Aplicaciones, Big data, Blogs, Business Intelligence/Analytics, Del dia, Desarrollo, Destacado, Opinion

Analítica, clave para aumentar las ventas de San Valentín

En el día de San Valentín, el amor no siempre toca la puerta. Cuando esto ocurre en una organización del sector retail, resulta devastador: una tienda con mercancía ideal para la jornada —confitería, tarjetas, joyería, ropa y accesorios— que es ignorada por los enamorados. Una indiferencia que, en la industria detallista, le rompe el bolsillo a cualquiera.

La analítica evita dichas tragedias de desamor. Al estudiar a fondo la información de su negocio (comportamiento del cliente, movimiento de mercancías, interacciones comerciales en canales físicos y digitales), una empresa de retail detecta tendencias que impulsan las ventas, incrementan la satisfacción del consumidor y mejoran los procesos corporativos.

De hecho, gracias a las innovaciones analíticas de SAS, muchas firmas de la industria detallista han creado una sólida relación con el éxito de mercado. En el caso específico del “Día del amor”, las organizaciones usan el análisis de datos para desempeñar tareas como:

  •  Evaluar lo que ocurrió durante la jornada amorosa del año previo: productos más vendidos, canales de comercialización más exitosos (tienda, call center o página de Internet), medio de pago preferido (tarjeta, efectivo), promociones con mejores resultados (descuentos, mercancía de regalo, cupón, meses sin intereses), entre otros aspectos. Esta información permite que las tiendas afinen sus planes comerciales para el Día de San Valentín.
  • Identificar tendencias en el gusto de los clientes. Si aplica la analítica en los espacios de interacción con la marca (para detectar temas recurrentes en establecimientos, redes sociales y tienda digital), una compañía pronosticará los planes románticos de sus consumidores, lo que le permitirá desarrollar oportunidades de negocio y definir prioridades de venta e inventarios.

Cuando equipan a Cupido con innovaciones analíticas, las organizaciones detallistas tienen la preferencia de sus usuarios, quienes no dudan en incrementar su gasto, en adquirir productos de improviso, en ampliar el rango de su apapacho —por ejemplo, complementar el ramo de flores con un accesorio de vestir, e incluso en sustituir el vino por una botella de champaña.

De hecho, en distintas latitudes, Cupido ha demostrado ser un excelente estratega de ventas, una habilidad en donde el análisis de información ha resultado esencial. Algunas muestras:

  • Más del 60% de los latinoamericanos festeja el Día del Amor y la Amistad. En nuestra región, quien no se prepara para la jornada, pensando en que es una costumbre “extranjera”, comete un gran error.
  • Para consentir a su media naranja, los mexicanos no gastan más de $30 dólares en promedio —con analítica es posible encontrar oportunidades en el monto.
  • En México, el festejo de Cupido (que el año pasado generó ventas por arriba de los 20,000 millones de pesos) favorece a tres ámbitos en especial: lugares para comer y brindar, productos típicos de la fecha (flores, dulces y chocolates) y esparcimiento (cine, teatro, parques de diversiones).
  • En el mercado de Estados Unidos, el Día de San Valentín es una de las celebraciones que contribuye a un tercio de las ventas anuales de las florerías. Para este sector, la analítica ha sido un factor clave para mejorar los resultados, mejorar la gestión de los inventarios e incrementar la satisfacción del cliente.
  • ¿Las latas son para los amigos y las copas para la pareja? En el Día de San Valentín, los restauranteros estadounidenses, gracias a la analítica, ya saben que las ventas de vino se incrementan en 40% y, además, se invierte en las botellas más costosas. Si un mayorista del retail atiende a lugares de comida, esta información podría revelar una oportunidad de negocio.

Para tener ventas exitosas en el Día de San Valentín, la analítica es el mejor aliado de la industria del retail. La mejor opción para garantizar que, cada 14 de febrero, el amor entre por la puerta de la tienda.

Por: Gloria Cabero,

directora de Mercadotecnia de

SAS México.

Leer más...

Aplicaciones, Big data, Blogs, Business Intelligence/Analytics, Del dia, Desarrollo, Destacado, Gobierno/Industria, Industria, Industria, Industria TIC, Movilidad, Open Source, Opinion, Procesos

Cupido en tiempos de la analítica

El amor, dicen los espíritus sensibles, no se puede colocar bajo un microscopio; dada su naturaleza emocional y profundamente humana, sería imposible examinarlo a partir de parámetros tradicionales.

Aunque lo anterior debe ser cierto, la realidad es que el amor genera una gran gama de acciones que terminan por dejar un registro palpable. Y cuando eso ocurre, dichos actos de inspiración romántica se convierten en datos susceptibles de analizar.

Para confirmarlo, sólo hay que asomarse a las empresas que, durante el Día de San Valentín, enfrentan el reto de ser aliados indispensables de Cupido. Entre ellas, las florerías son uno de los casos más destacados, y así lo confirman algunos números:

  • En Estados Unidos, durante la jornada del amor de 2016, la comercialización de flores alcanzó un monto de más de $1,900 millones de dólares; por volumen de ventas, la tercera categoría en importancia, sólo superada por los rubros de joyería y ropa.
  • Para este año, en México, las ventas por el Día de San Valentín podrían rebasar la cifra de los $20,000 millones de pesos. De acuerdo con estimaciones, el segmento flores, dulces y chocolates crecerá 3.3% respecto del resultado del año previo.

Sin embargo, no es fácil hacer negocios con Cupido. Si quieren obtener los mejores resultados de negocio, las florerías deben superar varios obstáculos, tales como:

  • Conocimiento profundo de los clientes. Detectar a los consumidores que celebran la fecha, y que con el estímulo adecuado, no limitarán el detalle floral a la pareja sino que lo extenderán a familiares y amigos.
  • Manejo eficiente de inventarios y proveedores. En todos los puntos de venta, la oferta de producto debe ser diversa y balanceada. Sin excesos injustificados en una variedad (como rosas) y evitando el desabasto para otros proyectos importantes (como bodas y eventos corporativos posteriores a San Valentín).
  • Servicio de entrega eficiente y confiable. En la entrega a domicilio, una práctica estándar en este nicho, las sorpresas desagradables están prohibidas, como flores que no llegan al lugar correcto (o arriban muy tarde) o entregas erróneas (el cliente paga por orquídeas y la media naranja recibe rosas).

Gracias a la analítica, una florería líder en el mercado estadounidense, 1-800 Flowers.com, mantiene una exitosa relación con Cupido.

Como otras organizaciones de su nicho, cada Día de San Valentín, la empresa enfrentaba una jornada retadora, la cual, junto con el Día de las Madres, genera un tercio de las ganancias de un año. Sin embargo, además de estudiar a fondo su información clave (datos de los clientes, niveles de venta, productos más exitosos, desempeño de proveedores, inventarios), la compañía requería que el análisis fuera veloz y no involucrara complejidades técnicas.

En la analítica innovadora de SAS, 1-800 Flowers.com encontró la solución indicada. Hoy, durante el día en que Cupido necesita al mejor socio posible, la empresa analiza sus datos críticos en tiempo real para detectar oportunidades de negocio, ajustar sus procesos corporativos y resolver problemas en forma oportuna.

Así, cada Día de San Valentín, la compañía mejora sus resultados e incrementa la satisfacción del cliente a través de capacidades como:

  • Ajustar precios de acuerdo con diversos factores, como niveles de comercialización durante la temporada previa, disponibilidad de productos específicos (rosas, tulipanes, orquídeas, etc.), contexto económico, entre otros.
  • Detectar con precisión una falla en los procesos de negocio (inventario, flores maltratadas o servicio de entrega), lo que permite atenderla con rapidez.
  • Ubicar a los clientes susceptibles a realizar consumos mayores o ventas cruzadas. Esto ha permitido desarrollar promociones comerciales que se traducen en múltiples envíos (a padres, abuelos, tíos, amigos) y en obsequios complementarios (la empresa tiene otras líneas de negocio: confitería, canastas de regalos, peluches, entre otras).
  • Administrar inventarios con máxima eficiencia. De esta forma, si una variedad está registrando una alta demanda –digamos, las rosas amarillas-, la compañía realiza los arreglos necesarios con su proveedor. Asimismo, si una boda que se realiza después del 14 de febrero requerirá una cantidad extraordinaria de tulipanes, la empresa controla las ventas de dicho producto durante ese día especial, con el fin de no quedarse sin reservas.

Los espíritus sensibles seguramente tienen razón: el amor nunca perderá su esencia sorprendente e inclasificable. Sin embargo, también deberían concedernos algo: en algunas circunstancias, a Cupido y sus socios les viene muy bien el apoyo de la analítica. ¡Feliz Día de San Valentín!

 

 

Por: Gloria Cabero es directora de Mercadotecnia de SAS México.

Leer más...

Amenazas, Comercio Electrónico, Del dia, Destacado, News, Noticias, Seguridad, Seguridad, Soluciones

Cuidado con Spam y tiendas online falsas en San Valentín

Gran parte de los regalos para el día del amor y la amistad se adquieren en tiendas en línea, siempre en este tipo de celebraciones se espera gran cantidad de Spam, miles de correos electrónicos inundan los buzones de las víctimas con regalos, sorpresas, viajes de celebración y mensajes de admiradores secretos. Los más habituales dirigirán a falsas tiendas online donde poder comprar un regalo a un precio muy barato, habitualmente se muestran en estos tiendas joyas o perfumes.

“Usar un antivirus con filtro antispam y protección bancaria es imprescindible en San Valentín y fuera de él», afirma Eddy Willems, experto en ciber seguridad de G DATA Software.

Por ello la firma de seguridad comparte seis consejos para no caer en sitios apócrifos durante estos días:

Instala un antivirus: 

El antivirus, ofrece a los usuarios protección en tiempo real frente cualquier tipo de amenaza online, debería formar parte de cualquier computadora, smartphone o tableta.

Software actualizado: 

Cualquier programa, desde el sistema operativo, apps instaladas en smartphones y tabletas, deben estar permanentemente actualizadas. Es la forma más eficaz de cerrar las brechas de seguridad que la industria cibercriminal utiliza en la gran mayoría de sus estafas.

Banca online segura: 

Transacciones de dinero o una compra online, es necesario que nuestro banco ofrezca siempre un sistema de doble autenticación. Usa soluciones  con tecnología específicamente diseñada para combatir el malware financiero y que blinden el navegador frente a troyanos bancarios conocidos o desconocidos.

Compra solo en tiendas online reconocidas: 

Antes de cualquier compra online es recomendable revisar la tienda online, así como a las condiciones de compra donde se reflejen costos de transporte u otros costos adicionales.

Borre el correo no deseado: 

En estos días son habituales las felicitaciones anónimas y los correos electrónicos que ofrecen regalos a precio de regalo, lo mejor es borrar directamente estos correos y no hacer clic en los enlaces del texto. En la mayoría de las ocasiones conducen a falsas tiendas online o websites maliciosos capaces de infectar el equipo o dispositivo.

Vigila tu navegador web: 

Durante los procesos de pago, debe ser minucioso a los indicadores de nuestro navegador: el candado y el “https” (en vez del habitual “http”) indican que estamos realizando un pago en una web segura.

-Gerardo Esquivel, Computerworld México

Leer más...

Aplicaciones, Del dia, Desarrollo, Destacado, Network World, News, Redes, Redes sociales

Amor, Tecnologia y Otros Vicios

La tendencia creciente en el uso de dispositivos móviles y el auge de los servicios de mensajería instantánea y redes sociales, resultan en la actualidad, en una suerte de ubicuidad y celeridad en la comunicación con nuestros familiares y amigos. Y no sólo eso, sino que en el ámbito de las relaciones sentimentales, representan una prolífica fuente de nuevos lenguajes y comportamientos que podrían facilitar o complicar el trabajo de Cupido.

Así, estas tecnologías ya son una extensión más de nuestros romances y relaciones. Hoy en día es más sencillo comunicarnos a través de nuestro Smartphone y una gran variedad de aplicaciones de mensajería instantánea y redes sociales, para saber en dónde y qué está haciendo nuestra “media naranja” en todo momento.

Nos queda claro que estos medios de comunicación no son exclusivos de quienes tienen pareja, en mucho casos incluso pueden detonar un romance. ¿Cuántos de nosotros no hemos escuchado el nombre de una persona que nos parece atractiva e inmediatamente buscamos su perfil en Facebook? y si la pena no se apodera de nosotros la “agregamos como amigo(a)” lo cual en caso de tener suerte y ser aceptados nos abre un abanico de posibilidades para interactuar.

Pero no todo es miel sobre hojuelas pues, siendo honestos, quién no ha tenido esa “cosquilla” por darle una checadita al Smartphone o cualquier otro dispositivo de su pareja para conocer sobre sus comunicaciones con otras personas. Al menos, 22% de los personas admitieron haberlo hecho y, de entre estos, 48% lo hicieron sin el consentimiento de su pareja.

Detrás del hecho de revisar el Smartphone o tableta de la pareja subyacen diversas razones. Unas parecen neutras, como que 58% de esas personas lo hace por “simple curiosidad”. Otras explicaciones suenan poco alentadoras, ya que 37% se vio “obligado a revisar por actitudes sospechosas de su pareja o por mera desconfianza”. En contraste, sólo 5% lo hace “por amor a su pareja” o al menos es la excusa que se dan a sí mismos para justificar su actuación.

De acuerdo con datos recabados con motivo del día del amor y la amistad, se obtuvo que la mitad de las veces que las parejas revisan algún dispositivo de su compañero, éste se encuentra presente. Las veces restantes, él o ella aprovecha cuando su “media naranja” necesita acudir al baño (29%), atender otras ocupaciones (14%) o dormir (7%) y así echar un ojo a sus comunicaciones.

Por otro lado, parecería que contar con las claves de acceso al dispositivo o redes sociales de la pareja podría ser un símbolo de confianza. Sin embargo, los datos no parecen alentar esta hipótesis. Es simple, mientras que 84% asegura tener las contraseñas de su pareja, solamente 46% de los mismos estaría dispuesto a proporcionarlas a sus compañeros sentimentales. Lo que nos lleva a pensar que la confianza entre los enamorados digitales no es recíproca o, simplemente, las claves de acceso fueron obtenidas sin el debido permiso. ¿Qué explicación prefiere usted?

smartphone-celular-usuarios

Ahora, reflexionemos un poco sobre el singular lenguaje amoroso en las redes sociales y las aplicaciones de mensajería instantánea. En principio, “dar like” a todas y cada una de las publicaciones de determinada persona podría significar coqueteo. También, es posible que dejar un mensaje como “visto” o que las “palomitas azules” estén seguidas de ningún texto equivalga a “estoy enojado / no quiero hablar contigo”. Ni se diga del subtexto alrededor del unfollow y los bloqueos, que bien podrían traducirse como “cortaron y a la mala”.

Pero no todo este lenguaje es sujeto a cierta interpretación, sino que a veces implica una acción o, incluso, reacción. Si el lector no cree en ello, basta aclarar que 16% de los encuestados terminó sus relaciones a causa de las redes sociales. Y no sólo eso, 8% admite haber espiado a su pareja a través de cuentas alternativas, lo que significa que las redes sociales son herramientas útiles para constatar o poner a prueba la fidelidad. Los datos parecen justificar la actitud espía, ya que la probabilidad de alguien cometa una infidelidad, con ayuda de las redes, se encuentra cercana a 13%.

Ahora bien, para algunas parejas (y vaya que no son pocas) existen cosas tales como likes o comentarios incómodos en determinadas publicaciones, sobre todo si nacen de la competencia amorosa. Para muestra, un botón: 3 de cada 5 encuestados han sentidos celos, enojo e incluso, hasta han discutido como consecuencia de revisar las publicaciones de sus compañeros románticos.

Para concluir, cabe reconocer que en el amor nada es seguro. Si bien los dispositivos inteligentes y las redes sociales acercan a los amantes, también exacerban sus obstáculos, ya que el romance digital es un nuevo idioma con el que iniciamos, mantenemos o terminamos una relación, pero también resulta ser un contexto más en el que fluyen nuestras emociones.

 

Romance a la Velocidad de los Gadgets y la Banda Ancha

Independientemente de la forma en la que una pareja se haya conocido, los mecanismos de interacción entre enamorados se han modificado sustancialmente gracias a una amplia variedad de gadgets que nos permiten estar en contacto casi permanente con el ser amado.

En este sentido, la proliferación de aplicaciones que permiten el envío de mensajes y la realización de videollamadas a bajo o nulo costo (al menos por evento), reducen los pretextos para no estar en comunicación constante. Sin embargo, en muchos de nosotros, estas aplicaciones pueden despertar una gran ansiedad, pues no hay nada más desesperante que descubrir que el mensaje ha sido leído pero no respondido.

Aunado a lo anterior, la facilidad de comunicarse con un sinfín de personas puede despertar desconfianza en nuestra pareja, dando pie a auditorias digitales, las cuales consisten en revisar periódicamente el celular del otro, con o sin su consentimiento. Las auditorias digitales tienen como finalidad detectar información que pueda delatar una posible infidelidad o deslealtad por parte de la pareja. Claro que este tipo de acciones pueden controlarse en gran medida con bloqueos sencillos o contraseñas.

Existen también en la actualidad aplicaciones que permiten la destrucción automatizada de mensajes y contenidos diversos, en un momento dado, puedan resultar comprometedores, impidiendo así un arranque de celos de la parte inquisidora.

El ancho de banda, la capacidad de transmisión, acumulación de bits and bytes y, sobre todo, nuestros hábitos digitales, seguirán en evolución. También es previsible que cambien nuestros hábitos en una ruta de moderación, no sólo desbocados por las capacidades tecnológicas. Vivimos en días en que nuestro ecosistema social se tensa e incluso enoja por los que se consideran excesos de atención a las pantallas, más que a las personas de carne y hueso frente a nosotros.

 

 

El Amor en los Tiempos de las Telecomunicaciones

En la víspera del Día de San Valentín, es normal que surja la reflexión acerca de cómo la tecnología ha modificado nuestro mundo del romance. En efecto, las telecomunicaciones han afectado la forma como interactuamos en sociedad pero, así como han surgido muchos beneficios, también existen desventajas que no siempre terminan con un final feliz.

 

smartphone_bussiness-call

Ventajas del Amor Telecomunicado

Definitivamente la mayor ventaja que han traído las nuevas formas de comunicación en las relaciones es: ¡la muerte de la larga distancia!

Actualmente, por medio de diferentes aplicaciones, nos podemos comunicar, ya sea mediante audio, mensajería instantánea y video, con quien queramos en cualquier parte del mundo de la misma manera que si la persona estuviera al lado de nosotros.

Además, el avance tecnológico ha permitido una diversificación de los medios por los cual interactuamos con nuestras parejas, permitiéndonos identificar una serie de formas alternativas para cada situación, e inclusive para lo que queremos decir. Es decir que hoy podemos “echar novio” a través de los casi 100 millones de celulares, 19 millones de líneas fijas, 230 millones de mensajes cortos que generamos al día, por correo electrónico, redes sociales, videoconferencias, skype, etc.

 

Desventajas de las Telecomunicaciones y el Amor

Así como las telecomunicaciones han revolucionado las relaciones humanas y especialmente las sentimentales, se debería de considerar que el “mercado del amor”, de manera similar a otros mercados, funciona de forma más eficiente cuando los participantes cuentan con mayor información.

Por eso, es que redes sociales han modificado la forma en que las relaciones se publican al mundo. Por ejemplo, con un par de clicks se puede informar a un número importante de “amigos” si se está comprometido, casado, soltero o en relación abierta en Facebook.

Sin embargo, y dado que las telecomunicaciones están migrando hacia dispositivos personales ha incrementado la privacidad de las comunicaciones, y también permiten que muchas parejas puedan conocer a otras personas fuera de su relación.

Este tipo de relaciones extra-maritales o extra-pareja pueden ser facilitadas por formas de telecomunicación como los SMS, correo electrónico y redes sociales debido a son útiles y eficientes para mantener comunicaciones “discretas”. Así, es interesante el fenómeno social tanto de emparejamiento como se separación alrededor de las nuevas formas de interacción digital que vivimos actualmente.

Por ejemplo, este tipo de relaciones también han generado que muchas parejas terminen y para muestra un poco de estadísticas al respecto:

+ 28% de las personas han fantaseado con ser infieles.

+ 9% han considerado tener un amorío.

+ 82% de las personas admiten haber “espiado” a su pareja al leer un SMS, un correo electrónico o un mensaje en alguna red social.

Si bien las telecomunicaciones nos han abaratado las comunicaciones, han acercado a nuestros seres queridos y nos han facilitado medios alternativos para comunicarnos, también han generado una mayor transparencia en las relaciones provocando, con ello, la separación de parejas por motivos ligados a la tecnología.

Con todo, el Homo-Telecom debe reconocer a la tecnología como una herramienta neutra que será buena o mala en la medida que la utilice para alcanzar sus fines, incluyendo en este caso, el amor.

 

The Competitive Intelligence Unit S.C

 

Leer más...