Tendencias de seguridad enfocadas a la identidad en 2016

El creciente uso de servicios de identidad, son la aparición de nuevos vectores de ataque y el uso de análisis de niveles de riesgos, figuran entre las tendencias que CA Technologies destaca que repercutirán en los profesionales que protegen la identidad digital.

CA Technologies ha dado a conocer sus predicciones sobre tendencias de seguridad que se espera tendrán mayor repercusión entre los profesionales cuya actividad se entra en la protección de las identidades de los usuarios. Según la compañía, son cinco las tendencias que emergerán este año:

  1. Los servicios de identidades serán utilizados cada vez más por un mayor número de usuarios de negocio, esto hará necesaria mejoras en la experiencia de usuario, que deberá ser más intuitiva y orientada al negocio. Todo ello tendrá como resultado una mayor participación de los clientes y usuarios de negocio, así como una reducción del riesgo.
  2. La mayor dependencia en el desarrollo ágil y DevOps, así como en las tecnologías virtuales y de nube, abrirá nuevos vectores de ataque, y las ramificaciones de una brecha en la seguridad se extenderán más allá de la pérdida financiera. Además, el cibercrimen mutará en ciberespionaje, convirtiéndose en amenaza potencial para la seguridad nacional y abriendo la posibilidad de potenciales ataques ligados al ciberterrorismo.
  3. Las empresas se esforzarán en identificar a los consumidores frente a ladrones de identidades utilizando una sola contraseña para su autenticación, y pasarán a utilizar análisis basados en nivel de riesgo para proteger sus sitios web y sus aplicaciones móviles.
  4. La gestión de identidades y accesos se hará estratégica para el negocio, con ello se obtendrá un aumento en la demanda de expertos en esta disciplina. Se tendrá mayor atención en las identidades privilegiadas, las identidades que se extienden a la nube además de las identidades de terceras partes que se incorporan al marco de seguridad, hacen que el reto de la seguridad de las identidades sea más complejo.
  5. El Internet de las Cosas también significará la “identidad” de las cosas. La información viaja por Internet y se almacena en los dispositivos conectados, dispositivos que tendrán que ser confirmados y de confianza, de la misma forma que ocurre con la autenticación de la identidad personal.                                                                                                                                     La firma asegura que la gestión de estas identidades en el sector de gobierno cobrará más relevancia en la actual economía de las aplicaciones, las organizaciones operan en un entorno en el que ya no cuenta quién está dentro y quién fuera, sino quién se conecta de forma segura a esos datos; también se destacan las políticas y los controles de seguridad que deben centrarse en la identidad digital del usuario, en sus derechos y en su contexto, que incluye dispositivo usado, localización, aplicación, horario, entre otros muchos atributos, con la finalidad de ayudar  y analizar el riesgo y tomar las medidas de seguridad oportunas.

-Hilda Gómez