Tecnologías de la Información: retos para el futuro de México

De acuerdo con cifras del Instituto Federal de Telecomunicaciones, México llega al Día Mundial del Internet con un 88% de la población con acceso a internet, a redes de última tecnología y a banda ancha móvil. Por otro lado sólo 2% de la población no puede conectarse a internet por falta de cobertura.

Sin embargo, en el documento How’s Life in the Digital Age? elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, se reporta que únicamente el 51% de los hogares mexicanos cuentan con acceso a banda ancha, mientras que menos del 40% de estudiantes en condiciones desfavorecidas reporte tener acceso a una computadora en su escuela.

Si bien aún queda camino por recorrer, la digitalización de la sociedad avanza con una velocidad enorme y los retos del país están en fortalecer elementos como el Big Data, el Internet de las Cosas (IoT) y la Inteligencia Artificial (IA). Estos avances tecnológicos son habilitadores naturales de eficiencia.

La IA es transformadora en todos los sectores y todas las industrias, desde las aplicaciones de entretenimiento que saben qué película o serie recomendarnos, basándose en nuestra selección; hasta la habilidad de almacenar grandes volúmenes de datos y desarrollar algoritmos para realizar predicciones, comportamientos de mercados, de consumo, etc.

En temas como el comercio electrónico y la ciberseguridad, México requiere de mayor inversión y participación de las personas. De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), las transacciones electrónicas permanecen como una actividad poco común entre los usuarios de internet; en 2018, únicamente el 23.7% reportó hacer transacciones de este tipo, mientras que en países como Alemania o China, el porcentaje de internautas que utilizan el comercio electrónico es más del 80%. En tanto, las organizaciones en México son cada vez más propensas a ataques cibernéticos, por lo que es necesario estar mejor preparados, con la mejor tecnología y procesos para hacerle frente a esta situación.

Para 2024 se espera que la cobertura de internet llegue a 95% de la población, mientras que para 2022 el Big Data, el IoT y la IA pueden representar un mercado de 4,000 millones de dólares.

En la medida en la que avance la tecnología y se capitalicen sus beneficios, elementos como el Machine Learning, las ciudades inteligentes o la singularidad tecnológica, serán parte de la rutina diaria para hacer nuestras vidas cada vez más fáciles.