Tecnología para solucionar problemas ambientales y de seguridad en la CDMX

La ciudad de México o CDMX ha sido reconocida a nivel mundial por ser una fuente de entretenimiento, cultura, turismo, artes, además de ser el centro de universidades, empresas, centro de finanzas, entre otros. Pero también ha sido criticada por su falta de seguridad y contaminación, ambos aspectos pueden cambiar gracias a la tecnología, volviendo la CDMX en una ciudad inteligente.

Empecemos por el primer punto. La falta de seguridad en México es un problema grave que día con día va creciendo y las cifras lo demuestran. Durante 2016 ocurrieron 31.1 millones de delitos en todo México, asociados a 24.2 millones de víctimas. Siendo el robo a mano armada en vía pública y en el transporte los dos delitos con mayor porcentaje de ocurrencia.

En la CDMX, el delito que más se comete es el robo, mientras que en estados como Jalisco y Nuevo León el crimen más perpetrado es la extorsión, esto de acuerdo a información de la ENVIPE 2017.

Aunado a los problemas de seguridad, en la Ciudad de México lidia diariamente con los problemas del tráfico, el desabastecimiento de agua o la recolección de basura.

En cuanto al tráfico, la Ciudad de México está catalogada como la ciudad con el peor tráfico del Mundo, de acuerdo con Tomtom Traffic Index.

Una de las soluciones para combatir estas crecientes problemáticas es la tecnología. Eduardo Santillán, representante de MER Group en México, menciona que la tecnología es una manera de focalizar y combatir eficazmente la inseguridad.

“La tecnología tiene un papel vital para generar una mayor seguridad en grandes ciudades, como es el caso de la Ciudad de México, y el hecho de tener una ciudad conectada puede hacer la diferencia en el control, la mejora en la calidad de vida de la sociedad y el brindar mejores servicios públicos”, puntualiza Santillán.

Una ciudad inteligente o conectada no se resume únicamente al IoT (Internet of Things) sino que se refiere a una combinación de varios aspectos de comunicaciones, control, sensores, biometría, conectividad de tecnologías inteligentes y seguridad cibernética.

La cuestión es: ¿cómo puede ayudar la tecnología o una ciudad inteligente para gestionar un buen funcionamiento de una ciudad y su seguridad? En principio se necesita contar con un gran sistema centralizado que haga una buena gestión de manera eficaz y ordenada en dos ámbitos de mejora básicos: la seguridad y la calidad de vida para los ciudadanos, y que a su vez convierta a la ciudad en una smart city.

En el tema de seguridad, un buen sistema de gestión debe contemplar temas como la videovigilancia, patrullas inteligentes, botones de pánico, geolocalización, vigilancia a través de drones y centros de detención inteligentes, por mencionar sólo algunas iniciativas.

Mientras que en el aspecto de la mejorar en la calidad de vida de los ciudadanos en cuestiones generales, se debe tomar en cuenta el control de tráfico, servicio de agua constante y de calidad, recolección de basura, iluminación pública inteligente y energía eléctrica, con estos aspectos se obtendrá un mejor control y optimización de los recursos necesarios.

Cuando se gestiona de mejor manera los recursos de una ciudad y se tiene mayor control en la prevención e identificación de delitos los beneficios pueden verse en un corto plazo. Como por ejemplo: se brinda un servicio eficaz de calidad para los ciudadanos a través de la tecnología avanzada y se realza la imagen de la ciudad ante potenciales compañías, inversionistas y residentes nuevos.

Posted in Sin categoría