Millones de trabajadores tendrán que ser reentrenados debido a la IA

En los próximos 3 años, más de 120 millones de trabajadores en las 12 principales economías más importantes tendrán que ser reentrenados o recalificados como resultado de la inteligencia artificial y la automatización inteligente, de acuerdo con un nuevo estudio del Institute for Business Value (IBV) de IBM.

Adicionalmente, solo 41% de los CEOs encuestados dice que tiene las a personas, las habilidades y los recursos necesarios para ejecutar sus estrategias comerciales. El estudio, que incluye respuestas de más de 5,670 ejecutivos globales en 48 países, apunta a desafíos complejos que requieren un cambio fundamental en la forma en que las empresas satisfacen y manejan las necesidades cambiantes de la fuerza laboral en todos los niveles de la empresa.

Según la investigación global, el tiempo que lleva cerrar una brecha de habilidades a través de la capacitación ha aumentado más de 10 veces en solo cuatro años. En 2014, tomó tres días en promedio cerrar una brecha de habilidades a través de la capacitación en la empresa; En 2018, tomó 36 días.

El estudio mostró que los nuevos requisitos de habilidades están surgiendo rápidamente, mientras que otras habilidades se están volviendo obsoletas. En 2016, los ejecutivos clasificaron las capacidades técnicas básicas para STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, por su traducción al inglés) y las habilidades básicas de computación y software o aplicaciones como las dos habilidades más importantes para los empleados. En 2018, las dos principales habilidades buscadas fueron las habilidades de comportamiento: la voluntad de ser flexible, ágil y adaptable a las habilidades de cambio y gestión del tiempo y la capacidad de priorizar.

“Las organizaciones se enfrentan a crecientes preocupaciones sobre la brecha de habilidades cada vez mayor y los mercados laborales reducidos, con el potencial de impactar sus futuros y las economías mundiales”, dijo Amy Wright, Socia Gerente, IBM Talent & Transformation, IBM. “Sin embargo, si bien los ejecutivos reconocen la gravedad del problema, la mitad de los encuestados admite que no tiene estrategias de desarrollo de habilidades para abordar sus gaps más grandes. Y las tácticas que el estudio encontró como más propensas a cerrar la brecha de habilidades más rápido, son las que las compañías menos utilizan. Están surgiendo nuevas estrategias para ayudar a las empresas a recapacitar a su gente y construir la cultura de aprendizaje continuo necesaria para tener éxito en la era de la IA”.

El estudio de IBV: “La guía de las empresas para cerrar el gap de habilidades” presenta estrategias paso a paso para que las empresas fomenten mejor el talento y cierren la brecha de habilidades.

La recomendación principal es adoptar un enfoque holístico para cerrar la brecha de habilidades, que se enfoca en volver a capacitar a nuestra fuerza laboral, a través del desarrollo que es multimodal, personalizado para el individuo y basado en datos.

Se deben crear caminos educativos para empleados que estén personalizados a su nivel de experiencia actual, habilidades, rol laboral y aspiraciones profesionales.

Para impulsar esos caminos, las empresas deben aprovechar un ecosistema de socios para ampliar su acceso al contenido, aprovechar las tecnologías de aprendizaje innovadoras e incluso compartir talentos calificados en toda la organización. Además, la investigación muestra que esos caminos deben realizarse a través del aprendizaje experimental que cobra vida en nuevas formas de trabajo, incluido el aprendizaje entre pares, a través de equipos ágiles con conjuntos de habilidades heterogéneas, prácticas en el flujo de trabajo, y aula tradicional, así como aprendizaje online.

La investigación de IBM también muestra que las compañías deben usar análisis e inteligencia artificial para predecir e inferir qué habilidades están disponibles en toda la organización y compartir de manera transparente esa información con los empleados, para impulsar una cultura de aprendizaje continuo.

IBM está aplicando esta estrategia dentro de sus propios muros y proporciona regularmente a su propia fuerza laboral información sobre las habilidades más críticas.