Tecnología mejora la calidad de vida en personas con discapacidad

La tecnología está presente en muchos ámbitos de la sociedad y la medicina es uno de ellos. Es cierto que la tecnología en sí no cura, pero un uso específico de la misma si que puede mejorar la calidad de vida de mucha gente y su oportunidad de empleo, sin importar qué tipo de discapacidad tenga.

La principal conclusión de un reciente estudio ‘Tecnología y Discapacidad’ realizado por Keysight Technologies y Adecco, es que las nuevas tecnologías se han convertido en aliadas imprescindibles para la mejora y normalización de la vida de las personas con discapacidad, así como en su acceso al empleo.

Las nuevas tecnologías han representado un antes y un después en el empleo de las personas con discapacidad, permitiendo que las empresas puedan aprovechar todo ese talento que todas esas personas pueden aportar, y que al momento se veían mayormente excluidas del mercado laboral.

El desarrollo de la tecnología convencional como smartphones, tablets, apps, unido a la irrupción de diferentes adaptaciones tecnológicas como un mouse y teclados virtuales, incluso impresoras Braille, entre otros muchos, ayudan a reducir la brecha que, hace unos años, parecía imposible.

Y es que hoy en día la tecnología no deja de sorprendernos y de aprovechar al máximo la disrupción en ayuda de las diferentes capacidades diferentes. Ford hace poco anunciaba una ventana inteligente que permitía “ver” a sus pasajeros el paisaje. Otro ejemplo es OrCam, quien lanzó un adaptador para ayudar a débiles visuales a leer con mayor fluidez, entre un gran número de ejemplos similares donde se aprovechan tecnologías innovadoras.

Según el mismo estudio, los contratos a personal con cualquier tipo de discapacidad también aumentó considerablemente el año pasado. Los factores de este crecimiento son variados, pero destaca el impacto de la tecnología que ha abierto un nuevo abanico de posibilidades como son el hecho de permitir a una persona con tetraplejia manejar computadoras mediante la voz o personas con discapacidad visual que ahora pueden leer libros recién impresos en braile.

Las nuevas tecnologías no sólo influyen en el desempeño del puesto de trabajo sino también en la búsqueda del mismo. Al posibilitar hacerlo de forma online, o hacer entrevistas por videoconferencia, muchas personas con capacidades diferentes han tenido la oportunidad de demostrar su talento y optar a un empleo al que, hace algunas décadas, hubieran tenido muy difícil acceder.

Si bien el estudio fue realizado en España, cabe destacar que este tipo de beneficios son reflejados también en territorio mexicano, puesto que las tecnologías están disponibles en la región, así como diferentes empresas han mostrado su interés en ser incluyetes.

 

IDG.es