Transformación digital, clave para prevención de lavado de dinero en México

Frente a la batalla que autoridades financieras, hacendarias y judiciales realizan para identificar y frenar el lavado de dinero en México, las empresas que aceleren su transformación digital en el área de Compliance podrían mejorar hasta un 50% su capacidad de respuesta para alinearse a las disposiciones de la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia (Ley Antilavado) y con ello evitar multas, sanciones y hasta cárcel.

“El volumen de datos y operaciones que deben procesar las empresas para cumplir con la Ley Antilavado se ha vuelto un desafío. Vemos una falta de efectividad y oportunidad a la hora de analizarlos y registrarlos. Incluso hay empresas que solo dependen del uso de hojas de cálculo y procesos manuales obsoletos para el registro de sus procesos. Esto supone riesgos operativos y de seguridad, así como el riesgo de incumplimiento de cada uno de los puntos de esta ley”, dijo Octavio Máynez, director general de BeCloud.

Frente a ese panorama, el especialista en soluciones cloud conminó a las empresas que realizan actividades vulnerables listadas en la Ley Antilavado a acelerar su transformación digital para mitigar la presión que ejerce la observancia de esta y otras normas.

“El cómputo en la nube y el software como servicio son la base de la transformación digital de las empresas y juntas son una poderosa herramienta para el cumplimiento de la Ley Antilavado”, explicó Máynez.

México ocupa el lugar 13 entre 24 países en el rubro de nivel de preparación para la utilización de cómputo en la nube, según el Global Cloud Computing Scorecard 2018, elaborado por BSA The Software Alliance. En dos años, desde 2016, ascendió dos lugares principalmente por los avances en materia de privacidad y combate al cibercrimen.

La consultora IDC prevé que en 2019 la inversión en el rubro crecerá 38.6% y que el software bajo demanda (SaaS por sus siglas en inglés) será una prioridad para 22% de las empresas.

“Aunque vemos avances en la adopción de la nube y del software como servicio, aún hay muchas empresas que siguen ancladas a tecnologías tradicionales debido a falsas creencias sobre costos, procesos de implementación o seguridad, por ejemplo. Esto limita su desarrollo y competitividad, y puede poner en riesgo su capacidad de cumplimiento regulatorio”, añade Máynez.

El director de BeCloud y recordó que las soluciones en la nube reportan diversas ventajas, como mayor eficiencia, reducción de costos, administración de datos, mitigación de riesgos y modernización en otras iniciativas de transformación digital.