores.

El potencial de reducción de costos es también un gran atractivo para las empresas, que se esfuerzan en obtener mejores resultados financieros finales y aumentar las ganancias. Por ejemplo, la empresa de telefonía O2, subsidiaria de Telefónica de España en Reino Unido, anunció en el Congreso Mundial de Movilidad, a principios de este año, que están invirtiendo en un robot de Inteligencia Artificial (IA) para su servicio de atención a clientes, ya que planea reducir costos, ante un eventual incremento en el número de acciones de la empresa en el mercado de valores a finales de año.

La realidad es que emplear humanos es caro: hay que pagarles salarios, prestaciones, pensiones y capacitación constante, lo que significa que los empleados representan un fuerte impacto en materia de costos para las empresas.

El estudio de McKinsey señala que los puestos susceptibles de automatización a nivel mundial ascienden a mil 200 millones de empleos, equivalentes a 14 mil 300 millones de dólares en salarios. Por ello, es entendible que las organizaciones busquen formas de automatizar los elementos de su experiencia del cliente con dos ventajas simultáneas: reducir costos y mejorar la experiencia y servicio al cliente.

Aprovechar al máximo la tecnología

Para los empleados que interactúan con los clientes, en particular aquellos que tienen que lidiar con gran cantidad de solicitudes de información o quejas, el valor de la tecnología está en automatizar las tareas mundanas, como son las actividades administrativas, de búsqueda y mantenimiento de registros y otras similares. La idea es liberar su tiempo para que puedan enfocarse en las tareas que sólo los humanos pueden realizar actualmente y que son las que agregan valor.

Por supuesto que hay preocupación ante el riesgo de que la automatización vuelva redundantes los empleos humanos. Diversos estudios muestran que algunas industrias están abiertas a analizar cómo la IA puede ayudarles a realizar sus trabajos.

Un estudio de Accenture encontró que 79% de los profesionales de la banca está de acuerdo en que la IA revolucionará la forma en que obtienen información e interactúan con los clientes.

Claramente, algunas cosas que hacemos diariamente no requieren atención de los empleados de servicio a clientes. Como personas que queremos vivir la vida de la manera más ágil y sencilla posible, hemos adoptado grandes niveles de autonomía, especialmente en lo que se refiere a operaciones bancarias móviles. Si queremos transferir dinero rápidamente entre cuentas, pagar a un amigo por la cena u poner una orden de compra de algo que nos interesa, generalmente es más rápido y fácil hacerlo nosotros mismos que llamar a un call center y permanecer en espera en el teléfono o en una sucursal, perdiendo nuestro precioso tiempo de comida.

No olvidemos que somos humanos

Sin embargo, yo argumentaría que hay áreas cruciales en que valoramos hablar con humanos reales, especialmente cuando se trata de decisiones financieras complejas, o si queremos discutir detalles de cómo cambiar nuestra tarifa de servicios móviles, o la póliza de seguros, por ejemplo. Aquí es donde el contacto humano es todavía relevante, y sé que no soy el único que piensa así. Un reporte de 2016 de la consultoría de investigación de mercados Vanson Bourne encontró que el 91% de los encuestados está de acuerdo en que debería haber una forma de contactar a una persona real.

Aunque la tecnología de IA está avanzando a un ritmo acelerado, no existe actualmente ningún robot de chat (chatbot), asistente virtual o dispositivo del hogar activado por voz que tenga la inteligencia para identificar la gama total de las emociones humanas y pueda adaptar su respuesta de manera acorde para mantener al cliente de su lado en vez de irritarlo más, o sacarlo de quicio con un comentario o respuesta equivocada.

Pese a las afirmaciones de algunos, la industria tecnológica todavía tiene un largo camino que recorrer antes de que pueda probar que realmente puede ofrecer productos y servicios de IA suficientemente sofisticados para que puedan comprender los sentimientos humanos.

Hasta ahora, lo más cercano a ello que han llegado los inventores es probablemente el ECM o Emotional Chatting Robot (Robot Conversador Emocional), un chatbot desarrollado por un equipo en China, que es capaz de producir respuestas coherentes reales, y también expresar sentimientos como alegría, tristeza o enojo.

La tecnología es claramente un elemento importante para las empresas y organizaciones de servicios, pero sólo es parte del panorama general. La gente todavía quiere hablar con gente, especialmente en situaciones de alto valor como ventas de autos o banca de inversiones. Donde la tecnología juega un papel clave, es en apoyar a los humanos para darles la información que necesitan de manera inteligente, en el momento en que la necesitan. Esto definitivamente, no reemplaza su trabajo.

Al tratar con una empresa, lo que queremos es velocidad, eficiencia y sentir que somos valorados y comprendidos. A su vez, a las organizaciones les interesa ser capaces de integrar de manera eficiente la tecnología administrativa con la de atención y servicio a clientes (el back office con el front-office), que es finalmente es lo que experimentamos cuando llamamos a un call center o vamos a una sucursal.

Debíamos dar por descontado que los empleados con los que hablamos tengan todos nuestros datos e interacciones previas con la empresa al alcance de su mano. No queremos estar repitiendo la misma historia una y otra vez cada que interactuamos con una compañía.

El Futuro de la IA en el trabajo 

El incremento de la automatización reinventará prácticas tradicionales de negocios. Ni las organizaciones ni los consumidores necesitan temer a la Inteligencia Artificial, pero si es necesario adoptarla de una manera realista y pragmática, y considerar el panorama total de la experiencia del cliente para desplegar la automatización en los momentos adecuados. Aunque los robots se “roben los encabezados noticiosos”, no se apropiarán de nuestros empleos en el futuro cercano.

 

 

Por: Larry Augustin,

CEO de SugarCRM.

 

Leer más...

Big data, Cloud Computing, Del dia, Destacado, Inteligencia Artificial, Internet de las Cosas, Movilidad, Noticias, Realidad Virtual, Robótica, Tendencias, Transformación Digital

9 áreas donde impacta la implementación de Internet de las Cosas

Las soluciones tecnológicas se han convertido en sistemas que integran infinidad de componentes electrónicos, sensores, sistemas de almacenamiento y microprocesadores, software y herramientas de conectividad IP. Esta conectividad entrega a los ecosistemas de una organización una mayor utilización de sus capacidades que pueden trascender los límites tradicionales de los productos.

La forma constante y firme que estos productos adoptan la tecnología y que logra cambiar su modelo de uso, ha comenzado a transformar la cadena de valor, forzando a las compañías a replantear y rediseñar sus estrategias de negocio.

El término Internet de las Cosas –IoT, por sus siglas en inglés– describe el creciente número de productos inteligentes conectados a Internet y resalta de manera genérica las nuevas oportunidades que pueden representar. Según estudios recientes, el impacto que tendrá IoT en la sociedad será de cinco a diez veces mayor que el de internet, con un estimado de 25 mil millones de ‘cosas’ conectadas en uso para 2020, según Gartner.

Es una realidad que el término ‘Internet of Things” resulta sumamente emocionante para las empresas, aunque en la actualidad, su ecosistema tecnológico no les permite aprovechar esta nueva revolución para exponenciar su negocio.

Una encuesta de Economist Intelligence Unit, encontró que el 96% de los ejecutivos esperan que sus negocios utilicen IoT en algún aspecto para 2017. Además, el 29% cree que IoT inspirará nuevas prácticas laborales entre sus empleados y un 23% dicen que IoT cambiará eventualmente sus modelos de negocio y los hará ser disruptivos.

Frente a este panorama, Ricoh Mexicana señala que este nuevo paradigma impulsará aún más el uso de la nube, el big data, simulación, analíticos, robots autónomos de la mano del Internet de las Cosas para crear un sistema de producción integrado, automatizado, rápido y altamente personalizable. Haciendo que paulatinamente, las compañías sigan un camino hacia la automatización de sus actividades e impulsándolos a estar a la vanguardia tecnológica.

9 áreas de oportunidad que conlleva la implementación del Internet de las Cosas

De cara a esta tendencia, un estudio realizado por Boston Consulting Group (BCG), patrocinado por Ricoh identifica nueve áreas básicas que definen los parámetros de la nueva era tecnológica y que sin duda, las empresas querrán adoptar dentro de sus negocios:

  • Big Data y Analítica – Gracias al Big Data y la Analítica, será posible acceder fácilmente a toneladas de datos sobre especificaciones, desarrollo y producción de productos y efectuar modificaciones rápidas.
  • La Nube – Por supuesto, las empresas ya están utilizando el software basado en la nube, pero la filosofía 4.0, permitirá el intercambio de información a través de sitios internos y externos en milisegundos, incluyendo los sistemas que monitorean y controlan los procesos industriales.
  • Robots Autónomos – Ellos interactuarán entre sí, jugarán muy bien con los humanos, y serán capaces de hacer más cosas. Incluso reducirá significativamente los costos empresariales.
  • Simulación 3D – Los sistemas sofisticados de simulación utilizarán datos en tiempo real para el modelado, lo que acelerará el proceso y tendrá una mayor innovación.
  • Sistemas Integrados – Empresas y departamentos estarán vinculados a través de redes de datos para consultar cualquier tipo de información.
  • Internet de las Cosas – Productos de línea de montaje darán información a las máquinas señalando los pasos a seguir para finalizar los productos.
  • Realidad Aumentada – Los trabajadores recibirán instrucciones en tiempo real, usando simuladores de realidad aumentada para recibir información.
  • Fabricación aditiva – La impresión 3D permitirá a los fabricantes producir pequeños lotes de productos a medida, lo que ayudará a reducir costos de envío y existencias de inventario.
  • Ciberseguridad – Con todos los sistemas conectados, las amenazas aumentarán dramáticamente, creando la necesidad de desarrollar sistemas de seguridad más sofisticados.

Además, el IoT está mejorando la productividad en el lugar de trabajo, permitiendo a los empleados mover fácilmente la información del ambiente físico a digital, y viceversa. Una forma en que el IoT supera la brecha entre lo físico y lo digital es a través de las tecnologías de búsqueda visual (VSR). Utilizando capacidades de reconocimiento similares a las de las huellas dactilares, VSR permite a los smartphones leer códigos incrustados en documentos de papel y señalización digital, lo que dispara el acceso a más información y nuevas aplicaciones. El VSR también permite a los empleados tomar fotografías con un dispositivo móvil y adjuntar archivos de audio y texto a él, agrupar toda la información asociada y, por lo tanto, hacerla mucho más accesible y útil.

 

N. de P. Ricoh

Leer más...

Aplicaciones, Del dia, Desarrollo, Destacado, Green IT, Noticias, Procesos, Realidad Virtual, Redes, Robótica, Tecnologia, Tendencias, Transformación Digital

La Fórmula E corre de la mano de DHL

Este sábado 1ro de abril, la Ciudad de México se prepara para recibir a los corredores de la Fórmula E, la carrera de automóviles eléctricos de nivel mundial.

DHL, como partner del evento, logró transportar más de 450 toneladas de equipo de carrera que recorre cuatro continentes, representando más de 52 mil kilómetros, tomando en cuenta la sustentabilidad. “Podemos utilizar medios de transporte marítimos o ferroviarios nos ayuda también a reducir emisiones de carbono. En la Fórmula E estamos involucrados desde la planeación del calendario, fijándonos en lo que sea mejor para el medio ambiente”, comentó Rodolfo Wolniewitz, Director General de DHL eCommerce México.

Por su parte, José Antonio García, Vicepresidente de Desarrollo de Negocios en DHL Supply Chain México reafirmo su compromiso para que el evento pueda ser llevado sin pormenores al entregar a tiempo los equipos. “Nos aseguramos que los autos y componentes lleguen a su destino a  tiempo, de manera eficaz y segura en la Fórmula E”, aseveró.

Entre los propósitos de la paquetería, además de entregas a tiempo y forma, se ha impulsado la innovación tecnológica con GoTech bajo iniciativas de inteligencia artificial y realidad aumentada, así como hacerlo de manera amigable con el medio ambiente con GoGreen.

Bajo ese marco, una de las apuestas de DHL para esta carrera es el Effi-BOT, un robot independiente que permite ayudar a colaboradores en la recolección de paquetes, así como en almacenamiento y gestión de pedidos. Este robot se encontrará operando antes y durante la carrera de Fórmula E en México, ayudando a la entrega de materiales necesarios dentro del paddock para beneficio de las escuderías.

De igual manera, DHL presentó Vision Picking, una solución de realidad aumentada que ofrecerá nuevas perspectivas en la planificación logística, la ejecución de procesos y el transporte. Para los usuarios, se contará con el apoyo de los HoloLens a fin de poder interactuar con contenidos digitales en tiempo real, mejorando la experiencia de los asistentes a la Fórmula E.

 

GoGreen, la estrategia de DHL para ser totalmente sustentable

Además de la colaboración de la Fórmula E, DHL cuenta con estrategia sustentable con la que pretenden ser una empresa totalmente libre de emisiones de carbono para antes de que concluya el año 2050, a través de diferentes iniciativas como aumento de vehículos y bicicletas eléctricas para las flotas de repartición, y plantar un millón de árboles por año.

“DHL fue la primera compañía de logística que integró un proceso de eficiencia de emisiones de carbono” comentó Rodolfo Wolniewitz, Director General de DHL eCommerce México. Agregando que en 2008 tenían la visión de reducir 30% las emisiones de carbono a nivel global antes de 2020, reto que lograron superar cuatro años antes, en 2016. Esperando lograr este mismo propósito con la nueva meta.

La empresa tiene dos principales propósitos en esta estrategia, la primera es reducir emisiones de carbono y la segunda es generar emisiones limpias y renovables.

“Para DHL el campeonato de la Fórmula E  es una plataforma global para promover la sustentabilidad y el futuro de la movilidad. DHL comparte con la Fórmula E el compromiso con la innovación y las soluciones verdes en pro del medio ambiente”, finalizó Wolniewitz.

 

-Karina Rodríguez, Computerworld México.DHL

Leer más...

Aplicaciones, Comercio Electrónico, Del dia, Desarrollo, Destacado, Gobierno/Industria, Industria, Industria TIC, Infraestructura, Inteligencia Artificial, Internet de las Cosas, Network World, Redes, Robótica, Tendencias, Transformación Digital

Cómo pueden los robots cambiar la experiencia en las tiendas

En los últimos años la robótica se ha implementado para mejorar procesos de automatización, de forma  que las empresas logren aprovechar la tecnología para brindar servicios más completos y rápidos a sus clientes. Por ejemplo, en una tienda departamental de Japón se llevó a cabo un programa  piloto en el cual se utilizaron robots como personal de ventas en la sección de caballeros, en donde interactuaron con los clientes para conocer sus necesidades.

Este ejercicio fue aplicado por la Universidad de Osaka, Japón a principios de 2016 para probar los robots en el ámbito de la venta de retail. La actividad se realizó en el departamento de caballeros porque los hombres generalmente se sienten presionados a comprar después de interactuar con los vendedores y de mostrar interés en el artículo, aun cuando no estén seguros de querer realizar la compra. Los hombres parecen sentirse más cómodos con los robots, ya que éstos no hacen suposiciones sobre la venta durante ni después de la transacción. El experimento se consideró exitoso, como lo afirma Hiroshi Ishiguro, profesor en la Universidad de Osaka: “el robot nunca miente, y por eso puede vender mucha ropa”.

Todavía es pronto para que los robots manejen las tiendas, incluso en Japón, que tiene una fascinación por los androides y se encuentra al frente de la implementación creativa de robots en las interacciones cotidianas. Mientras que los robots han estado trabajando en el fondo de las operaciones de retail para optimizar las cadenas de suministro, los envíos y la logística, se espera que ingresen a las tiendas para brindar soporte al cliente y atender las necesidades del personal de ventas.

En agosto de 2016, Lowe’s, tienda especialista en productos para el hogar anunció que, en los próximos meses, incorporaría robots de servicio en varias tiendas. El LoweBot, una máquina de 1.5 metros de altura, dará la bienvenida a los clientes y les ayudará a localizar artículos dentro de la tienda. El LoweBot cuenta con un escáner 3D para detectar a los humanos y con capacidades de reconocimiento de voz que le permiten interactuar con los clientes. La pantalla integrada en el cuerpo de un LoweBot muestra los detalles y la información de productos solicitada por los compradores. El LoweBot también ayuda con las operaciones de la tienda, incluido el manejo de inventario para asistir al personal de ventas. Lowe’s tiene planes de utilizar robots para recopilar datos en las tiendas con el fin de buscar y detectar los patrones de inventario y, de esa forma, optimizar los procesos.

Los consumidores digitales expertos están sedientos de asistencia inteligente. Ya sea información proveniente de Siri, Watson, Google Now o Pepper (un robot japonés diseñado para vivir con humanos), la capacidad de brindar una experiencia de cliente inigualable y fluida es clave para el éxito del retail. La inteligencia artificial es capaz de utilizar el análisis de los clientes y los datos compartidos con mayor rapidez y precisión que los representantes de ventas humanos para proporcionar ofertas dirigidas y puntuales al cliente.

No podemos negar que existen varias limitaciones en cuanto a la capacidad de la inteligencia artificial para atender las quejas y devoluciones de los clientes o de manejar las situaciones en las que las emociones humanas intervienen en la experiencia de compra. En esos casos, la intuición humana es indispensable para entender por completo al consumidor y satisfacer sus necesidades para conservar su lealtad.

 

Por Nicole Fortenberry, directora de Comunicaciones Corporativas del Grupo de Soluciones y Software Digital de TCS

Leer más...

Del dia, Desarrollo, Desarrollo, Destacado, Industria, Industria, Infraestructura, Inteligencia Artificial, News, Noticias, Noticias, Robótica, Tecnologia, Tecnología de Apoyo, Tendencias

El robot como nuevo compañero de trabajo

El autor del libro “Only Humans Need Apply: Winners and Losers in the Age of Smart Machines” asegura que los trabajadores de éxito pronto estarán trabajando con sistemas inteligentes.

No cabe duda que el próximo compañero de trabajo es el robot con IA, dichas máquinas inteligentes estarán en condiciones de reemplazar a las personas en algunos puestos de trabajo en un futuro no muy lejano. La situación, sin embargo, no es tan grave como algunos quieren hacer creer, según Tom Davenport, coautor del libro ‘Only Humans Need Apply: Winners and Losers in the Age of Smart Machines’, que saldrá a la venta en mayo en Estados Unidos.

En lugar de robar puestos de trabajo a los humanos, los sistemas de inteligencia artificial y los robots ayudarán a las personas a hacer mejor su trabajo. “Tenemos una nueva generación de tecnologías y necesitamos trabajar con ellas para ser más productivos y efectivos”, explicó Davenport. “Creo que en la mayoría de casos, vamos a trabajar con estas máquinas como colegas. Considero que la gente que prosperará será la que trabaje con las máquinas” agregó.

Hay gran cantidad de titulares preocupantes apuntando a que los robots robarán el trabajo a todo el mundo. La rebelión de los robots, según predicen algunos, seguramente acabará con los señores de las máquinas pero podría empezar con los robots asumiendo tareas como las de bombero, cartero, conserjes, cocineros de cocina rápida o taxistas. El pasado noviembre, el economista jefe del Banco de Inglaterra alertó de que los robots podrían ocupar el 50% de los puestos de  trabajo en  Estados Unidos e Inglaterra en 20 años. Esto supondría la pérdida del trabajo para más de 80 millones de americanos y hasta 15 millones de británicos. Unos meses antes, el Boston Consulting Group, predijo que en 2015 los robots pasarán de ocupar el 10% actual de los puestos de trabajo al 25%.

Mejor ser optimistas

Davenport, que ha escrito el libro junto con la periodista Julia Kirby, también es el autor de ‘Big Data at Work’ y ‘Thinking for a Living’ y asegura que la gente no debe tener miedo.  “Somos optimistas, creo que la gente no debe preocuparse demasiado por este tema”, aseguró Davenport, que es miembro del MIT Center for Digital Bussiness  y profesor en el Babson College. “Los puestos de trabajo no van a ser reemplazados por robots o por otras tecnologías cognitivas. Veremos cómo se pierden algunos trabajos marginales, seguramente en un rango de entre el 10% y el 20%, pero también veremos cómo se crean nuevos trabajos”. Según Davenport, estas pérdidas se irán dando en los próximos 10 años. “Estas cosas llevan mucho más tiempo de lo que se suele predecir”, explicó.

No sólo los puestos de trabajo de fabricación son los que corren peligro. Davenport señala que las tareas de los trabajadores del conocimiento también podrían hacerlas los robots o las máquinas inteligentes. En los próximos 20 años, podría afectar a campos como el derecho, la medicina, el marketing o incluso al periodismo.  “Estas son las áreas en las que está trabajando Watson de IBM y otras tecnologías cognitivas”, comentó Davenport. “Necesitan tanto conocimiento que simplemente los humanos no pueden abarcarlo. La oncología, por ejemplo, es demasiado compleja, y con la genómica, ¿cómo se lleva un registro de todos los genes del cáncer?”.

Los robots van con todo

La premisa dice que trabajaremos con robots, pero para empezar hay que desarrollar robots y sistemas inteligentes. “En las aseguradoras, un humano podría hacer las tareas más difíciles en que se requiere un poco de investigación o falta algún dato. En otros casos, la máquina podría hacer el trabajo que solían hacer las personas y sólo deberíamos preocuparnos de que lo está haciendo bien”, comentó Davenport. Aquellos que acepten este tipo de cambios serán los que vayan por el buen camino.

Los que trabajan en puestos que probablemente serán controlados por las máquinas, deberán encontrar cómo pueden supervisar el trabajo de los robots o buscar nuevas tareas una vez se hayan liberado de sus ocupaciones más mundanas. Podrían incluso plantearse un cambio hacia puestos donde se estén construyendo los robots, apoyándolos o comercializándolos. Si se quiere evitar a los robots, hay que elegir cuidadosamente la profesión: Davenport recomienda los guionistas de comedias para televisión.

“Hay mucho espacio para el optimismo”, dijo Davenport. “Las máquinas se harán cargo de esas tareas poco apasionantes. Y si diagnostican el cáncer más rápido o hacen sugerencias para mejorar los tratamientos, ¿por qué debemos oponernos?”.

Sharon Gaudin

 

Leer más...